Deportistas

Siempre he pensado que los deportistas deben ser un ejemplo a seguir por los jóvenes; y no me refiero tanto en la práctica de su actividad deportiva como en su comportamiento en la vida. Así se puede reconocer en el tenista Rafa Nadal, que nunca ha negado un autógrafo a las personas, sobre todo niños, que se acercan a él, antes o después de un partido, y que siempre ha considerado sus triunfos en el tenis como resultado del esfuerzo y la planificación.

A este modelo responden también el baloncestista Pau Gasol, o los jugadores de la Selección Española de Fútbol, que tantos éxitos deportivos han logrado recientemente. Algunos de estos, como Iker Casillas y Xavi Hernández, gracias a sus relaciones de amistad, han hecho de mediadores en conflictos surgidos en los enfrentamientos entre sus dos equipos: Real Madrid y Fútbol Club Barcelona. Por eso, entre otros méritos, recibieron el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2012.

Sin embargo, recientemente, nos han llegado noticias de varios jugadores del Real Madrid, que han sido sancionados por infracciones de tráfico: Karim Benzema fue sorprendido a 216 kilómetros por hora, en la M-30, que tiene limitada la velocidad a 100 km/h.; Marcelo fue localizado por la Guardia Civil conduciendo sin puntos en el carné; y el último ha sido Mesut Özil, sancionado por hacer un giro prohibido, en una calle madrileña.

Se trata de deportistas de primer nivel, que ganan millones de euros al año y que no están dando, precisamente, un ejemplo de buena conducta. Quizá debieran recibir, como hacen en la NBA con los jugadores novatos, un curso o seminario, en el que se les den consejos para evitar problemas económicos, deportivos y personales, y para saber comportarse en un mundo donde representan un modelo para los jóvenes.

¿PROHIBIDO FUMAR?

       Según he leído hoy en el diario El País, la Federación Española de Hostelería y Restauración vaticina que la reforma de la ley antitabaco, que prevé la prohibición de fumar en bares y restaurantes en 2010, llevará la ruina al sector.

Sin embargo, medidas similares adoptadas en otros países no han producido efectos económicos tan negativos. Por ejemplo, en Francia, a partir del 1 de enero de 2008, quedó prohibido fumar en este tipo de locales públicos y, dos años después, nadie pone en cuestión la ley; o en Irlanda, donde los primeros meses de la prohibición las ventas en los bares descendieron, pero luego volvieron a subir.

Suceda lo que suceda, en mi opinión, la reforma de la ley actual, que se incumple mayoritariamente, es necesaria para proteger los derechos de los no fumadores, pues, habiéndose declarado espacios con humo, más del 85 % los cafeterías y bares de nuestro país –en el barrio de Fátima, donde se ubica nuestro instituto, probablemente por encima del 90 %- , ¿dónde podemos tomar un café los que no fumamos? O, si pensamos en los “pubs” y discotecas, ¿dónde pueden ir los no fumadores, especialmente los más jóvenes, a bailar o a tomar una copa los fines de semana por la noche?

Por otra parte, están las personas que fuman en lugares donde está prohibido, por ejemplo, en los servicios del instituto. Con su conducta insolidaria no sólo molestan y perjudican a los alumnos no fumadores, que son la inmensa mayoría, sino que, además, se arriesgan a ser sancionados.

En fin, hace unos días lo comentamos en clase, pero, aprovechando la proximidad de la reforma de la ley antitabaco, a iniciativa de la ministra de sanidad, planteo estas cuestiones en el blog.

¿JÓVENES CONSENTIDOS?

En las últimas semanas, han aparecido en la prensa numerosos artículos  en los que  se cuestiona la educación de nuestros jóvenes. Todos ellos coinciden en que están habituados, desde pequeños, a no recibir casi nunca un no como respuesta a sus demandas, con frecuencia excesivas. Ayer mismo el escritor Javier Marías, en El País Semanal, criticaba lo pusilánimes que son los chicos de ahora, es decir, la dificultad que tienen para tolerar las desgracias, lo cual les lleva, como en la caso de Pozuelo de Alarcón, a quemar los coches de la policía, cuando ésta les impide prolongar el botellón. También, en el mismo diario, el cirujano plástico Pedro Cavadas comentaba lo blanditos que somos los occidentales, a los que nos cuidan entre algodones desde que nacemos, a diferencia de los africanos. 

Para el escritor madrileño, el origen de esta falta de ánimo de nuestros jóvenes está en la educación que reciben, desde pequeños, en la que, prácticamente, se han eliminado los castigos, como forma de poner límites a su mal comportamiento.   

Precisamente, hace unos días,  reflexionábamos en este blog sobre las dificultades que tienen algunos padres para aceptar las sanciones impuestas a sus hijos, en los centros de enseñanza, con el fin de corregir sus conductas inadecuadas. Las entendían como una ofensa, porque se han vuelto tan sensibles y blanditos, como sus propios hijos, a los que prefieren dar la razón, antes que discutir con ellos. La sociedad hedonista, en la que vivimos, donde lo único que importa es el éxito y la felicidad, les hace actuar así. No riñen a sus hijos ni les alzan la voz,  porque temen traumatizarlos y porque los expertos en psicología les hablan de negociar las normas con ellos, no de imponerlas, con su criterio de personas adultas y sensatas.   

Javier Marías propone, para mejorar la educación de nuestros jóvenes, lo que se ha hecho toda la vida en las casas: castigarles proporcionalmente por su mal comportamiento, incluido el cachete, cuando sea necesario, para que conozcan los límites que no deben traspasar y teman las consecuencias, si lo hacen. 

¿Qué opináis de todo esto? ¿Los occidentales somos más blanditos que los africanos? ¿Nuestros jóvenes están tan consentidos que no admiten que les lleven la contraria? ¿Está ahí el origen de conductas violentas, como la de Pozuelo, o de contestaciones airadas a profesores, en los centros de enseñanza? ¿Consideráis necesario recuperar el castigo proporcional a la falta cometida, incluyendo el cachete?

WOULD YOU LIKE TO BE FAMOUS ?


When you watch TV or read the newspapers, you get the impression that everybody wants to be a celebrity. At our school we decided to do a survey to find out if that’s true. The results were interesting.
We asked the question â??Would you like to be famous ?â?. 69% of the 16 year olds in our school said â??Noâ?, 30% said â??Yesâ?, and 1% said they didn’t know.
Of the 30% who said they wanted to be famous, most said they wanted to be famous for helping a good cause. Some said they wanted to be famous musicians, singer, actors, on sports people. Then came other answers like authors, scientists, business men and women, doctors or journalists. Only 1 % wanted to be famous politicians.
Now we want to know about you. Do you want to be famous ? If the answer is â??yesâ?, what would you like to be famous for ? If the answer is â??noâ?, why not ?

(Macmillan Secondary Course 4) (M. Blanco)

¿ES RECOMENDABLE LA TELE EN EL DORMITORIO?

Un estudio reciente de la Universidad de Minesota, en Estados Unidos, relaciona los malos hábitos de los jóvenes con el hecho de que tengan una televisión en su cuarto. En concreto, en una encuesta que se hizo a 781 adolescentes de entre 15 y 18 años, el 62 % dijo tenerla. Éstos, además de pasar más horas diarias frente a la tele, obtienen peores calificaciones en los estudios, siguen hábitos alimenticios menos sanos (comen menos verduras, beben más refrescos azucarados, comen con su familia con menos frecuencia, etc.).

Reproduzco esta información, porque la semana pasada propuse a mis alumnos de 3º de ESO que describieran su habitación, como una actividad complementaria del estudio de este tipo de texto y también como una buena forma de que se conocieran y les conociéramos mejor. En la descripción debían seleccionar: lo que llamaba la atención nada más entrar sus cuartos; lo que se descubre sólo si se permanece más tiempo; y las cosas que sólo se conocen si ellos lo cuentan.

Entre los objetos mencionados por bastantes alumnos, se encontraba la televisión, lo cual me ha llevado a plantearme y a plantearos algunas preguntas:

¿Serían trasladable los resultados de la encuesta de la Universidad de Minesota a nuestros alumnos? ¿Es recomendable que adolescentes de entre 15 y 18 años tengan un televisor en su cuarto? ¿Qué opináis vosotros?

Ayer publicaba El País un reportaje titulado “Los menores se enganchan a la cirugía estética”, en el que se informaba del auge de estas intervenciones entre los adolescentes españoles. Muchos acuden para solucionar una verdadera patología, como, por ejemplo, la reducción de mamas en caso de malformación; pero otros lo hacen, porque tienen una percepción de sí mismos que no les agrada. Aunque parezca mentira, hay jóvenes que van a la consulta del especialista con una foto de su ídolo para operarse y tener una nariz o unos labios igual que éste. En concreto, España es el país europeo que más intervenciones de este tipo registra. Según los expertos no son aconsejables, porque “pueden provocar alteraciones en el desarrollo del paciente o llegar a resultar inútiles con el paso del tiempo y el cambio en el cuerpo del menor”. Sin embargo, no existe ninguna normativa que las regule.

¿Que opináis vosotros? ¿Se debe modificar la normativa legal para impedir una operación de cirugía estética a una persona menor de edad? ¿Depende de los casos? ¿Veis normal este tipo de intervenciones? ¿Debe adaptarse la cirugía estética a la moda o, por el contrario, está para solucionar verdaderos problemas?

 

Infancia y felicidad

UNICEF acaba de hacer público su informe “Pobreza infantil en perspectiva: panorama del bienestar infantil en países ricos”, y nos pone de manifiesto que las niños y los niños españoles se sienten bastante felices, en segundo lugar entre los niños de los 21 países de la OCDE que han sido analizados. Se consideran felices y sanos.

Otros datos no son tan optimistas y nos hablan de un índice de pobreza infantil relativa del 15% en nuestro país, así como bajos parámetros de rendimiento escolar, nos situamos junto a Grecia y Portugal en los últimos lugares en cuanto al sistema educativo.

Del informe se deduce que la relación entre el bienestar infantil y la riqueza de un país no es directa, como podría pensarse. Además se pone de manifiesto en el mismo que unos 3.500 niños menores de 15 años mueren cada año en estos países (ricos) debido al maltrato, el abuso físico y el abandono. El estudio es bastante largo y tiene muchos más datos, sobre violencia, alcohol� Puedes echarle un vistazo desde aquí. La infancia en España se considera feliz a grandes rasgos, aunque tal vez los datos objetivos nos hablan de una realidad no tan halagüeña.

Un paseo por Alcorcón

Este fin de semana ha habido de nuevo disturbios en Alcorcón. El fuerte dispositivo policial ha hecho que no se repitan los hechos de la semana anterior.

¿Qué pasa en Alcorcón? ¿Podría haber ocurrido en cualquier ciudad?

Los jóvenes convocados insultaban tanto a agentes como a periodistas, a los que acusan de “criminales”; también se oyó a algunos vecinos culpando a los reporteros. Por la tarde un grupo pequeño había realizado una manifestación pacífica para reivindicar que “Alcorcón no es un municipio racista” y denunciar la utilización de los hechos por grupos de extrema derecha: en algunos foros de Internet ligados a la ultraderecha, como el partido España 2000, se animaba a participar en las concentraciones en esta localidad, a través de Messenger aparecieron mensajes como “El lugar donde antes jugábamos a las chapas ahora es un campo de batalla”.

Si quieres dar un paseo por Alcorcón puedes visitar este enlace a BBC-Mundo donde Elva Narcía hace un buen reportaje tras los primeros incidentes del pasado fin de semana.

Juventud y alcohol

El ministerio de Sanidad prepara nueva legislación sobre nuestra droga tradicional: el alcohol. En un reciente estudio realizado por el gremio cervecero, la mitad de los jóvenes opinaban que las medidas restrictivas son ineficaces para rebajar su consumo. Además la mayoría de las opiniones hablaban de diferenciar entre bebidas con más o menos alcohol.

A continuación te ofrecemos el artículo que publicó EP en la pasada Navidad:

Tres de cada cuatro personas consultadas en una encuesta reciente opinan que las leyes sobre consumo de alcohol deben diferenciar entre un vino y un gin-tonic y la mitad de los jóvenes considera que las prohibiciones no son eficaces en la lucha contra el consumo de alcohol. Los datos provienen de los estudios de mercado de Cerveceros de España, pero la empresa que hace estos estudios ha puesto la lupa sobre la opinión acerca de las medidas contra el abuso de alcohol, en un momento en que el Ministerio de Sanidad prepara nueva legislación sobre el tema.

La encuesta es una iniciativa de la empresa Quota Research, aprovechando que realiza cada dos años los estudios de mercado del sector cervecero en España. Los datos coinciden con los del Plan Nacional sobre Drogas en cuanto al consumo. Un 77% de los encuestados de todas las edades ha tomado bebidas alcohólicas en el último mes. Entre los menores (de 15 a 18 años), el porcentaje es del 68%, confirmando un problema del cual, como dijo la ministra Elena Salgado, “las consecuencias todavía las desconocemos”.

Con los últimos indicadores, el Ministerio de Sanidad prepara un anteproyecto, del que ya ha sido informado el Consejo de Ministros, para reprimir el consumo de alcohol por parte de menores. La futura ley generalizará la prohibición de comprar alcohol después de las diez de la noche y hará responsables a los padres si un menor es sorprendido bebiendo en la calle. Vender alcohol a menores, según dónde se haga, será multado con entre 10.000 y 600.000 euros.

Pero, ¿será lo mismo una cerveza que una copa? Preguntada fuera de contexto el lunes pasado en el Senado, la ministra Salgado no dudó un instante: “Cuando se trata de menores, lo que importa es la presencia de alcohol en la bebida, no los grados”. El estudio de Quota Research revela que el 77% de los encuestados opina que “las medidas legislativas anti-alcohol deberían diferenciar las bebidas según su graduación alcohólica”. Entre los resultados del estudio destaca que el 56% de los menores de edad que beben, lo hace en la calle (botellón). Entre los menores, un 27% declara tomar destilados de alta graduación, un 16% cerveza y un 14% vino (el 43% restante no hace botellón). Y el 52% de los menores de 30 años opina que las medidas prohibitivas del consumo de alcohol no son eficaces, frente al 35% que pensaba lo mismo en 2003. Entonces, ¿qué medidas funcionan? Sobre todo, según el 89% de los jóvenes, el “ejemplo de los padres y personas mayores”. Por detrás, aparecen la “educación en la familia” (88%), el “diálogo con los hijos” (87%), la “formación en valores en la escuela” (82%), la “promoción de actividades de ocio” (70%). Hasta las “campañas publicitarias de sensibilización” (con un 70%) están mejor consideradas por ellos que las prohibiciones.

Y, ¿por qué beben? El 61% dice estar de acuerdo en que la responsabilidad está en los “problemas psicosociales”.

Y tú ¿qué opinas?


¿Lenguaje SMS en los exámenes de Selectividad?

Tnto los sms cm el lngje k s utiliza en ells s an cnvertio n 1 autntca rvlucion, ksi n 1 2º lenguaje xra miyons d jovnes.

Fuents oficials an cnfirmao k ste año el idiom abrevdo d los sms podria permitirse n ls examens de la NCEA en Nva Zelanda, lo k n españa ekivale al examn d selectividad.

N principio, se a determinao klo important es k se demuestre d alguna forma k el studiante cuenta cn los conocmients ncsarios, aunk no lo plasme d frma tradicionl.

Kienes defiendn sta medida opinan k stas dcisiones solo integran n otros ambitos el lngaje k ya se sta utilizando en la caye.

X otro lao, sus dtractors creen k se tiend a empobrecer el idioma.

Y tu, k dices?