8 DE MARZO. DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

La celebración de esta fecha, a la que queremos sumarnos en los días que vienen, surge a comienzos del siglo XX impulsada por Clara Zetkin. Comenzamos con un texto que escribió Rosa Regás para el disco “Hijas de Eva” de Pedro Guerra.

 

 

En ninguna de las tres religiones que constituyen la base de nuestra cultura mediterránea y buena parte de la cultura occidental occidental -la católica, la musulmana y la judía- se concede a la mujer la equidad que exige la Declaración de los Derechos Humanos . En las tres religiones la mujer está sometida al hombre, en las tres la mujer no tiene voz, en las tres la mujer no tiene voz, ni se oyen sus quejas ni sus lamentos, ni se castiga a quien la agrede , porque en las tres se considera un ser inferior. ¿Por qué si no, ninguna de las tres acepta que la mujer sea ministro de su dios? De ahí que aunque sea abominable el comportamiento brutal de tantos hombres y desoladora la aquiescencia de ciertas de ciertas mujeres, lo verdaderamente lacerante, lo ominoso, es el machismo que impera en nuestra cultura, desde sus orígenes gracias al poder moral, económico y trascendental que se arrogaron esas religiones y que, a, aún hoy tienen o pretenden tener, esgrimiendo razones morales para defender la sumisión, el silencio, el sufrimiento de la mujer en aras de una estructura familiar y económica,y de un orden social piramidal, que sea por eso mismo controlable e inamovible. Ni el progreso, ni la riqueza, ni las leyes, ni los gobiernos democráticos logran acabar con esa lacra social que provoca cada año en España más víctimas que el terrorismo.

Quizás no pueden. O no saben. O no están interesados: el poder también emana de la cultura y la cultura, ya lo hemos dicho, es profundamente machista.

¿Cómo luchar pues, nosotros, ciudadanos que no tenemos poder de decisión en el destino de la sociedad, contra cuatro mil años de religión y cultura excluyente y cruel con la mujer?

Tal vez lo más fácil, lo que tenemos más a mano, sea tomar conciencia del dolor, la angustia, la soledad y la muerte que provoca la misoginia latente en nuestra cultura de la que casi ningún estamento social, ningún individuo, está exento. Tal vez no haya más remedio que echar mano y difundir un conocimiento no científico sino poético del problema, que consiga destruir el germen de esta infamia histórica y social tan arcaica. Pero frente a tanto poder y tanta iniquidad, lo más probable es que el único camino para una solución verdadera esté en un poema, una música, una canción.

Desde aquí queremos sugerirte eso en los próximos días: poemas, músicas, películas, libros… Esperamos tus sugerencias: puedes hacerlas pinchando justo aquí abajo (en comentarios) y abrimos una página para compartirlas.

 

Sobre el amor

Ya que estamos en la semana del amor, no viene mal releer algunas páginas escritas sobre este sentimiento. He seleccionado el capítulo 7 de â??Rayuelaâ?, novela escrita por Julio Cortázar. Un hombre enamorado habla de la boca de una mujer como si estuviera creándola de nuevo; juegan a mirarse cada vez más cerca y se besan:

â??Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.
Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.�

MUNICH

La violencia engendra más violencia. Ã?ste es el mensaje último que parece lanzarnos Steven Spielberg en su película â??Munichâ?. Da igual que sea ejercida por los palestinos o por los israelíes. En mi opinión ahí reside la grandeza de la película que, a pesar de las dos horas largas de duración, no cansa en ningún momento. En la primera parte nos cuenta con emoción y suspense los asesinatos, a cargo de los servicios secretos israelíes, de los palestinos que planearon la matanza de Munic en 1972. Y en la segunda parte, como en una pirueta dramática, los asesinos se convierten en  víctimas, los perseguidores en perseguidos, la frialdad y el â??valorâ? en miedo y remordimiento. ¿Quiénes tienen la razón? ¿Los palestinos o los israelíes? Spielberg no nos da la respuesta, aunque, si el mensaje último de la película es que el ojo por ojo, el responder al terrorismo con violencia, sólo engendra más violencia y odio, podemos deducir que la solución al conflicto únicamente pasa por el entendimiento entre las dos partes. Y Creo que la enseñanza es trasladable a nuestros días y a otro tipo de situaciones, porque, al fin y al cabo, los países que recurren a la violencia para castigar los actos violentos son dictaduras camufladas de democracia. Del mismo modo, que las personas que proponen el castigo físico y la humillación para castigar a los violentos son dictadores disfrazados de demócratas.

Matías Regodón
 

Bécquer es nuestro poeta del amor y quizá por eso nos guste tanto. En una de sus cartas literarias a una mujer, pregunta figuradamente a ésta: “-¿Quieres saber lo que es el amor?”. Y responde él mismo: “Recógete dentro de ti misma, y si es verdad lo que abrigas en tu alma, siéntelo y lo comprenderás, pero no me lo preguntes”. Es decir, el amor es algo personal e íntimo, difícilmente explicable”. Añade: “Yo sólo te podré decir que él es la suprema ley del universo; ley misteriosa por la que todo se gobierna y rige”. El amor es para el poeta sevillano fuente inagotable de la poesía:

“Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran,
mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira,
mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas,
mientras exista una mujer hermosa,
¡habrá poesía!”

Versos como éstos han sido memorizados por generaciones enteras, incluido el alumnado del I.E.S. Gran Capitán, porque Bécquer es nuestro poeta del amor. Por todo esto, porque lo hemos disfrutado en clase y porque es un poeta andaluz, os animamos, también a los padres y madres, a leer sus textos y hacer comentarios sobre ellos o sobre lo que ha significado Bécquer en vuestras vidas. Especialmente os recomendamos las Rimas seleccionadas por los alumnos y alumnas de 4º de ESO, para recitarlas con motivo del Día de Andalucía: II, IV, VII, XI, XII, XIII, XIV, XVI, XVIII, XXIV, XXVII, XXXVII, XLII, XLIII, LIII, LXVIII.

Si no disponéis en casa de un libro con sus poemas, podéis encontrarlos en la siguiente página Web:

http://cvc.cervantes.es/obref/rimas/rimas/indice.htm

Matías Regodón

CRASH

CRASH es una seria competidora con “Brokeback Mountain” por los oscars. Pero ¿de qué va esta película? Los personajes son tantos, tantas las historias personales y tan bien entrelazadas, parece un caleidoscopio. Leo y escucho por ahí que tal vez sean demasiados temas y demasiadas historias, ¿eso es malo? ¿es el racismo el tema principal de la película? ¿importa eso? Nos podemos hacer muchas preguntas sobre esta película y cada persona que la ha visto puede tener una respuesta diferente, sólo esto ya la hace interesante.Si vas un día por tu camino y decides cambiar de calle, podrían ocurrir tantas cosas… ¡Cómo puede cambiar tu vida con pequeñas decisiones! También es un tema recurrente en la cinta. Como nos cuenta nuestra amiga Elisa en su comentario “en un momento podemos ser ángeles y demonios en el siguiente”Hay que verla aunque no soportes a Sandra Bullock (no va a mejorar tu opinión sobre ella), aunque pueda tener alguna que otra escena inexplicable, aunque la tachen de manipuladora o falta de vida, aunque no te apetezca ese día ir al cine. Sólo por la historia de la capa protectora ya merece la pena verla.Seguro que no te arrepientes . Esperamos tu comentario cuando lo hayas hecho.

Al igual que hicimos con el tema de la homosexualidad, en la página “Racismo en el cine” recomendamos algunas películas básicas sobre este tema, contamos con tus sugerencias para la misma.

A. Gómez

LA VIDA EN LAS VENTANAS

 

A propósito de las relaciones entre Poesía y Matemáticas, comentábamos la fascinación que le produjo a Rafael Alberti la proporción áurea. Pues bien, de la fascinación del poeta gaditano ante este concepto matemático, pasamos a la inquietud y el desasosiego que despierta en sus lectores la novela �??La vida en la ventanas�?� de Andrés Neuman. Seguimos pues con la emoción.

Este es nuestro comentario de la novela:

LA VIDA EN LAS VENTANAS

Andrés Neuman

Espasa Calpe, S.A. 2002. Madrid

Del mismo modo que el siglo XX estuvo marcado por el cine, el siglo XXI está marcado por Internet, pues cada vez es más frecuente utilizar la Red para comunicarse. Por eso, que Andrés Neuman en �??La vida en las ventanas�?� trace una biografía imaginaria del protagonista, mediante los correos electrónicos que éste envía a una joven sin rostro, constituye un ingrediente de actualidad y un primer atractivo de la novela.

Pero no es el único, porque el ambiente en el que se mueve este chico universitario, la vida anodina que lleva, su familia, todo apunta a la época en la que estamos viviendo. Esto, unido al tono de confesión en el que está escrita, hace que “La vida en las ventanas” se lea con gusto y facilidad, reconociendo en la vida de Net, el protagonista, la de cualquier joven de hoy día.

Todas sus ilusiones se centran en escribirle mensajes a una joven casi desconocida, ante la que se desnuda interiormente, descubriéndole su amistad con Xavi, su difícil convivencia familiar, sus leves experiencias con las drogas, sus devaneos con Cintia… Tras estos correos electrónicos, se oculta un enorme vacío interior, una necesidad imperiosa de comunicación. Estas palabras resumen su situación: “Mi casa, un manicomio. La calle, una trinchera. El bar de Xavi, un cementerio”. Además esa mujer a la que escribe y con la que tuvo una relación no le responde: “Después de mi último correo he estado buscándote. Necesitaba escucharte, saber que eres algo más que el eco blanco que devuelve mis cartas”. Incluso llega a dudar de su existencia: “Dónde estás, Marina, ¿o eres un personaje para la memoria, un espejismo que he inventado para poder hablarle”. Quizás la palabra que más le cuadre a Net sea la de náufrago (“El correo del náufrago” se titula precisamente la primera parte de la novela). Un náufrago perdido en el océano de la vida que envía mensajes de socorro periódicamente. Un individuo, como le define Xavi, que trata de salir ileso de todo, que se acerca a los demás sin implicarse demasiado, pues eso le supondría sufrir y no está dispuesto a ello, de ninguna manera. En cambio, su amigo se vuelca en los que le rodean hasta el fracaso: “a mí lo único que me hace daño es la pasividad y no la rabia y ni siquiera el rencor, ésos me alimentan, ¿no ves que estoy hecho de ellos”. También Paula, la hermana, de Net es muy diferente a él. Dice Xavi �??personaje clarividente de la novela- que es clara como una figurilla de cristal, que le gusta ver cómo la luz entra y sale de ella. Esto explica los enfrentamientos con sus padres. Son formas diferentes de caminar por la vida.

Pequeños saltos en el tiempo le permiten a Andrés Neuman avanzar en la historia, de un modo natural, proporcionándonos noticias de los hechos cuando ya han sucedido. Así, a través de su memoria, vamos conociendo el devenir de los personajes: la separación de los padres de Net, la independencia de su hermana y sus propios planes de futuro.

Logra también mantener la intriga, a lo largo de la narración, dejando cabos sueltos que los lectores esperamos recoja en algún momento. Uno es Xavi, a quien dábamos por perdido, y que retorna al primer plano con una inesperada relación sentimental, tras la que se oculta el deseo de estar con Net. Otro cabo suelto que se acaba recogiendo es la relación de su madre con alguien imprevisto y que explica las salidas nocturnas de su padre.

Nada es pues lo que parece en esta novela, incluso las cartas �??sus correos electrónicos- son escritas por el narrador protagonista para olvidar el dolor, proyectando en ellas sus imágenes que vienen y van por las ventanas de los ojos o de los edificios de enfrente de su casa o del ordenador, hasta desaparecer. Así, como una terapia para sobrevivir, como una forma de entender la literatura.

Si queréis conocer algo más sobre el autor de la novela, Andrés Newman, esta es su página web oficial: http://www.andresneuman.com/

Matías Regodón

BROKEBACK MOUNTAIN

BROKEBACK MOUNTAIN

En ningún caso queremos hacer críticas de películas, para eso ya hay gente que lo hace muy bien. Nosotros sólo queremos acercarnos a las mismas, no queremos criticar, nos vamos a acercar y ayudar a quien quiera hacerlo…

“Tigre y dragón”, “Sentido y sensibidad”, “Hulk” o “Comer, beber, amar”: nos pueden despistar sus películas, pero detrás de todas ellas está Ang Lee, un gran director de Taiwan.
Nos lo demuestra en esta difícil historia, de pocas palabras, en la que dos vaqueros se enamoran y mantienen una larga relación en un medio muy difícil.

Unos escenarios fantásticos y una música exquisita, aunque no te guste el country, ayudan en una historia lenta, y que esto no suene a defecto, llena de silencios, gestos, miradas, interrogantes… de personajes que callan y que van sabiendo y siguen callando. No esperes efectos especiales, encontrarás un cine “clásico” con unas claves más difíciles de dominar.

Encontrarás una película con varias dentro: la historia central de la relación homosexual de los dos personajes centrales y cómo va cambiando ésta a lo largo de los años; la actitud que van teniendo los seres cercanos, que aunque aparezcan poco tienen una gran presencia en la historia,cuyas reacciones tenemos que ir adivinando o presintiendo más que conociendo con certeza; un medio hóstil lleno de señoresaguirre y johnwaynes en el mundo de los ranchos y los rodeos “donde no se quieren tipos de esa clase”.

Está claro que me ha gustado, es honesta y respetuosa con el tema que trata. Aunque gane muchos oscars, Brokeback Mountain es una buena película.

En nuestra sección de páginas encontrarás en breve algunas recomendaciones de películas que toquen el tema de la homosexualidad de una forma interesante, esperamos también tus recomendaciones al respecto.

A. Gómez