El pasado 14 de abril se cumplió el 75 aniversario de la proclamación de la II República en España. La reforma de la educación fue uno de los cambios más profundos que emprendieron los gobiernos republicanos, en â??una España tan analfabeta, desnutrida y llena de piojos, como ansiosa por aprenderâ?. Sin duda su mejor tarjeta de presentación.
Para que conozcáis algo sobre esta reforma educativa, reproducimos un texto incluido en el reportaje â??Las enseñanzas de la Repúblicaâ?, publicado en el periódico El País, el lunes, 17 de abril:

â??Misiones Pedagógicas y Colonias Escolaresâ?

Antes que educar, la República se vio obligada a dar de comer a los niños. Incluso a vestirlos. Había cantinas y roperos escolares y cobraron fuerza las Colonias Escolares… Los niños viajaban al mar o a la montaña. Hacían deporte, se divertían. Pero, sobre todo, comían. “En 15 días algunos ganaban hasta cuatro kilos de peso”, dice la doctora en Historia Consuelo Domínguez, que ha estudiado con detalle este extremo.
Hubo medidas urgentes que no podían esperar y que se adoptaron a golpe de decreto, hasta que fue aprobada la Constitución. El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Huelva Cristóbal García ve en algunas de ellas un espíritu muy reformista: “Lo más revolucionario que puede hacerse, después de facilitar alimentación, fueron aquellas Misiones Pedagógicas” de cuyo patronato fue también presidente Cossío, y que todavía recuerdan los más viejos de los pueblos. En destartaladas camionetas llegaron a las aldeas perdidas bibliotecas itinerantes, proyecciones cinematográficas, teatro, museos ambulantes. El 70% de los hombres eran analfabetos; mucho más las mujeres. En aquellas Misiones Pedagógicas se embarcaron grandes poetas, afamados escritores y maestros con su corbata y maletín a los que los lugareños recogían en burro donde las camionetas ya no tenían acceso.â?


Pondremos un ejemplo concreto para que os hagáis una idea real del trabajo realizado por las Misiones Pedagógicas: llevaban una colección de copias de cuadros del Museo del Prado y con una máquina cinematográfica los proyectaban en un telón, dando una explicación de cada cuadro y una pequeña biografía del autor, todo en un lenguaje sencillo y agradable, comprensible aún para los menos versados en el arte pictórico.
¿Qué os parece? ¿No es un trabajo hermoso llevar la cultura a los pueblos más atrasados de la geografía española?
Si queréis más información sobre las Misiones Pedagógicas de la II República, os proporcionamos la siguiente dirección:


http://www.aragonesasi.com/historia/misionespedagogicas.php

Matías Regodón

Poetas de Canadá, Las Antillas, Venezuela, Palestina, Francia, Grecia, Italia,España, Dinamarca, Uruguay, Chile y algunos otro países, se van a dar cita a partir del miércoles 19 en nuestra ciudad, en la tercera edición de Cosmopoética. La inauguración contará con el premio Nobel antillano Derek Walcott, del que te regalamos un poema:

” Al final de esta frase, empezará a llover.
Y al filo de la lluvia, una vela.
Lentamente la vela perderá de vista las islas;
La creencia en los puertos de toda una raza
Se perderá entre la niebla.
La guerra de los diez años ha terminado.
El pelo de Helena, una nube gris.
Troya, un foso de ceniza blanca
Junto al mar donde llovizna.
La lluvia se tensa como las cuerdas de un arpa.
Un hombre con los ojos nublados la toca con los dedos
Y tañe el primer verso de La Odisea. “

La programación en http://www.cordoba2016.es/Cosmopoetica/

Piérdete en la poesía.

 

Por si no lo sabías eres egoísta, consumista, rebelde, independiente y con poco sentido del deber, con una baja autoestima, permisivo, pasas de los políticos y te cuesta decantarte por un partido político. En cuanto a la religión, te estás alejando de la Iglesia.

Si no te lo crees, este es el resultado que nos muestra el último gran estudio sobre la juventud española de 2005, realizado por la fundación “Santa María”. ¿Cómo te ves tú? ¿Qué opinas?

En este enlace puedes acceder a más información sobre esta noticia y allí encontrarás el camino a otras relacionadas. Nos gustaría conocer tu opinión.