LA DESPEDIDA DE ÁNGEL GONZÁLEZ

El Poeta Ángel González murió el pasado 12 de enero y nadie sabía que dejó 27 textos inéditos. “Tengo alguna cosa…Pero son poemas muy tristes, me han salido muy negros y no creo que los deba publicar”. Así de discreto respondía a sus amigos cuando éstos le preguntaban si había escrito algo, después de la publicación en 2001 de su obra maestra, “Otoños y otras luces”. El País ha dado a conocer tres de estos poemas en los que el autor asturiano parece despedirse de la vida. Reproducimos el titulado “No hay prisa”: 

“Deja que pasen estos días,

deja que pasen estos años,

y entre tanto

agradece el regalo de la luz

del cielo de diciembre,

tan discreta

que es casi sólo transparencia,

no ofende y es muy bella. 

 

Deja que pasen estos años,

son pocos ya,

sé paciente y espera

con la seguridad de que con ellos

habrá pasado

definitivamente todo.” 

Aunque escrito en plena depresión, con dolor profundo, desprende este poema un sosiego y una serenidad ante la muerte que recuerda vagamente a las Coplas  de Jorge Manrique y la actitud resignada de su padre ante la dama de luto. Fiel a sí mismo, Ángel González intentó hasta el final de su vida aproximarse a la realidad, incluyendo en este concepto “la realidad de la materia de la que el poema está hecho”. Es decir, el idioma hablado, del que huyen muchos poetas, y que él trato de utilizar e incluso imitar. De ahí la cercanía e inmediatez de estos versos sencillos, pero amorosamente trabajados.    

10 pensamientos en “LA DESPEDIDA DE ÁNGEL GONZÁLEZ

  1. Por desgracia no he podido conocer a Ángel González, pero estoy seguro de que por la seriedad de sus palabras, su tranquilidad a la hora de hablar de su muerte y por la buena aceptación de esta, era un hombre estupendo, muy poca gente aceptaría la muerte con tanto respeto como lo hace él. Además por lo que me ha contado mi profesor debía de ser un magnífico escritor.
    Respecto a sus 27 textos inéditos, me parece sorprendente el que no los haya publicado, porque para mí seguro que debían de ser estupendos, tal y como lo demuestra en este poema, pero esa fue su decisión.
    Y en cuanto al País, creo que es perfecto que quiera dar a conocer esas obras inéditas, así más gente como yo, que no conocían a Ángel González podrán hacerlo y disfrutar de su trabajo, porque se merece que lo recordemos.

    FRANCISCO RUTH CENTELLA 3ºB

  2. Pienso que siempre que se escribe algo se debería dar a conocer, porque es algo en lo que has trabajado, más o menos, pero lo has hecho, y sólo eso es un motivo por el que darlo a conocer.

    Todos pasamos por etapas más blancas, otras más negras y otras grises, y si nos ponemos a analizar la vida en general y la nuestra, es normal que vayamos cayendo en un pesimismo cada vez mayor, por las injusticias que tiene el mundo, por todos esos sueños sin realizar, etc, y más cuando vemos que nuestro final se va acercando.

    La verdad es que no conozco a este autor, pero este poema que trata un tema tan complicado, como es la muerte, con tanta sencillez y serenidad, que hace que adquiera una gran belleza.

    Espero conocer más obras de este autor y no quedarme solo en este poema para así poder comparar las distintas etapas de Ángel González, del que viendo este poema deduzco que tendrá alguna que otra obra que me guste y con la que me vea identificado.

  3. Ángel González fue un gran poeta, pero sin reconocimiento a pesar de todo por la mayoría de las personas. Además estoy segura que sus poemas les gustarían a la mayoría de las personas, no solo por el talento de Ángel González, sino también por el realismo que se describe en sus poemas.
    Desgraciadamente, el caso de Ángel González, no es el único caso de grandes poetas desconocidos. Dedican toda su vida a la poesía, sin tener el reconocimiento de la sociedad en vida, siendo tras su muerte cuando empieza a reconocerse de verdad su obra, incluso en ocasiones su obra se pierde en el olvido y ni siquiera es descubierta.
    Finalmente, hay que darle las gracias a â??El Paísâ? por publicar esos tres poemas, que debido a ello, se ha dado a conocer este gran poeta, que se despedía de la vida a través de sus poemas, diciéndole a sus amigos que no los quería dar a conocer por ser muy tristes.

  4. Este poeta asturiano nacido en 1925 ha conmocionado a su público.
    En sus primeras obras, ilustra la historia del país que le cuidó durante su vida. Una vida amarga cubierta de penas, como la muerte de su padre, el asesinato de su hermano Manuel en la Guerra Civil, el exilio de su otro hermano Pedro y lo más importante, la enfermedad de tuberculosis en 1943 aunque para este gran luchador fue un reto, ya que durante su estancia en centros hospitalarios se dedicó a leer y a escribir poesía.

    Hay un poema que quiero señalar que se titula ¿Cómo seré…?

    ¿CÃ?MO SERÃ?…
    ¿Cómo seré o
    cuando no sea yo?
    Cuando el tiempo
    haya modificado mi estructura,
    y mi cuerpo sea otro,
    otra mi sangre,
    otros mis ojos y otros mis cabellos.
    Pensaré en ti, tal vez.
    Seguramente,
    mis sucesivos cuerpos
    -prolongándome, vivo, hacia la muerte-
    se pasarán de mano en mano
    de corazón a corazón,
    de carne a carne,
    el elemento misterioso
    que determina mi tristeza
    cuando te vas,
    que me impulsa a buscarte ciegamente,
    que me lleva a tu lado
    sin remedio:
    lo que la gente llama amor, en suma.

    Y los ojos
    -qué importa que no sean estos ojos-
    te seguirán a donde vayas, fieles.

    Resalta la idea del amor, como en casi todos los poemas ya sea amor hacia la naturaleza, amor propio, y amor por los demás seres humanos. Tiene algo especial por lo que me siento reflejada tal vez sea por el temor a la muerte conllevado por el envejecimiento, o por miedo al amor. El ser humano tiene miedo a estas tres causas y en mi punto de vista Ángel González las ha señalado delicadamente.
    Siento mucho la pérdida de este gran autor por su público fiel.

  5. Es una pena que grandes poetas como Ángel González, desprendan sus sentimientos más profundos, sin más tarde dejar rastro de ellos. No puedo dejar de pensar que, si no los publicó, fue por un motivo válido, pero, tampoco puedo negar que, si estos hubiesen visto la luz, habrían ayudado a muchas personas que se encontraban en una situación similar a la suya, es más, habrían acercado a la muerte a multitud de personas que no aprecian lo suficiente la vida, haciendolas conscientes de lo que tenemos y de lo que podemos perder en un segundo.
    El miedo a envejecer es un tema muy de actualidad, de tal manera que hasta se crean productos para frenar el paso del tiempo en nuestro rostro, pero, realmente yo creo que el mayor miedo es envejecer por dentro y esto lo refleja el poeta con una elegancia increible.
    Me encantaría leer cada uno de los poemas ocultos de este poeta, para disfrutar y aprender más de la vida y de los miedos de las personas.
    Lamento la pérdida de este gran poeta.

  6. Seguramente se nos habrá ido una gran persona y un gran escritor. A pesar de esto, quizás un 95% de nuestra sociedad no habrá tenido el gusto de leer ningún libro ni de conocer la presencia de este poeta.

    Lo que aún no comprendo es porque este gran señor no ha publicado sus obras sin tener el miedo a las criticas que se pudieran comentar al repecto. Por eso no habrá tenido el reconocimiento que se merecía y los demás nos hemos quedado sin poder reconocerle el mérito que tien componer alguna poesía o novela.

    Tengo que decir que no solo grandes poetas se mueren sin que se les reconozca lo que han hecho , sino que grandes deportistas, músicos, pintores, etc.. no han podido desplegar sus conocimientos por algún impreciso en sus vidas y se han quedado a las puertas de la fama y de la popularidad.

  7. Yo agradezco al periódico â??El Paísâ? haber publicado los poemas de Ángel González, ya que sin esta publicación tal vez, no hubiera sabido nada de él
    Con respecto a Ángel González, me gustaría decir que es un gran poeta. Además, en él, podemos destacar un gran talento al escribir sus poemas, en donde podemos apreciar temas tan preocupantes en la actualidad, como es la muerte con tanta claridad y sinceridad. También, podemos destacar cómo este poeta se esfuerza para darle a sus poemas una gran belleza.
    Por otra parte, este no es el único caso de excelentes poetas en los cuáles no se da a conocer sus poemas.
    Finalmente, me gustaría que todo el mundo fuéramos conscientes y que pudiéramos apreciar el gran talento de personas que fallecen y que después de su muerte se reconoce su talento. �stas personas no saben las grandes cualidades que han tenido a la hora de escribir y su reconocimiento por ello, ya que todo el mundo nos gusta que nuestro trabajo sea reconocido.

  8. En mi opinión, este poema es un poema muy bonito. Creo que el poeta, Ángel González, sabe transmitir muy bien lo que siente, sus sensaciones, sus deseos. Para ello emplea un lenguaje claro y sencillo que, tal y como decía Azorín, hace que un texto literario se enriquezca.

    Además, no logro entender por qué el autor no quiso publicar estos poemas, dado que, si lo hubiera hecho, se habría convertido en un poeta valorado y conocido; así, tengo que dar gracias al periódico “El País” por habernos dado a conocer estos versos.

    Por otra parte, en cuanto al contenido de este poema, me gustaría destacar la serenidad y la tranquilidad del poeta ante la muerte, a la que considera como algo natural y a la caul no teme. Quizás, la explicación de esto la podamos buscar, en cierto modo, en su propia vida, ya que este poeta asturiano apenas conoció a su padre, quien murió cuando él sólo tenía dieciocho meses de edad.

  9. En mi opinión, este poema es un poema muy bonito. Creo que el poeta, Ángel González, sabe transmitir muy bien lo que siente, sus sensaciones, sus deseos. Para ello, emplea un lenguaje claro y sencillo que, tal y como decía Azorín, hace que un texto literario se enriquezca.

    Además, no logro entender por qué el autor no quiso publicar estos poemas, dado que, si lo hubiera hecho, se habría convertido en un poeta valorado y conocido; así que tengo que dar gracias al periódico “El País” por habernos dado a conocer estos versos.

    Por otra parte, en cuanto al tema de este poema, me gustaría destacar la serenidad y la tranquilidad del poeta ante la muerte, a la que considera como algo natural y a la caul no teme. Quizás, la explicación de esto la podamos buscar, en cierto modo, en su propia vida, ya que este poeta asturiano apenas conoció a su padre, quien murió cuando él sólo tenía dieciocho meses de edad.

  10. Este poeta no quiso mostrar en vida los negros poemas que escribió en los últimos días de su vida, es una pena, porque, como bien sabemos todos, el poema es expresar tus sentimientos ya sean bonitos y buenos o malos.
    A mí, este poema me recuerda dos cosas…una las muertes que me han rodeado en estos últimos años, personas muy queridas que sabían o no que ya estaban en las ultimas y con paciencia y entereza han esperado la muerte, muchas veces deseada por el sufrimiento y muchas veces no esperada por el dolor de los familiares. Por otra parte, también me recuerda un tema que no hace mucho tocamos en clase y que creo que hoy todos nos preguntamos, ¿cómo será nuestra muerte? ¿Sufriremos? ¿Cuándo será?…son preguntas que nos hacemos a diario, o al menos yo, gente como yo o como Ángel Gonzales que esperamos la muerte, porque sabemos que antes o después llegará. Estos poemas son los que te hacen pensar en tu vida misma, y me hacen valorar lo preciada que es mi vida y mi familia, yo sin más me remito a un tema muy escogido entre los autores del siglo XV-XVI Carpe Diem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *