Así, viví la mesa redonda del lunes pasado sobre la creación artística. La anécdota de la alumna que había aprendido de memoria un poema de Federico despertó en mí un sentimiento de ternura, como el amor a la familia, a la naturaleza y a la cocina, que está en el germen del libro de Juan Carlos. El trabajo concienzudo, meticuloso y lleno de imaginación, reflejado en el protagonista de la obra â??Novecentoâ?, dirigida por José Antonio, vino a demostrarnos que la inspiración está lejos de ser algo involuntario que recibe el artista, sin un entendimiento cabal de lo que le está sucediendo. El ritmo de Soul Crack; la voz y los gestos de Benito, como la proa de un barco que señala el rumbo a seguir; los movimientos armoniosos de Manolo en la batería, consiguieron emocionarnos y establecer con los que asistimos a la actividad una complicidad, que se apreciaba en el silencio respetuoso con que escuchábamos las canciones, un silencio que se transformaba en risa, cuando la cámara los enfocaba de cerca, y que finalmente derivó en aclamación sincera y espontánea.

Así, viví dos horas, que se pasaron volando, dos horas plenas de autenticidad, porque si algo nos quedó claro a los que estábamos allí es que, detrás del arte hay vida; detrás de una canción, de un poema o de una receta, hay un hombre o una mujer que siente, y un esfuerzo por expresar este sentimiento, a través de los sonidos, de las palabras, de los movimientos.

Los alumnos asistentes disfrutaron con todo esto y al descubrir un lado oculto de sus profesores, una imagen distinta, quizá más auténtica de la que mostramos diariamente en nuestras clases.

Deseamos, a pesar de los tiempos de zozobra que se avecinan, que continúen organizándose actividades como ésta, que propician la comunicación libre y espontánea entre los alumnos y los profesores; actividades en las que tanto unos como otros nos quitamos los disfraces del día a día, y crecemos como personas.

15 pensamientos en “

  1. Por lo que aquí nos cuentas, Matías, la actividad pintaba entretenida y sorprendente. La verdad es que de lo que comentas yo solo tengo la oportunidad de hablar acerca de la obra de D. José Antonio, «Novecento», dado que hace ya varios años cuando se estrenó tuve la oportunidad de asistir a la actividad que se organizó el centro con este motivo. También sea dicho que la obra me pareció fabulosa. En cuanto al resto de «actuaciones» como la de D. Benito o la de D. Manuel (supongo que será D. Manuel Blanco, profesor de Inglés) no puedo comentar nada puesto que no pude asistir.
    Y es ahí dónde quiero llegar. Estoy muy de acuerdo en que se sigan realizando actividades en el centro de este tipo, actividades como el match de improvisación de Numerele Impare o esta que nos ocupa, pero también quiero manifestar que se pueden hacer extensivas a algunos cursos más. Por ejemplo la actividad que comentas en esta entrada. A mí, y al resto de mis compañeros de clase, también nos hubiese gustado presenciarlo. El motivo, supongo que será la falta de espacio del que disponemos en el SUM (lo comprendo). Pero me reitero, me hubiese gustado asistir.
    No me gustaría despedirme sin antes dar la enhorabuena al DACE y al resto de Departamentos de nuestro instituto que organizan tan buenas actividades.

    Saludos (y ¡ánimo! ya nos queda poco)

  2. Si que ha sido una actividad maravillosa, sin ninguna duda. Realmente lo siento por Eduardo y sus compañeros por no poder asistir a la actividad y gozar con ella.

    Conocía más o menos extensamente el trabajo de los invitados, pero todos me sorprendieron de alguna manera.

    Benito y Manolo son mucho más famosos de lo que podía imaginar y la música que creaban era estimulante como pocas. Curioso el detalle de verles más jóvenes.

    José Antonio nos mostró la real dureza que tiene el ser director y el genial resultado que no pude ver en su día de la puesta en escena, que pronto quiero repetir.

    Federico nos abrió su corazón con su poesía y sus anécdotas que, aunque ya conocía gran parte gracias a su web, me encantó escucharlas de nuevo.

    Juan Carlos nos descubrió su amor por la naturaleza y su respeto por animales y plantas, además de su pasión por hacer sabores ricos e inigualables.

    Fue todo muy agradable e interesante, pero debo resaltar un aspecto negativo a la vista de todos: Dos horas son poco. Y es que para hablar de arte, sobre todo de tanto arte junto, con verdaderos artistas se necesita más tiempo, un tiempo que me gustaría vivir y seguir hablando con ellos.

  3. La verdad es que esta actividad me ha resultado muy agradable.

    Por una parte, he descubierto cosas acerca de la creación y de la improvisación, cosas que nunca había imaginado, tales como que la improvisación ha de llegar mientras una persona está trabajando y no sirve de nada si la persona inspirada no sabe plasmar bien en su obra lo que siente. Además, me pareció muy interesante el hecho de que la naturaleza o la familia puedan influir en una obra. Pero, sin duda, lo que más nos llamó la atención a todos fueron las imágenes que vimos, no sólo porque nos resultara gracioso ver a nuestros profesores hace catorce años, sino también porque pudimos entender mejor todo lo que nos habían contado anteriormente acerca de la inspiración o, por ejemplo, de cómo se desarrolla una obra de teatro o de cómo se trabaja en un grupo de música.

    Por otra parte, hemos descubierto las aficciones de nuestros profesores, las cuales han creado en nosotros una imagen más cercana de ellos, muy distinta de la que teníamos de las clases diarias, puesto que todos sentimos aficción por el teatro, la música, la literatura, …

    En definitiva, ha sido una de las actividades que más me han gustado y espero que se sigan realizando cosas de este tipo.

  4. La mesa redonda de la semana pasada me gustó muchísimo, fue un acto muy entretenido que hizo que los alumnos conozcamos las aficiones de algunos de nuestros profesores.

    Sinceramente, las intervenciones de Federico Abad y Juan Carlos Peláez me parecieron un poco aburridas, pero la anécdota que contó Federico sobre una alumna fue muy interesante.

    La intervención que más me gustó fue la de José Antonio Ortiz, pero sobre todo la de Benito Vaquero y Manolo Blanco. Tras la exposición de varias escenas de la obra «Novecento» se llega a la conclusión de que José Antonio es un buen director de teatro que se desvive por su afición. La intervención de Benito y Manolo fue la mejor para mi gusto. Además de demostrarnos su capacidad musical, esa parte de la charla fue algo que me entusiasmó y que me influyó personalmente, porque Benito hizo mención a un compañero y a mí que en más de una ocasión le hemos pedido consejo para avanzar con nuestro grupo musical.

    Espero que se sigan dando charlas tan interesantes como las del otro día, ya que de vez en cuando apetece compartir momentos agradables con los profesores fuera de las cuatro paredes de las aulas.

  5. La mesa redonda me pareció una actividad magnífica en todos los aspectos, ya que nos dio a conocer el arte que tienen algunos de nuestros profesores, de cuya existencia teníamos pocos conocimientos.

    Las intervenciones de Federico Abad y Juan Carlos Peláez me parecieron buenas, aunque no me apasionaron mucho, ya que no estoy metido en el mundo de la cocina y la poesía.

    En cuanto a José Antonio Ortiz, tenía conocimiento de su arte, pero no había profundizado en él, al igual que el de Benito Vaquero.

    Las intervenciones de Benito Vaquero y José Antonio Ortiz me parecieron muy interesantes, ya que por mi familia estoy metido en ese mundillo del espectáculo, en particular el de la música, el cual con el paso del tiempo voy conociendo y me va gustando más. No por eso me gusto más la intervención de Benito Vaquero, pues la de José Antonio Ortiz me pareció espectacular y muy trabajada. Solo de lo que le dio tiempo a explicarnos, que fue muy poco, se vio lo duro y difícil que es dirigir una obra de teatro.

    Después de ver esto, me ha entrado algo de curiosidad por el teatro, al cual solo había asistido unas pocas de veces y solo una salí satisfecho, pero ahora, al conocer la dificultad de dirigir una obra de teatro y la dificultad de los actores de aprenderse todo el guión, sin posibilidad alguna de fallo en el tono o en los gestos, te da a conocer un mundo mucho más espectacular que el del cine.

    Y de Benito Vaquero…qué voy a decirâ?¦â?Es un fenómenoâ? con la guitarra. De este mundo de la música, tengo muchísimo más conocimiento que de otros mundos, gracias a mi familia, y aun así me sorprendió bastante, al igual que Manolo Blanco, cuyo instrumento musical es el mismo con el que mi padre trabaja en su orquesta: â??La Banda Sureñaâ?.

    La nota negativa de esta actividad ha sido para mí, y supongo que para el resto de los asistentes también, la corta duración, pues se necesita mucho más tiempo.

    Quiero acabar dando las gracias al DACE por organizar actividades de este tipo y pedir que se sigan haciendo, porque, como dice mi compañera Marta Gonzáles, a veces apetece conversar y compartir momentos agradables con los profesores fuera de las aulas y conocer otros aspectos de sus vidas.

  6. Más que una actividad, fue un espectáculo por lo bien que me lo pasé y por lo que disfruté. Lo que más me gustó fue el planning de trabajo de Jose Antonio y el video de Benito, quizá porque son los dos profesores más allegados a los alumnos de 2º Bach.
    Jose Antonio es un gran maestro no sólo de economía sino también de teatro y Benito por otro lado junto con Manolo Blanco, maestros de historia y geografía e inglés respectivamente y grandes músicos.
    Gracias a esta actividad, hemos conocido la otra â??caraâ? de los profesores que nos sirve a los alumnos para verles desde otra perspectiva diferente a la que estamos siempre acostumbrados en las clases. Los alumnos siempre pensamos que un profesor es profesor sólo y exclusivamente no sale de ese vínculo, pero también son personas que se marcan sus objetivos y sus metas y cumplen sus sueños. El caso que mejor conozco es el de Jose Antonio que, al finalizar sus estudios en la facultad de dirección de empresas, comenzó los estudios universitarios de arte dramático, aunque no los acabó.
    Desde aquí les deseo mucha suerte a los tres y que lleguen hasta dónde se hayan planteado llegar porque cuando se quiere se puede.

  7. Lo primero de todo mi más sincera enhorabuena tanto al organizador de la mesa redonda como a los protagonistas de la misma, porque fueron unas dos horas que a mi personalmente se me pasaron volando viendo lo que hay detrás de esa mascara que los profesores traen a las clases en el día a día.

    Me encantaron muchísimos los poemas de Federico, con tanto sentimiento, naturalidad y sencillez. Me emocionó cómo explico Juan Carlos cómo mezclaba su hobby, la caza, con su pasión, su trabajo, la cocina. Me engrandeció cómo uno de mis mejores profesores hace realidad lo que a mí me llenaría en una profesión. Y me alegro de cómo siendo personas tan normales, se hayan trabajado tanto una minicarrera discográfica Benito y Manolo. Así, nos damos cuenta de que todos, a pesar de que trabajemos, nos podemos dedicar a hacer realidad nuestros sueños.

    Generalizando ya y mirando en la mesa redonda, pienso que fue una maravilla cómo unos cuantos profesores nos mostraron a los alumnos sus vidas.
    A mí me ayudo a darme cuenta que con esfuerzo y ganas todo se puede llegar a cumplir.

  8. Me pareció una actividad estupenda, muy entretenida e interesante. Disfrute mucho en ella, viendo a los invitados hace tiempo, y desempeñando sus actividades, las cuales me parecen magnificas.
    Aun al no estar muy metido en el mundo de la poesía, tanto la obra de Juan Carlos como la de Federico, me emocionaron, y se me pasaron las dos horas volando.
    Con respecto a la banda de Benito Vaquero y Manolo Blanco, llegaron muy lejos, y es una pena que no pudieran continuar con ella; disfruté viéndolos y con su música.
    Sobre el teatro de José Antonio, se ve que es un gran director de teatro, y que ha realizado un gran trabajo y tiene mucha madera de director.
    Cada uno de ellos es un gran artista, y nos dotaron de una buena experiencia.

  9. La mesa redonda me ha gustado mucho y me lo he pasado muy bien conociendo los gustos y preferencias de los profesores al salir de clase.

    Los poemas de Federico me gustaron mucho y pienso que tiene un gran talento, la mezcla que consigue Juan Carlos en su libro también me impactó, ya que todo el mundo no es capaz de mezclar sus hobby con su profesión y este hombre ha sido capaz de reflejarlo en su libro â??La caza en la cocinaâ?.

    Los temas que más me llenaron fueron los de José Antonio, Benito y Manolo. Con el primero ya tuve el placer de poder asistir a una de sus representaciones teatrales â??Noveccentoâ?, la que me gustó mucho y fue donde me di cuenta de cómo una persona puede llegar a dirigir toda una obra de teatro teniendo parte del día ocupado por su profesión con mucho trabajo. Por otra parte, me divertí mucho cuando vi a dos de mis profesores formando parte de una banda de rock, que por cierto lo hacían bastante bien tanto Manolo con la batería como Benito con su guitarra, una pena que se acabara la banda.

    Lo único que no me gustó es que no pudieron acabar todos de exponer sus temas por falta de tiempo, por otro lado, me gustaría darle la enhorabuena a la organización de eventos como éste en los que los alumnos, aparte de pasarlo bien, aprendemos mucho de nuestros profesores y jamás se han realizado actividades de este tipo en el instituto, por lo menos en los seis años que llevo en el centro.

  10. Para mí, fue una experiencia inolvidable. Me encantó poder conocer esta faceta tan bonita y fascinante de mis profesores. Tengo que decir que los que más me sorprendieron fueron Benito y Manolo ya que no pensaba que hubieran sido tan famosos en sus tiempos, pero también tengo que decir que me gustó muchísimo poder escuchar a José Antonio hablar de sus experiencias teatrales y de poder ver esa parte de timidez al verse años atrás reflejado en el video y ver cómo se sonrojaba, fue un momento inolvidable.
    De igual forma, me sentí muy orgullosa de contar con profesores como Federico o Juan Carlos capaces de crear verdaderas obras de arte y poder compaginar su creación con su profesión.
    Ojala que se pudiera repetir y ¡con un poquito más de tiempo! porque desde luego fue una gran idea y estoy seguro que esto ha servido para crear un vínculo más personal entre los profesores y los alumnos. Particularmente puedo decir, que, aunque ya conocía y tenía una relación bastante buena con casi todos los profesores, extraigo una valoración muy positiva de esta actividad.

  11. La mesa redonda me ha parecido una actividad muy buena, además de educativa, porque antes no teniamos conocimiento de aspectos de la vida de muchos profesores, como Federico Abad, Benito o Jose Antonio. Pues nosotros muchas veces creemos que los profesores no tienen más vida fuera del instituto.

    Especialmente, me gustó mucho lo que expusieron Benito y Jose Antonio. Del primero, me llamó mucho la antención el vídeo en el que salía con Manolo Blanco que me hizo mucha gracia; del segundo, me quedé sorprendida de cómo una persona puede tener la capacidad de tener tanta carga encima como para poder dirigir una obra teatral. Todo eso me ha ayudado a entender que con mucho esfuerzo, puedes llegar a lo que te propongas y cumplir tus espectativas.

    Me hubiera gutado que hubiera habido más tiempo, pues no pudieron exponer lo que querían con tranquilidad, sino con prisa.

  12. A mí la mesa redonda me ha gustado mucho, ya que todos los profesores contaron su vida como artistas y todas sus facetas. Los que más me gustaron fueron Benito, Manolo y José Antonio, ya que se son los que se aproximan más a lo que nosotros hacemos en la actualidad , porque hoy en día nosotros no leemos poesía…, aunque también tuvo bastante interés.
    Pudimos ver que todos son unos grandes artistas y ojalá pudieran algún día demostrar todo lo que hicieron en el pasado.
    Les felicito y les deseo mucha suerte a todos.

  13. Bueno, en primer lugar, me gustaría felicitar a todos los artistas que participaron en la mesa redonda y a ti, Matías, pues gracias a tu organización, algunos alumnos del centro pudimos gozar de nuestros profesores un ratito,acercarnos más a ellos y compartir sus aficiones.

    Hubiera sido maravilloso que la actividad se hubiera podido llevar a cabo para todo el alumnado, ya que es una forma de aprender que las cosas también se pueden realizar por placer.Con todo esto, te das cuenta, de que detrás de cada trabajador hay una persona, y que esa persona tiene su vida y se esfuerza por conseguir sus sueños.

    Jose Antonio y Benito, son profesores míos, y nada más conocerlos te das cuenta de que son como un pozo sin fondo, pues siempre tienen una respuesta a cada pregunta.Por eso nada más ya son unos artistas.

    Si tuviera que valorar esta actividad del uno al diez,le pondría un once, ya que disfrutamos y nos reímos muchísimo.Espero que la mesa redonda se siga haciendo cada año y con profesores distintos, pues seguro que cada uno de ellos tiene algo bueno que aportarnos.

  14. En primer lugar quiero dar las gracias al DACE por la celebración de magníficas actividades, como la que tuvimos la oportunidad de apreciar en la mesa redonda.
    Sinceramente, me gustó mucho que se celebrara esta actividad, porque así nos pudimos dar cuenta todos los alumnos del centro del talento y los gustos que tienen los profesores, tan diferentes a las materias que imparten, como es el caso de José Antonio, profesor de economía, con el teatro; o como Benito, profesor de geografía e historia, junto con Manolo, profesor de inglés, con la música. También me parece digna de admiración la coordinación que deben llevar para compaginar todo. Destacar el trabajo de Juan Carlos y Federico, al estar tanto tiempo detrás del papel para poder escribir ese libro de cocina y esas poesías respectivamente que tanto esfuerzo y tiempo requieren.
    Además, no se me olvidan las caras que se les quedaron a los profesores, cuando tuvimos la suerte de verlos hace años cantando, e incluso, la cara que se le quedó a José Antonio cuando salió en ese mismo vídeo.
    Finalmente, espero que se sigan realizando actividades de este estilo, pero sobre todo que haya más tiempo y espacio para poder compartirlo con más compañeros, y así los profesores nos lo puedan explicar mejor y con mayor tranquilidad.

  15. Fue una actividad maravillosa, pues me di cuenta que los profesores, aparte de lo que han estudio, tienen otras aficiones muy diferentes, el que más me llamo la atención fue el profesor de Economía que aparte de ser profesor también fuera director de teatro que es algo muy complicado y Benito que nunca se me hubiera pasado por la cabeza que estuviera en un grupo de música.
    Fue muy interesante conocer el arte de todos los profesores, literatura, libros de cocina, teatro, música�. Pero lo que realmente critico es que fue muy poco tiempo y no pudieron explicarnos bien sus aficiones, todo lo que nos contaron fue de prisa y corriendo para que diera tiempo a todos de contarnos algo de sus aficiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *