A veces, en octubre, es lo que pasa…

Cuando nada sucede,

y el verano se ha ido,

y las hojas comienzan a caer de los árboles,

y el frío oxida el borde de los ríos

y hace más lento el curso de las aguas;

cuando el cielo parece un mar violento,

y los pájaros cambian el paisaje,

y las palabras se oyen cada vez más lejanas,

como los susurros que dispersa el viento;

entonces,

ya se sabe,

es lo que pasa:

esas hojas, los pájaros, las nubes,

las palabras dispersas y los ríos,

nos llenan de inquietud súbitamente

y de desesperanza.

No busquéis el motivo en vuestros corazones.

tan sólo es lo que dije:

lo que pasa.

ÁNGEL GONZÁLEZ

3 pensamientos en “A veces, en octubre, es lo que pasa…

  1. Con el otoño se aprecia más el paso del tiempo en la naturaleza: la caída de las hojas, el frío, la lluvia… El tiempo invisible se torna visible y es hermoso contemplarlo lentamente, oler la tierra húmeda, oír mis propios pasos sobre la hojarasca, sentir la fina lluvia sobre el rostro. Es hermoso e inquietante vernos pasar.

  2. Pingback: Literatura posterior a la Guerra Civil « artà 2 bachiller insti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *