AMORÍOS DE ESPERPENTO

POR LOS ALUMNOS DE 4º CURSO DE LA ESCUELA SUPERIOR DE ARTE DRAMÁTICO DE CÓRDOBA

El esperpento es una forma distinta de ver la realidad, en la que se exageran, con intención paródica, diferentes aspectos de ésta. Y es a través de los personajes como mejor se consigue esta distorsión de la realidad. Quizá por esta razón, en el montaje que vimos ayer de dos obras de Valle-Inclán (“La cabeza del Bautista” y “Ligazón”) y una de Francisco Nieva (“Combate de Opalos y Tasia”) todo estaba enfocado hacia la caracterización de los personajes: la escenografía sobria, con un lienzo que cruzaba el escenario de parte a parte y servía de elemento de separación a los dos niveles en que se desarrollaba la acción: uno inferior que coincidía con la escena y otro superior empleado para acentuar los rasgos caricaturescos de los personajes; la iluminación con continuos juegos de luces y de sombras; la música, sobre todo la interpretada en directo por los propios actores con instrumentos populares, como el acordeón.

Pero, como decíamos, lo que sobresalió por encima de todo fue la caracterización de los personajes, desde el primer momento que entraban en escena, como debe suceder en el buen teatro. Así por poner algunos ejemplos: la Pepona de “La cabeza del Bautista” con sus gestos y movimientos lascivos e insinuantes; la sombra siniestra de los fantoches de esta misma obra; las figuras encorvadas de las brujas de “Ligazón” con su monserga en gallego.

Otro de los aspectos destacados, que añadió plasticidad al montaje de las dos obras de Valle-Inclán, además de facilitar la comprensión de las mismas por los jóvenes espectadores, fue la incorporación de las acotaciones al montaje, como si hubieran sido creadas para ser dichas. Un acierto, sin duda, porque las acotaciones del escritor gallego tienen la misma calidad literaria y dramática o más que los propios diálogos y forman parte de esa estética sistemáticamente deformada que denominamos esperpento.

A todo esto, además, contribuyó el ritmo, los hábiles enlaces entre escena y escena, a veces a través de las acotaciones a las que nos hemos recibido, de unas obras cuyo argumento es tan simple que por sí mismas apenas hubieran enganchado a los espectadores.

En conjunto, nuestra valoración es muy positiva, pues asistimos a una auténtica lección de interpretación por los alumnos de 4º de la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba. Que nos convenciera menos, probablemente por lo disparatado de su argumento, “Combate de Ópalos y Tasia”, pieza escrita, recién finalizada la dictadura del general Franco, con una clara intención provocadora,  es secundario. Montajes como el que vimos ayer, crean afición. Nuestra felicitación a los actores, al director, Francisco García Torrado, y a la Delegación de Educación del Ayuntamiento que ha promovido la actividad.

15 pensamientos en “AMORÍOS DE ESPERPENTO

  1. ¿Qué decir de esta actividad? Lo único que puedo decir es que me encantó y que fue una cosa que me gustaría repetir. La verdad, yo he ido muy poco al teatro, pero tengo que reconocer que las pocas veces que he asistido a una representación no he salido, para nada, decepcionada sino al contrario, deseando volver a ir.

    Me quedé muy sorprendida por lo bien que interpretaron y caracterizaron a los personajes los alumnos de 4º, ya que pensaba que, al no haber terminado sus estudios y no tener experiencia profesional, no iba a ser igual, pero ahora me doy cuenta de que estaba totalmente equivocada. La obra más divertida, para mi gusto, fue â??Combate de Ã?palos y Tasiaâ?, puesto que de las tres, era la que más se asemeja a los gustos del espectador de hoy en día, pero sin embargo la que más me gustó, con respecto a representación y dramatización, fue la primera ya que todos los actores desde que entraban en escena hasta que se salían estaban metidos en el personaje totalmente, y eso es una cosa que el espectador agradece.

    En fin, me gustó mucho la experiencia y tengo que decir que se ha despertado en mí un interés por el teatro que sin duda hará que, a partir de ahora, me convierta en una espectadora asidua a las representaciones teatrales.

  2. De siempre me ha gustado el teatro, he hecho teatro, he visto teatro en excursiones de alumnos de 2º y cursos inferiores a los que vimos el otro día, y sin duda alguna estas tres obras son de las mejores que he visto.

    Me encantaron porque estaban muy bien conseguidas con la escenografía de luces, sonido y vestuario. Además la interpretación creo que insuperable, me encantó, porque a mí personalmente me embaucaron desde primer momento en la obra, en la época y lugar. En la segunda obra, con las interpretaciones cantadas me quede sin palabras, porque lo hacían de escándalo. Y en la tercera, desde el primer momento en que salen, ya te estás riendo. Sin duda, si antes me gustaba, ahora me gusta el triple.

    Una de las muchas cosas que a los jóvenes no los gusta del teatro, a diferencia del cine que sí lo tiene, es el ritmo y la encadenación de sucesos y de obras, me pareció magnifico: cómo después de matar al joven de la primera obra, cómo llega la bruja por detrás simulando la muerte en principio y, a la vez, cambiaban el escenario y la “muerte” se convierte en una bruja de la siguiente obra.

    Yo salí muy contenta de allí y con un buenísimo sabor de boca que sin duda repetiría un día cualquiera para ver.

  3. Me gustaron mucho las representaciones teatrales a las que asistimos el otro día. La verdad es que yo nunca había asistido al teatro, antes del año pasado. Cuando fui a ver la obra de José Antonio, salí del teatro muy conforme, ya que me había gustado mucho la experiencia y se me había hecho muy corta, también pensé que sería por la obra y que las demás serían todas muy aburridas, que es lo que he entendido siempre, el teatro es aburrido y el cine divertido, pero ahora, cuando asisto a estas obras, me encuentro con lo mismo, de lo que deduzco que el teatro, al igual que el cine, es divertido y te puede gustar y que habrá obras teatrales malas y buenas, al igual que sucede en el cine.

    Lo que más me impactó fue cómo unos alumnos de 4º curso puedan llegar a desarrollar este tipo de obras; me esperaba que tuvieran algún que otro fallo, ya que todavía están aprendiendo, pero me equivoqué. Las obras que más me gustaron fueron â??La cabeza del Bautistaâ? y â??Ligazónâ?.

    En definitiva, me gustó mucho y no me importaría asistir a una obra de teatro otra vez.

  4. Yo apenas he ido al teatro, porque no me llama la atención, pero las pocas veces que he ido he salido contenta.
    Estas tres obras me han gustado bastante, porque todas las que había visto hasta ahora estaban protagonizadas por actores de mayor edad; ver a una persona un poco más adulta que yo actuando de una forma tan espectacular me encantó.

    De las tres obras, la que más me gustó fue â??Combate de Opalos y Tasiaâ?. Su contenido provocaba risa entre todos los espectadores que había en la sala y creo que representarla en último lugar hizo que el público saliera de allí comentando, sobre todo, esta última obra.

    En segundo lugar, â??Ligazónâ? también me gustó bastante. Su contenido no me llamaba especialmente la atención, pero el canto de la protagonista era tan bello que hacía que se te pusiera el vello de punta.

    En tercer lugar, â??La cabeza del Bautistaâ? fue la obra que menos me gustó de todas, aunque he de reconocer que también estaba muy bien representada. Los personajes que más me gustaron fueron los fantoches, que conseguían sacar una sonrisa en los espectadores simplemente con salir a escena.

    Para concluir, he de decir que me gustaría mucho volver a ver obras protagonizadas por estos actores ya que, aunque sean estudiantes, tienen mucha madera de artistas y se nota que trabajan duro para conseguir representar las obras tan bien.

  5. Primero, ante todo, quisiera dar mi enorabuena y felicitación a los alumnos de 4º de Arte Dramático, porque desempeñaron sus papeles magníficamente. Papeles crudos y complicados, como son los personajes de un gran maestro, Valle-Inclán.
    Desgraciadamente, como bien dijo el director de la obra, son pocos jóvenes (por no decir ninguno) los que están acostumbrados a ir al teatro, y creo que, después de esta representación, los alumnos tendrán otra imagen del teatro. Yo personalmente he asistido poco, porque nunca sé con lo que me voy encontrar, si con una obra que carece de interés o con una buena representación. Aunque no soy una persona apropiada para opinar por mi desconocimiento, como espectadora quedé alucinada.

    Me llamó mucho la atención el juego de sonidos y de luces que iban al compás de los movimientos de los personajes.
    La obra que más me gustó fue la última, ya que fue la más divertida y emocionante.
    A los alumnos en sí se les veía muy satisfechos con su trabajo, que lo vivían, se metian dentro del personaje en uña y carne y eso es difícil. Nos resulta complicado ponernos en la situación de algún amigo, aún más cuando hay que representar sus gestos y sus pensamientos mediante movimientos.
    Finalmente, quiero darle la razón al director de la obra y es que, después de esa representación, me quedé con ganas de disfrutar aún más del teatro.

  6. Me gustaron las representaciones teatrales que pudimos ver el otro día, ya que nunca antes había asistido a ninguna.
    Yo creo que para ser alumnos que están en 4ª, que aún no han terminado su carrera, están muy bien representadas en cuanto su vestimenta, iluminación… .
    Sin duda, una de las cosas que a los jóvenes menos les gustan es el teatro, esto se debe a que nunca han asistido y no han podido contemplar ninguna obra.
    En conclusión, a mí me han gustado mucho las obras, por lo que animo a las demás personas a que asistan más a menudo al teatro.

  7. Si tuviera que valorar de alguna forma las represetacienes realizadas por los alumnos de 4º curso de la escuela de arte dramático, siempre sería con una crítica muy positiva. La puesta en escena, el ritmo, la escenografía, etc., me parece muy acertado, ya que consiguieron que los espectadores estuvieramos atentos durante toda la representación. Además, a mí también me ha gustado mucho que se hayan utilizado acotaciones, ya que te facilitan la comprensión de la obra, a veces un poco complicada.

    Es, sin lugar a dudas, digno de admiración el trabajo llevado a cabo por estos estudiantes. A mí, particularmente, me gustaría aprender a expresar con simples gestos, pasos, ruídos, movimientos, etc., la verdadera esencia de las cosas, es decir, lo que quieres decir en cada momento, porque a veces sólo consigues transmitir una pequeña parte de lo que en realidad te gustaría hacer llegar a las personas.

    Esta actividad, nos puede ayudar mucho, porque a través de la visión óptica,se nos aclara qué quería expresar Valle-Inclán con esa exageración de la realidad, además, es una forma de acercarnos al teatro, ya que éste es un mundo cargado de magia inapreciable para nosotros.
    Desde aquí, me gustaría dar las gracias a ese grupo de artistas que se desviven por conseguir la perfección en sus representaciones para hacernos pasar un rato divertido y agradable.

  8. Bueno… pues no se… escribo ahora mismo desde la emoción de leer vuestros comentarios. Soy alumna de 3º de Escenografía en la escuela de Arte Dramático y responsable de la iluminación de “Amoríos…”. He trabajado mano a mano con este grupo maravilloso de 4º de Interpretaciòn y su director el profesor Paco García Torrado, y os aseguro que ha sido una de las experiencias fuertes que se tienen en la vida, algo fabuloso para mi. Por eso cuando leo vuestros comentarios, cómo ha calado esta puesta en escena en vosotros que sois el futuro, cómo habeis sentido ese pellizoco del teatro !uf! es que después de tantos desvelos, tanta ilusión, un trabajo tan duro y lleno de dificultades… de verdad es que me brotan las lágrimas. Porque el teatro, el TEATRO es !más real que la vida misma!, si profundizáis alguna vez en el arte dramático llegaréis a comprender porqué digo esto. Una cosa os digo para terminar ya: el Escenario es ilimitado, el Escenario es infinito, pues todo puede ser acogido por el Escenario… aprended a sentir cómo en unos 80 metros cuadrados se puede incluir la inmensidad del universo humano y sentiréis el TEATRO.

  9. Mi idea siempre ha sido que el teatro es aburrido y sin ningún tipo de entretenimiento, lo veía como una cosa simple en la cual tan solo unos actores salían al escenario interpretando una obra ya escrita, por lo que nunca había visto al teatro como un arte complicado; pero esta opinión ha cambiado, ya que ahora pienso que debe ser muy difícil aprenderse toda una obra de memoria y el actuar delante de tanta gente sin poder permitirse ni un fallo y, si algo que no esta planeado ocurre, deben improvisar en el acto. En conclusión, admiro mucho a esta gente que trabaja duro horas y horas para hacer que lleguemos a amar el mundo del teatro.

  10. He de decir que me encantó la representación que vimos en las escuela de arte dramático. La caracterización de los personajes era muy buena, a pesar de la sencillez de los argumentos de las obras de Valle-Inclán, los personajes que vimos en escena, sus movimientos, expresión corporal, el modo de hablar,etc; cautivaban al espectador, hacían que cuando uno de ellos estuviera hablando te fuera prácticamente imposible apartar la mirada de este y que tu mismo te introdujeras en la historia.
    Además de los personajes, la escenografía sencilla y el juego de luces contribuían en gran medida a crear este efecto en los espectadores, hacían resaltar por encima de todo a los personajes creados por Valle-Inclán.
    Además de todo esto, me pareció muy acertado el modo en que se ligaron las tres obras que vimos representadas, pues la continúa tensión hacía que el espectador no perdiera la concentración, sino que en todo momento estuviera atento a lo que ocurría en escena.
    También me pareció muy acertada la incorporación de las acotaciones al montaje, pues ayudaban a la comprensión por parte del espectador.
    En conclusión, las tres obras que vimos representadas me gustaron, aunque en mayor grado las dos primeras.

  11. hoy a todos, soy una de las actrices q actuó en ese montaje, mas en concreto en “el combate de opalos y tasia” la de la peluca naranja, jejeje. Deciros que muchisimas gracias a todos los q asististeis y muchas gracias por vuestros comentarios. Creo q hablo en nombre de todos mis compañeros de 4º cuando os digo q no sabeis lo q nos emociona ver q un publico joven se interesa por el teatro y q después de ese trabajo tan duro q llevamos a cabo se han dado frutos y a la gente le ha gustado, se ha divertido, se ha emocionado y lo mas importante es q salió satisfecha. Espero q continueis viendo mucho teatro ya q vosotrso sois el futuro. De verdad q muchisimas gracias por habernos dedicado una parte de vuestro tiempo.

  12. En primer lugar, he de decir que esta actividad me ha gustado mucho. Lo cierto es que yo había ido anteriormente muy pocas veces al teatro, en especial, porque no me atraían las obras que se representaban y prefería ir al cine, por ejemplo. Pero desde que acudimos a estas representaciones percibo el teatro de una manera diferente, me llama mucho más la atención.

    Además, he de añadir que los alumnos y alumnas que interpretaron las obras supieron transmitirnos muy bien lo que sentían sus personajes. Por otra parte, me llamó mucho la atención la incorporación de las acotaciones a la interpretación de la obra. En un `principio, me resultó algo extraño y no entendía muy bien lo que estaban diciendo los personajes, pero cuando lo comprendí me pareció un total acierto.

    En cuanto a la valoración de cada una de las obras, lo cierto es que me gustaron las tres (aunque el argumento de la tercera obra me pareció demasiado disparatado), dado que fuimos testigos de una gran calidad interpretativa.

  13. Adoro el teatro y si esta así representado es imposible no adorarlo.

    Cuando fui allí, me encontre con unos actores y actrices ya profesionales que tomaron el papel como trozo de vida y esa caracterización la plasmaron de forma excelente.

    Cada frase, un acierto. Cada movimiento, una seña de los personajes. Sin duda su preparación ha sido practicada a conciencia y los resultados saltan a la vista.

    No sé que me queda por decir que ya no hayan dicho, pero yo personalmente felicito a todo partícipe de las obras porque, sin duda alguna, puedes estar orgullos@ de ello.

  14. La verdad es que cuando iba en el autobús, camino para la escuela de Arte dramático para ver la representación, iba sin interés alguno, ya que las pocas veces que he asistido al teatro no he salido muy contenta con la representación, quizás porque no me interesaban los temas que se trataban en la obra, por lo que no me esperaba que me fuera a sorprender tan gratamente la representación.

    Tengo que dar la enhorabuena a los alumnos de 4º que actuaron fenomenal, pues creo, al igual que mis compañeros, que lo hicieron muy bien para no haber tenido experiencia profesional alguna y poder haberse metido en el papel del personaje, que habrá tenido que costar muchas horas de trabajo ya que la mayoría eran muy difíciles.

    La obra que más me gustó a mi fue â??Combate de Ã?palos y Tasiaâ?, ya que era la mas divertida, quizás porque se asemejaba más al tipo de público que asistimos aquel día. También me gustó mucho la segunda obra, en especial, me gustó la muchacha del columpio. De la primera me hicieron mucha gracia los dos fantoches.

    Me llamó mucho la atención la utilización de las acotaciones que no son normalmente utilizadas en las representaciones teatrales y me parece muy bien que las hayan utilizado, porque nos facilitó la comprensión de la obra.

  15. A mí personalmente me han gustado mucho estas tres obras, cuando era más pequeña fui a varias, pero no disfruté, como lo hice en esta actividad, puesto que, cuando eres más niña, no te das cuenta del trabajazo que hacen los actores y directores, no entiendes la mayoría de los diálogos. Sin duda, volveré a ver más obras de teatro, ya que me he dado cuenta que es algo que me ha gustado muchísimo, sinceramente.

    Aunque la última obra no me gustó mucho, ya que el tema de la obra no me gustaba nada, es algo escandaloso, pero comprendo que esto fue escrito, cuando quitaron la censura y estas obras son las que daban más juego al público, ya que no eran vistas. Los actores, la verdad, la interpretaron muy bien, pero vuelvo a decir que no me gustaba el tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *