¿TIENE FUTURO EL LIBRO IMPRESO?

Se ha inventado un nuevo dispositivo de lectura de libros electrónicos llamado Kindle, que ha comenzado a venderse en Estados Unidos, aunque su expansión no tardará en llegar al resto del mundo. Este aparato mide 18 centímetros de largo por 13 de ancho y pesa 300 gramos. Puede almacenar hasta 200 libros; tiene incorporados diccionarios para consultar el significado de palabras; su iluminación es variable y el tamaño de la letra se pude adaptar al gusto y a la vista del lector. Además, podemos escuchar la voz del autor, ver imágenes que se describen en la novela y, por su puesto, conectarnos a Internet para hacer las consultas que consideremos pertinentes.

Es un espacio de lectura más cercano a los jóvenes, pues la vida de éstos cada día está más ligada a los medios electrónicos. De hecho, en algunos países, la comunicación a través de Internet o por teléfonos móviles, supera a las relaciones personales que se mantienen cara a cara.

No obstante, este nuevo invento no deja de suscitarnos, al menos a los lectores antiguos, algunas dudas: ¿Tiene sus días contados el libro impreso o podrán convivir los dos soportes: el digital y el de papel? ¿Serán necesarias, a partir de ahora, las librerías tradicionales? ¿Cómo serán las nuevas librerías? ¿Estamos todos preparados para Kindle?

A mí personalmente me gustaría que no desapareciera el libro impreso, ese discreto amigo que me acompaña, desde hace tiempo, y que me ha ayudado a conocerme mejor. El tacto suave del papel, el olor de la tinta, el sonido de las hojas al pasarse, forman parte de mí, como la sombra que proyecta mi cuerpo.

40 pensamientos en “¿TIENE FUTURO EL LIBRO IMPRESO?

  1. Yo creo que lo que se aprecia de un libro, a parte de la lectura, es el olor de las hojas de papel amarillento que se nota al pasar página. Por ello, le doy más valor a un libro impreso que a uno digital aunque éste es muy útil para viajes ya que también contiene Internet y diccionario y además, sería de buen uso para atraer a los más jóvenes a la lectura, hecho un tanto delicado ya que se ha podido comprobar que en las cartas a los Reyes Magos había pocos libros, por no decir ninguno, y muchas video consolas, ordenadores y juegos para ambos (a parte de los juguetes de siempre).

  2. Es curiosa, Matías, casi la simultaneidad. Ayer, sábado, Fernando Delgado publicó en El País una proyección entre burlona y sentimental sobre la desaparición del libro impreso:

    Después de leer Las intermitencias de la muerte, de José Saramago, en caso de sentir la inútil tentación de valorar las consecuencias que pueda llegar a tener la desaparición de algo o de alguien, recuerdo siempre el proceso de esa novela y hago una lista de damnificados. Su lectura me permitió calibrar de qué modo la súbita desaparición de la muerte, de la noche a la mañana, dejaba sin empleo lo mismo a los artesanos de ataúdes que a los sepultureros, funerarios, embalsamadores, floristas o curas. Y he tratado ahora de imaginar el amanecer de un día en que el libro desapareciera de repente de la tierra. No creo que a los fabricantes de papel tal acontecimiento les hiciera alguna mella: la gran demanda de sus resmas para otros consumos les permitiría prescindir del negocio del libro tranquilamente. Pero tampoco el medioambiente, al que se supone afectado por la abundancia de malos libros que fomentan la tala de árboles, se vería positivamente involucrado, como sería de esperar, si se tiene en cuenta la cantidad de libros que sus defensores publican sobre el cambio climático sin entrar en mayores remilgos ecológicos. Así que la repentina desaparición de todos los libros de la noche a la mañana en quien podría hallar su primera víctima sería en el lector, si no fuera que un lector que se precie es capaz de leer en la atmósfera y estimular con su imaginación una escritura en el aire. Pero además la escritura y la lectura tienen ya otros soportes electrónicos, lo cual salva al lector y al escritor -legítimos y admirables fetichismos aparte- de cualquier hipotética catástrofe. Cabe incluso la posibilidad de que se consulten entre sí lector y autor y nutran sus respectivas soledades de encontrarse en semejante trance. Salvado el lector, eso sí, habría que preguntarse qué lector: si el deseoso de mundos inventados, el necesitado de ayudas prácticas para la supervivencia o el receptor de propagandas diversas. Y también por sus autores correspondientes, qué autores: si geniales inventores de mundos, maestros de la nada o fundamentalistas dispersos. Más perjudicado en cambio resultaría el crítico literario, que aunque podría seguir ejerciendo en internet tendría que luchar con las respuestas impertinentes en un espacio común y respondón que no sólo nos hace al tiempo autores, lectores y críticos discutibles, sino que desorganiza cualquier canon. Por el destino de los editores, agentes literarios y organizadores de ferias del libro quizá no habría motivo de inquietud en el caso de una radical desaparición del libro: tan activos y capaces de cualquier reciclaje entrarían en seguida en los nuevos sistemas de producción y en la gestión de las fotocopias; renovarían sus fórmulas de relación comercial con los nuevos creadores, de acuerdo con las nuevas tendencias irrefrenables, y organizarían saraos de halloween en los santuarios arqueológicos de las bibliotecas, ya sean nacionales o locales, a las que el ministerio invita ya en sus anuncios con otros atractivos como gancho que compensen el tedio del libro. Los políticos en este caso sólo se verían obligados a reconocer, tal vez con fastidio, la inviabilidad de una dirección general de la cosa desaparecida. En ese hipotético amanecer de un día sin libros a la que imagino desconcertada es a la nueva lectora del metro. Y, por supuesto, al viejo librero solitario. No al controlador del autoservicio de librería de los aeropuertos, al que le sobra trabajo con vender pastillas y rotuladores, sino al que escuchó siempre el rumor de los libros en sus anaqueles y fue un confidente para sus lectores cuando aún éstos no eran simples clientes ni el libro un vulgar producto de almacenaje.

  3. Yo veo muy bien la aparición de libros digitales, sobre todo para la enseñanza, dónde se podrían ahorrar los alumnos el tener que ir cargando con la cartera repleta de libros pudiendo llevar uno solo; es mejor ya que también contiene diccionarios o incluso Internet, lo que facilitaría la enseñanza. Otro motivo en el cual me baso es que con esto se dejaría de talar millones de árboles para hacer los miles de millones de libros impresos que se fabrican en la actualidad.
    Para los que siempre hemos tenido libros, sería algo difícil cambiar del libro impreso al digital, pero a los más jóvenes les daría igual, es más, creo yo que verían al libro impreso como una cosa extraña.
    Yo creo que la lectura, como todo en esta vida, se debe modernizar.

  4. Yo pienso que los libros digitales son un buen invento, pero para casos en los que se tenga que salir de viaje durante bastante tiempo, ya que ocupa muy poco espacio en la maleta. Además son prácticos porque no necesitas coger un diccionario sino que directamente lo miras en el libro digital.

    Pero personalmente prefiero el libro de toda la vida, porque yo cuando tengo ganas de leer, lo asocio a coger un libro y disfrutar de la lectura durante un buen rato, de ir pasando página a página, de disfrutar del olor de los libros viejos y amarillentos….

  5. Me gusta mucho esta iniciativa y, como tal, la apoyo. Lo que me gusta de kindle es su versatilidad, ya que en él puedes almacenar y transportar muchísimos libros. Otro de los pros que le veo a este producto es su herramienta para ajustar la letra ya que en un libro impreso no lo puedes hacer y tienes el doble trabajo, ya que te tienes que ponerte las gafas, de este modo ajustas las letras a tu antojo y ya está, a leer .
    Respecto a si podrían convivir los dos a la vez, yo creo que sí, ya que habrá gente (entre las que me incluyo) que le guste pasar las páginas, oler el olor a tinta , el tacto de las páginas … y habrá otra gente que le guste leer sobre fondo digital ,cosa que no me agrada, puesto que, al leer un libro impreso, su lectura se hace más amena y divertida , ya que, todo es muy natural y, al leer un libro digital, es como si no te atrajese tanto , su soporte electrónico hace que estés forzando la vista y eso es uno de los contras que le veo al kindle.
    En mi opinión, no me gustaría que desapareciese el libro impreso, ya que en él nos podemos alejar del mundo actual , y no es cuestión tampoco de estar pegado a una pantalla porque eso ya lo hacemos todos los días al ver la tele.
    Para finalizar:deberíamos conservar nuestros principios

    FERNANDO G�MEZ AGUILAR 3º ESO B

  6. Yo pienso que el Kindle es un invento fantástico, ya que con él no habría problemas para leer.
    Tiene algunas carasterísticas fascinantes, como lo son: la de almacenar tantos libros, regular la letra para los que no ven bien y la que a mí me parece más interesante, que se pueda conectar a un diccionario a través de internet, de manera que, si estás leyendo alguna novela avanzada y no sabes el significado de una palabra, sencillamente lo buscas.
    Pero ¿Qué pasa con el libro impreso?
    A su favor he de decir que por muy útil que sea el Kindle y la versatilidad que posea, nunca se podrá comparar con el libro impreso. Este te hace ver de manera muy distinta y especial aquello que estás leyendo, e incluso te hace imaginar que lo vives de verdad.
    Hay mucha diferencia de un método a otro, pero yo especialmente prefiero el libro de toda la vida, porque ¿qué hay de esas sensaciones que tienes al leerlo?
    Es algo mágico, como ya han dicho antes, el pasar de las hojas, el olor del papel y ese confort que se siente mientras te introduces en lo que lees, es algo que no es comparable con nada.
    Además, otra pregunta importante que se ha hecho en este blog es la de las librerías, ¿Qué pasaría con ellas?
    No se muy bien que les sucedería, pero supongo que, si el Kindle se convirtiera en algo prioritario, estas desaparecerían, algo que me apena, ya que para mí las librerías son lugares donde se venden sueños.
    En resumen, en mi opinión, he de decir que, aunque el kindle sea una herramienta excepcional para la lectura, nunca podrá hacerle competencia al libro impreso ya que se ha convertido en una parte de nosotros que nunca podremos olvidar.

    FRANCISCO RUTH CENTELLA 3ºB

  7. En mi opinión, el kindle es una forma de acercar la literatura a los más jóvenes e interesados en nuevas tecnologías. Este nuevo dispositivo tiene además muchas ventajas, como pueden ser su capacidad de almacenamiento que nos permite llevar con nosotros, pues es de reducido tamaño y ligero, una gran cantidad de libros, hasta 200. Esto resulta muy útil ya que así, llevándola en el bolso o la mochila, la podemos tener a nuestra disposición en cualquier momento facilitándonos el poder continuar la lectura del libro que estemos leyendo en ese momento en lugares, como una sala de espera o un parque, mientras esperamos a alguien, por ejemplo. Además, al poder almacenar varios, si finalizamos la lectura de un libro y tenemos aún más tiempo, podemos introducirnos en otra historia, otro lugar, otras aventuras y descubrir nuevos mundos, podemos comenzar a leer un nuevo libro.
    Lo expuesto se puede rebatir diciendo que también se puede llevar un libro en un bolso o una mochila, sin embargo, hay muchas personas que no lo llevan. Esto se debe a su temor a que se estropee el libro, pues las páginas pueden doblarse o arrugarse; al tamaño del libro, ya que aunque sea una edición de bolsillo el volumen de alguno de ellos es considerable y ello incurre en el peso del bolso también.
    A pesar de todo esto, las ventajas del kindle y las pequeñas desventajas que puedan tener las ediciones impresas, yo seguiré siendo fiel a los libros impresos. Su olor a nuevo cuando los abres por primera vez y lo que se siente al ver cómo pasan las páginas, cómo te acercas a la mitad, al final, sin saber como concluirá la historia; estas sensaciones son irreemplazables.

  8. Me gusta la idea del Kindle. Se puede llevar a todas partes, como al médico, al trabajo, etc. Poder meter hasta 200 libros en un aparatito tan simple y fácil de manejar, es fascinante, ya que está hecho especialmente para los jóvenes, pero, yo pienso que también podría atraer a los adultos, e incluso a los más pequeños.
    Me imagino que cuando llegue a España, las librerías se habrán modernizado, y llegarás tú ahíâ?¦ â??métame en el Kindle tal libroâ?, estaría bien.
    El Kindle, además de ser un buen invento, es ecológico, ya que en vez de talar muchísimos árboles papel para hacer millones y millones de libros que, en algunos casos, hay gente que no lee, se podría reemplazar por material y hacer Kindles, pienso que esto atraería más a los no lectores.
    Me gusta también porque supongo que tendrá para poner la letra más grande o más pequeña, y además, que el Kindle te leyera el libro que deseas� ¡sería genial!, sobre todo para los ciegos.
    inmaculada bernia garcía 3ºb

  9. Con respecto este nuevo invento, yo pienso que, por una parte, es beneficioso sobre todo para los alumnos, ya que no tendrían que cargar con tanto peso las mochilas, para el viajante al que le gusta leer y que no puede ocupar mucho sitio con libros en la maleta, y seguro que abarataría el coste del libro al poder obtenerlos fácilmente por internet. Pero, por otra parte, perjudica a una figura tan entrañable como el librero que, tarde o temprano, tendría que cerrar, como está pasando con varias tiendas pequeñas de barrio a las que los grandes almacenes han perjudicado, además, este tipo de libro dañaría nuestra vista, porque no es lo mismo leer en un libro que en una pantalla electrónica, por no hablar de la imposibilidad de poder escribir en él anotaciones, resúmenes, esquemas, etc� En definitiva, en mi opinión, no podemos permitir la desaparición de un objeto que forma y debe formar parte de nuestras vidas, el libro.

  10. Desde mi punto de vista, el Kindle es un buen invento.

    Por una parte, supone una adaptación de las nuevas tecnologías a la literatura, además, de que se trata de un dispositivo muy práctico, puesto que, al poder almacenar 200 libres, supone un ahorro de espacio y, quizás, supondrá también un acercamiento de la literatura a los grupos más jóvenes.

    Sin embargo, a mí personalmente no me gustaría que despareciera el libro impreso. Es algo que ha convivido con nosotros desde la antigüedad y forma parte de nuestra cultura y de nuestra identidad. Además, a mí también me gusta el olor de las hojas y, sobre todo, su color amarillento, característico de los libros antiguos, que me hacen preguntarme por cuántas manos diferentes habrá pasado ese libro antes de llegar a mí y cuántas reacciones diferentes habrá provocado, dependiendo de cada persona.

    Aún así, creo que el libro impreso puede convivir con este nuevo formato y que, aunque haya muchos lectores que prefieran esta nueva tecnología, habrá otros muchos que no quieran abandonar el libro tradicional.

  11. El dispositivo de lectura de libros, Kindle, es una demostración más de los avances tecnológicos

    A diferencia de mi opinión,hay que reconocer que este nuevo invento nos ofrece ventajas hasta ahora desconocidas. Estas son:

    _ Su reducido tamaño y su capacidad de almacenamiento.
    _Con él, se evitaría la tala de muchos árboles.
    _Los estudiantes como yo, no tendriamos que cargar con las pesadas carteras llenas de libros.
    _La economía familiar se vería beneficiada, ya que al principio de cada año de colegio no tendrían que desembolsar esa cantidad de dinero en libros de texto.
    _En la actualidad, se hacen las casas más pequeñas, con lo cual se podría disfrutar de 200 libros en un reducido espacio.

    Por otro lado, no me imagino a los antiguos lectores con un Kindle en las manos.

    Como todos, las librerias tendrían que adaptarse a las circunstancias y combinar lo tradicional con lo virtual para sastifacer las necesidades de todos sus clientes y no ver disminuidas sus ventas.

  12. A mi me parece buena idea el Kindle, porque gracias a el, nos meteremos más en el mundo tecnológico, y atraerá a más lectores, ya que es sencillo de manejar y muy práctico. Además es ecológico, porque no será necesario talar árboles para hacer libros y la gente estará más contenta.
    Lo malo es que las bibliotecas cambiarán mucho, porque ya no será necesario tener libros de papel y para comprar alguno será muy sencillo y muy rápido. En conclusión a mi me parece una buena idea el Kindle.

  13. El hecho de que desaparezaca el libro impreso lleva consigo muchos cambios, estamos hablando de los institutos, colegios, bibliotecas, nuestras propias casas… Todo cambia, y lo hemos podido observar a lo largo de la historia. ¿ Para qué coger la máquina de escribir, si tienes el ordenador? ¿ Para qué jugar al trompo, si está la consola ? Son cosas que personalmente pienso, que con el tiempo se pierden, aunque creo que todavía deberán pasar muchos años para que eso suceda. Siempre habrá un rinconcito donde guardemos ese libro impreso que tanto nos conmovió cuando éramos jóvenes. Seguramente nuestros nietos, nos pregunten por qué llevamos cuatro libros encima, si con el Kindle podríamos llevar esos y muchos más, y la verdad es que en un principio no sabría qu decirles, solo darles una «colleja» y decirles que yo con su edad estaba jugando en la calle a las chapas y no todo el día con el ordenador para quitármelo de encima pronto… El libro es algo más ameno, cálido con respecto a una fria pantalla, algo que te espera en la mesita de noche para disfrutar de una lectura en la que podrás ser mil personalidades.
    Pero los tiempos cambian, todos y todo cambia…

  14. A mi me parece bien que hayan inventado ese tipo de aparato, porque, así, te puedes llevar a la calle todos los libros que te gustan, al menos puedes tenerlos ahí metidos y leerlos cuando quieras. Creo que Kindle ha hecho un gran invento , el cuál se verá en todas las casas (o eso creo). ^.^

  15. Yo creo que estaria muy bien porque pesa poco y es muy manejable y no ocupa espacio, tambien puedes buscar palabras en el diccionario, por ejemplo si te vas de viaje y quieres leer no te vas a llevar el diccionario ya que ocupa espacio. Por otra parte no ma gustaria que los libros desaparecieran.

  16. Yo pienso que Kindle tendrá muchas ventajas, como la de no tener que soportar kilos de peso en una mochila . Ahorra mucho espacio y, a largo plazo, seria un ahorro económico importante, porque todos los años compramos libros y nos gastamos mucho dinero.
    Tampoco nos haria falta un cuaderno, si tuviera una pantalla táctil, podríamos hacer las actividades por el Kindle.
    Pero tendría unas desventajas , la mas importante es la de la vista, nos haria daño a los ojos.
    Pienso que deberían sacar uno adaptado para los estudiantes.

  17. Yo considero que este nuevo invento sí que suscitará varias preguntas con respecto a qué pasará con los libros tradicionales; pero al mismo tiempo, también nos ayudará a darnos cuenta de que, cada vez con mayor rapidez, las nuevas tecnologías acaban por sustituir, de algún modo, nuestra forma de vida tradicional.

    En mi opinión, el kindle sería un buen método para reducir de una manera considerable, la tala de árboles, y por consiguiente, ayudaría al medio ambiente, lo que sería totalmente favorable para nosotros.

    Eso sí, desde un punto de vista más optimista, tanto los libros materiales, como los «electrónicos», podrían ir parejos, es decir, que permanezcan los «antiguos» pero que también dejen paso a las nuevas propuestas actuales, como es el caso del kindle.

  18. Este debate es muy interesante, porque debatimos sobre la actualidad: lo moderno contra lo «antiguo» y tradicional.
    A mí personalmente no me gustaría que desapareciera el libro impreso por el simple hecho de que éste es más acogedor, si así cabe decirlo; para mí el libro impreso es como un mundo donde te puedes evadir y, aunque yo sea joven y me gusten las nuevas tecnologías, el libro impreso es algo que aún y hasta que llegue a España el Kindle, vamos a tener en nuestras manos, es como recordar todos esos momentos y ratos que has pasado delante del libro riendo y llorando con las alegrías y penas de las historias. El Kindle lo veo como más frío, más distante, ya que un libro se amolda a como tú lo cojas, las hojas finas…, no se podría vivir con el Kindle. Además, volvemos a lo mismo de siempre: un libro nunca se te va a romper, si lo mojas lo secas y ya está, no le hacen falta pilas, sin embargo, al Kindle le hacen falta pilas, como lo mojes…se rompe, la pantalla del ordenador daña la vista…y, como estos, mil de inconvenientes.
    Por otra parte, como ventaja es que a aquellas personas que les guste mucho la lectura no se van a tener que llevar montañas de libros para leer, sino que con un disco duro van a tener para 3 años, e incluso, si ya lo han inventado y sacado al mercado, seguro que el día de mañana los jóvenes escolares, en vez de llevar libros, llevaran el Kindle, ya que tantos nos quejamos del peso de las carteras.
    En fin, creo que el Kindle llegará, como todo, y será un éxito, pero el libro impreso es ya una tradición, no creo q desaparezca.

  19. -En mi opinión el invento de los libros digitales es un gran avance ya que se le permite a una persona llevar una gran cantidad de libro solucionando el problema del espacio y el peso, además en el caso de la enseñanza se ahorraría una gran cantidad de papel lo que seria un gran alivio para un tema tan de moda, como es el calentamiento global. También el que los alumnos solamente deberían asistir a clase con una pizarra digital en la cual estarían almacenados los libros de textos; pero también pienso que el libro impreso es fundamental, ya que para mÍ es muy gratificante poder leer un libro durante horas, mientras estoy sentado, sin que esto sea un problema para mi visión, como lo podría ser el leer un libro en una pantalla.

  20. A mí personalmente, me parece una fabulosa idea, porque, en la actualidad, la lectura entre los jóvenes está desapareciendo, con esto, sería una buena iniciativa para atraernos hacia ella, además, sería mucho más ecológico para el medio ambiente, no tendrían que talar tantos árboles ,y no sólo sería bueno para el medio ambiente, sino también para nuestra salud, las carteras tan pesadas que tenemos que llevar a diario cargándolas en nuestras espaldas…

    Con este aparato llamado «kindle», mientras estuviésemos realizando las actividades, si por ejemplo, no sabemos el significado de una palabra, pues la podemos buscar casi instantáneamente con el acceso a internet, no nos tendremos que parar a buscarla en el diccionario ni nada de eso, podremos prescindir hasta de los cuadernos, escribiendo en el «kindle» con un lápiz táctil. Nos lo podríamos llevar a todos lados, pues su poco espacio que ocupa (dieciocho cm de largo por trece de ancho) y su escaso peso (apenas trescientos gramos) hace que lo podamos meter casi en cualquier sitio.

    También tiene un inconveniente, que nos afectaría bastante a la vista, al fin y al cabo, estaríamos todo el día pegados a una pantalla, eso lo tendrían que mejorar, poner algo para que no dañase tanto la vista…

    En conclusión, es muy bueno para el medio ambiente, pues hace que no se talen tantos árboles para hacer el papel, que bastante falta nos hace con los problemas que hay ahora con la capa de ozono…
    En el futuro, con suerte serán nuestros hijos, los que podrán disfrutar de estas tecnologías mucho mas ecológicas y buenas para nuestras espaldas, que la tenemos ya de tanta cartera…

    Ojalá llegue pronto a nuestro país.

    Iván Fernández Gallardo 3ºd

  21. Una muy buena herramienta para la lectura y aprendizaje de los jóvenes, o para el disfrute de cualquiera que quiera leer un libro. La tecnología esta avanzando mucho, y ahora ha llegado hasta los libros, pero no creo, que la aparición en el mercado de esta herramienta haga desaparecer al libro tradicional, ni al periódico, convivirán simultáneamente los dos en un futuro no muy lejano, y cada uno será libre de escoger el formato que mejor se le adapte.

  22. Creo que si tiene futuro puesto que es muy practico porque puedes llevar muchos libros en un kit de 18 centimetros.Lo malo es que se rompe la pantalla y eso,pero me gusta porque ayuda a reducir la tala de arboles.Seria de gran ayuda para el estudio,considero que es una gran idea.

  23. Mi opinión personal es que me parece que llevar 200 libros en un aparato mas pequeño que un libro de texto es un buen invento porque asi se ahorra papel, puedes consultar el diccionario y el internet y no tienes que llevar tanto libro en una cartera que pesa un montón. Ademas te ahorras muchísimo en libros, cuadernos, lápices, ecétera. Y ademas te puedes leer un libro en el recreo.

  24. mi opinion es que me parece genial porque podrias llevar 200 libros en tu bolsillo.Ademas ahorrarias un monton de dinero en vez gastarlo en libros de texto,diccionarios,lapices,etc.Tambien podrias llevartelo de viaje,en le recreo.

  25. Según mi punto de vista, aquí se está debatiendo sobre los avances tecnológicos de la actualidad y los aspectos tradicionales de toda la vida.
    Yo pienso que este invento haría desaparecer muchas cosas que han existido a lo largo de nuestra vida, ya que desaparecerían todo tipo de libros: de lectura, diccionarios, libros de texto… . El Kindle tendría algunos beneficios:

    – Por un lado, relacionado con nuestra naturaleza y ambiente;la tala de árboles se reduciría, puesto que los libros impresos irán desapareciendo , lo que será beneficioso para todos en cojunto.
    -Por otro lado, con respecto a nosotros; ya que no tendríamos que traer tantos libros en la cartera y no nos perjudicaría en la espalda.

    Pero, pese a todos estos aspectos positivos que nos proporciona el Kindle, no me parecería justo que por estos nuevos avances tecnológicos, desapareciera el libro tradicional, ya que para leer y disfrutar de una lectura es el mejor; después de tantos años utilizado.

  26. En mi opinión, este nuevo invento es muy útil, si lo deseas, puedes llevarte en un aparatito hasta 200 libros y consultar los diccionarios, incluso conectarse a internet, tiene bastante funciones que son muy útiles. Respecto al libro impreso, yo pienso que siempre será un clásico y que nunca desaparecerá debido a los siglos que lleva utilizándose; me imagino que las librerías necesitarán cambiar considerablemente, tendrán que â??actualizarseâ? para hacer frente a la posible demanda del producto. Si miras las ventajas y los inconvenientes, puede que a primera vista el â??Kindleâ? tenga mas ventajas que el libro impreso, aunque el libro siempre será una opción aceptable, ya que nunca ha dado demasiados problemas, y puede que a más gente les guste más comprar el periódico por las mañanas y leerlo, mientras desayuna, que encender el aparatito y mirarlo ahí. También puedes fijarte en las ventajas ecológicas ya que los libros están hechos de papel que a su vez está hecho de árboles, mientras que en el Kindle no tienen por qué consumirse más papel. EstoS son varios puntos a su favor, ya que cada vez estamos mÁs preocupados e informados de los problemas de nuestro planeta. Aun así, puede que aún no estemos preparados, porque, aunque a mí me parece un objeto muy útil que en un futuro muy cercano puede que se use en todas partes, aún queda gente clásica (como nuestro querido profesor) que sigue sintiendo algo por nuestro pequeño amigo el libro impreso.

  27. Espero que el dispositivo de lectura de libros, Kindle, no sustituya jamás al libro tradicional , para mí el hecho de tener entre mis manos la pasta de un libro, pasar sus hojas, sentir el tacto, oler cada una de sus páginas e incluso la tinta con el que está escrito es un verdadero placer. No me imagino una vida en la que todos traicionasen aquellos libros con los que nos hemos criado para refugiarse en las nuevas tecnologías. Admito que los dispositivos de lectura, Kindle, son muy útiles y tienen muchas ventajas, pero la lectura sería mas fría, es decir, entre la historia y nosotros, entre cada palabra, cada frase…, habría una pantalla midiendo las distancias. A diferencia de un libro tradicional, en el que entre la historia y nosotros solo una fina masa de aire nos separa. Y el placer de sentirte tan cerca de una situación tan lejana, no lo puede sustituir nadie ni nada.

  28. El libro electrónico es inevitable y anhelado por muchas personas que ya no tendrán problemas a la hora de transportar los libros y podrán llevarlos a todas partes.

    Kindle es una excelente idea para cautivar a nuevos lectores, sobre todo, a los más jóvenes que tengan un poco olvidada la costumbre de leer, ya que las nuevas tecnologías siempre llaman más la atención. No obstante, creo que tienen que pasar décadas hasta que el libro electrónico consiga reemplazar al impreso, porque los lectores antiguos, que hasta ahora disfrutaban de los libros, no sustituirán tan fácilmente esos pequeños tesoros que tantas veces le han hecho sentir tan bien.

    Por otra parte, las librerías tendrán que adaptarse a lo que venga, al igual que, por ejemplo, las tiendas de fotos se adaptaron a las nuevas tecnologías cuando aparecieron las cámaras digitales.

  29. Es un buen invento para los jóvenes de hoy en día, puesto que de esta manera se les incita a probar inventos nuevos y, en este caso, a leer libros. Para el buen lector que le gusten los libros, como es tu caso, Matías, esto, la verdad, es que no es de muy buen gusto, pero es una manera muy cómoda, ya que no tienes que recurrir a diccionarios para buscar palabras que no conozcas, o tener que llevar encima tres o cuatros libros, sino que los tienes todos en uno.
    Veo probable que, si esta técnica llega a nuestro país, las librerías no desaparecían por el tema de que venden otro tipo de cosas como son: lápices, cuadernos� pero si habría una disminución en venta de libros.
    Para mi gusto, veo mucho mas cómodo los libros electrónicos, pero pienso también que del gusto de tocar las paginas con las manos, a muchos lectores les costará olvidarse y tendrán que adaptarse a estos nuevos.

  30. A pesar de que pienso que el libro impreso acabará desapareciendo, personalmente, y aunque no sea lector habitual, no me gustaría que esto ocurriera, puesto que es algo que nos ha acompañado a todos desde hace cientos de años, y creo que no es algo que haya que cambiar de cómo es ahora, ya que estaríamos eliminado algo que ha sido el gran compañero de muchas de las personas más importantes que han pisado nuestro planeta, en definitiva, pienso que estaríamos eliminando una parte de nosotros.

    Solo nosotros podemos hacer que esto no ocurra, siguiendo comprando libros impresos y no siendo absorbidos por la digitalización a la que estamos siendo sometidos, porque ¿qué será lo próximo?

  31. Pues, mi primera impresión sobre el Kindle ha sido, sin duda alguna, sorprendente.
    Para mí los libros diditales van a servirnos de mucha ayuda, a la hora de marcharnos de vacaciones y no tener que llevar a cuestas cinco o seis libros sino que, teniendo un Kindle en nuestras manos, podremos almacenar todos estos libros en un aparato digital.

    Después de este invento, no creo que desaparezca el libro impreso, porque también habrá gente, sobre todo los más antiguos de la lectura, que quieran respetar la tradición y escuchar el sonido al pasar de página.

    Lo que si parece más claro, conforme avanza el dia a dia en nuestras vidas, es que la tecnología está inundando nuestras vidas para bien, ya que los nuevos inventos nos favorecen a la hora de mayor comodidad y rapidez.

  32. Yo creo, aunque este nuevo invento sea más eficiente y, seguramente, más vendido, que el libro de toda la vida seguirá siendo muy comprado, sobre todo, por los más férreos amantes de la lectura clásica que evitarán su completa desaparición del mercado.

    Hay que reconocer las grandes ventajas que kindle nos proporciona con respecto al libro impreso clásico. Este nuevo sistema de lectura nos ahorra una gran cantidad de espacio, ya que ocupa más o menos como un libro y tiene la capacidad de almacenar unos doscientos de ellos (además de Internet). Todo ello sin contar con el ahorro económico que puede suponer para nuestros bolsillos.

    Sin embargo, hay que reconocer el encanto que a nuestros sentidos proporciona la textura y el olor del papel impregnado en tinta y que nos hace viajar a otro lugar o a otra época con tan solo el libro como billete de transporte.

    Yo, por lo tanto, soy partidario de recibir con los brazos abiertos la llegada de nuevas tecnologías que hagan más cómodos algunos aspectos de nuestra vida siempre y cuando respeten la verdadera esencia de aquello que durante siglos ha sido nuestra mayor fuente de información y de entretenimiento formando parte de nosotros y de nuestra cultura.

  33. Bonito invento, sí, muy bonito.

    ¿Pero es tan bonito como parece?
    Veamos, si, es muy útil, ligero y a largo plazo también es barato.
    Sus inconvenientes reales son… las baterías, pero eso no supone un gran problema.
    ¿Entonces por qué le estoy poniendo esta forma a este comentario?

    Por el rechazo que supone usar uno de estos.

    Si, hay rechazo.
    En primer lugar debido a su costo inicial, que puede parecer elevado.
    En segundo lugar, por el manejo, no tanto del aparato, sino también de la biblioteca virtual donde comprar los libros (que siguen teniendo precio). La mayoría de la población no esta habituada a esto.
    En tercer lugar, este producto no se ve en las tiendas de electrodomésticos habitualmente, un punto en contra para su difusión.
    Y por ultimo se encuentran esas personas que aún tienen una animadversión a las tecnologías informáticas. Estas personas ya ni tocan el PC por muy ventajoso que sea (escribo esto porque… es evidente que ninguna de estas personas leen esto), con esto no las estoy ni insultando ni rechazando pero… se pierden mucho de este mundo en el que vivimos.

    Es una pena que por algunas razones este tipo de inventos no se popularice.
    Por mi parte, los uso a menudo y a ver si en un futuro se hace popular.

  34. Hoy en dia el libro impreso es una herramienta de gran necesidad en nuestra sociedad, significa una fuente de saber y no solo eso sino que tambien nos ha servido para evolucionar, es uno de los mejores inventos del ser humano. El libro impreso ha significado mucho en el pasado y lo significa hoy en dia, pero como todas las cosas, se tiene que renovar y por ello en unos años el libro impreso dejara sitio al libro digital. El libro digital es una evolución del libro que tarde o temprano tendrá que llegar y no hay que tomarlo como algo malo, todo lo contrario, el libro digital ofrecerá multitud de beneficios para quien los utilice. El libro impreso quedara ten solo en museos al lado de, por ejemplo, la máquina de escribir, otro gran invento que ha dejado su lugar al ordenador, el cambio del libro impreso por el digital tiene que ocurrir como ocurió con la máquina de escribir ya que tienen una gran relación el libro impreso con la máquina de escribir y el libro digital con el ordenador. Para mí el libro impreso no tiene futuro en nuestra sociedad, una sociedad en contínuo cambio.

  35. Yo pienso que lo bonito es tener el libro y poderlo conservar,y poder leerlo cada vez que te apetezca. Aunque también es interesante poder tener tantos libros en sólo una especie de agenda electrónica , aparte es una gran ventaja , ya que no necesitas tanto espacio para guardar los bros. Muchas veces se intercambian los libros entre amigos para poder leer los que no tienes y te interesan , que es lo que hago yo con unas amigas ,pero ¿cómo vas a fiarte de prestar la agenda esa con lo cara que debe de costar?Yo prefiero los libros impresos antes que los digitales

  36. Desde mi punto de vista, esto del libro electrónico me parece un gran invento, ya que favorecería, por ejemplo, la reducción de la tala de árboles, la reducción del peso de las carteras de los estudiantes, la forma de estudio, el aumento de la lectura en los jóvenesâ?¦Si lo piensas bien, aunque echásemos de menos los libros impresos por su olor a tinta, sus amarillentas páginas, el tacto de sus hojas, etc., el libro electrónico permitiría acoger centenares de libros en tan solo un dispositivo que equivale en peso y tamaño a un solo libro, incluyendo diccionario para buscar las palabras que desconozcas (que suelen ser muchas), imágenes descriptivas de la novela, internetâ?¦. ¡esto es un lujo!….

    En conclusión, si es verdad que este dispositivo está en Estados Unidos y que llegará pronto a nuestro país, para mí los libros impresos no van a desaparecer totalmente, pero sí creo que la demanda de este nuevo dispositivo de lectura va a superar a la de los libros impresos.

  37. Pingback: TICágora » Ciberlibros

  38. La vida evoluciona y hay que adaptarse a los cambios que ésta conlleva. Las nuevas tecnologías nos invaden y hacen más fácil nuestra vida. Con la llegada de internet a nuestras casas, podemos leer la versión digital de los periódicos…¿por eso no se compran ya periódicos? no, porque nos gusta tocar el papel, olerlo, pasar las páginas…en conclusión, el encanto q reside en el formato de papel . Lo mismo ocurrirá con el Kindle. No creo q usurpe el lugar de los libros y sí será beneficioso para fomentar la lectura entre los jóvenes

  39. Yo, sinceramente, he de declararme fanático de la tecnología y, por eso, no me pilla de sorpresa esta entrada, pero eso no quita que sea, como tú, Matías, que no quiera que desaparezcan los libros impresos de toda la vida.

    Por una parte, veo perfecto lo de los libros electrónicos por lo que se caracteriza normalmente la tecnología: sería más cómodo leer, más ameno; te permitiría leer numerosos libros cuando realizas un viaje, sin tener que cargar con varios; podrías leer sin necesidad de luz, lo cual es fantástico para aquellos que son como yo, que leen por la noche; disminuiría el uso de gafas… Está claro que tiene numerosas ventajas, entre las que más destacaría es que dejarían de talarse tantos árboles para fabricar papel.

    Por otra parte, sin embargo, desearía que no desapareciesen los libros impresos, porque sería el fin para muchas personas. Me refiero con ello a las empresas encargadas de hacer los libros, a los medios de transporte encargados de distribuirlos… ya que todos forman una cadena, de la cual si quitas el eslabón primero que serían quienes hacen, es decir, fabrican nuestros queridos libros, desaparecen los que les siguen, entre los cuales también estarían las librerías o las bibliotecas. Ya los libros serian descargados de Internet y existirían solo bibliotecas virtuales. El autor del libro no sufriría cambios, aunque se vería quizás beneficiado por el hecho de ser un libro virtual y encontrarse en una sociedad con bastante tecnología, o quizás no beneficiado por las descargas ilegales. Y también, habría algunos puestos de trabajo, para informáticos, encargados de poner los libros en internet, elaborarlos, decorarlos, etc.

    También he decir que esto se venía viendo desde que los libros impresos se veían en internet para poder leerlos en tu ordenador o en tu móvil por ejemplo. Además, me gustaría decir que existe otra modalidad de libros que son los llamados Audiolibros, que suelen ser exclusivos para los iPods, lo cuales, como su nombre nos dice, son libros que “leemos escuchando”. Una página web de interés sería: http://www.leerescuchando.net/

    Finalmente, me queda decir que nunca deben desaparecer los libros impresos por muchas ventajas que tengan los electrónicos, porque los impresos siempre nos dejan una huella, siempre tienen un olor, un algo especial que es lo que nos llena de ellos, aparte de su contenido. Siempre es bonito ver una estantería de libros, que has leído, que con el paso del tiempo se ponen sus hojas amarillentas, y que puedes volver a cogerlos y vivir la experiencia de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *