EL RESPETO

 

Si tecleamos en Internet la palabra “respeto” salen, aproximadamente, 81 millones de resultados. El primero pertenece a la Wikipedia, donde se puede leer que el respeto “consiste en saber valorar los intereses y necesidades de otro individuo en una reunión”.

Esta definición implica el reconocimiento del valor de una persona. Por ejemplo, si un alumno habla continuamente con el compañero, mientras el profesor explica, no está reconociendo el valor de éste. Tampoco lo hace, si adopta una actitud física inadecuada, como apoyar el respaldo de la silla en la pared o estirar las piernas por el pasillo, como si estuviera en un salón del oeste americano, o si no puede contener la risa, porque la exposición del profesor le parece la cosa más divertida del mundo.

Pero, en una clase, no sólo se debe reconocer el valor del profesor, sino también el de los compañeros. Por ejemplo, si un alumno reacciona groseramente, cuando un compañero suyo actúa de manera distinta a él, le está faltando al respeto, aunque no le insulte directamente.

A veces, se olvida que el instituto es la casa común de todos, como un microplaneta Tierra, un laboratorio en el que los alumnos aprenden y experimentan lo que luego, en la vida, llevarán a la práctica. En este laboratorio, se pueden crear dinámicas de respeto a las personas y al entorno, y fomentar hábitos y actitudes cívicas, que les permitan vivir en sociedad. Pero también se puede avivar la intolerancia, cuando no se le reconoce a cada uno su derecho a ser como es. Que alguien tenga un defecto, o lo que nosotros entendemos como un defecto, no lo condena como persona.

Dice Mario Benedetti en un poema que “El odio viene y va y regresa… / Viene y se vuelve y arremete / y es un cuchillo de silencio / que lentamente me desgarra / como un sollozo / como un ciego”. 

También la falta de respeto viene y va y regresa, y es un cuchillo, pero no de silencio, sino de ruido, un ruido que de repente nos desgarra por dentro, porque no nos identificamos con él, pero intimida a los demás.  

Tengamos respeto, incluso a los que nos falten al respeto.

37 thoughts on “EL RESPETO

  1. Quizá este sea un comentario más ácido que de costumbre, pero no puedo callarme al ver esto.

    Me resulta muy irónico ver una entrada dedicada al respeto, en el blog de un instituto que permite nombres ofensivos en los equipos de una liga interna de fútbol. ¿Los penes fatimeros? ¿The fuckers? Tal y como cierta profesora dijo, parece más propio de una liga carcelaria que de un instituto de educación secundaria.

    Lo siento, Matías, pero me parece un desatino y un error enorme (esto y tantas otras cosas dentro de la política del centro que dejan mucho, pero muchísimo que desear…).

  2. Enrique, tienes razón en lo inapropiado de algunos nombres de equipos de la liga interna de fútbol-sala y, de hecho, ya se les ha indicado a los alumnos que los integran que los cambien. Ha sido un desliz, que no desmerece la “política del centro”, como tú la llamas. Creo que, en general, la convivencia dentro del mismo, se basa en el respeto a las personas, y desde el equipo directivo se hace lo posible por mejorarla cada día. Lo que ocurre es que somos muchos los que trabajamos o estudiamos en el centro y es relativamente fácil que, en ocasiones, puedan suceder estas cosas.

    En cualquier caso, como organizador de la liga interna, os pido disculpas a quienes os hayáis sentido ofendidos.

  3. ¡Disculpas aceptadas!

    Es cierto eso, somos demasiados y a veces no se puede prestar toda la atención deseada a más de un tema, pero precisamente por eso deberíamos de tratar de solucionar esos posibles huecos en un momento dado. En muchos institutos (tanto de España como del extranjero), se insta a los alumnos a organizar gran parte de las actividades del centro (sin ir más lejos, el año pasado, como parte de la asignatura de E.F., los alumnos de 1º de Bachillerato organizaron un torneo de bádminton y otro de ping-pong).

    Es evidente que no todo puede correr a cuenta de alumnos (con o sin colaboración de profesores), y que siempre habría de haber un profesor a cargo que de su visto bueno al proyecto y lo vaya sobresiguiendo, pero quizá apostar por esto descongestionase un poco este overbooking que tenemos en el centro.

    Con respecto a otras cosas de las que hablaba, no tienen gran relación con el incidente de los equipos; pero me gustaría comentártelas en privado ya que creo podrían cambiar y con ello mejorar la situación de todos.

    De nuevo, gracias por tomar las medidas oportunas, Matías ;)

  4. Vaya, en mitad de una noche cualquiera en la que solo se escucha mi teclado escribiendo velozmente para que vaya engrosando la investigación de turno que tenga entre manos me echo un descansito y regreso una vez mas por estos derroteros de Internet. He estado echándole un ojo al blog y le he dejado un rinconcito en mis marcadores, a ver si me reengancho tras 4 años de desaparecer del centro. Es mas, he estado ojeando entradas antigüillas y he tenido la tentación de escribir más comentarios, pero no me ha terminado de convencer el resucitar entradas de tanto tiempo, así que igual aprovecho para comentar esta que también me tiene mucho interés y ya en el futuro no me perderé las oportunidades de dejar algún parrafito.

    Tras haber estado una temporadita mojado de lleno en sociología (aunque no es mi formación académica formal en la universidad) me llama la atención el punto donde se señala unas señales muy determinadas como una falta de respeto.
    Efectivamente, en ese contexto determinado es muy probable que signifiquen una falta al respeto e incluso algunos llamarían a esto un desprecio de la dignidad pero me voy a permitir el lujo de extrapolar un poquito a situaciones con diferencias no muy lejanas.
    Concretamente me gustaría hablar del acto de la risa ante una figura de autoridad porque paradójicamente y choca usualmente a la atención puede ser precisamente el símbolo de un fuerte respeto por esa figura de autoridad. Esto no es visible de forma nítida pero podría explicarse con palabras sencillas en la situación en la que un líder de equipo cuyos miembros tenga una percepción diferente del líder de la que es optima y este se da cuenta, adoptando como medida un intento de relajación del equipo y ofreciendo una imagen mas desenfadada que aunque parezca difícil de creer es hasta necesario en algunos casos. Ahí podría entrar el acto de la risa como una muestra de respeto, de cumplir con lo que el líder necesita para el equipo aunque por supuesto entran en juego otros muchos términos mucho más identificables en ese tipo de supuesto y todo esto no lo estoy alejando de la cultura occidental en la que se encuentra este territorio. En definitiva, el respeto se otorga y se demuestra, pero de muy diversas maneras no solo a lo largo de las situaciones, sino del contexto de esas situaciones.

    Por supuesto no es una justificación para un mal comportamiento en el aula, ni mucho menos. La figura del profesor es siempre interesante pero es algo palpable una pérdida como figura respetable por la sociedad. La discusión es bien larga y se podrían tratar puntos como si era exceso de autoridad en el pasado, si es un desfase generacional, si el deterioro de la imagen es por una disminución cualitativa del sistema de enseñanza o una menor competencia del profesorado, si es por influencia familiar esta depreciación del oficio u otras muchísimas variables a poner sobre la mesa pero me temo que ese es otro tema que se sale ya un poco de este tablero de juego y las horas además no acompañan para montar una monografía pero no deja de ser otro tema interesante que seria mas llevadero aun de ser una discusión y no un simple estudio individual.

    En cualquier caso, todo un placer reencontrarme con el blog. Un cordial saludo de su antiguo (y aun orgulloso) alumno Israel.

  5. Me alegra saber de ti, Israel. Por lo que veo, sigues tan inquieto, culturalmente hablando, como siempre. Lo que dices de la risa, como una manifestación de respeto hacia la autoridad, es una forma diferente de acercarse a este acto, que seguro interesará a mis alumnos. Ya les has dado un argumento para justificarla y a mí un motivo para reflexionar con ellos. Gracias.

  6. Una vez pasado el enfado que han causado en algunas personas los nombres de los equipos de fútbol (poco originales añadiría yo) de nuestro centro, y aceptadas las disculpas, puede ser el momento de un debate más calmado y respetuoso. Como bien dice Matías el respeto “viene, va y regresa…” Mantengamos la calma y no afilemos nuestros cuchillos.
    Deberíamos preguntarnos por qué se utiliza determinado lenguaje, por qué nos resulta tan ofensivo y dónde pueden estar las causas. Empecemos por ahí y podremos avanzar a debatir con un poco de seriedad y sin exabruptos sobre la labor educativa en los centros.

  7. Antes de nada (y de empezar con el debate), me gustaría pedir disculpas por mi anterior comentario (el primero, en esta entrada). Reconozco haber exagerado, ya que, pese a que hay cosas mejorables dentro de la política del centro, se hace mucho y bien hecho. En ningún momento quería, por supuesto, infravalorar o sencillamente despreciar ese esfuerzo.

    Ahora, entrando al asunto que propone Antonio. Es cierto que en determinadas edades se produce un aumento del llamado lenguaje vulgar o incluso soez. ¿Es problema de la educación? No, realmente lo dudo. Hay casos por supuesto, los que menos, en los que hay una evidente falta de educación por parte de los padres.

    Sin embargo, habría que analizar bien lo que trae el cambio del colegio al instituto. Pasamos de un ambiente familiar y tranquilizador al primer “gran charco” de la vida. Y con gran charco, me refiero a un nivel socializador real, donde todo parece más mundano y más amenazador… Y sobre todo, más libre. De esa libertad que se experimenta, para reafirmarla, se producen estos casos de lenguaje poco aceptable o desagradable, a modo de estandarte.

    Es significativo el descenso de su uso gradualmente con la edad, hasta llegar a niveles de bachiller o universidad en los que su uso, como en el colegio, vuelve a estar penalizado, si bien esta vez se trata de una penalización social, y no reglada ni seguida por el maestro.

    ¿A dónde cabría ir a parar? Al tipo de educación (vaya, al final sí que el problema era de la educación) que llevamos. No se trata de un sistema o de otro, de enseñar educación para la ciudadanía o ética ciudadana. Se trata de la concepción del aprendizaje, tanto humano como técnico, y es aquí donde desgraciadamente continuamos fallando (pero podemos decir que vamos en buen camino). No se trata de aprender una tabla de multiplicar para aprobar un examen, sino para saber más. ¿Y por qué? Porque el conocimiento es necesario. Tampoco hay que ceder el asiento en un autobús porque lo marcan las reglas sociales, sino porque sencillamente, hay gente que lo necesita.

    Y todo esto nos lleva entonces a la pregunta ¿sabemos realmente para qué estamos recibiendo clases? Muchos lo tienen claro, otros no tanto. Y desgraciadamente, los hay que creen se trata de una imposición injusta.

  8. La rebeldía es algo propio de la adolescencia, una etapa de transición entre la niñez y el periodo adulto, en la que los jóvenes dejan atrás determinados comportamientos infantiles y poco a poco van asimilando la conducta de los adultos. Manifestaciones de esta rebeldía son: las contestaciones abruptas, las salidos de tono, los enfrentamientos con los padres y profesores, e incluso los comportamientos groseros.

    Por esta razón, pienso que la estancia en el instituto es un periodo ideal para adquirir buenos hábitos, que permitan a nuestros alumnos madurar e integrarse en la sociedad, como ciudadanos responsables y tolerantes.

    ¿Cómo podemos los profesores contribuir a la adquisición de estos buenos hábitos, especialmente, por parte de los alumnos disruptivos? Sin duda, mediante el diálogo y la comprensión, que no la justificación, de sus conductas inadecuadas, pues estas, con frecuencia, se deben a la obligatoriedad de la enseñanza secundaria. Estos alumnos desearían abandonar el sistema educativo y la imposibilidad de hacerlo les genera agresividad hacia el profesor y, a veces, también hacia los compañeros.

    Pero conviene no olvidar que la enseñanza secundaria obligatoria es un logro social bueno en sí mismo, porque pretende que todos los jóvenes adquieran una formación básica y desarrollen unos hábitos y actitudes que los haga más sociables, tolerantes y críticos. Además, esta enseñanza obligatoria a quien más beneficia es a las familias más desfavorecidas y con menos nivel cultural.

  9. En verdad, esta entrada es bastante significativa y muy importante. Ya que sin respeto no vamos a ninguna parte.
    El respeto es un contenido en el que se necesita ser bien educado mediante la enseñanza. Hace unos años… Todos estuvimos en un Colegio donde nos enseñaron a ser educados, a tenernos respeto los unos con los otros. Ahora nos encontramos en un Instituto de Enseñanza Secundaria, donde nos recuerdan en todo momento, lo que es… el “Respeto”.
    Imaginemos que estamos en nuestra oficina, trabajando… Y realizamos los actos que hacemos en el aula; (*-Hablar continuamente con otra persona, mientras tu jefe te explica algo o simplemente te está hablando. *-Apoyando el respaldo de la silla en la pared o estirar las piernas por el pasillo, para estar mucho más cómodo como si estuviera en el salón de mi casa, o si no puede contener la risa, por cada vez que tu jefe habla. Vamos…, me parece la cosa más divertida del mundo).
    ¿Qué crees que nos diría nuestro jefe? Que no tenemos ni pizca de educación, ni respeto hacia las personas, y por supuesto que con ese comportamiento, y esa educación, no llegamos a ninguna parte, así que despedido.
    Con esto quiero decir, que con ningún mínimo de respeto y educación, nunca podríamos estar rodeado de personas, ya que esas personas merecen un respeto, igual que nosotros merecemos un respeto de ellos.
    Tengamos respeto los unos con los otros, y más con aquellas personas, que nos dan una enseñanza, que están ahí para explicar, para que podamos aprender mucho más, porque, si no tenemos respeto, nunca, nunca vamos a poder aprender y vamos a ser siempre unos analfabetos por culpa de no poner un poco de nuestra parte, y tener respeto hacia toda la gente que nos rodea. “Sin respeto no vamos a ningún lugar”.

  10. El respeto es una palabra con un simple significado, pero a veces es dificil actuar tal y como expresa su significado con las personas que nos rodean.

    Para una buena convivencia es lo mas importante que existe, ya que sin un mínimo de respeto no vamos a niguna parte. Hay muchas formas de respetar a la gente, en su opinion, en su cultura, en su forma de pensar y actuar, a las personas mayores… Esto a muchas personas les da igual, solo miran por ellos, a esto se le llama una persona egocentrica.

    Esta intervención la hacemos por aquel dia en clase en el que una compañera le dijo una palabra despectiva hacia otro compañero, sin motivo, por lo que al profesor le llamó la atencion y a todos los compañeros, ya que no lo esperabamos.

    Deberiamos respetarnos los unos a los otros en clase, contando a alumnos y a profesores, no hablar con el compañero, no comer chicle, llegar puntuales a clase.. Es fácil para todos y, si ponemos todos de nuestra parte, sería mas fácil la convivencia en el centro.

  11. Esto me parerece un tanto absurdo,decir con bonitas palabras “respeto” cuando lo que hay que decir es sentido común y responsabilidad.
    El respeto viene después,pero antes de eso,lo que es básico y normal,y me refiero a cosas como sentarse bien o reírse en la clase,porque bueno,la ESO es la ESO y aún hay que educar a esas etapas,sin embargo en niveles de bachillerato como lo he visto yo me parece muy triste y subrealista.
    En fin cada uno es distinto y cada casa idem de lo mismo,y parece ser que en algunas no se enseña lo mínimo,por los motivos que sea…
    Así que bueno Matías si te conozco bien (creo que sí…) y has publicado este post en tu blog para “denunciar” a alguna clase en la que se dan las características ya antes comentadas,solo me queda decirte que buena suerte, y que bueno siempre queda la famosa opción de “invitar a salir” de la que haces gala en los momentos mas extremos de la convivencia diaria.

  12. Pienso que el tema del respeto es algo importante, ya que, si nos fijamos, está en el día a día, pues continuamente se producen muchas faltas de respeto, por ejemplo cuando yo salgo a la calle, muchísimas veces me han faltado el respeto diciéndome “friki” a modo de insulto, y en este tipo de casos, en los que me intentan faltar el respeto sin conocerme de nada, solo por como voy vestido, yo respondo con una ofensa hacia la persona que me ha intentado faltar el respeto. Esto no quiere decir que yo esté faltando el respeto a la gente continuamente, porque, para que yo lo haga, me lo tienen que faltar a mí o que yo sienta que me lo han faltado, si no es así, pediré disculpas posteriormente.

  13. El respeto es algo muy valioso hoy en día, ya que sin él no es facil ganarse, por ejemplo, un trabajo, debido a que, si debes trabajar como dependiente, tienes que ser simpático y tener respeto con todo el mundo. Por lo tanto, en mi opinión, el respeto es más importante de lo que creemos que es y debemos saber aprender a demostrarlo, y en la enseñanza pública tenemos que respetar a todos: profesores, alumnos, etc…

  14. Pues yo pienso que el respeto es una de las cosas más importantes, en el día a día, de nuestra vida,porque, si nos faltamos al respeto constantemente unos a otros, no podríamos a llegar a vivir. Simplemente con gestos o hablando mal, estamos faltando el respeto a alguien, por eso, antes de hablar o hacer algo en la que podamos faltar el respeto, es mejor pensarlo.

  15. Acabamos de leer la intervención que ha hecho nuestro profesor de lengua. Estoy muy de acuerdo con él, ya que estamos en un centro de enseñanza y no debemos insultarnos.

    También es verdad de que a nuestra edad no somos tan responsables y algunas veces nos pasamos con los compañeros y, por no rectificar, estos problemas tan tontos nos llevan a consecuencias muy malas.
    Yo lo que digo es que es mejor pensarse los cosas dos veces, antes de decirlas.

    En fin, lo que debemos hacer es contener nuestros impulsos y, s ino estamos de acuerdo, lo que debemos hacer es levantar la mano y dar nuestra opinión, porque así seremos mejores personas y sabremos vivir con los demás en sociedad.

  16. Lo primero que tengo que decir es +1 a Enrique. Es muy cierto que en este centro, sinceramente, la educación y el respeto destacan por su ausencia. La mala educación de algunos alumnos, tanto con profesores como con otros alumnos, llega a ser ordinaria y barriobajera.

    Claro que, este centro no tiene culpa (o al menos, del todo) de la educación de algunos alumnos del centro. Este instituto, por suerte o por desgracia, esta situado en un barrio de las afueras, en un barrio comúnmente llamado “de toda la vida”, en el que abunda la simplicidad de la gente. Por tanto es normal que los alumnos no sean muy educados, a pesar de llevar tanto tiempo en la enseñanza.

    Pero en fin, por lo que he visto en esta entrada en comentarios, se ve que no todos los alumnos que salen de aquí son así de mal educados. ¡Mucha suerte a los profesores que les toca aguantar a las próximas generaciones!

  17. En relación con el respeto, quiero contar una anécdota: une vez fui testigo de una falta de respeto gravísima, un alumno amenazó a otro alumno con pegarle una paliza en la calle, porque éste no hacia lo que él quería. El respeto es lo mas importante , hay que respetar a los demás estés donde estés

  18. Pienso que el respeto es algo muy importante. Sea en clase o en la calle, o en cualquier circunstancia en esta vida. Pienso que insultar a la gente no está bien, por ejemplo; insultar a un compañero de clase por algún defecto por decirle, “Friki” o meterte con él por su forma de hablar o por los gestos que hace o por cómo actúa en ella. Deberían ver sus propios defectos, porque a lo mejor ellos tienes más que los demás.

    No puedo decir que nunca haya insultado a nadie, pues alguna vez que otra he dicho de manera indirecta a alguna que otra persona sus defectos más destacados, por defenderme a mí misma, o porque sale el “enfado”, o el “odio” hacia esa persona, por su forma de ser. Por ejemplo; la gente tiende a insultar a las personas con las que alguna vez has tenido algún problema.

    Algunas personas, cuando insultan, se creen “mejores” pero, cuando otra persona las insulta a ellas, actúan como si nunca fuesen roto un plato. ¡Qué irónico me parece! O somos todos iguales y todos nos aguantamos con las cosas y con los insultos que hacemos.

    Pienso que la gente que insulta por reírse y hacerse los “graciosillos” lo hace por interrumpir la clase y la gente más lanzada, en cualquier caso de insulto, saltaría, pero, si alguno es tímido o tiene, por llamarlo de alguna manera, educación, en el sentido de no molestar o interrumpir la clase, pasa de estos comentarios.

  19. Mi opinión es que el profesor ha hecho de un grano una montaña, pues la alumna no le faltó al respeto a su compañero, simplemente dijo lo que pensaba y no se tiene que disculpar, si no piensa que sea una falta de respeto.
    Tampoco veo bien que la alumna se tenga que disculpar porque el profesor le había dicho que o se disculpaba o le ponía un parte de incidencias , porque la alumna dijo lo que pensaba y no pretendía faltar el respeto a nadie y se tuvo que disculpar por obligación. Se supone que la opinión de las personas se tiene que respetar y, en este caso, la opinión de la alumna no se respetó.

    Además, no fue la única que le faltá al respeto a su compañero, porque, al decir lo que pensaba, se rieron el resto de los compañeros y entonces eso también seria una falta de respeto.

    También, pienso que el alumno afectado debería haber dado su opinión y ese no fue el caso, así que, si él no se defiende y no dice lo que piensa, no entiendo por qué tenemos nosotros que dar nuestra opinión, cuando el tema es entre los dos compañeros.

  20. En relación con el respeto, quiero decir que, a lo largo de todos estos años de educación, se han dado muchos casos en las clases en las que he estado, ya que cada año se cae en una clase distinta, con compañeros distintos según las optativas que cojas. Casi todos los años siempre hay alguna persona a la que le gusta llamar la atención o hacerse el “gracioso”, que muchas veces no hacen nada grave, pero otras veces se pasan de la raya. Por estas personas, ocurren las faltas de respeto, porque no creo que lo hagan sin querer, o porque sean así, sino para llamar la atención de los otros compañeros o por una mal ambiente en el entorno familiar.

  21. Para mí el respeto es muy importante , ya que todos tenemos que tenerlo hacia otras personas .. Si no esto seríia un caos continuo. Ese día en clase yo no pienso que mi compañera faltara el respeto a otro compañero, solo dio su opinión como otra persona. Todos tenemos una opinión y cada uno tiene que aceptarlo. En general , el respeto es necesario y fundamental en la convivencia, día tras día, pero también tenemos la libertad de expresión; la libertad de tener una forma de pensar , de decir las cosas , y de expresar cada cosa como una persona lo siente.

    Pero también hubo alumnos que no dijeron nada , pero se rieron igualmente, por lo que también tendrían una falta de respeto como esa ”compañera”.

    Yo el día que tenga que decir algo lo voy a decir, tal y como lo pienso , porque nunca me he callado y no me voy a callar ahora .. Yo diré lo que pienso y creo en cada situación.

    El profesor en este caso , Matías, se sentía mal, por esa palabra que dijo mi compañera . Yo lo entiendo , pero también tiene que entender que cada uno tiene su forma de expresarse y tenemos que respetarla.
    En conclusión , que lo que pensemos lo vamos a decir por lo menos yo.

  22. El respeto es muy importante, ya que es la unidad mínima para convivir en condiciones y sin problemas; sin respeto no vamos a ninguna parte.

    Pienso que aquel día en clase no se faltó el respeto a ningún compañero, simplemente una compañera le dijo lo que pensaba, a lo mejor de una manera un poco grosera, pero tampoco como para decir que fue una falta de respeto.

    Hubo otras personas que no pudieron contenerse la risa y el profesor les llamó la atención. Yo como alumna creo que tampoco fue para tanto, que no se tiene por qué estar seria todo el rato, ni reírse constantemente. Pero, si me pongo en el lugar del profesor, también entiendo que se sintiese un poco molesto al ver la reacción de estas personas.

    En resumen, pienso que tiene tanta razón el alumno como el profesor.

  23. En mi opinión, el respeto es algo muy importante, que no se utiliza lo necesario y, a veces, puede ser malo no utilizarlo, como el otro día en clase de lengua en la que una compañera insultó a un compañero por su forma de leer y eso no debe ocurrir nunca, porque cada uno tiene su manera de leer y, si a ti te gusta que te escuchen cuando lees, tú debes hacer lo mismo, porque si no significa que no te importa.

    Yo diría, por mi parte, que lo que tenemos que hacer es siempre respetarnos unos a los otros y nunca pasará nada y daremos clase mejor o incluso más divertida.

  24. No puedo opinar objetivamente de algo que no he vivido, pero por lo que has contado, Matías, una cosa es la libertad de expresion y otra cosa es un insulto. Mi opinion es que esa persona que es insultada se hubiese ido de clase, nadie tiene que aguantar determinados comentarios de nadie. Si a mi alguien me insulta en una clase o hace algun comentario inadecuado, yo me voy de la clase y no piso más la clase de LENGUA o en la que suceda, hasta que esa persona no se disculpe públicamente.

  25. Yo opino que el respeto es lo que debemos tener al hablarle a cualquier persona. Muchas personas piensan que solo debemos tenerle respeto a las personas que sean mayores que nosotros, pero yo no lo veo así. Entre compañeros es muy común no tenernos respeto, es común, pero no es bueno, le hablamos como si fueran nuestros “colegas” y decimos las cosas tal y como nos salen, no las pensamos, y en algunos casos podemos faltarle el respeto a nuestros propios compañeros. Respeto se le debe tener a todas las personas, pero en el colegio también, porque aquí solemos pasar más tiempo que en nuestra propia casa. Yo me quedo alucinada cuando salen en las noticias (un alumno agrede a un compañero/profesor), me pregunto qué clase de sociedad estamos formando. Pienso que al colegio debemos llevar ya una base de educación y respeto, que, cuando somos pequeños, nos la enseñan nuestros padres (en algunos casos, estos también son responsables). Yo sé de casos que en el propio colegio te miran tus compañeros la chaqueta, zapatillas; para ver si son o no son de marca, y eso también es una falta de respeto hacia esa persona.
    Debemos respetar, si queremos ser respetados.

  26. Ana Isabel Barrientos Gómez

    Para mí sín duda la base de cualquier relación es el respeto, sea una relación profesor-alumno, compañeros, amigos, pareja, etc.

    Cada persona es libre para opinar, o hacer lo que quiera, pero sin hacer daño, ni hacérselo sentir mal a nadie, ya que hay que diferenciar entre libertad y libertinaje.

    Así como no debemos consentir que nos falten al respeto pero no entrando en discusión, sino dialogando pacíficamente para corregirles sin ofenderles.

    El primer signo de maltrato o para empezar una discusión es la falta de respeto.

  27. Me he tomado la libertad de leer, así por encima, algunos comentarios. Creo que “los penes fatimeros” no es un nombre irrespetuoso, sí inapropiado para la situación, por ejemplo, los gaditanos dicen “pisha” para llamar a alguna persona, lo vemos normal. En el caso de decirle que cambien el nombre, sería no respetar su libertad a la hora de elegir el nombre, porque siendo sinceros la palabra “pene” en el nombre del equipo no le falta el respeto a nadie.

    En el caso de los dos compañeros de clase, he leído varios comentarios en donde lo ven normal o no ven una falta de respeto, cuando a mi parecer y a cualquier persona racional le pareceria una falta de respeto clarisima. A las personas que piensan que no hay insulto, les diría que metaforicamente se pongan en la piel del chaval que recibió el insulto, estoy seguro de que much@s cambiarían de opinión. También se quejan de que Matias le obligó a pedir perdón; pienso que, si no lo siente, que no pida perdón y se le imponga una sanción.

    Por tanto, el respeto, en mi forma de ver, es algo que todos quieren, pero muy pocos lo cumplen. Hay una frase que dice “si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada” y es así la verdad, pero tampoco hay que hacer una hipocresía o doble moral de todo esto porque quién no critica o ha criticado alguna vez.

  28. He estado leyendo el blog y le echado un ojo a los comentarios y mi opinión es que el respeto se consigue respentando. Es verdad que hoy en día se ve y se oye, cuántos profesores/as se han dado de baja por depresión o son amenazados. Pero, por experiencia propia, os puedo decir que hace unos años, en un colegio concertado, me insultó una profesora simplemente por no hacer un trabajo bien, diciendo que, si mi fallecida madre levantara la cabeza, se decepcionaría, al tener una hija como yo, porque mi madre, al contrario que yo, era muy buena estudiante. En esos momentos, se me pasó por la mente levantarme o insultarla, pero al final no lo hice. De todas formas, yo iba a salir perdiendo, por eso, estoy acostumbrara a este tipo de cosas, los profesores me decían la niña REBELDE, porque les pegaba a los nenes/as que se metían conmigo, diciéndome “pata chula” o “coja” y pienso que el respeto hay que ganárselo. Si alguien no respeta, acabas perdiendo el respeto a esa persona, ya sea profesor, compañero, amigo, etc.

  29. Mi aportación, acerca de este comentario sobre el respeto, es, como bien dice muchos de los que escribieron, que ya no existe respeto ni en una aula de clase.
    Pienso que no lo tiene ni quien gobierna por nosotros, cómo se va a implantar en un día a día.
    Es algo vergonzoso que llegemos a esta falta de respeto, tan grande, pero pienso que eso o se enseña desde pequeñitos o ya de grandes es muy muy dificil de corregir!!.

    Las personas que faltan el respeto, cuando a ellos, algun dia de su vida, le pasa algo, y en ese momento se rien de ellos, ya se paran a pensar. Yo esto lo he hecho antes y a mí no me gusta que me lo digan, ahí verán que no hay que decir palabras, ni hacer hechos que molesten a los demas, porque nunca sabrás cuál será tu situación el día de mañana.
    Aunque a lo mejor una persona no pueda arreglar este fallo social, debemos ayudar para que eso no se haga, ya que a todos nos duele alguna vez, y nos debemos poner en el lugar de los demás.

  30. Yo creo que el respeto es lo más importante que hay en la sociedad, porque, si no tuviéramos respeto, la gente empezaría insultándose, la cosa iría a más y a saber cómo acabaría.
    Que una persona insulte a otra en clase me parece una falta grave, porque todos somos iguales y nadie debería faltarle el respeto a nadie, porque, cuando alguien hace una broma faltándole el respeto a otro compañero y sus compañeros se ríen de él, a todos nos parece graciosísimo, pero, cuando la broma te la hacen ati, te faltan el respeto y encima se ríen de ti, sienta muy mal.

    Respecto a la compañera que falto al respeto a otro compañero porque el profesor le llamo la atención, me parece muy bien que exprese sus sentimiento, pero para eso no hace falta utilizar palabras despectivas que falten al respeto, porque ese compañero se puede sentir ofendido; también se puede decir lo mismo, pero con otras palabras que no sean irrespetuosas

  31. Según mi punto de vista, el ser humano tiene muchos dones, pero el más grande de ellos es el darse cuenta de lo que está bien o mal. Todos nos sentimos heridos cuando nos faltan el respeto, pero olvidamos no hacerlo con los que nos rodean.

    Sin ir más lejos el ejemplo del chico que ayer mismo le quitó el asiento en el autobús a una señora mayor, cuando ella estaba a punto de sentarse. La señora resbaló y casi cae al suelo. No solo me pareció una falta de respeto, sino también un insulto a esa señora. Hoy pienso que, si lo que sucedió en aquel autobús es lo normal que podemos encontrar en la calle, ¿habremos perdido la educación y los modales?

  32. Visualizando los comentarios anteriores, veo que el tema se va extendiendo bastante, pero mi comentario se va a basar en el respeto. Seguramente todos o casi todos hemos estado presentes en situaciones similares a esta, ya que en los institutos te encuentras con personas muy diferentes, con más o menos respeto por los demás.
    A veces, cuando algo nos sienta mal o cuando simplemente hablamos por hablar, deberíamos pensar durante unos segundos lo que vamos a decir y ponernos en el lugar de los demás. Aunque sean más indefensos que nosotros, tengan algún defecto o tengan menos carácter, no quiere decir que podamos insultarlos, despreciarlos o rechazarlos. Primeramente deberíamos pensar en nuestros defectos en intentar arreglarlos y no juzgar a los demás, nunca mejor dicho “Nadie es perfecto”.

  33. Voy a empezar por una experiencia que me ocurrió hace años: todo empezó por un problema que tuve de estómago y gente cercana a mí me juzgaba por la perdida de peso, hasta el punto de acusarme de una enfermedad. Para mí, ha sido la mayor falta de respeto que me han hecho en la vida, ya que no pueden juzgar a nadie sin saber y menos de ese tema.

    Quiero terminar con una frase que lo dice todo: Antes de hablar piensa y mira tus defectos.

  34. Yo opino que todos nos tenemos que respetar, y eso pocas personas lo hacen. Por ejemplo, cuando estuve en el instituto, algunos de la clase (los mas graciosos ) se reían de muchas gente, una de ellas eran las personas discapacitadas. Pero lo que pasaba es que los alumnos de todas las clases le seguían el rollo a ellos. Entonces cogían y le hacían perrerías.

    Otro ejemplo, es cuando un profesor quiere que se le respete y él no respeta a los alumnos. Lo que deberíamos hacer es mirar nuestros defectos, que todo el mundo los tiene.

  35. Hablando de respeto ,hoy en día, pocas personas tiene respeto hacia alguien , porque en toda persona hay un factor que se llama la reacción, y por culpa de esta reacción la mayoria de veces se pierde el respeto a personas que no se lo merecen , ni se lo han merecido . También pienso que todas las personas que quieren que les guarden respeto siempre hay que dárselo, porque en la vida se recoge lo que se siembra y, si tú no das respeto, no lo recibirás. Mi pensamiento es que hay que dar respeto a todas las personas , hasta para escuchar y hacer.

  36. El respeto, sin lugar a dudas, es la base fundamental en la cual se sustentan todas las relaciones humanas: las del hijo con su padre, la del alumno con el profesor…

    Dentro del aula, el respeto debe estar presente en todo momento y en todos los alumnos que están en ella, entre compañeros, pero sobre todo entre profesor-alumno.

    El respeto es algo mutuo, por lo tanto, si un profesor no practica la tolerancia (ya que sin duda la tolerancia es la base del respeto) dificilmente podria recibir a cambio lo mismo hacia él. Es importante destacar que el respeto no solo se basa en que los alumnos/as miren al profesor como un autoritario al cual hay que temer como antiguamente, ya que el respeto y el temor son dos sentimientos que no tienen nada que ver. Lo ideal es que el alumno(a) vea en el profesor a un guía, con el cual recorren el proceso enseñanza. La familia debe ser el aprendizaje del respeto. Si un chico/a no siente respeto por sus padres, difícilmente logrará sentirlo por otras personas, esto creo que es donde nace el respeto.

  37. Yo creo que muchas veces algunas personas no son respetadas no porque no tengan la educación necesaria sino porque muchas veces estas personas no se hacen respetar delante de los demás y llegan hasta tal extremo en el que se ríen de uno mismo sin que se den cuenta.
    EL respeto es algo de lo que muy pocas personas nos damos cuenta, porque con un simple comentario sobre cómo es esa persona, sobre su actitud con los demás …ya estamos faltando el respeto, aunque nuestra intención en un principio no fuera esa. Pienso que tenerle respeto a las personas es muy importante, porque con el simple hecho de que nos llevemos bien con ellas y que les ayudemos cuando tengan algún problema, muchas nos los agradecen, aunque a veces no es así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>