MALOS TIEMPOS PARA LA CULTURA

Últimamente, se escuchan quejas por los recortes que se están produciendo en el ámbito de la cultura. Ayer mismo la Orquesta Sinfónica de la Comunidad de Murcia ofreció un concierto ante la Consejería de Cultura, para protestar por la situación que atraviesan sus trabajadores, a causa de los continuos retrasos en los pagos de sus salarios y el recorte de un 47 % en los presupuestos de 2012, que va a poner en riesgo su continuidad. “No tenemos ni para pagar las partituras” declaró uno de los componentes de la orquesta.

La razón que dan las autoridades autonómicas para explicar esta reducción es que la política de austeridad para superar la crisis económica, así lo exige.

Hace unos días, en el programa cultural de Radio Nacional de España “El ojo crítico”, Ángel Gutiérrez, director del Teatro de Cámara Chejoc de Madrid, lanzó un SOS, anunciando el cierre inminente de éste, porque la Comunidad de Madrid ha reducido a la mitad la  subvención económica, que les permitía pagar el local, donde ensayan y representan sus obras.

También en este caso la justificación que dan las autoridades tiene que ver con los recortes para hacer frente a la crisis.

Malos tiempos para la cultura, cuando un orquesta sinfónica y una sala de teatro, que existe desde hace 30 años, corren peligro de desaparecer. Decía García Lorca, del que ahora celebramos el 75 aniversario de su muerte, que “el teatro es uno de los más expresivos y útiles instrumentos para la edificación de un país y el barómetro que marca su grandeza y su descenso”. Y añadía: “un pueblo que no ayuda y no fomenta su teatro, si no está muerto, está moribundo”.

Estas palabras podrían extenderse a la cultura en general, porque es esta, junto con la educación, la que nos convierte en ciudadanos responsables y críticos, que piensan por sí mismos y no aceptan las cosas porque sí, o porque las manden los mercados o las agencias de calificación, que al fin y al cabo son los que están imponiendo las políticas de austeridad a nuestros gobiernos.

 

10 pensamientos en “MALOS TIEMPOS PARA LA CULTURA

  1. Ver esta noticia me parece tan triste, pero es la realidad.
    Son muchos los puestos de trabajo, que debido a la crisis que estamos pasando aqui en España, corren el peligro de desaparecer, empresas que lleva más de 20 o 30 años abiertas que pueden ser cerradas porque no disponen de dinero para pagar a sus trabajadores.
    La Orquesta Sinfónica de la Comunidad de Murcia está sufriendo, como otros muchos puestos, un recorte de salarios.
    Debido a esta situación y a la crisis que estamos atravesando, se están congelando las pensiones y ya no dan subvenciones.
    Al igual que la orquesta, los funcionarios también están pasando por esta situación, les recortan el sueldo y les obligan a echar más horas de trabajo.
    Ya solo nos queda esperar que pasen estos malos tiempos y que por fin podamos hacer frente a la crisis económica.

  2. Esta es la actualidad de hoy en día. Pero solo una pregunta ¿por qué se reduce en los menores gastos?, sé que por ahi se suele empezar y así se van cogiendo mas presupuestos, pero una orquesta, qué gastos genera como para recortarlos.
    Por qué no recortan en sus sueldos, en sus pagas, por qué no pagan seguridad social como nosotros, ah ah ah, a eso no se le da respuesta,ni recortes.
    Deberían sentarse y valorar las cosas, antes de hacerlas tan precipitadas, porque por arreglar el pais lo están medio jodiendo.
    No pueden recortar en la sanidad, respecto a deficientes, ya que ellos no se pondrán valer para sacarse adelante.
    Como eso, en tantas cosas.
    Todos decimos que tendremos que aguantar,hasta que esto se mejore, si creen estar haciendo lo correcto, pero que piensen dónde recortan y a quiénes.

  3. Evidentemente la exclamación aquí será para la falta de presupuestos que afecta negativamente pero como todo el mundo que pase por el post va a tratar eso mismo, escribiré algo diferente.

    No es que este a favor ni que no pueda argumentar sobre si son desafortunadas las consecuencias plasmadas en la noticia pero también esta moneda tiene otra cara.
    En estos casos surge una pequeña «selección natural» al estilo darwinista sobre la orientación profesional. ¿Cómo? Por dos ramas principalmente: por un lado encontraremos que los músicos si son lo suficientemente buenos y reúnen alguna condición más (para ser concretos: movilidad, flexibilidad y disponibilidad) podrán incorporarse en otras bandas y orquestas, que dicho sea de paso no es nada fácil; y por otra parte observaremos la supervivencia vocacional y es que aunque profesionalmente se tengan que reciclar y veamos al violinista como nuevo panadero del barrio, cuando realmente es el eje de tu crecimiento personal y tu enriquecimiento humano no vas a parar porque dejen de pagarte por ello. Si, es cierto que no volverás a estar en un auditorio la semana que viene y que durante algunos meses no volverás a tocar en un concierto pero para ti mismo que amas ese mundo no vas a dejarlo tan facilmente, tu instrumento suena ininterrumpidamente porque eres tu el que quieres tocar y porque eres tu el que dejas que la música exista para otras personas y ahi señor mio, ahí es donde esta uno de los mejores.
    ¿Quienes quedan excluidos? Basicamente aquellos para los que era solo un empleo y ensayaban porque tenían que hacer bien su trabajo. Si estas leyendo esto y te sientes aludido y/o molesto con estas palabras, tal vez deberías replantearte sobre lo que estamos tratando. Tal vez no estés (o estuvieras) haciendo lo que sea por amor al arte, sino por intereses de otro tipo, que tampoco tiene que estar necesariamente mal, pero no lo estas haciendo por vocación.
    Eso si, no esta falto de desmotivación aquel al que dejan de valorar economicamente o simplemente porque accede mucho menos público o a una inferior organización que podría tener una orquesta. Y es duro, pero los que se mantienen es porque su vocación es aun mas dura.

    Es curioso porque precisamente en Córdoba lo único que se fomenta con el dinero es la cultura mas «clásica» y es que aquí no se sale de cosmopoetica, el festival de la guitarra y los patios (ojo, que son eventos de ENORME calidad en su ámbito, por supuesto) mientras que cualquier ápice de cultura neonata o incluso de culturas desarrolladas que llegan aquí son desmoralizadas ante la falta de apoyo durante ya bastantes años consecutivos quedándose en algunos grupos reducidos de juventud cada vez mas dispersos que han pasado por lo que en el párrafo anterior he comentado solo que teniendo como única opción de salida la vocacional porque se mueva quien se mueva, en España a nivel general tampoco te vas a encontrar puestos profesionales en otras subculturas a no ser que sea muy populista y maniatada por el yugo comercial (porque si, señores, los iphone son cultura y aunque yo no tenga uno, casi que me agobia saber que son mas comunes que el pan).

    Y como frase final, algo relacionado que no acorde con mis palabras: Cultura para todo el que quiera pero que exista para el que no la quiera… sin gastar dinero.

  4. No se si enfocar el tema a algo politico o a la noticia. Ahora, en tiempos de crisis, hay que hacer «recortes». Como bien dice mi compañera, ellos no se suben al carro, el primer dia de llegar al congreso a todos los diputados se les entregó, creo recordar, un tablet con la excusa de que hay que involucrarse en las nuevas tecnologias; siguen con los coches oficiales; un sueldo excesivo y una jubilación, que yo definiría de risa (mientras a otros los quieren hacer trabajar hasta los 67). Pero, claro, no son tontos y quien tiene el poder no se va a perjudicar a sí mismo. Estas son algunas razones por las que desconfío de la politica y no creo que el sistema democratico que hay vigente sea para nada un acierto. Entrando en la noticia y en mi ideal politico, el PP sabía todo el mundo de donde va a recortar. Si esta España tan paleta encima le da la mayoría absoluta, ajo y agua. Yo, la verdad, prefiero que recorten en cultura antes que por ejemplo en sanidad y educación; también han quitado gran parte de las ayudas y becas, por lo menos han subido un 1%las pensiones, algo es algo.

    Por último, quiero dejar una cita de Thomas Jefferson, 3º presidente de E.E.U.U, que leí hace tiempo y me llamó la atención «Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, en seguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron». En 1800 ya lo veía venir, si no se ha cambiado nada, es porque a quien manda no le interesa. Mientras se recorta, el gobierno al presidente de un banco le dio 40 millones de euros para que se jubilara, me parece vergonzoso.

  5. Yo apoyo la idea de que hay que hacer recortes en diversos temas o que suban los impuestos, pero olvidamos que esos impuestos y esos recortes se les están pidiendo al pueblo y no a los que poseen suficiente capital como para acabar con está crisis: los gobiernos y los bancos.

    Ayer mismo vi en un programa de televisión la terrible situación que están sufriendo los habitantes de Barbate al no aclararse los convenios marítimos con Maruecos. Me di cuenta de que la crisis la han provocado ellos, al no tomar las decisiones a tiempo, por eso que hagan recortes ahora en cosas tan importantes como la cultura o la educación me parece francamente vergonzoso.

    Y si pensamos que el nuevo gobierno que ha entrado en España solucionará esta crisis, estamos realmente equivocados, ya que no se le puede quitar a un niño un caramelo, si no lo tiene, pues así se encuentra la mayoría de gente en nuestro país teniendo que pagar impuestos y hipotecas con dinero que no poseen.

    Y ahora yo pregunto ¿No les dará vergüenza a esos que se sientan en la Moncloa? A mí sí me la daría.

  6. Hoy en día la crisis esta haciendo estragos en partes de la sociedad tan importantes como la cultura de las personas . El gobierno debe hacer recortes, sí, pero en cosas con una importancia mínima para nuestras vidas . Porque, si a una persona le quitas la cultura, la matas moralmente .

    Me centro más en el ámbito musical ( hablo de él porque soy componente de una banda de cornetas y tambores de córdoba). Pienso que es excesivo, porque es el coste que tiene el fotocopiar las partituras , compra de instrumentos , compra de trajes etc, Siendo así una disminución del crédito necesario para sacar adelante una banda de música, cuando, sin esas ayudas necesarias, la banda se echaría a perder y terminaría por desaparecer la agrupación musical.

  7. La crisis es el tema de cada día desde hace más de dos años y hoy por hoy no nos debe resultar extraño leer noticias como estas, puesto que siempre se reduce de las mínimas cosas y no de las más grandes, las cuales le quitarían un poco de importancia a la crisis que tenemos. ¿Por qué reducir de un simple teatro o de una orquesta sinfónica? La respuesta no nos la daría nadie, puesto que reducir de ahí es darles más a personas con más poder. La crisis viene determinada, puesto que la política de hoy en día reduce presupuestos de donde no los hay para así salir ellos mismos beneficiados.
    La conclusión de todo esto no es otra que esperar a que pase todo y el día que dejen de recortar presupuestos de otros lados y se miren ellos mismo sus espaldas la cosa irá cambiando.

  8. La crisis económica ha impactado a trabajadores y consumidores. Perdidas de empleos, aumento de horas de trabajo, recortes de sueldo o incluso congelación de los mismos. Estamos incluso llegando a trabajar gratis en las empresas por no perder el puesto, esperando que la empresa se recupere… Creo que esta época de crisis se puede resumir en una frase «en los peores años de la crisis, las compañías han ganado y los trabajadores han perdido». El único trabajo que hoy en día puedes encontrar (la mayoría) son contratos que pasan de uno a otros con sueldos inferiores a lo que viene en el convenio y mayores cargas de trabajo y menos derechos a un empleo estable. Creo también que esta crisis nos está afectando mentalmente porque en el entorno del trabajador genera estrés, incertidumbre y pesimismo. Esto influye desde mi punto de vista negativamente en la productividad de esa empresa… Durante este tipo de momentos difíciles las empresas no suelen preocuparse por el bienestar y la motivación de sus empleados ya que están mas ocupadas resolviendo sus problemas y tratando de sobrevivir, pero lo que no tienen en cuenta es que mantener fuerte el compromiso del trabajador. Creo que para los musicos lo mismo le esta pasando, y que solo pueden reclamar y esperar a que la crisis se recupere, como la mayoría de los trabajadores españoles.

  9. Dicen que hay crisis para todos y todo, que hay que hacer ajustes y reformas, que todos nos tenemos que ajustar el cinturón un poco.
    Pero, ¿En realidad se están haciendo esas reformas justa o injustamente?
    Porque parece que los que tienen que arreglar esto siempre son los mismos.
    La cultura ha sido «la primera víctima de los recortes» hechos por el Gobierno, no sé si porque piensan que no es tan importante.
    Esta claro que está por debajo de la educación o sanidad, pero creo que se puede «captar» más dinero de otros sitios que a lo mejor lo notarían menos.

  10. Está visto que hoy en día tener una orquesta es como tener un puesto de caracoles, solo te renta de forma temporal . La verdad es con la crisis muchos trabajos están perdiendo fuerza, como en el caso de la orquestas . Yo opino que no es solo una cuestión de crisis, pienso que para mucha gente las orquestas ya se han pasado de moda . Y, cuando algo se pasa de moda, como no levante cabeza pronto ,se hunde. En fin, como no sé mucho del tipo de gente que va a las orquestas, tampoco puedo aportar más, aunque, desde mi punto de vista, las causas de que no vendan las orquestas es por la crisis y porque se han pasado de moda .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *