14 kilómetros

Una película sencilla, como no podía ser de otra manera, sin efectos especiales y con efectos humanos, premio en el último festival de cine de Valladolid. Se nos cuenta en ella lo que normalmente no hacen los medios de comunicación, lo que ha podido ocurrir antes de la temida travesía de 14 kilómetros del paso de Estrecho. Antes de eso, como nos muestran los mapas que van intercalándose señalando las distintas rutas (a veces de ida y vuelta), kilómetros y kilómetros de desierto, toneladas de arena y pobreza, y algunos gramos de esperanza.

Nos da la impresión tras ver esta película que la travesía en cayuco no es, de ninguna manera, «lo peor»; descubrimos cual es la verdadera aventura y viajamos a algunos de los lugares de donde proceden los pasajeros de los cayucos. Y aprendemos que los verdaderos héroes y heroínas (que aquí también parecen llevar la peor parte) de nuestro tiempo, no se han de buscar en las alfombras rojas de los grandes festivales, ni en los videojuegos de turno, están mucho más cerca, a la vuelta de cualquier esquina de tu barrio.

Si quieres más información puedes ver esta rueda de prensa con parte del equipo de la película:

3 pensamientos en “14 kilómetros

  1. Siguiendo el comentario y resúmenes para argumentarme del hilo de la película, puedo decir que en verdad es la pura realidad lo que cuenta la película, son miles las historias que se cuentan en las vidas de estas personas, que como también dicen son las miles historias q no cuentan los medios de comunicación.
    Historias que lo único que tienen, tras la llegada a Europa, o el intento es mucha hambruna, muertes, explotaciones y esclavitud. Lo que ellos no saben es que vienen a Europa sin ningunas expectativas de mejorar sus vidas y que incluso algunos perecen en el intento.
    Lo que me pregunto yo es ¿Y si lo saben, lo seguirían intentando? ¿Y el porqué? Pues todo es fácil, allí están en unas condicones tan insalubres y tan inhumanas que intentan hacer lo que sea, aun corriendo el riesgo de no mejorar o morir con solo pensar que puedan mejorar no sus vidas sino las de sus hijos y familiares.

  2. Yo grabé la rueda de prensa y al escuchar los relatos que nos contaban se te ponían los pelos de punta. Se consideraban los actores unos privilegiados porque la película les había dado la posibilidad de venir a ver el panorama sin comprometerse. Lo malo de Youtube es que hay una limitación de tiempo, pero increible escuchar al reparto.

  3. Hace poco tiempo, vimos esta película en la clase de antropología con el amigo Benito, y mira por donde me he topado con esta intervención sobre ella.
    Me parece que esta una película refleja muy bien y de manera realista cómo se desarrolla la vida de un inmigrante, como así todo el dolor y las peripecias por las que tienen que pasar hasta llegar a nuestras fronteras. La película tiene momentos alegres y divertidos, y otros momentos tristes, como la muerte del hermano. Así se retratan objetivamente todos los peligros que corren estas personas, desde el peligro de naufragio de la embarcación, como la peripecia para no ser descubiertos por la guardia civil española. En definitiva la película me gustó mucho y la recuerdo de manera muy especial ya que hizo reflejarnos y vivir en primera persona el miedo y el terror que se siente al ser inmigrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *