Conversar

Internet ha revolucionado el mundo de las comunicaciones –se suele decir- para señalar uno de los aspectos que más ha cambiado la vida de las personas en los últimos años. Antes era frecuente conversar hasta altas horas de la madrugada, intercambiando impresiones sobre un libro o una película, o analizando la situación del país y la necesidad de un sistema de democrático que garantizara una vida en común, con respeto a todas las opiniones e ideologías.

Conozco a un viejo amigo, que la primera vez que entró en Facebook proclamó a los cuatro vientos su deseo de comunicarse con la masa anónima de receptores virtuales, ignorando quizá las limitaciones de las redes sociales en cuanto al número de caracteres de cada comentario. Seguramente, añoraba nuestras largas conversaciones de los años de universidad, sentados en alguna taberna del casco antiguo, o en las escaleras desgastadas de la Plaza Mayor, cantando a coro “Alfonsina y el mar”, la poetisa argentina, que acabó sus días suicidándose en el Mar del Plata.

Hoy, Javier Marías, en su artículo semanal del diario El País, lamenta precisamente un hábito, cada vez más extendido entre los jóvenes, que pertrechados de su iPhone o su iPad, como si se tratara de un extremidad más del cuerpo, intercambian mensajes electrónicos, sin levantar la mirada de la pantalla, completamente ajenos a lo que sucede a su alrededor, e ignorando a quienes se encuentran a su lado.

Concluye el articulista afirmando que “la verdadera conversación pertenece al pasado”. Quizá sea excesivo afirmar esto; pero lo que sí tengo claro es que conversar, como leer un libro, requiere tiempo, para ir conociendo poco a poco lo que piensa la otra persona; y puestos a elegir, yo al menos prefiero que esté presente, es decir, que pueda verla y escucharla en su propio timbre de voz.

18 pensamientos en “Conversar

  1. A día de hoy, al menos yo me sigo comunicando cara a cara con las personas, pero también puedo tirarme largas horas hablando por mi móvil, ya sea Tuenti, BBM o whatsapp, cosa que a mis padres o a mucha gente les molesta muchísimo, puesto que no prestamos atención nada más que a un móvil o ipad; en este ultimo pueden leerse libros perfectamente y sin problemas, pero aún teniendo esa alternativa prefiero sin duda poder coger un libro normal, al igual que preferiblemente es mejor hablar con una persona cara a cara, pero tampoco dejaría de utilizar mi ipad o móvil.

  2. Pues yo opino lo mismo que Matías, prefiero mantener una conversación en persona a hablar a través de internet; lo que pasa es que, una vez que te has enganchado a las redes sociales, es muy difícil dejarlas a un lado para hacer vida social en persona…Yo afirmo que el hablar por tuenti, o twitter o whatsapp es muy cómodo, pero no llega a ser totalmente fiable, además no es lo mismo expresar tus sentimientos hacia una persona cara a cara que la miras a los ojos y puedes ver sus expresiones a hablarle a través de una red social que no sabes como reacciona verdaderamente…, aunque los inventores de las redes sociales fueron muy listos al crear esta manera de comunicarse, porque a pesar de sus desventajas que he escrito antes, también tiene sus ventajas como que puedes comunicarte de forma gratuita con familiares o amigos que tengas en otros países. Yo la verdad si pusieran algún tipo de ley para prohibir las redes sociales,chats y demás no estaría muy de acuerdo, porque al fin y al cabo es una manera de comunicarse sencilla y «rÁpida».

  3. En parte tienes mucha razón, Matías, porque hay personas que se pasan horas y horas con el móvil sin importarles lo que pasa a su alrededor y les da igual lo que pasa, yo soy una de las que se pasa el día con el móvil hablando con mis amigas y me da igual lo demás , pero por otra parte hay personas, yo incluida, que hablan con sus amigas o familiares cara a cara durante largas horas.
    Pero también tienes que pensar, Matías, que los tiempos han cambiado y ya nada es igual como antes, antiguamente los móviles parecían ladrillos y pesaban mucho y no tenían nada, pero ahora ya todo es diferente, los móviles son ligeros planos y tienen accesos a internet.
    Sí, los jóvenes somos así,, pero tenéis que entender que nos encanta hablar con las personas y por supuesto conocer a nuevas personas y da igual que nos pasemos el tiempo muerto chateando con el móvil.

  4. Yo pienso que es verdad que estamos un pocos aislados con esto de internet y las nuevas tecnologías. Antiguamente los niños hablaban más, salían a la calle a jugar y hacían más actividades, ahora en cambio desde pequeños los niños juegan con las vídeo consolas y los ordenadores sin moverse del asiento. Yo tengo un móvil con internet y reconozco que estoy siempre con él, hablando con la gente, porque me parece una buena manera de comunicarse con los demás, si estás lejos. Aunque a mí eso no me perjudica, porque cuando estoy sola sí lo uso mucho, pero cuando estoy con alguien hablo con ella, con mis amigas me puedo pasar las horas muertas hablando sobre un tema. Creo que es una cosa buena siempre que sepas controlarlo.

  5. Es verdad, Matías, tienes algo de razón,en que nosotros los jóvenes de ahora tenemos mucho vicio con los móviles,los ordenadores,iphone y todo tipo de artefactos electrónicos, es decir, que ahora estamos un poco más de enganchados con el tema este de internet.Pero quiero decirle, señor profesor, que hay veces en la que uno tiene que dejar atrás el móvil para darse cuenta que sin el móvil se puede estar, aunque nosotros lo jóvenes no sabemos lo que es vivir sin móviles.Esa es una de las frases con la que día a día me dice mi padre «deja el móvil que es muy malo,si supieras todo lo que te pierdes con eso».
    A pesar de todo quiero decirte que yo y mis amigas, cuando quedamos en la calle, muchas veces dejamos el móvil y nos tiramos horas y horas hablando,y se nos pasa volando, pero luego lo cogemos de vez en cuando. La cuestión es que hoy en día NINGUNO sabemos aprovechar el tiempo.

  6. Pienso que es bueno saber de tecnologías y aparatos cada vez más nuevos y que nos facilitan el hablar con amigos … Pero también hay que hablar e intentar hacer algunas cosas sin tecnologías, porque es bueno para nosotros .Otra cosa es el no saber controlarte a la hora de estar hablando con un amiga, que la otra persona este hablándote y tú con el móvil, aparte de que es molesto para la persona que habla que parece está hablando con la pared, sino que es una falta de respeto y educación , hay que desconectar un poco de los aparatos y hablar en persona con los demás ,no todo son los aparatos electrónicos.

  7. Yo precisamente no soy de esos que se tiran las horas muertas ante una pantalla, no me tiro ni media hora al día, a no ser que sea una película que me guste, a veces me peleo con mi hermano porque desde las dos de la tarde hasta que se acuesta esta con la televisión, ordenador, play 3, móvil y demás y no lo aguanto y encima mis padres lo apoyan y no puedo hacer nada.

  8. Yo pienso que los jóvenes seguimos igual ,lo que pasa es que nos relacionamos menos con nuestro entorno por el simple hecho de estar todo el día hablando sin tener que acceder a ningún lado y poder estar en contacto siempre con los amigos y familiares que pertenezcan a esa aplicación.Bueno, lo de hablar con los amigos y tal, si sales a sitios, te preocupas menos del móvil o lo miras menos por el simple hecho de estar pasándolo bien y se puede sobrevivir sin móvil, aunque a veces es una adicción.

  9. Matìas, yo creo que en esta época en la que las cosas han evolucionado es normal que se pierda lo de hablar cara a cara, ya que los móviles han evolucionado y tienen acceso a internet y existen aplicaciones para aparatos con aplicaciones, como el WhatsApp, donde los jóvenes podemos hablar con amigos y familiares que estén lejos o incluso que vivan contigo.

    Por ejemplo, yo hablo con mi hermana por WhatsApp para pedirle agua o cualquier cosa o incluso para hablar cosas de las que no queremos que se enteren los padres.

    Yo creo que internet no sirve solo para hablar, sino también para escuchar mùsica o ver películas gratis sin necesidad de salir de casa o de gastar dinero en estos tiempos de crisis.

    También creo que la forma de hablar que tenemos los jóvenes por las redes sociales nos lleva a cometer faltas de ortografías.

    De todas formas, yo cuando estoy con mis amigos o familiares, frente por frente, dejo el móvil y empiezo a hablar escuchando sus voz

  10. Mi opinión sobre este tema es que, por una parte, estoy de acuerdo y por otra en contra, por el simple motivo de que, al igual que conversas en persona, también lo hacemos a través de redes sociales y móviles. Quiero decir que internet ha revolucionado bastante, pero por otra parte molesta, ya que al estar con personas alrededor, no valoramos su presencia, es decir, que a causa de los móviles, nos olvidamos de todo lo demás y nos metemos tanto en el móvil, que no nos damos cuenta de que estamos ignorando todo lo de nuestro alrededor. Reconozco que yo también lo hago, pero inconscientemente, ya que muchos amigos me lo han dicho, que no estoy prestando atención a lo que dicen ellos y presto más atención al móvil.
    Pienso que tienen bastante razón, porque a mí no me gusta cuando me lo hacen.
    También pienso positivamente sobre esto de internet, ya que a veces te ayuda a decir cosas que eres incapaz de hacer personalmente, aunque creo que las cosas mejor dichas son a la cara. Por otra parte, me parece bastante útil, ya que te permite contactar y conversar con personas no cercanas, o simplemente personas que las ves en el instituto, pero por la tarde, y no tienes oportunidad de hablar.
    El único inconveniente que tengo es ese, que ya he dicho al principio, porque eso no le gusta a nadie, creo yo, eso de sentirse apartado o ignorado.
    Aunque en conjunto mi opinión es más positiva que negativa, tiene más utilidad de la que muchos piensan, porque no te paras a pensar en ello, pero, si te paras a pensar, te vienen cosas de las cuales no te has imaginado hasta ahora.
    Pienso que internet es muy útil y oportuno a la hora de hablar con personas que no puedes verlas en persona.

  11. Nosotros, como adolescentes, hemos cogido como costumbre comunicarnos por redes sociales, mediante artefactos tecnológicos. Cuando vemos en las notificaciones que tenemos un mensaje, porque nos parpadea una luz, suena o vibra, siempre solemos acudir a él lo más rápido posible para ver ese mensaje. Una vez que ya hemos abierto y respondido, nos solemos centrar siempre en esa conversación y a la vez abriendo más y distintas conversaciones, distintas personas y todas en casi el mismo teléfono móvil u otro artefacto. Nos aislamos sin darnos cuenta de lo que sucede en nuestro alrededor cuando las conversaciones más interesantes son en persona, frente a frente, porque, si usamos algún aparato para comunicarnos mientras escribimos, tenemos demasiadas faltas de ortografía y lo que se dice puede tener doble sentido y no entenderlo bien, mientras que, si estamos hablando frente a frente, no tendremos tantos malentendidos.

  12. Yo tengo un teléfono móvil con conexión a internet, el cual utilizo para hablar con gente que no está cerca, por lo que pienso que es algo bastante bueno, pero, al mismo tiempo, lo odio, ya que muchas veces te distrae a la hora de estudiar. Aunque a mucha gente estar todo el día con el móvil le parece algo maravilloso, lo que es verdaderamente maravilloso es hablar cara a cara con la otra persona atendiendo a sus gestos e interaccionando con ella. Porque aunque usemos mucho los móviles, no hay nada mejor que: Estar con tu pareja o un amigo hablando tranquilamente horas y horas, sin que nadie te interrumpa y con el sonido de los coches de fondo y otros amigos metiéndose en la conversación y riendo con ellos, mientras nos tomamos algo. Porque lo más maravilloso que nos ha dado la evolución es la palabra, así que usémosla como se merece, gracias

  13. Dónde esté una conversación en persona, cara a cara, mirada a mirada y roce con roce que se quite todo lo demás.
    Es verdad que es más cómodo hablar por las redes sociales, pero a mí desde luego no me parece estar hablando realmente, no se pueden demostrar sentimientos, solo escribirlos y no se pueden mandar sonrisas, solo emoticonos.
    A mí desde luego me hace feliz hablar con las personas por las redes, pero hablar con ellas en persona es muchísimo mejor, porque pasan muchas más cosas, no puedes parar de reír recordando cosas con tus amigos y, en vez de mover los dedos para escribir, mueves la boca.
    Por ejemplo, cuando estoy mal, por mucho que haya buenas amigas dándome grandes consejos, prefiero verlas y que me den un abrazo, un abrazo de esos que te hacen estar bien y olvidarte de los problemas y, cuando estás muy, muy feliz, también prefieres estar con tus amigos hablando en persona.
    Yo creo que, como sigamos así, en el futuro la gente no sabrá ni hablar, solo tocar teclas simulando una conversación en persona.

  14. Yo estoy de acuerdo, por una parte, y en contra por otra parte, con las redes sociales. La parte buena es que puedes hablar con amigos y familiares cuando sea, de forma gratuita. Hay veces que no se puede quedar para salir, porque estás ocupada o por los motivos que sea, entonces las redes sociales te ayudan a comunicarte con los demás sin salir de casa. La parte mala es que no es lo mismo estar hablando con alguien en persona, verle las expresiones que hace, los gestos, e incluso algo tan sencillo como la risa. Todo esto no se puede ver a través de las redes sociales, lo cual hace la conversación un tanto fría. Aparte con las redes sociales no distingues, por ejemplo, el tono irónico o el burlón. Yo a todas las personas con las que hablo, les pido que por favor, a la hora de poner una frase irónica pongan algún símbolo, un emoticono o un «jajaja» que me indique que lo que está diciendo es de broma. Otros puntos negativos, es la adicción a estas. Estás viendo la televisión, pero con el móvil; estás comiendo, pero con el móvil; incluso para comprar el pan lo llevas, o sales a la calle, y aún sabiendo que no tienes Internet y no lo vas a poder usar las redes sociales, lo llevas, y lo más impresionante es que lo llevas en la mano. Mis padres suelen echarme la bronca, porque no suelto el teléfono, pero aunque me lo quiten, no van a conseguir que yo deje las redes sociales, al fin y al cabo, si no tengo el móvil, tengo el ordenador, y si no, el libro electrónico, el cual tiene para meterse en Internet; y si me quitan el wifi, tengo la red del colegio que me pilla al lado.
    En resumen, las redes sociales tienen partes buenas y malas, a parte de que son una adicción.

  15. Es verdad que muchas personas, mayormente personas mayores, critican mucho los medios de comunicación a través del móvil, sobre todo mis abuelos y personas ancianas, son los que más dicen que esos inventos han sido de lo peor, en verdad, yo no tengo inconveniente, porque pueden hacer lo que quieran, pero todo tiene sus ventajas e inconvenientes, lo que pasa es que los ancianos están acostumbrados a relacionarse mucho cara a cara, porque antiguamente no existía el teléfono o, si existía, era muy caro para poder permitírselo. Aún así pienso que tampoco está mal del todo, pensándolo bien ahorras más que hablando por teléfono, o si quieres decirle solo una cosa no tienes que llamarle para gastar más dinero. En fin, que cada uno haga con su vida lo que quiera que para eso es dueño de ella, si quiere no relacionarse que siga mandando mensajes, pero si quiere besar, abrazar, acariciar… que disfrute de la vida y que se relacione con los demás y que solo coja el móvil para casos excepcionales.

  16. Han cambiando los tiempos y consigo las costumbres,es verdad que ahora utilizamos el móvil para hablar a todas horas,y que nos cuesta estar sin nuestro móvil como si nos faltase algo,pero es algo con lo que estamos creciendo,lo cual no es nada malo, es algo nuevo,distinto.Pero muchos adolescentes,me incluyo,solo lo usamos para hablar con amig@s,o personas que nos gusten,es otra forma de poder estar todo el día hablando con la persona a la que quieres,es otra forma como de conquistar,de saber en cada momento lo que hace,o dónde está para poderle ver o simplemente una forma de evitar la distancia.Cuando estamos ocupados,cuando no tenemos tiempo de salir, por ejemplo entre semana,esta es la única manera de comunicarnos,sin tener que llamarnos por teléfono y pudiendo contestar a un whatsapp lo antes posible.También tiene que ver la gente que no ha crecido con esta forma nueva de comunicarse,que si nos pasamos las horas con las redes sociales es porque estamos hablando de cosas que nos gustan con otra persona y otra forma de cambiar impresiones etc.
    Esto no implica que estemos dejando de hablar en persona,para nada.Sabemos muy bien que hablar cara a cara es mucho mas bonito,es bonito captar las distintas voces,y los gestos de una persona cuando está contigo,es algo distinto,sabes si te está mintiendo o si le interesa hablar contigo, etc.
    El móvil es una manera simplemente para ayudarnos a eso,pero no podemos dejar la comunicación cara a cara,pues es algo precioso.
    Nosotros,que somos los que estamos creciendo con esta innovación,debemos combinar ambas sin tener que sustituir una por la otra,o juzgar alguna.

  17. Estoy de acuerdo con mis compañeros, es verdad que ahora siempre estamos con los móviles y nos cuesta estar sin ellos, pero esto no significa que sea algo malo como dicen algunas personas y tampoco significa que nos dejemos de comunicar en persona. Pienso que internet es útil para comunicarnos con diversas personas.

  18. Hoy en día somos muchas personas las que utilizamos las redes sociales para comunicarnos con los amigos, familiares, etc. Esto hace que nos tiremos horas y horas enfrente de una pantalla, ese tiempo que perdemos no se puede recuperar, es mejor quedar con las personas con las que quieres hablar de algo y comentar las cosas cara a cara, porque así ves las expresiones y sentimientos que tiene.
    Muchas personas mayores como abuelos y padres critican mucho los medios de comunicación a través del móvil; dicen que esto no se debería de haber inventado, en verdad, esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes; pero bueno, yo sigo diciendo que sin un móvil u ordenador se puede vivir y muchas veces creo que hasta es mejor porque así no te tienes que estar preocupando de nada en ningún momento del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *