No se sienten libres

Ayer pudimos leer en Público.es los resultados de un informe europeo, según el cual el 80% de los alumnos homosexuales se siente intimidado o amenazado en sus centros de enseñanza. El informe, con datos de veintiocho países, incluido España, es la mayor encuesta realizada hasta la fecha sobre el grado de discriminación que sufre este colectivo. El 66 % de los encuestados, desde bachilleres a universitarios, confiesa que oculta su orientación sexual, pues teme darse la mano en público por miedo a represalias de sus compañeros.

Estos resultados ponen de manifiesto que la homofobia está más extendida de lo que parece y, en consecuencia, las personas gays o lesbianas siguen estando discriminadas en la sociedad.

Hay un poema de Luis Cernuda que refleja, de forma muy clara, la tragedia del hombre que no puede expresar lo que siente:

“Si el hombre pudiera decir lo que ama,

si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo

como una nube en la luz;

si como muros que se derrumban,

para saludar la verdad erguida en medio,

pudiera derrumbar su cuerpo, dejando sólo la verdad

de su amor,

la verdad de sí mismo,

que no se llama gloria, fortuna o ambición,

sino amor o deseo,

yo sería aquel que imaginaba;

aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos

proclama ante los hombres la verdad ignorada,

la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar

preso en alguien

cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;

alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina,

por quien el día y la noche son para mi lo que quiera,

y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu

como leños perdidos que el mar anega o levanta

libremente, con la libertad del amor

la única libertad que me exalta,

la única libertad porque muero.

Tú justificas mi existencia:

Si no te conozco, no he vivido;

Si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.”

En efecto, Cernuda carece de libertad para poder expresar su amor homosexual, porque la sociedad no lo comprende o no está preparada para aceptarlo y, paradójicamente, este amor es el único que le hace sentirse libre. Resulta estremecedora la repetición en la primera parte del poema de la palabra “verdad”, es decir, del amor oculto que él desea que salga a la luz, aunque sabe que no es posible.

Han pasado casi cien años desde que se publicó el libro Los placeres prohibidos,  al que pertenece el poema. Durante este tiempo, la opinión de la sociedad española sobre la homosexualidad ha ido cambiando para mejor, pues teóricamente admitimos que cada persona tiene derecho a vivir libremente su sexualidad; sin embargo, la realidad, según los resultados de la encuesta, demuestra lo contrario.

Paradójicamente, la asignatura “Educación para la ciudadanía”, que enseña a los alumnos los valores democráticos y constitucionales, entre los que se encuentra el respeto a las familias homosexuales, ha sido suprimida en la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad de la Enseñanza) aprobada esta semana en el Consejo de Ministros.

 

 

 

30 pensamientos en “No se sienten libres

  1. Yo creo que lo que Cernuda quiere expresar en este poema es su homosexualidad y que lo estaba ocultando porque tenía miedo a que la sociedad lo rechazara. Actualmente los jóvenes homosexuales no muestran su homosexualidad porque tienen miedo a que los rechacen o los aíslen y están viviendo toda su vida encerrados en su cuerpo y sin libertad poder expresar lo que sienten, porque ser diferente no se elige, aceptar la diversidad sí, y esto en nuestra sociedad tardará muchos años en corregirse.

  2. Después de leer esta entrada en el blog, me ha hecho reflexionar, me da mucha pena esa gente que no puede decir sus gustos libremente por miedo a ser criticados, es decir, están cohibidos, sin libertad. No me parece normal, cada uno debe hacer su vida tal y como quiera sin que nadie le mire mal. Yo sinceramente no soy una persona que me meta con alguien que sea homosexual le respeto y si algún día me hiciera amiga de alguien así, le trataría igual y no le dejaría de lado. Por ahora no conozco a nadie, o sea, que no tengo amigos/as homosexuales pero si sé que en mis alrededores hay y que mucha gente se ríe de ellos. Espero que con el tiempo cambien las cosas y vivamos en un mudo donde todos nos respetemos, que no es tan difícil.

  3. Lo que tendrían que hacer es echarles ganas de vivir la vida , que muestren todos sus miedos ante esa situación. Los homosexuales que sean maltratados por la sociedad tendrían que echarse a la calle y mostrar todos sus derechos. Si hubiera una agresión, la gente se daría cuenta de lo que ha sucedido , de manera , que los apoyarían y respetarían su forma de pensar.

    Uno de estos casos ha sucedido en Francia , donde se acaba de hacer pública la primera boda gay . Esa gente le ha echado valor y han mostrado su orientación sexual, aunque haya algunos grupos fachas y neonazis. ¿Por qué no hacerlo aquí?

  4. Después de leer esta entrada en el blog , me ha hecho pensar que esas personas tienen libertad de pensamiento y de sexo , es decir , que ellos no nacen siendo homosexuales , eso se hace con el paso del tiempo . Ellos tienen todo el derecho del mundo a ser como son y la sociedad debería empezar a reconocerlo y a aceptarlos . Me da muchísimo coraje, porque estas personas no son libres de expresar sus sentimientos hacia otras personas y la sociedad no lo reconoce y tienen miedo a reconocerlo debido a que tienen miedo que la sociedad los rechace por eso.

  5. La homosexualidad no es ninguna enfermedad, que te guste una persona de tu mismo sexo solo significa que amas a una persona, no importa quién es ni cómo es. No llego a entender por qué algunas personas tienen miedo a la homosexualidad, yo lo veo una cosa natural, porque, igual que te gustan las personas del sexo opuesto, también te pueden gustar las de tu mismo sexo. La gente no debería esconder sus sentimientos por miedo a los demás, porque así no eres feliz y no te gustará tu vida, es decir, odiaras el mundo.

    Cernuda no pudo ser feliz, porque la sociedad lo castigaría maltratándolo o persiguiéndolo, pero en la actualidad, aunque no te maltraten, la mayor parte de la sociedad te rechaza, yo no soy una persona que rechace a los homosexuales, porque aunque no sea homosexual los trato como las personas normales que son.

  6. No creo que eso deba ser así, porque cada uno es como es y no tiene por qué haber gente que se meta con ellos. Esas personas me dan pena porque no pueden ser como desean o expresar sus gustos por miedo de que la gente se meta con ellos o los deje de lado.

    No tengo ningún amigo/a que sea homosexual, pero, si algún día tuviese alguno, no haría nada de eso ni me reiría de ellos, como muchas otras personas. Espero que la gente cambie y deje de meterse con ellos.

  7. Para empezar, me gustaría decir que en el poema se refleja el miedo que los homosexuales tenían en aquella época, y que por desgracia siguen teniendo hoy en día. En el poema podemos observar cómo el poeta se queja y pide su libertad, es un derecho que tenemos todas las personas, así sean heterosexuales u homosexuales.

    Por una parte, son comprendidos, pues no debe ser fácil sentir una cosa y no poder disfrutarla por miedo a los demás.
    Al fin y al cabo son personas normales, como todos, pero con gustos distintos y deben ser tratados como deben, así como queremos que nos traten a nosotros, ellos también tienen el derecho de ser tratados de la misma manera.

    Es verdad que la sociedad ha ido evolucionando, antiguamente se les castigaba con la muerte y ahora no, pero aún así sufren demasiado por culpa de algunas personas. Creo que todavía puede evolucionar más la sociedad con respecto a los homosexuales, así ellos estarán mejor. Tengo la esperanza de que este cambio va a suceder, pues ya hemos llegado hasta el punto en el que se le concede matrimonio y pueden adoptar hijos, lo cual lo veo bien.

  8. Lo que Cernuda quiere decir con este poema es que su homosexualidad no es nada malo, la orientación sexual de cada persona , ya sea heterosexual u homosexual, no nos debe influir en nuestro comportamiento hacia esa persona,pues no es menos persona, sino que lo es como la que más.Los homosexuales ocultan su orientación sexual por miedo al rechazo o al aislamiento por parte de los demás. Yo no tengo amigos homosexuales, pero no me río de ellos,les trato con el mismo respeto con el que me gustaría que me trataran a mí, en su mismo caso.Los homosexuales son como las demás personas y creo que la gente va a tardar bastante en darse cuenta de ello.

  9. Las personas homosexuales tienen derecho a vivir como quieran y con quien quieran. Eso es lo que la gente dice, pero no todos lo ponemos en práctica. Sigue pareciéndonos raro, que es un amor distinto al nuestro, pero, al leer el poema de Luis Cernuda, llegamos a la conclusión de que estas personas no son diferentes, ni raros, ni están con personas de su mismo sexo por capricho. Son capaces de amarlos, como los heterosexuales amamos a personas del sexo opuesto al nuestro. Por tanto, necesitan que los comprendan, que los respeten y que los acepten. Las decisiones que una persona toma en la vida sólo deben preocuparle a ella misma, y nadie tiene que juzgar y cuestionar esas decisiones. ¿Qué importa si a una persona le gusta leer? ¿O escribir? Esa persona es feliz de esa forma, y si es así, nadie tiene derecho a empañar esa felicidad cortando su libertad como si de las alas de un pájaro se tratase. Así, los homosexuales no pueden arrancarse los sentimientos del corazón como espinas de una flor para que el resto de las personas lo vean bien; intentan ocultarlos, disimularlos, y lo comprendo, lo comprendo muy bien. Pero las cosas que nos gustan forman parte de lo que somos, de nuestras personalidades, y si nos quitan lo que nos gusta, ¿qué somos? Pequeñas e insignificantes criaturas, sin razón de existencia. Si nos roban lo que nos gusta, nos roban la personalidad, y entonces dejamos de ser nosotros. Lo comprendo muy bien, aunque yo no sea homosexual, porque hoy en día te discriminan por otras cosas. Pero siempre se encontrará a personas que te comprendan y que compartan tus gustos y aficiones, ¿y por qué vivir atormentado por lo que puedan pensar los demás, en vez de ignorarlos y sentirte libre?

    Por ello, pienso que las personas que discriminan a otras por ser homosexuales en realidad es que no saben qué es lo que les gusta, se califican de “normales” y todo el que sea diferente a ellas o a sus gustos les parece raro. Las encuestas lo afirman, en el continente que se supone que es de los más desarrollados, la gente sigue sin respetar a los homosexuales, y éstos se ven obligados a esconder su verdad, como dice Luis Cernuda. Yo lo gritaría a los cuatro vientos, como ya me voy atreviendo a decir que leo libros, sin temer que la persona a la que se lo digo no tenga mis mismos gustos y piense que soy rara, gritaría que tengo derecho a ser libre, y lucharía por mis gustos, por mi personalidad, por mí.

  10. Ver cómo una encuesta a nivel europeo revela que el 80% de los alumnos de bachiller y universitarios no quieren que su homosexualidad salga a la luz es algo vergonzoso para la sociedad, porque los jóvenes homosexuales tienen miedo de que la gente los discrimine por tener una orientación sexual diferente. Cada uno puede atraerle y elegir el sexo que más le guste, y nadie tiene por qué insultarlos. Yo pienso que, si la gente heterosexual discrimina a los homosexuales, los homosexuales también podrían discriminar a los heterosexuales.

  11. Yo pienso lo mismo, en Ciudadanía todos piensan que no hay por qué discriminar a los homosexuales, pero luego son ellos lo que lo hacen. Algunas personas se dejan llevar por lo que dicen sus compañeros, aunque ellos no sean así. ¿Quién pone las reglas que dicen que solo pueden estar juntos un hombre y una mujer?, ¿por qué no dos hombres o dos mujeres? Ni siquiera los homofóbicos saben contestar a esas preguntas correctamente. El poema de Luis Cernuda me ha gustado mucho, porque, además de que es precioso, expresa lo que yo pienso sobre la homosexualidad, y el final es lo que más me ha gustado.

  12. Luis Cernuda nos informa indirectamente de su homosexualidad. En aquella época el tener relación con otra persona del mismo sexo estaba totalmente prohibido. Si te descubrían, te mataban.
    Hoy en día mucha gente no soporta a los homosexuales, aunque no se ha llegado nunca al extremo de matar. Pero todo el mundo tiene el mismo derecho a disfrutar su vida y de enamorarse de quien quiera. Nadie debe interponerse entre la relación de dos personas que se aman, sean del sexo que sea.
    Quería comentar, que en el libro que me estoy leyendo ahora mismo, hay una pareja homosexual. En verdad me sorprendió un poco, puesto que no me lo esperaba para nada. A uno de ellos le da miedo contárselo a los demás por miedo a ser rechazado. Sus padres jamás lo consentirían. Pero pese a ello, el chico siguió saliendo con la persona a la que ama, que es lo más importante.
    Espero que la sociedad se de cuenta de que todos somos iguales, no hay grandes diferencias entre nosotros. Tenemos que saber respetar o si no, no se nos respetará a nosotros. Y no me importa repetir esto las veces que haga falta: cada uno tiene el derecho y la libertad de amar a quien quiera.

  13. Yo, por mi parte, siempre intento escribir unas intervenciones algo distintas a las demás; escribiendo al principio algo de mi historia o cualquier otra opinión mía. Pero resulta que en este caso no recuerdo haber tenido algún familiar, amigo, o conocido que fuese homosexual o que lo parezca. De este modo, intentaré hacerlo lo mejor posible.

    Desde mi punto de vista, la sociedad muestra rasgos o características las cuales no llegaría a mejorar aunque pasasen cien años, tales como aceptar la homosexualidad o suprimir el bullying. Espero que al menos la primera, terminase pronto, puesto que como bien dice mi profesor en la entrada de este blog, este problema va a menos. También pienso que, como muchos otros problemas de la sociedad, la homofóbia es algo que se aprende, si nadie la criticara, las generaciones futuras aprenderían que eso no está mal y, por lo tanto, no hay que discriminarles, porque en realidad son personas normales, de carne y hueso, y no por su inclinación sexual hay que darles de lado.

    Para Cernuda la vida no tuvo que ser demasiado feliz, siempre reprimido, intentando evitar dar alguna evidencia de su homosexualidad o incluso tener que hacer cosas de las que se acordaría toda su vida. Si nos ponemos en el punto de vista de las personas homosexuales reprimidas, nos daremos cuenta de lo grave y al mismo tiempo tonto que es este tema, porque, como ya he dicho antes, eso se aprende. El ser humano no es malo por naturaleza, solo tenemos que saber mirar a través de los ojos de los demás y comprenderemos su dolor.

  14. Veo muy mal que las personas que son homosexuales tengan que vivir ocultándolo por miedo a que sean discriminados por la sociedad. Yo conozco a una pareja de homosexuales y la verdad es que los trato de forma natural, aunque he comprobado que no expresan en público sus sentimientos, como los expresa una pareja heterosexual, que a la vista de la sociedad es «normal». Me refiero a cogerse de la mano, darse un beso, etc.. Pero lo que importa de verdad es que ellos viven felices, pues su familia ha aceptado la situación como algo normal.

    A lo que se refiere Cernuda en este poema es a que las personas homosexuales no deberían ocultar sus sentimientos.

  15. Para mí los homosexuales son personas como otras cualesquiera. Vale que tengan otros gustos, otras formas de pensar, otras formas de ver la vida… Pero aun así son personas libres que no tienen por qué ocultar su homosexualidad, porque es lo más normal del mundo. Yo creo que cada uno puede hacer con su vida lo que quiera, somos libres de pensamientos, de gustos, de todo lo que queramos hacer en nuestra vida; cada uno es libre y responsable de su destino. Y con esto quiero decir que sí, que sí a la libertad de expresión, que sí a apoyar a todo el que tenga diferentes gustos a los nuestros y que sí a todas esas personas que tienen miedo a ser discriminadas o abucheadas, por querer a una persona de su mismo sexo.

    Creo que Cernuda lo pasó bastante mal a lo largo de su vida, pero, si hubiera vivido en la actualidad, sería tratado como otra persona cualquiera, que es a lo que nos referimos. ¡Todos somos personas, aunque con distintos gustos!

  16. Yo a los homosexuales les veo como personas normales, su condición sexual no implica para nada que sean seres diferentes, todos somos humanos, la sexualidad no hace buena ni mala a la persona, ni más o menos capaz para la sociedad, es una condición tan respetable como la de heterosexual, me parece patético que la gente no asuma que los gays y lesbianas son seres humanos como los heterosexuales, o los bisexuales, da igual, vale quien es persona de bien, y no hace daño a los demás.

  17. Nunca he entendido y, a mis años, no creo que ya consiga hacerlo, el que pueda haber personas que discriminen al prójimo sólo por «su condición sexual».
    Me resulta paradójico que esa sociedad, de la que tan a menudo presumimos sobre sus avances tecnológicos, se encuentre en un estado de estancamiento en lo referente a su «humanidad».
    El homosexual es también una persona con sentimientos, necesidades, ilusiones y considero vergonzoso y aberrante que se le trate como si fuese un ser inferior o indigno.
    Entre mis amigos, se encuentran homosexuales y no me avergüenzo de que así sea. Al contrario, estoy muy orgulloso de poder contar con ellos.
    Para aquellos que tanto les gusta la Semana Santa, creo que no estaría mal que supiesen -por si aún lo desconocen- que, la práctica totalidad de las imágenes que procesionan en nuestra ciudad, están vestidas y arregladas por homosexuales que demuestran día a día su buen gusto y sensibilidad y las Cofradías, al contrario que algunos grupos de nuestra sociedad, los acogen como a un hermano más.
    Sin pretender herir sensibilidades ni molestar a nadie, personalmente, considero que «el ser homófobo» es un signo evidente de escasez de inteligencia.
    Para finalizar, una petición o consejo: «antes de juzgar a alguien, molestémonos en conocerlo a fondo sin importarnos su ideología religiosa o condición sexual y/o social». ¡Os aseguro que os sorprenderéis de los resultados!

  18. Creo, Alfonso, que es muy oportuna tu información sobre los homosexuales que visten y arreglan las imágenes, porque la Semana Santa es seguida y sentida por muchas personas.
    Gracias por el comentario y me alegro que vuelvas a estar en forma.

  19. Luis Cernuda, a través de este poema, quiere expresar su homosexualidad, la cual no la ha expresado directamente, pero da una idea. Cernuda, está reprimiendo su orientación sexual por miedo a la sociedad y a las represalias que puede conllevar admitir esto.
    Afortunadamente, ahora no se toman las medidas de tortura que se llevaban antes, como intentar cambiar su orientación sexual, como si fuese una enfermedad. En la actualidad, la mayoría de las personas dice que «no les importa que sean homosexuales», pero luego esto no se pone en práctica. La verdad es que no entiendo cómo alguien puede despreciar a una persona por no tener los mismos gustos. Hay casos, en el que los homosexuales han confesado su orientación sexuala sus amigos, y estos, inmediatamente, le rechazan y lo juzgan, pero, ¿por qué? Antes era tu amigo, y ahora no…¿Tiene sentido? Yo, personalmente, no se lo veo. Yo espero, que con el tiempo, esto cambie, y la homofobia desaparezca para siempre.

  20. Yo creo, bueno, creo no, estoy segura de que ser homosexual no tiene nada de malo. Cada uno es como es y no se merecen que sean criticados por estos gustos. Por si todavía algunos no lo saben, existen familias de dos mujeres, de dos hombres y de un hombre o una mujer, y por esto no dejan de ser familias y personas. La sociedad de ahora y de siempre ha criticado todo lo que hacían, igual con un simple «qué asco» pero eso ya significa criticar. Todo esto se debe cambiar y pensar un poco en cómo deben de sentirse los homosexuales, si que es cierto que algunas personas pasan de lo que les diga la gente, pero hay otras que no, que no se aceptan a sí mismos y tienen que conformarse con lo que dice todo el mundo de ellos. Cambiar todo esto, y claramente para mejor, está en nuestras manos.

  21. En qué mundo vivimos que hasta para amar hay discriminación.
    Está bien visto ver a personas heterosexuales juntas, pero sin embargo a homosexuales no. Qué clase de personas somos que encima discriminamos a los homosexuales. ¿En serio merece la pena discriminar a los homosexuales? ,¿qué ganas con eso?Nada. Tan solo dejar de ser persona, porque las personas que rechazan a los homosexuales para mí quedan a un lado, como si no fueran personas, porque si trata a los homosexuales como si no fueran personas igual hago yo con ellas, a ver si les gusta sentirse desplazados de la sociedad.

    ¿Qué hay de malo en que una mujer ame a una mujer y un hombre a un hombre? ¿acaso no hay mujeres que aman a hombres y hombres que aman a mujeres?Son personas como todos, son gente con ganas de vivir, con ganas de amar, con ganas de ser querido, pero hay veces que solo ganan el desprecio, que para nada se lo merecen.
    Hay gente que dice que no tienen nada en contra de los homosexuales, pero no es verdad, la verdad es que sí sienten desprecio, aunque el porqué de ese desprecio no lo entiendo.
    Hay otra gente que oculta su orientación sexual por el miedo al qué dirán, por miedo al rechazo, por miedo a todo a su alrededor, cuando el único miedo que deberían tener sería que en sus casa pusieran una comida que no les gustara.
    ¿Cuándo nos daremos cuenta de que con el rechazo no ganamos nada?
    ¿ Cuándo sabremos ver más allá de la orientación sexual y del físico?
    Lo mismo esa persona que rechaza a una homosexual se da cuenta de que esa persona podría ser una de sus mejores amigas, llegar a tratarse como hermanas y estar todo el día juntas, pero se pierde esa oportunidad solo por no mirar más allá de su orientación.

  22. Sinceramente, yo no veo la diferencia entre una pareja homosexual y otra heterosexual, pienso que todas las personas tienen libertad, y se pueden enamorar de quien quieran.
    A lo mejor, a un hombre, las mujeres no le hacen feliz, ¿y qué tiene de malo que esté con un hombre? Son personas como nosotros y las tenemos que respetar tal y como son, igual que ellos nos respetan a nosotros. No tenemos que discriminarlos porque tengan una manera diferente de pensar a la nuestra.

  23. Estoy de acuerdo con mis compañeros,veo muy mal que las personas que sean homosexuales tengan que ocultarlo,son libres al igual que los demás , yo veo a todas las personas iguales sean lo que sean porque al fin y al cabo son personas normales pero con gustos diferentes.Espero que con el tiempo nos respetemos unos a los otros.

  24. Sinceramente, yo no veo la diferencia entre una pareja homosexual y otra heterosexual, pienso que todas las personas tienen libertad, y se pueden enamorar de quien quieran.
    A lo mejor, a un hombre, las mujeres no le hacen feliz, ¿y qué tiene de malo que esté con un hombre? Son personas como nosotros y las tenemos que respetar tal y como son, igual que ellos nos respetan a nosotros. No tenemos que discriminarlos porque tengan una manera diferente de pensar a la nuestra

  25. En este poema Luis Cernuda nos quiere decir que es homosexual, pero no directamente por miedo a que la sociedad no lo acepte tal y como es, y eso no me parece bien, cada uno pude ser como quiera ser sin dejarse influir por ninguna persona, por ser homosexual no estás enfermo ni eres diferente a las demás personas, cada uno tiene sus gustos. No entiendo a las personas homofóbicas, a ellos que les importa como sean los demás.Yo también espero que la gente sepa comprender a los homosexuales y que deje de existir la homofóbia para siempre.

  26. Pienso que la gente tiene que dejar de meterse en la vida de los demás, porque no es la suya ni su forma de pensar ,ellos no son los que van a querer a otra persona de la misma condición sexual ,cada uno es libre en su forma de pensar… también veo injusto la manera n que los han tratado porque no son bichos , diferentes ni están enfermos. La iglesia también influye mucho porque son los primeros que dicen que está mal y es un pecado al no estar destinadas a la procreación o no poder casarse por la iglesia .Todo esto que piensan es un poco absurdo cuando ellos esos mismos curas son homosexuales y muchos hacen cosas peores como la pedofilia , y es para preguntarles eso no da vergüenza ?.Aparte de todo eso, pienso que son libres no se tienen que avergonzar y que hagan lo que les parezca ,porque en estos tiempos quien no lo vea bien es que tiene la mente muy cerrada.

  27. Nos dedicamos solo a juzgar a otras personas por ser distintas a nosotros,a humillarlas,a hacerlas sentirse mal,y es una cosa que no veo normal,ya que esto se lleva dando a lo largo de toda la historia.Hablamos de amor,y en esto tampoco se puede ser libre parece,¿por qué tenemos que obligar a las personas a estar con gente que no se atrae?Cada uno que esté con quien quiera,con quien se sienta bien,porque esta vida se vive solo una vez y es para pasarlo bien.Y estas personas tienen derecho a decirlo y a expresarse libremente sin necesidad de ocultarlo por miedo,que esta vida la estamos convirtiendo en una injusticia,que si hay una minoría que no piensa igual que la mayoría ya es alguien raro o esta enfermo,además que ya es duro de por sí que ellos se sientan de otra manera,que a ellos les costará mucho más aceptarse a sí mismos.
    Pero lo que sí creo es que, si todo a el mundo le sucediera esto, pues se acabaría la vida,pero esto es totalmente imposible, por lo que si el miedo de la es este, que se pare a pensar que esto es mucha menos gente.

    Con respecto a Cernuda,supongo que tuvo que ser bastante duro el tener que ocultar su amor por miedo,y seguro que en esa época era bastante duro.
    Otra cosa con la que estoy super en contra es eso de que algunas personas se dediquen a perseguirlos,a querer matarles o apedrearle…Es algo horrible.

  28. Luis Cernuda, desde este poema, quiere expresar indirectamente su homosexualidad. Antiguamente en esa época estaba prohibido que dos personas del mismo sexo pudiesen tener una relación.
    Veo mal que las personas homosexuales tengan que vivir ocultando esos sentimientos de amor y cariño hacia otra persona, por miedo a que sean discriminados por la sociedad.
    He visto a muchas parejas de homosexuales por la calle y la verdad es que hay que tratarlos de forma natural, porque aunque no expresen sus sentimientos en público como muchas parejas heterosexuales, todos tenemos derecho y libertad de amar a quien queramos.

  29. Este tema es muy interesante, ya que no todas las personas pensamos de la misma forma sobre esto y a veces ocasiona muchos conflictos. Yo pienso que cada uno es libre de hacer lo que quiera con el mismo y seguir lo que le dicta el corazón y no las apariencias. Si dos mujeres o dos hombres quieren estar juntos, por qué negárselo, las personas estamos destinadas a enamoramos, pero no del sexo contrario, si no del alma de la persona amada. Existe una cosa que se llama libertad para el ser humano y hay personas sin moral que luchan por ello, cuando parecen seguir viviendo en el siglo diecinueve o en la edad de Franco, porque no se quieren dar cuenta de que son igual que los demás, que tienen dos piernas y dos brazos, y no cuatro tentáculos azules, que no tienen ninguna enfermedad o retraso por el simple hecho de que le gusten las personas de su mismo sexo y a lo mejor son ellos los que deberían plantearse visitar al médico por si les ocurre algo al seguir pensando así.

    La iglesia es la que más influye en esto, y le ha comido el coco a muchas personas. Soy una niña de familia religiosa y me veo muy creyente, pero como dijo el Papa Francisco, dejemos de criticar y darle importancia al aborto o a la homosexualidad, cuando hay millones de niños y familias desamparadas y sin comida que necesitan ayuda y tienen millones de problemas más importantes que estar peleando por esto. Y es que dicen que Dios solo creó al hombre y a la mujer para estar juntos y no a dos hombres y dos mujeres, pero lo que realmente creó Dios es nuestras buenas almas que se enamoran de otras sin preocuparse del sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *