LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

Isabel Allende

A pesar de lo extenso que nos pueda parecer a algunas personas (600 páginas aproximadamente) y lo â??importanteâ? del nombre de su autora (cuando lo tuve entre mis manos creía que iba a ser denso y difícil de interpretar) es un libro muy ameno de leer. En efecto, Isabel Allende no utiliza un lenguaje culto al que nosotros, simples estudiantes (muchos de los cuales no están acostumbrados a leer), no podamos acceder; sino que escribe su novela en un lenguaje sencillo y nada elevado. En concreto, nos narra los cambios que se producen en su país, Chile, durante el siglo pasado, a través de personajes pertenecientes a una saga familiar de gente acomodada. Estos hechos los cuenta desde diferentes puntos de vista: el del viejo y conservador Trueba, preocupado por la entrada del marxismo en el país; el de la vidente Clara, con sus iluminados pintores y artistas; el de Alba, ocupada de proteger a los perseguidos por el régimen de Pinochet.

Aunque la base de la novela es eminentemente histórica, no es necesario poseer conocimientos históricos de esta época previos a la lectura; al contrario, al término de la misma, el lector ha adquirido más información sobre la historia de Chile.

Termino dándole las gracias simbólicamente a todos los escritores y escritoras que nos ayudan a â??viajarâ? y â??a aprenderâ? a través de la literatura. También os quiero animar a los que entréis en el blogs a leer y a escribir: es todo un mundo por descubrir.

Eduardo Gañán Moreno

Un pensamiento en “LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

  1. A mí me pasó lo mismo. Demoré mucho la lectura porque pensé que iba a ser algo denso, pero no fue así. Por cierto, acabo de descubrir a una autora que me había recomendado alguien, como una especie de Carlos Ruiz Zafón femenino. La novela se llama «La isla de los amores infinitos», de Daina Chaviano. Acaba de ser publicada en España y creo que llegará a América Latina en agosto o septiembre. Si les gusta una buena historia de amor con una intriga gótica, no dejen de leerla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *