A ÚLTIMA HORA DE LA MAÑANA

Esta mañana, a última hora, he tenido clase con mis alumnos de 2º del PCPI. Al cabo de 10 minutos, aproximadamente, he logrado que todos estuvieran sentados en sus pupitres. Les he propuesto elaborar un microrrelato, término del que ninguno de ellos había oído hablar, aunque entre todos dedujimos que podía tratarse de un relato pequeño o resumido.  

Para aproximarnos a este subgénero literario, tan de moda hoy día, accedimos a un archivo, dentro del Wiki del Ámbito de Comunicación, donde se explican las principales características del mismo. Esta operación nos llevó, aproximadamente, otros 10 minutos, quizá 15, porque el Open Office es muy lento. Les propuse que fueran ellos los encargados de leer en alto la introducción; pero, la verdad, es que no resultó nada fácil, pues a las dificultades de los alumnos que iban leyendo, se añadió la actitud de poca colaboración de buena parte de  la clase: unos charlaban animadamente con el compañero; otros se reían sin parar, porque todo aquello les parecía muy divertido; un alumno, sentado en el último pupitre, accedía a otras páginas de Internet, pensando que yo no me daba cuenta; y en fin tampoco faltaban los que se entretenían mirando por la ventana el deambular de los alumnos de Educación Física.  

Tardamos en leer la introducción a los microrrelatos, que ocupa la carilla de un folio, aproximadamente 20 minutos.  Durante la lectura, surgieron dudas sobre el significado de algunas palabras, que yo preferí buscaran en el diccionario de la RAE, a través de Internet, para que investigaran ellos mismos, construyendo así su propio conocimiento. Les advertí de que no se trataba de copiar la primera acepción que se encontraran, sino de aplicar las distintas acepciones al contexto donde aparecían las diferentes palabras, hasta dar con la adecuada. Pero surgió otra dificultad añadida: los significados que vienen en nuestro diccionario no son fáciles de entender y menos de memorizar, especialmente el de algunas palabras. Así, por ejemplo, “enigma” es definido por los académicos como “dicho o conjunto de palabras de sentido artificiosamente encubierto para que sea difícil entenderlo o interpretarlo” o “concisión” que aparece como “brevedad y economía de medios en el modo de expresar un concepto con exactitud”. Salvamos la dificultad recurriendo a dos sinónimos, que perfectamente podían incorporar los alumnos a su caudal léxico: “misterio” y “sencillez” respectivamente.   

Cinco minutos antes de tocar el timbre, como se oían murmullos en el pasillo, decidieron dar por concluida la clase, sin contar conmigo, aunque, a duras penas, pude escribir en la pizarra 5 palabras más para que las buscaran en casa. 

Recogí mis cosas y, mientras me dirigía al aparcamiento del instituto, experimenté una sensación agridulce: por un lado, estaba convencido de que los alumnos habían aprendido varios términos nuevos, aunque tenía mis dudas de que los relacionasen con los microrrelatos; pero, por otro lado, la actitud de buena parte de ellos dejaba bastante que desear. Ignoro si porque era la última hora y estaban cansados o porque su interés por los estudios, por conseguir el título de ESO es escaso. En fin, mañana será otro día.

9 pensamientos en “A ÚLTIMA HORA DE LA MAÑANA

  1. Vaya, no sólo me pasa a mi. Tengo un 2º de ESO horrible, mitad trabajadores y la otra mitad no sé cómo llamarlos: hablan a voces cuando les da la gana, se levantan sin permiso, no abren el libro, a veces contemplan la nada por la ventana, otras disimuladamente se ponen los auriculares…Llevo un mes en continua lucha, he probado todo lo que se me ha pasado por la cabeza para que hagan algo o, como mucho, no molesten al resto de compañeros ( angelitos). Hoy se ha acercado una niña, calladita, buena estudiante y me ha dicho: «maestra, no va a conseguir nada, ¿por qué no los echa a todos al aula de convivencia? Estamos cansados ya de perder tiempo».Y me he ido pensando en si estoy perdiéndolo porque no se puede obligar a quien no quiere, porque el sistema educativo gira en torno a este tipo de alumnado: todos los medios para ellos ¿Y los demás, qué? Al final por atender al que no quiere y al que no puede, al que no llega, etc.,etc.,acabamos en la cultura de la mediocridad y en la desatención o menos calidad educativa para aquellos que sí quieren estudiar, que pueden llegar muy lejos.
    Mañana no tengo clase con ellos;el viernes quizá lleve los partes preparados, o no…

  2. Hola, Matías:
    No pienses que nuestro interés por los estudios, por conseguir el título de ESO es escaso, porque para eso estamos aquí, para sacarnos el título. Matías, sé que lo que te voy a decir no está bien dicho, pero comprendenos un poquito esa ultima hora, estabamos cansados, pero eso no justifica cómo nos comportamos. Espero que no se vuelva a repetir ninguna sitiación así, porque no te la mereces. Por lo menos de mi parte, el resto de la clase ya no lo sé, algunas días se estara mejor y otros a lo mejor un poco más tensos, pero seguro que tú no lo perdonas.
    Me gustaria pedirte disculpas por la clase, pues no te lo merecías.

  3. Bueno, en verdad, sí que estuvimos un poco revoltosos.
    Yo confieso que estuve un poco distraíada con mi compañera, pero para nada quise mostrar desprecio, si fue así, pido perdón.
    Mi opinión es que ayer estábamos todos cansados, ya que, era última hora y estábamos deseando irnos a casa. Todos tenemos ganas de sacarnos nuestro título de E.S.O. y pienso que para nada nuestras ganas de graduarnos son escasas. Aunque ayer con la forma de actuar que tuvimos, es normal que nuestro profesor piense así, porque todos nos portamos muy mal y le hicimos pasar mala clase, sabiendo que él también estaba cansado por ser ultima hora.
    Por mi parte, no volverá a pasar y espero que mis compañeros también piensen igual que yo…

  4. Yo estoy de acuerdo con el profesor en que ayer, a última hora, estuvimos revoltosos, nos portamos en algunos momentos mal.
    Yo y mi compañero estábamos todo el rato riéndonos; el ultimo alumno de todos con el internet; los otros tambien con las risas; etc.
    Al final de la clase, el profesor puso un microrrelato en el ordenador, leímos cómo se hacía y cómo era, no entendíamos algunas palabras y el profesor nos mandó para casa buscarlas en el diccionario para mañana de tareas. Tambien hicimos una carta dirigiendonos a un amigo lejano o compañero etc.

  5. Hola, Matías,la clase que tuvimos ayer, a última hora, estuvo un poco desmadrada, era última hora, estábamos cansados y un poco revolucionados; había gente mirando por la ventana,y ese alumno del que hablas que estaba sentado en la última fila, me he sentido un poco identificado con ese alumno. Creo que ese alumno estaba en lo que tu dijiste que teniamos que hacer, lo que pasa que es que ya había terminado y a lo mejor estaba en otras paginas de Internet, mientra sus compañeros terminaban de leer el microrrelato.
    Bueno, Matías, nos toca tecnología en el taller,te tengo que dejar,otro día seguimos debatiendo sobre este tema. Saludos.

  6. Yo reconozco que mi comportamiento de ayer no fue bueno, estábamos revoltosos, era última hora, estábamos cansados, y encima empezamos mi compañero y yo a jugar y hacer el tonto, el profesor me cambió de sitio y así parece que me calmé un poco.
    El profesor puso un microrrelato en el ordenador, empezamos a leerlo, pero se interumpía cada dos por tres, los alumnos no estábamos por dar la clase. El profesor empezó a mosquearce, y ahí en ese momento estuvimos callados, estuvimos buscando las palabras que no entendiamos del texto en el diccionario de la RAE, pero en los pasillos empezamos a oír a la gente salir y nosotros también queríamos salir, empezamos ahablar y ya estábamos nerviosos.
    El profesor puso unas palabras en la pizarra, las copiamos, cerramos los cuadernos corriendo y nos fuimos.

  7. Yo creo que lo que dice el profesor es verdad, en las últimas horas es siempre igual, siempre nos pasamos un poco y hacemos lo que dice.Me ha hecho mucha gracia lo que has dicho sobre unas personas.
    Ayer lo que dimos fue lo de el microrelato y dimos cómo se hacia y cómo era.
    Sobre la foto del periódico, me ha gustado que sea uno de lo que salga, bueno, esta es mi opiniòn.

  8. Hola , Matías, estoy de acuerdo en lo que dices que
    nos pasamos de la raya, pero también entiende que
    es última hora y ya estamos más cansados, aunque eso
    no justifica el comportamiento que tu vimos contigo.
    Si fueras otro profesor, ya no habrías puesto varios partes,
    por el modo en el que actuamos. Por mi parte, haré un esfuerzo
    para atender más, intentaré portarme mucho mejor, para
    que no vuelva a suceder y me gustaría también parte de todos .

    Un Saludo Matías………………

  9. Hola, Matías:

    En mi opinión, en la ultima hora de ayer, la gente estaba mas revoltosa debido a que era última hora, estaban cansados y, por eso, estaban así, sin prestar atención a la clase, estaban en su mundo, lo que muchas veces suele pasar debido al día que han tenido, a mí sinceramente me pasa de vez en cuando y no porque no tenga interés en sacarme la ESO, no, porque interés tengo y mucho, sino que se bloquea tu cuerpo y sinceramente no tienes ánimos para seguir y te dedicas a reír, hablar con el compañero/a y no prestas mucha atención al profesor, que en este caso fuiste tú.

    Sinceramente y de todo corazón te pido mil disculpas de parte de toda la clase por nuestro comportamiento en el aula, pido perdón en nombre de toda la clase, porque, aunque hayan sido otros los que incordiaron, los que no hicieron nada también tienen la culpa por no ayudarles u orientarles como buenos compañeros a seguir la clase.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *