TRIVIALIZACIÓN DE LA VIOLENCIA

Acabo de escuchar en la radio que, en el sumario para juzgar el asesinato de Marta del Castillo, se cuenta que el móvil del presunto asesino, Miguel Carcaño, fue que la víctima se negó a darle un beso. Éste reaccionó con suma violencia, obligándola, primero, a mantener relaciones sexuales y estrangulándola, después.

Hace unos días, conocimos la noticia de la desaparición y muerte de la niña de 13 años, Cristina Martín, a manos presuntamente de una compañera de colegio, con la que, al parecer, mantenía una rivalidad amorosa. La  agresora tenía fotos en su red Tuenti de cementerios y de muñecas cortadas y defendía el lema “soy como soy y al que no le guste, muerte”. Además, según los psicólogos que asistieron al interrogatorio,  al confesar su crimen, apenas se inmutó ni mostró el menor síntoma de arrepentimiento.

Son dos episodios de la vida actual, que ponen de manifiesto la trivialización de la violencia entre algunos jóvenes, que suelen recurrir a ella para resolver sus problemas.

En clase, comentamos el segundo de estos episodios y les pregunté a los alumnos si tenía justificación un comportamiento tan agresivo y cómo hubieran actuado ellos de encontrarse en una situación similar de rivalidad amorosa. Las respuestas no dejaron de preocuparme, pues algunos comprendían, en parte, la actitud de la presunta asesina e incluso afirmaron que podían recurrir también a la fuerza para resolver este tipo de cuestiones.

No sé quién es responsable de esta trivialización de la violencia, la cual es considerada como una vía normal de resolución de conflictos; pero me temo que el cine y la televisión, al igual que los juegos con ordenador, donde vemos, con frecuencia, escenas de torturas y muertes, o Internet, donde se puede acceder a imágenes de extremada violencia, tienen parte de culpa.  Y supongo que es tarea de todos, en especial de las familias, contrarrestar estos efectos negativos.

5 pensamientos en “TRIVIALIZACIÓN DE LA VIOLENCIA

  1. Yo pienso que tambièn influyen mucho los familiares, porque los hijos aprenden mucho de lo que ven. Si ellos ven, violencia y siempre peleas etc…, pues van a reaccionar de la misma manera que sus padres cuando sean mayores.

    Tambièn hay situaciones, como las de los ordenadores, si estàn todo el dia jugando a juegos agresivos, eso hace que aprendan tambièn a ser agresivos y que actúen de la misma manera que los muñecos del juego. Es decir, creo que deberìan quitar todos esos juegos y muchas cosas màs de internet que pueden causar agresividad en los niños y jóvenes.

  2. Pienso que la violencia es una expresión que el ser humano no posee hasta que no se siente mal. Creo que es como un refugio donde poder exteriorizar su propio malestar.
    Esto no significa que esté de acuerdo con ella, pero sí que estoy convencida de que siempre viene acompañada de un problema oculto, que no se nos muestra, pero que existe y sobretodo existe porque falta el amor en esa persona violenta.
    La sociedad, aunque no me gusta generalizar, forma parte de esa violenta, porque forma parte del problema no porque en internet se puedan conseguir imágenes más o menos terribles, desagradables o preocupantes, porque también podemos encontrar imágenes maravillosas, agradables y encantadoras. ¿Por qué elegimos unas u otras?
    Pienso que las elegimos según nuestro conocimiento de las cosas, según nuestro poder de comprensión, de razonamiento lógico, de aceptación de lo diferente, de respeto hacia los demás, de madurez, pero sobre todo las elegimos según nuestro estado de ánimo (estado mental), según nuestra autoestima, según nuestra vivencia y según nuestra vida.
    En la gran mayoría de los casos, las personas violentas carecen de formación, por eso le doy tanta importancia a la misma, y no me refiero a saber que el Guadalquivir es un río que pasa por Córdoba, sino a demás a saber que ese río hizo posible que distintas culturas pudieran conocerse y dejaran su legado para los que vinieron después. A respetar a ese río porque es fuente de vida, a saber que tenemos la obligación de mantenerlo para que los que nos sigan, puedan también contemplarlo, etc.
    Pienso que la educación desde la formación es la solución a muchos de los problemas pasados, presentes y futuros.
    Ojalá que entre todos los solucionemos.

  3. Hola Matías:

    Creo que vivimos en una sociedad en que la violencia
    es algo normal en la gente, porque no existe el diálogo
    sino que directamente recurrimos a a la violencia ,para
    solucionar los problemas.
    Creo que, antes de pegarnos unos contra otros,
    deberíamos utilizar la palabra y nunca llegar
    a las manos que eso sería el último recurso
    que utilizaríamos y así se solucionaría muchos
    problemas que hay hoy en día. En fin, es mi opinión.
    Bueno, Matías, eso es todo…….

  4. Hola, Matías:

    Hoy día, todo el mundo recurre a la violencia sin ni siquiera abrir la boca y, si la abren, es nada más para insultar, que para mí eso también es violencia.

    En cuanto a lo que le pasó a Marta del Castillo, me parece un acto de violencia, no, más todavía, eso es una brutalidad y no lo justifica nada ni el alcohol ni nada.

    Cambiando al crimen de la muchacha, eso lo veo una cosa que no comprendo, no veo normal en una chica tan joven tener esa forma de pensar y de ser y menos por un chico, pues los hay a montones

  5. Hola, Matías, sinceramente opino que la culpa de todos estos acontecimientos ocurridos, son de los culpables en sí, porque, aunque sus padres les enseñen unos valores para ser mejores personas, a la larga, los niños son como quieren ser y nada ni nadie puede evitarlo. A lo mejor los padres pueden guiarles para que se comporten de manera adecuada,pero ellos hacen lo que su cabeza les dice, aunque algunas veces la mayor parte de culpa es de los padres, en cómo se comportan, lo que dicen, cómo reaccionan en alguna situacion embarazosa…, etc.

    En el caso de Miguel Carcaño, a este chico para mí que sus padres no le enseñaron ninguno de los valores que suelen inculcarte cuando eres un niño y, al ver esa situacion de rechazo de parte de Marta, su subconciente repentinamente lo llevó a matarla y a obligarla a mantener relaciones sexuales.

    En el caso de Cristina, asesinada por una compañera, la verdad, la asesina de ella, si tenia fotos en el tuenti de cementerios y muñecas asesinadas, eso sinceramente creo que no tiene nada que ver, aunque en parte sí, porque a lo mejor sacó la idea de matarla de alguna que otra foto; pero, en fin, lo hizo, y sinceramente yo creo que la muchacha no está muy bien de la cabeza que digamos, porque, aunque tú tengas esos tipos de gustos tan malévolos, tienes que tener algún problema, para llegar al extremo de matar.

    En conclusión, estos casos sólo suelen ser causa de la forma de ser de los agresores y de la educación de la que carecieron de niños, aunque la culpa solamente la tienen ellos, porque, aunque no le enseñaran ningun valor, hay personas que son espléndidas y serían incapaces de hacer daño.

    Un saludo Matías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *