Premio del Concurso de Microrrelatos

PREMIOS DEL PRIMER CICLO DE LA E.S.O.
Primer Premio

Había un pirata que navegaba por los siete mares,un dia su barco se hundió y él, amarrado a un tablón de madera llegó a un puerto donde un barco pesquero lo recogió. En el barco había un ordenador portátil con Internet y el pirata decidió que en vez de navegar por los siete mares navegaría por la red.

Lara Pérez y Rocío Blanco  2ºESO G

PREMIOS DEL SEGUNDO CICLO DE LA ESO
Primer Premio (compartido)

¿Por qué tuve que conocerle? Ahora soy su esclava, me atrapó con las grandes redes de su deliciosa literatura y tiró de ellas hasta hacerme caer a los pies de su ‘'Canción del pirata”: “Navega velero mío, sin temor, que ni enemigo navío…”, resuena constantemente en mi cabeza, día tras día, hora tras hora… Mi perdición fue culpa de Espronceda, sí, de Espronceda, ahora muero bajo las redes de sus poemas…

Luna Mª Ramos Guerrero 4º ESO A

Primer Premio (compartido)

Era mi segundo viaje. La lluvia arreciaba, cada vez más violenta, la mar aumentaba su nivel, mientras la blanca espuma golpeaba el navío. Los cuerpos de los piratas se derramaban uno a uno, cayendo por la borda, desapareciendo entre la mar tenebrosa… Al día siguiente, la lluvía había amainado y comenzaba a salir el Sol. Las redes estaban destrozadas y ya no quedaba rastro del botín obtenido en el primer viaje. Todavía recuerdo lo ocurrido; la pérdida de todos mis compañeros y el capitán, el llanto desconsolado de las esposas de los piratas, anunciar la muerte de éstos… Desde entonces no volví a navegar.

Susana León Jiménez 4º ESO A

 

Finalista

Era una noche fría, estaba yo sentado en mi silla del ordenador navegando en la red de internet, cuando, de repente, me llegó un e-mail. Era de una tal Vanessa… Lo abrí y lo leí. Decía que a Vanessa la abían raptado unos piratas en el siglo XV. Yo no me explicaba cómo podía ser. Tambien ponía que si rompia la cadena, los piratas vendrían a por mí. Yo, como no le hago mucho caso a esas cosas, lo cerré sin saber lo que pasaría… Al cabo de 3 días, me llegó otro correo de la tal Vanessa, pero esta vez no era ella, sino los piratas… El correo decía que vendrían a por mí. a las 2 de la noche y me llevarían para siempre. Yo intenté reenviar el correo de Vanessa, pero ya era tarde…

Adrián Carretero Sosa 3º ESO E

 

PREMIOS EN BACHILLERATO
Primer Premio (compartido)

El miedo…navega por nuestro interior cual tirano pirata. Roba cualquier sentimiento: amor, odio…cuando da la cara, nos atrapa en una red imaginaria de la que no podemos salir, nos impide cualquier movimiento y nos ahoga en aguas profundas y oscuras… sin piedad alguna, más de una vez se lleva el alma de alguien… morir de miedo… los ojos desorbitados y el corazón a mil por hora…hasta que se para…la tez se vuelve blanca como la niebla… no se puede encontrar la explicación… mueres y punto. No hay nada más triste que una persona felíz. Si una presona no siente miedo alguno, es porque vive en una vida de engaños, mentiras… y cuando descubre el verdadero mundo que le rodea… le invade el pánico, el corazón vuelve a acelerarse y, por fín, expulsa su último aliento. Vive del miedo, vive la realidad.

Enrique Simón 1º Bachillerato D

 

Primer Premio (compartido)

Estaban navegando por la red, reían y hacían chistes a la vez que se introducían en páginas siniestras y de miedo, sin pensar en los riegos, convencidos decían “qué más da, no es más que un juego…”. Estaban pirateando uno de los juegos de miedo más cotizados del momento, algo les inquietó: un cuadro de advertencia donde se decía que no prosiguieran , sería peligroso. No hicieron caso de las advertencias y siguieron con su cometido… Cuando el juego terminó de descargarse, solo se escuchó una risa grave y profunda salir de la computadora y un silencio escalofriante en la habitación…, pero ¿dónde estaban ellos? ¿Qué había ocurrido…? ¿Habían desaparecido sin más….? ¿Quién sabe…?, nunca se reveló el secreto de aquel siniestro suceso, nadie supo jamás qué pasó con los chicos que navegaban por internet……

Mercedes Barona  1º Bachillerato D

 

Finalistas

Fijó su mirada en las nubes negras que divagaban detrás del cristal, y cayó en la cuenta de que otra luna llena estaba a punto de asomarse. La tenue luz de la pantalla iluminaba sus ojos enrojecidos, ocho semanas navegando astutamente a través de aquella red compleja, infinita, desafiante y casi inteligente…Inundado en todo ese mar de cables y tecnologias, el pirata debía atravesar aquel océano, localizar el barco enemigo, abordarlo, hacerse con él, y destruir al capitán…Y solo entonces iria en busca de otro reto.

Alba Castejón Soto 2º Bachillerato A

Nunca antes ese grupo de piratas había surcado mares como aquellos, desconocidos para ellos, inmensas redes de sabiduría y conocimiento. Es por lo que dejaron, desde entonces, de llavarse piratas.  

Raúl Pérez Caballero 2º Bachillerato A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *