LA IMAGEN DE LA ENSEÑANZA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Estoy escuchando un programa de radio sobre la enseñanza en Andalucía y todos los testimonios que se recogen son negativos: 

  • Una profesora que tuvo que denunciar su caso a la policía, porque el Jefe de Estudios de su centro consideró como algo perteneciente al ámbito privado los insultos que había recibido en la “Tuenti” de un alumno.
  • Un profesor que, después de 22 años en la enseñanza, se ha visto obligado a abandonarla, porque no puede impartir sus clases con normalidad, debido al mal comportamiento de los alumnos.
  • Padres y madres que, cuando se les comunica un parte de conducta inadecuada de su hijo, van al centro para protestar y no para informarse de lo sucedido.
  • Numerosos casos de amenazas de alumnos a profesores.
  • Un alumno que citó en la calle a un profesor para pegarse con él, porque le obligaba a estudiar en clase.

La conclusión a la que llega la presentadora del programa es que la falta de autoridad del profesorado y la ausencia de valores entre los alumnos están deteriorando la educación en nuestro país.

No voy a poner en duda la veracidad de estos testimonios; pero sí que se hayan recogido únicamente los que ponen de manifiesto la falta de actitudes para el estudio del alumnado y, sobre todo, comportamientos inadecuados, que incluyen la mayoría de ellos amenazas orales o escritas a los profesores. A esto, además, hay que añadir la indiferencia de los equipos directivos, representados por el citado Jefe de Estudios.

Da la impresión de que los periodistas que han preparado el programa de radio tenían la intención de ofrecer una visión muy negativa de nuestro sistema educativo, que, por otra parte, es la visión que se ofrece habitualmente en los medios de comunicación.

Si, en verdad, las cosas fueran así, si las relaciones entre los alumnos y profesores fueran como se describe en el programa, la convivencia en las aulas sería imposible y habría que cerrar los centros de enseñanza.

Afortunadamente, la mayoría de los alumnos son respetuosos con los profesores y respetan las reglas que regulan la vida en común, aunque hay un porcentaje significativo de ellos, que se sienten obligados a estudiar y, por consiguiente no están a gusto en los centros.

Busquemos soluciones  para estos alumnos, ofreciéndoles vías diferentes para completar los estudios de secundaria, donde se combinen actividades de iniciación profesional con la enseñanza de materias comunes a los demás alumnos. Y algo muy importante: para aquellos que presenten déficit competencial en alguna asignatura, que la Administración dé a los centros, incluidos los de enseñanza primaria, suficiente número de horas de refuerzo y apoyo, para que este déficit no se enquiste y se vuelva irreversible, provocando desinterés y hostilidad hacia el sistema educativo.

4 pensamientos en “LA IMAGEN DE LA ENSEÑANZA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

  1. Hola, Matías, he estado leyendo la entrada que has subido y, en el párrafo en el que la presentadora da su conclusión, pues no estoy nada de acuerdo.En primer lugar, la profesora achaca la situación a la falta de autoridad del profesor/ra, los alumnos, en un sitio público, deberían saber comportarse y de eso no se deben encargar los profesores,sino los padres que desde bien pequeños les tienen que enseñar los modales adecuados y a cómo comportarse.

    Sobre la visión negativa que hay del sistema educativo,no es sólo de la educación,sino de todos los jóvenes,que parece que todos somos los que los fines de semana nos emborrachamos y causamos destrozos,peleas etc…Les dan más importancia a las noticias negativas que a las positivas.Yo estoy de acuerdo contigo, Matías,en que la mayoría de los alumnos son respetuosos con los profesores y respetan las reglas que regulan la vida en común.

    Trasladándome al tema de que se ofrezcab vías diferentes para completar los estudios de secundaria, pues mi opinión es que ha sido muy acertado,un claro ejemplo son los PCPI,que yo creo que han tenido buenos resultados, incluso yo tengo casos cercanos que no hacían prácticamente nada y eligieron una profesión mediante el PCPI, y ahora hasta están trabajando en esa profesión que les gusta.

    Esperemos que la cosa cambie y que si van a dar noticias públicamente sobre la educación ó los jóvenes, que las den globales,que no cuenten sólo los casos aislados.

    Un saludo, Matías, y sigue así que eres el mejor.

  2. Hola Matías:
    Creo que la actitud de la gente interfiere mucho en la persona.
    La falta de educación tambien interfiere en la clase y en los
    alumnos de la clase.
    A las personas que tengan una actitud negativa no se les debería dar
    tanta confianza, pues son problemáticas y pueden estropear el ambiente de la clase.
    Creo que tampoco se debería forzar a la gente que no quiera
    venir a clase, para que la estropee. Mejor que se queden en
    su casa y, así, se podría dar mejor clase y, de alguna manera,
    ayudar a que la gente pueda aprender más y rendir
    mejor. Creo que sería una buena opción para
    mejorar la convivencia entre los alumnos y los profesores.
    Esta es mi opinión……………

  3. Yo pienso que los profesores, en verdad, no deberían darle a todos los alumnos tanta confianza, porque de un poquito se lo cogen todo y ya empieza las faltas de respeto, los malos modales etc.., e incluso hay amenazas. Aunque estos alumnos lo que tendrían que hacer es no ir al instituto, si no van hacer nada y solo van para liarla y no dejar que la clase se dé como es debido.

  4. Yo creo que los profesores no tendrían que dar tanta confianza, porque nos dan la mano y le cogemos el brazo.
    Hay personas que solo quieren venir para liarla y para no dar clase; yo a esas personas las mandaría a sus casas, pues allí por lo menos no darán tanto la lata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *