OSAMA

OSAMA  Siddig Barmak (2003) 

El lugar donde vivían,
Las voces que escuchaban,
Los ojos a los que miraban,
Los perfumes que olían,
La piel que tocaban. Se lo han quitado todo.
Son sobrevivientes en un mundo muerto,
Un mundo que ya no es de ellas,
Que ha quedado anclado en su recuerdo,
Como borrado de un plumazo
Por la intolerancia y el fanatismo.
Así, se sienten / me siento
Contemplando enrabietado â??Osamaâ?.
 

â??Osamaâ? es una película en la que una niña de doce años y su madre pierden su trabajo en un hospital, cuando el régimen Talibán se hace con el poder en Afganistán. Imposibilitadas también para salir a la calle solas, ya que no hay varones vivos en su familia, la madre decide hacer pasar a la niña por un chico. La niña, ahora llamada Osama, tendrá que hacer frente a todos los problemas para que nadie se dé cuenta de su verdadera identidad.

La pusieron ayer en La 2 de Televisión Española.

Un pensamiento en “OSAMA

  1. He de confesar que no he visto la película, pero por la introducción que se ha hecho de la misma parece que uno de los temas que trata es la gran desigualdad entre hombres y mujeres en los países árabes (â??Imposibilitadas también para salir a la calle solas, ya que no hay varones vivos en su familia, la madre decide hacer pasar a la niña por un chicoâ?).
    Al respecto, quiero comentar lo siguiente: es vergonzoso que en el tan llamado â??avanzadoâ? siglo XX haya países en los que se dé esta situación. Me gustaría hacer la siguiente comparación con la simple intención de crear opinión y reflexionar al respecto.
    España es uno de los países donde parece que la igualdad de sexos se está consiguiendo (desde los colegios mixtos, a trabajos con igualdad de condiciones tanto para mujeres como para hombres,�), algo que veo muy positivo. Pero, como ya se ha podido ver en noticias, este equilibrio se está llevando a límites extremos (que, bajo mi punto de vista, son ridículos), como el estar tan preocupados por hacer una continua distinción de género en todas las palabras que no lo contemplen: estudiante/ estudianta,� ¿Es esto una muestra de que cuanto más tenemos más queremos?
    Analicemos ahora la situación en los países árabes. La mujer, en ellos, no es tratada como tal, es una esclava, un muñeco que el hombre trata a su antojo, sin él ella no es nada: ¿dónde está la igualdad?
    Estas mujeres no saben lo que es hablar de igualdad de género, no lo saben porque no tienen oportunidad de aprender, no tiene la ocasión de enriquecerse: ¿dónde está la igualdad?
    Es por lo que debemos recapacitar y distinguir dónde está la verdadera importancia cuando hablamos de desigualdad, ¿quedarnos en la superficie o combatir la situación desde la raíz?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *