BIBLIOTECAS

Ayer sábado, venía publicada, en el diario El País, la noticia de que la sociedad británica se está movilizando para salvar sus bibliotecas, amenazadas por los drásticos recortes del gasto público impuestos por el Gobierno de Davis Cameron. “Al menos cuatro centenares y medio de estos centros repartidos por la geografía británica deberán echar el cierre” –leemos en el citado periódico.

Ahora que estamos analizando, en clase, los poemas de Antonio Machado, a quien se le incluye en la Generación del 98, conviene recordar lo que escribió Pedro Salinas, al aplicar los requisitos de Peterson, a este grupo de escritores: que no hay homogeneidad en su formación, aunque existe una unidad en el modo como se formaron, el autodidactismo, pues todos ellos, grandes lectores, frecuentaron la mejor Universidad del mundo: una biblioteca.

A Machado, después de pasar por la Institución Libre de Enseñanza, sin exámenes ni libros de texto, los estudios de bachillerato le resultaron extremadamente aburridos; sin embargo, por esta época, finales del siglo XIX, según uno de sus biógrafos, Ian Gibson, “lee incansablemente en la Biblioteca Nacional de Madrid, sobre todo teatro clásico”.

Hoy día, es verdad que las bibliotecas no son tan frecuentadas, al menos para leer, aunque sí para estudiar exámenes o para preparar trabajos en grupo. En nuestro instituto, estamos, especialmente, empeñados, a través del Plan de Lectura, coordinado por Lola Pérez Ebrero, en que la biblioteca se utilice y, poco a poco, vamos consiguiéndolo. De hecho, las reuniones del Club de Lectura las celebramos en sus instalaciones.

Sin embargo, y a tenor de lo que está sucediendo en Inglaterra, se avecinan malos tiempos para estos espacios de lectura. Por lo pronto, el líder de la oposición de nuestro país, en una entrevista reciente, publicada por este mismo diario, anunció que su política económica, en el caso de presidir el Gobierno, sería parecida a la de Davis Cameron. Como dice el refrán “Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”.

18 pensamientos en “BIBLIOTECAS

  1. Sobre este tema, no creo que haya muchas opiniones distintas, puesto que casi todos estaremos de acuerdo en pensar que no es lógico que cierren las bibliotecas, aunque haya personas que no les guste leer o que no las frecuenten.

    Yo, por ejemplo, no voy mucho a las bibliotecas, es más, solo he ido dos veces, una cuando era pequeña y no me quedó otro remedio, y otra el año pasado para acopañar una amiga a que recogiera un libro. Que no vaya a la biblioteca no significa que piense que son innecesarias, pues yo no voy, porque para leer y estudiar necesito hacerlo en voz alta y en silencio y muy concentrada, y en una biblioteca ni puedo hablar, ni estoy muy concentrada, porque siempre hay alguien que está hablando o simplemente se está moviendo.

    Pero, en mi opinión, una de los edificios más importantes que puede haber tanto en ciudades como pueblos son las bibliotecas, ya que hace que aumente más facilmente el acceso a la cultura, también se puede quedar con amigos para hacer un trabajo o simplemente a por algún libro que sea necesario.

    Creo que es inadmisible que en un país muy avanzado en cultura y muy desarrollado, como es Inglaterra, se pretenda cerrar las bibliotecas para reducir la deuda pública, puesto que hay muchísimas otras cosas que podrían suprimir antes que una biblioteca, puesto que son innecesarias.

    Una biblioteca puede proporcionar muchísimas cosas, como sitio para poder estudiar, para poder realizar trabajos y deberes, para coger algún libro sin que haya que comprarlo. Además,ayuda cada vez más al avance cultural, porque cada vez hay más alumnos que van y eso hace que aumente su nivel de cultura y también puede ser que lo haga su capacidad de concentración, eso ya depende de cada persona, ya que hay personas que necesitan un ambiente muy silencioso para temas relacionados con los estudios y otros que necesitan jaleo para concentrarse, porque ya están tan habituados al ruido, que es un elemento necesario para estudiar.

  2. En mi opinión, las bibliotecas son muy utilizadas, por lo menos en mi ciudad. La biblioteca,a la que suelo ir, es la de Lepanto y tengo que ir a las tres y cuarto para que las salas de estudio no se llenen.
    Pienso que las bibliotecas de los colegios no tienen mucho uso, más que nada porque por las tardes casi todas están cerradas y su aforo máximo suele ser de 15 personas.

    Estoy de acuerdo en que las bibliotecas hoy en día se utilizan para estudiar exámenes y demás, muy pocos la utilizan para leer.

  3. En mi opinión, esta medida es muy poco acertada, pues esos lugares son frecuentados, sobre todo, por alumnos que utilizan la bibliotecas como una ayuda más para formarse y, en muchas ocasiones, es decisiva esta ayuda. También es una herramienta para aquellas personas que quieren tener más cultura y mas sabiduría y no deberían privar a estas personas, pues están en todo su derecho. Creo que estos gobiernos que pretenden recuperar la economía de sus respectivos países deberían dejar de tomar de una vez medidas estúpidas y sacarlos de esta tremenda crisis en la que estamos con medidas acertadas y que solucionen esta situación definitivamente

  4. Las bibliotecas siempre han sido de gran utilidad para muchas cosas relacionadas con la cultura. Hasta hace poco no era una persona que leía habitualmente, pero con la clase de lectura mi afición se hace cada vez mayor. Es por esto que uno de los grandes beneficios con los que contamos, alquilar libros, ya no sería posible.
    Pero la biblioteca no es solo un lugar que presta los libros, sino que sobre todo a chicos y chicas de mi edad nos es de mucha utilidad para poder estudiar y quedar en algún lugar para hacer los trabajos. En mi opinión esta medida nos quitaría el gusto de poder acercarnos a la cultura.

  5. Hace años, las bibliotecas eran lugares muy necesarios para los estudiantes, para consultar libros y solucionar sus dudas, preparar exámenes, etc. Y no solo para estudiantes, también para personas interesadas en la lectura, allí encontraban muchísimos libros de interés.
    Pero, hoy día, van muchas menos personas a las bibliotecas y, de ello, tendríamos que culpar al progreso, ya que desde que utilizamos los ordenadores y consultamos casi todo en internet, no vamos tanto a las bibliotecas, cualquier duda que se nos presenta la consultamos en casa con el ordenador, ya que nos resulta mas cómodo y rápido.

    Es algo triste que se cierren las bibliotecas, pero yo creo que éste es solo el principio de algo inevitable, cada vez se cerraran más y más, y quizás dentro de cien años los estudiantes no sepan lo que eran esos lugares a los que sus abuelos solían ir a leer libros y estudiar, y es que el progreso nos va dando cosas nuevas pero también nos va quitando otras cosas que ya se van quedando anticuadas.

    Esperemos que los libros sigan existiendo por siempre, ya que son los testigos de nuestra historia, de nuestro presente y ojalá que lo sean de nuestro futuro.

    Los políticos deberán tomar medidas para que no se cierren tantas bibliotecas y fomentar que se lea cada vez más.

    El que en los colegios y en los institutos se pida a los alumnos que lean libros es una forma de conseguir que no se pierda el interés por la lectura, ya que si no fuera obligatorio la mayoría de nosotros no leeríamos, muy triste pero cierto.

  6. No veo por qué la necesidad de quitar las bibliotecas.
    A mí la biblioteca me aporta muchas facilidades, como, por ejemplo, el tener que estudiar en un sitio tranquilo en el cual nadie te moleste o el simple hecho de querer leer, los niños de mi edad asisten a la biblioteca para hacer trabajos etc.. Y cada día más la gente que se da cuenta del uso de la biblioteca, porque se puede ver como un sitio aburrido al que nadie asiste, pero no es así, es un lugar tranquilo al que se le puede dar múltiples de usos.

  7. Mi opinión sobre esta noticia tan absurda,es que no parece muy lógica esta decisión,puesto que las bibliotecas nos ofrecen muchas cosas como el entretenimiento,estudio,trabajo,alquiler de libros, etc.Yo creo que esta decisión tomada no beneficiará a nadie.
    Mi conclusión ,creo que han cometido un gran error con esta decisión de los recortes del gasto público.

  8. En mi opinión,esa medida no se debería tener en cuenta, ya que, aunque en la sociedad británica se esté siguiendo esta ley, puede que frene antes de llegar a España.No sé porque Davis Cameron ha llegado hasta aqui.Las bibliotecas son zonas bastantes útiles, donde se suele estudiar y hacen que los niños tengan otro tipo de ilusión, porque hacen que se puedan sacar libros, peliculas etc.Puede que a muchos no les interese, pero tienen que pensar un poco en los demás..En los que consiguen sacarse carreras gracias a las bibliotecas,en los que no tienen dinero suficiente etc.Para eso estan las bibliotecas, ofrecen un sitio donde estudiar, proporciona libros gratis, proporcionan muchas cosas.

  9. A mí esta noticia me ha impactado, ya que estoy frecuentando las bibliotecas más que en otros años, porque Lola nos ha dado una idea distinta a la que teníamos. Las bibliotecas son espacios en los que te puedes sumergir en muchos lugares distintos, por eso, no entiendo lo que están haciendo en Inglaterra. Aunque, en verdad, no frecuentamos demasiado las bibliotecas, son espacios culturales muy importantes, ya que hay libros sobre todos los temas que te puedas imaginar.

    Mi padre me dijo que antiguamente un alumno no se podia formar correctamente, sin una biblioteca. Estamos desperdiciando ese bien, y encima, lo tenemos más cerca de lo que creemos.

    Aquí acabo mi comentario, dano las gracias a los que hayan leído. Hasta pronto

  10. Francamente, me parece que esa medida de recorte económico es totalmente absurda; pienso que hay muchos sitios de donde recortar el dinero, y que hacerlo de las bibliotecas es una idea errónea. Sí es cierto que estas son un gasto público, que no reportan prácticamente beneficio económico alguno, pero aportan otro tipo de beneficio aún mayor. Las bibliotecas son centros de información inmensos donde puedes encontrar libros de todas clases, antiquísimos que ni siquiera en Internet puedes encontrar, enciclopedias, guías, incluso películas de todas las clases. Son enormes cúmulos de saber y conocimiento que llevan existiendo desde hace muchísimo tiempo y que forman parte de nuestra cultura, de nuestras creencias, de nosotros mismos. ¿Quién alguna vez no ha ido a una para buscar algún libro? De lo que sea, da igual, pero esa sensación de buscar la información por ti mismo a mí me encanta.

    Cuando queremos buscar algo en Internet, no tenemos más que poner la palabra en un buscador y elegir una de las entre mil páginas que hay sin apenas esfuerzo y sin preocuparnos siquiera por lo que buscamos, no hay interés ninguno. Por el contrario, cuando vamos a una biblioteca, tenemos que hacerlo nosotros mismos y no es tan fácil, pero merece la pena.

    Yo soy miembro de la biblioteca de Lepanto y me encanta cuando tengo que ir a por un libro: en primer lugar te diriges al mostrador para preguntar por el libro en cuestión y, si lo tienen, te dan la información sobre cómo encontrarlo “vaya a la segunda planta, en obras teatrales y busque GL BDS”, si preguntamos por Bodas de Sangre de García Lorca, por ejemplo. Entonces, tú vas a la segunda planta y te encuentras con una habitación llena de estanterías donde pasas en silencio, porque hay jóvenes o personas mayores, que están estudiando, leyendo o con un trabajo, da igual, pero el caso es que están allí haciendo algo de provecho. Cuando llegas a la estantería donde están las iniciales GL, te pones a buscar las otras iniciales BDS, entre muchos títulos del mismo autor o de otros, y después de un rato buscando, cuando lo encuentras, te da una gran satisfacción saber que has encontrado lo que andabas buscando y vas camino del mostrador para llevártelo a tu casa. A mí esta situación, aunque pueda parecer un tanto infantil y cursi, me encanta, no sé, te sientes realizado, al saber que has hecho algo por ti mismo, y que, además, te ha resultado divertido.

    Por otro lado, como ya he dicho antes, las bibliotecas son centros de enseñanza que te abren las puertas a un mundo lleno de conocimiento, y personalmente creo que para un país en desarrollo, como en este caso, es una medida contraproducente el quitarlas, porque priva a muchísimos niños, que normalmente no podrían acceder a esos libros, de que tengan acceso a ellos de una manera tan sencilla.

    Sinceramente, pienso que deberían pensar más detenidamente esta medida y ver si de verdad ha sido correcta o no, ver si es contraproducente o, por el contrario, es preferible privar a la sociedad de conocimiento antes que privar al país de riqueza.

  11. La verdad no entiendo por qué en Inglaterra quieren cerrar las bibliotcas. Antes, cuando no conocía el uso exacto de la biblioteca, no me interesaba, pero desde hace dos años más o menos, que entré en el instituto, y me explicaron para qué se utilizaba, me di cuenta de que no sólo sirve para leer, que es la idea que todos tenemos. En una biblioteca, se pueden realizar diversas actividades. Es un lugar en el que se está en silencio, por tanto, se puede, desde estudiar, leer, hacer trabajo, sacar informacion, hasta escuchar música, en definitiva, un lugar donde relajarse y disfrutar pasando el tiempo solo o en compañía.

  12. Respecto a eso último, espero que no tengamos que “cortarnos las barbas” , creo que esa medida no ha sido adoptada de forma lógica y consecuente , y creo que se abolirá por el reclamo popular , y me extraña, pues la sociedad británica es una sociedad de gran bagaje cultural , no sé cómo permite esto.

    Sinceramente, pienso que, si los políticos británicos consideran que hay que recortar para solucionar el déficit presupuestario, que empiecen por sus propios sueldos, que bastantes elevados son , además, seguro que hay muchas cosas que se podrían eliminar y que, suponiendo un gasto económico considerable, no sirven de mucho.

    Creo que llegar al punto de recortar el número de bibliotecas debería ser lo último , pues es una fuente de riqueza cultural que riega los alrededores de la zona donde se ubica , y que nos permite acceder a datos y a libros que a lo mejor por Internet no conseguimos.

    Las bibliotecas son símbolo de cultura , son algo que debería estar en todos los lados .

    Sinceramente, yo no frecuento mucho las bibliotecas , alguna vez para sacar un libro que se haya editado recientemente , pero no las utilizo para estudiar, pues no me concentro rodeado de tanta gente, aunque bien es cierto que las bibliotecas, además de ser una válvula de escape para evadirse de este “mundo loco” y acercarse a la cultura, también sirven como centro donde los estudiantes preparan sus exámenes , o dónde se puede leer tranquilamente un periódico.

    Concluyendo, creo que la biblioteca es un lugar muy importante , y creo que su cierre no es lógico, pues es evidente que las bibliotecas proporcionan muchas ventajas y, aunque es verdad que a lo mejor supongan un gasto público, no importa , pues hacer que la sociedad acceda a la cultura no tiene precio.

    ——————-FERNANDO GÓMEZ AGUILAR———————-

  13. Esta medida me sorprende y me entristece, esperemos que no llegue a España. Desde luego, hay mucho gasto público, pero ¿es necesario que esto afecte a las bibliotecas? Creo que habría mil formas de solucionar este problema que no afectaran a estas.

    Por una parte, no me imagino un centro de enseñanza sin una biblioteca, pero creo que hablamos de bibliotecas fuera de estos lugares. Es cierto el daño que a las bibliotecas les pueda hacer Internet, pero para mí ambas cosas no son comparables. Aunque para cualquier consulta es rápido y cómodo hacerlo por Internet, cuando se trata de libros de texto, no los encuentras o cuestan dinero, aparte de que la información no está clasificada y hay que saber buscar bien.

    Además, aunque nos parezca increíble, Internet no llega a todo el mundo, aún hoy hay personas que o bien no tienen Internet, o no saben buscar bien, con lo cual no es tan fácil para todos.

    Aunque yo no suelo ir mucho a bibliotecas, no me gustaría verlas cerradas. Las bibliotecas son grandes centros de cultura, de lectura y de acceso a conocimientos, donde hay información gratuita perfectamente ordenada, y donde cualquiera de nosotros e incluso personas sin mucho dinero, que quieran tener acceso a cualquier información, pueden ir.

    Además, como has dicho, son grandes centros sociales, ¿cuántos club de lectura se organizan en una biblioteca?. También, como sala de estudio, ayuda mucho a concentrarse más fácilmente. En fin, un buen lugar de encuentro con la lectura.

    Por todo esto, yo jamás cambiaría una biblioteca por un ordenador, son cosas distintas, jamás suprimiría las bibliotecas públicas, al contrario, tendrían que tener más movimiento. Además, prefiero el libro de toda la vida, que el libro electrónico, porque la sensación no es la misma: el tacto de la hoja, pasar de página, saber la extensión… Se me viene a la cabeza el protagonista del último libro que comentamos, de las sensaciones que el “viejo” experimentaba, qué feliz sería si accediera a una biblioteca y nosotros que las tenemos, no las valoramos o pensamos que podemos prescindir de ellas.

  14. Las bibliotecas, desgraciadamente, siempre han sido grandes desconocidas para unos y amigas para otros. En la sociedad de hoy día son cada vez más niños los que desconocen las grandes utilidades y ventajas que llega a proporcionar una biblioteca, y es este el mayor motivo por el que, ante estas situaciones, no se haga casi nada.
    Hasta hace unos años, yo era una de esas niñas que no conocía realmente este lugar, pero poco a poco me fui dando cuenta de que no solo es un edificio donde puedan obtenerse libros sino que también nos da un gran abanico de posibilidades para acercarnos a la preciada cultura. Como bien hemos estudiado en clase del lengua, grandes escritores como Antonio Machado han pasado gran parte de su vida en este lugar, cosa que les ha ayudado e inspirado para la elaboración de sus obras. Es por esto que me pregunto si esta decisión afectará a las cualidades de futuros escritores. Personalmente, pienso que sí, porque cuando una persona quiere adentrarse en ese mundo de ideas, lo primero que desea es encontrar un lugar donde poder relajarse e inspirarse. Uno de estos lugares es la biblioteca en la que podrán contar con gran cantidad de información y concentración para que, de esta forma, personas con facultades de escritor puedan crear grandes trabajos.
    Pero este lugar no solo es para aquellos que sean más cercanos a este mundo, sino para todos los que quieran dar un paso hacia el aprendizaje que nos proporcionan los libros. Una de las grandes ventajas es que tanto niños como adultos pueden recurrir a estos libros de forma gratuita y leerlos. Desgraciadamente, no todos tienen las mismas facilidades para comprar un libro, pero con este beneficio, que nos proporcionan las bibliotecas, podrán llegar a él con mayor facilidad.

    Es por esto que, desde mi punto de vista, también podemos considerar a una biblioteca como un lugar donde no hay distinción alguna entre ricos y pobres, allí todos somos iguales y contamos con las mismas ventajas.

    Trasladando este asunto a mi vida cotidiana, no soy una persona que acuda mucho a la biblioteca a estudiar, ya que en mi casa encuentro la comodidad suficiente. Pero no todas las personas pueden decir lo mismo, ya que por ciertas circunstancias no encuentran su casa como un lugar adecuado para el estudio, y son estos edificios los que les proporcionan la tranquilidad que desean.

    Por todas estas ventajas que nos aportan las bibliotecas, estoy en total desacuerdo con la reforma que se ha llevado a cabo. A esta decisión no le encuentro sentido, porque, si es por dinero, creo que sería más acertado retirar todo aquello que realmente nos perjudica y no lo que nos ofrece ayuda. El mayor beneficio del ser humano es el conocimiento, y es un bien del que no podemos prescindir.

  15. En España somos muy dados a pelarnos las barbas, cuando lo hace el vecino, y a aceptar la moda que se imponga desde otros países, lo que nos puede hacer pensar que es muy probable que en nuestra tierra también veamos en breve el cierre de alguna bibliotecas. Y también podemos pensar que así ocurra, porque la crisis impone que se ahorre al máximo, en casi todos los campos, y veo como un tremendo error el cierre de las bibliotecas.

    Los españoles ya hemos ahorrado en gasto social eliminando el cheque bebé o recortando el sueldo de los funcionarios; hemos ahorrado en sanidad retirando algunos medicamentos financiados, por poner algunos ejemplos.

    Por el contrario, seguimos teniendo, por ejemplo, una enseñanza pública gratuita, una sanidad pública gratuita, y unos servicios de bibliotecas públicas y gratuitas, para los que me resigno a creer que vayamos a sufrir recortes. Entiendo que sería un error tremendo ahorrar a costa de la cultura.

    Al respecto, pienso que resultaría muy fácil, en tiempos de crisis, dejar de gastar dinero público en cultura para los ciudadanos. Si a esto le unimos tantos programas basura, de la prensa rosa y chismes varios con los que nos bombardean constantemente desde la televisión, podemos garantizar un número cada vez más elevado de ciudadanos más analfabetos, más ignorantes y más fáciles de controlar sin duda alguna.

    También es verdad que cada vez frecuentamos menos las bibliotecas, porque internet también las está devorando.

    Si un gobierno comienza eliminando las bibliotecas, posiblemente continúe eliminando los museos, y posteriormente los teatros. Y en ese proceso, estaremos retrocediendo años atrás en nuestro progreso.

    Para finalizar, he de decir que estoy un poco harta de tanta política y tantos recortes de dinero que solo afectan a los ciudadanos. En su lugar, se podría recortar en gasto militar, o en gasto político: gastos de ministerios inútiles o duplicados, gastos de sueldos desproporcionados de nuestros representantes, gastos de títulos nobiliarios inútiles, gastos de viajes y vacaciones de nuestros representantes políticos, gastos de campañas electorales…, y otros muchos gastos que sobran. Y en cambio emplear este dinero para, por ejemplo, salvar la pérdida de las bibliotecas que tanto bien hace a los estudiantes como yo, y que siempre han sido símbolo de desarrollo de un país.

  16. Este es un tema con el cual estoy totalmente indignado, pues lo veo como un atraso total para los europeos. No veo normal que cierren el único lugar en el que puedes estar estudiando, leyendo y haciendo un gran numero de actividades con una gran concentración.

    Llevando este tema al ámbito personal, yo soy una persona la cual necesita una biblioteca para estudiar, puesto que es el único sitio en el que puedo concentrarme al 100%, debido a que en mi casa por diversos motivos no puedo estudiar bien del todo, además esta comprobado que mis resultados académicos son mejores cuando estudio en la biblioteca, en lugar de en mi casa.

    Yo no digo que todas las personas piensen como yo, pero estoy convencido de que una gran parte se identifica conmigo, puesto que a ellos le sucede lo mismo.

    En definitiva, si en España llegara a suceder lo que esta sucediendo en algunos países vecinos, cerrando todas las bibliotecas, tendría un grave problema, puesto que la mayoría de la población se manifestaría en contra de ello, en contra de un enorme atraso en nuestra sociedad.

  17. Yo, como estudiante que soy y como persona que frecuenta la biblioteca constantemente, sobre todo para estudiar, estoy indignadísimo con esta propuesta del señor Cameron, ya que creo que es un insulto hacia las personas más cultas y como centro de cultura general, ya que una biblioteca es un centro de sabiduría general, sobre todos los temas necesarios de los que muchos no nos podríamos ni imaginar.

    Sinceramente, yo no sé cómo está la situación realmente en Inglaterra como para cerrar 450 bibliotecas, pero no creo que sea mucho peor que la que sufrimos aquí en España, ya que pienso yo, que se podrían recortar gastos de cientos de cosas, antes de ponerse a cerrar bibliotecas, pues podrían ahorrar por ejemplo en coches oficiales, ya que un “simple” diputado lleve un coche de unos 120000€, ¿acaso hay derecho a eso?, o que también empiecen a investigar a funcionarios y los echen si hace falta por muchos fraudes que cometen, como pedirse bajas innecesarias, etcétera.

    En yo creo que esto es una medida, proporcional al mundo que estamos creando, más materialismo y menos cultura, ¿acaso es eso lo que queremos?, por lo que vemos parece que si…

  18. Es una falta de respeto hacia la sociedad hacer este tipo de recorte, por el mísero hecho de que a un individuo se le haya ocurrido o inventado la idea de que, al cerrar las bibliotecas, se reduce el gasto público. Sí, es cierto que se reduciría, pero ¿qué ahorras en economía?, y ¿en cultura?.

    Que sí, que si tomamos esta decisión de implantar este recorte, pues habrá que aguantarse, pero en mi opinión sería una acción devastadora para la sociedad. No solo para aquellos que suelen utilizarlas se verían afectados, sino a cualquier persona que se vea rodeado en el ámbito de las bibliotecas. Ya no son los estudiantes, ni las personas que van allí a estudiar, hacer trabajos o simplemente leer…, también hay que tener en cuenta los puestos de trabajos que les quitarías a esos trabajadores que cada día abren una biblioteca.

    Pienso que, porque en otros lugares, en este caso a los que pertenecen los habitantes británicos, practiquen ciertas medidas económicas, no tiene por qué ser igual aquí. Para ello existen ciertas personas que gobiernan, que deben guiar a la sociedad ,pero sin ningún tipo de acción que ocasione una restricción, en este caso, la privación del uso de las bibliotecas.

    ¡Qué pasa?, ¿qué si no es un método productivo de economía para el país, ya puede ser visto de otra manera? ¿Cómo si fuera una pérdida de tiempo y un gasto tonto? Creo que no, británicos, os estáis equivocando; bueno, mejor dicho, el individuo creador de la idea se equivoca y tanto la sociedad como la cultura se verá afectada.

    No tengo más que decir por parte mía ante una idea tan mala para poder salir de la crisis económica que nos rodea, sería mejor remar todos juntos y dejar de ponernos obstáculos unos a otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *