He recibido, a través del correo electrónico, la noticia de que varias organizaciones relacionadas con la industria audiovisual han elaborado un manifiesto reclamando la introducción de la asignatura Cultura Audiovisual en la ESO y Bachillerato. Argumentan estas organizaciones que los adolescentes, aunque consumen mucha televisión, Internet y videojuegos, tienen escasos conocimientos audiovisuales, como lo prueba el hecho de que “se pasan el día empleando aparatos y términos audiovisuales cuyo significado desconocen en muchos casos”. A esto hay que añadir las dificultades para distinguir lo que son contenidos adecuados y los que no, así como lo que es legal y lo que no.  

Esta noticia me ha recordado un artículo del ex Presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, en el que demandaba la incorporación de las nuevas tecnologías a la enseñanza; pero una incorporación real que no garantiza ser centro TIC, como lo somos nosotros; pues una cosa es disponer de un ordenador para cada dos alumnos y acceso a Internet, y otra distinta hacer un uso regular en el aula de éstas nuevas tecnologías, en lo cual tenemos mucho que ver los profesores.

Es verdad –y a más de uno nos ha ocurrido- que a veces llevamos preparada nuestra clase para que los alumnos trabajen una Web quest o consulten los periódicos digitales o ejecuten un juego didáctico sobre ortografía, y nos encontramos con el inconveniente de que no todos los ordenadores funcionan o no lo hacen al mismo ritmo, con lo que unos alumnos tardan 15 minutos más que otros en iniciar las actividades propuestas; pero no es menos verdad que los profesores del IES Gran Capitán estamos obligados a utilizar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, porque nos comprometimos a ello en el proyecto que elaboramos por departamentos para solicitar convertirnos en centro TIC, y, lo más importante, porque vivimos en una sociedad en la que las nuevas tecnologías están produciendo una auténtica revolución. Pensemos, por ejemplo, que hace apenas 10 años no existían ni el buscador Google ni los SMS ni los blogs, tres herramientas, en especial las dos primeras, que hoy día consideramos indispensables.

En suma, si la mesa de la educación tiene cuatro patas, todas son indispensables para estar al día de los cambios que se están produciendo en la sociedad: la administración, proporcionando a los centros los recursos necesarios e introduciendo las modificaciones legales necesarias para facilitar la alfabetización digital de nuestro alumnado; los profesores, asumiendo nuestro compromiso de utilizar las nuevas tecnologías en nuestras clases –en este sentido, el elevado número de compañeros inscritos en el grupo de trabajo “Herramientas educativas Web 2.0” constituye un buen síntoma-; por supuesto el alumnado aprovechando el tiempo y contribuyendo con una buena actitud a la labor de sus profesores; y los padres y madres permitiendo a sus hijos un uso adecuado del ordenador y poniéndose ellos mismos al día, a través de las actividades y cursos que se organizan en el centro.

17 pensamientos en “

  1. Buenos días, Matías. Acabo de leer tu artículo y me parece que has acertado en tus comentarios.
    Las nuevas tecnologías son fundamentales en el nuevo sistema educativo, parece como si no se entendiesen ya las clases, o por lo menos algunas, sin los ordenadores.
    Como alumna, admito que son mucho más entretenidas, si tienes que trabajar en el ordenador, haciendo trabajos usando el teclado en lugar del bolígrafo y el papel, pero también entiendo que esto último es necesario, porque no siempre el ordenador funciona o nos podemos conectar a internet.
    Creo que para una completa implantación de estas nuevas tecnologías en las aulas son necesarias tres cosas fundamentales:
    _ El ordenador debería funcionar siempre o en la mayoría de las ocasiones .
    _ El profesor tiene que estar convencido de los beneficios de los mismos.
    _ El alumno debe estar receptivo a su uso o de lo contrario ocurrirá lo que pasa muchas veces y es el deterioro que están sufriendo los ordenadores debido al mal uso que le dan algunos.

  2. Por supuesto que actualizarse o morir, cada día es más necesaria esa llamada alfabetización digital. Nunca ha estado mejor dicho cuando se trata de las nuevas tecnologías en la educación. Creo que es hora de perder el miedo a trastear en este mundo que lo abarca todo y nos hace la vida cada vez más fácil, aunque a la vez seamos un poco más dependientes, pero ¿quién concibe ya una vida sin un ordenador, una impresora, o algo tan del día a día como un teléfono móvil? Esto es labor de todos, profesores, padres y alumnos, y juntos cada vez será más fácil abrir esta puerta para que sea lo cotidiano, no una experiencia innovadora.

  3. En mi opinión el problema es la falta de interés por parte de algunos profesores en modernizar su forma de plantear las clases. Para los alumnos siempre es más entretenido usar el ordenador y muestran, además, una mayor motivación. Sin embargo para el profesorado supone un trabajo extra que muchos consideran innecesario, ya que en muchas ocasiones los alumnos juegan en lugar de dar clase, pero eso también puede suceder en una clase, tradicionalmente, normal. Aún así está claro que en la nueva sociedad en la que vivimos cada vez es más frecuente el uso del ordenador y es cuestión de tiempo adaptarse. Pero desde el ordenador se cambiará completamente el sistema pedagógico.

  4. Desde mi punto de vista, el uso de los ordenadores en clase tiene tanto ventajas como inconvenientes. Así, por ejemplo, supone una gran fuente de información, de la que nos podemos servir tanto alumnos como profesores. Esto nos permite buscar textos complementarios, material para hacer trabajos, etc. Sin embargo, el tener delante un ordenador durante todo el día, sobre todo para aquellas personas que no atienden en clase, o que por algún motivo ese día no están muy atentos, supone un motivo de distracción, puesto que tiene juegos y, al poder buscar en Internet en muchas páginas, hay alumnos que se entretienen jugando, y ya no sólo no prestan atención ellos, sino que pueden entorpecer a su compañero de mesa y a los de los alrededores. Además, como se nombra en el artículo, hay ordenadores que no funcionan o que van muy lentos, y esto obliga a los alumnos â??dueñosâ? del ordenador a no hacer nada, a estar muy atrasados con respecto a los demás, o bien a sentarse con otros compañeros, con lo que se forma un mayor alboroto.
    En nuestro instituto se puede observar que la mayoría de los profesores muestran interés por el tema, y tratan de incluir búsquedas en Internet en la mayoría de los casos. Sin embargo, hay algunos que aún se muestran reacios a utilizarlos, por las desventajas que supone. Estos profesores deben ser concienciados de las ventajas que supone el empleo de los ordenadores, porque así podrían hacer algunas de sus clases más llevaderas, creando más atención entre los alumnos.
    En conclusión, como en todo, el uso de ordenadores tiene ventajas y desventajas. Sin embargo, yo creo que el empleo correcto de estos medios supone una gran ventaja para la clase y para nuestro conocimiento sobre el tema.

  5. Yo pienso que el uso de los ordenadores en clase es un beneficio tanto para los profesores que hacen sus clases más llevaderas como para los alumnos. Pero el problema es que esto tiene ventajas y desventajas.
    Por una parte, nosotros los alumnos, podemos disponer de un gran beneficio de estos ordenadores ya que nos pueden servir de gran utilidad para aspectos muy diversos. Entre otras cosas, podemos obtener una gran cantidad de información sobre el tema que esté explicando el profesor o profesora, también podemos utilizarlo para realizar trabajos en clase, buscar información sobre algún aspecto de especial relevancia etc. Además, las clases no se hacen tan pesadas al no ser todas iguales en las que el profesor explica y nosotros escuchamos, así, alternándolas con el uso del ordenador, se hacen mucho más llevaderas para nosotros y supongo que también para los profesores.
    Por otra parte, hay alumnos y alumnas que no hacen un uso adecuado del ordenador metiéndose en páginas inadecuadas para ese momento, y que, por lo tanto, interrumpen la clase y molestan a los demás. También los hay de los que se dedican a romper el ordenador, ya sea el teclado, la torre o incluso a llevarse el ratón, por eso también entiendo a los profesores que se niegan al uso del ordenador.
    En general, en nuestro instituto, utilizamos a menudo el ordenador en clase y los profesores nos ayudan a sacarle un buen provecho al lujo de poder disponer de estos en clase.

  6. Pienso que el uso de ordenadores en las aulas está muy bien planteado. Los alumnos muestran mayor interés, al realizar trabajos en el ordenador, pero algunos profesores, por no decir la mayoría, piensan que el utilizar el ordenador es una pérdida de tiempo y que es innecesario para su asignatura. Yo opino que con el uso de los ordenadores todos podemos llevar al mismo tiempo la asignatura y también para los profesores se le haría más fácil el llevar la asigantura. Así, ellos no tendrían que estar apuntando en la pizarra todo ya que algunos alumnos que se encuentran sentados al final de clase puede que a veces no aprecien bien lo escrito en la pizarra, que cada uno lo vea en su ordenador. Esto es beneficioso para todos.

  7. El uso de ordenadores en los colegios y los institutos me parece una gran innovación para el campo de la enseñanza. A través de ellos, las clases pueden ser más amenas y los alumnos pueden enterarse mejor o prestar más atención, que si el profesor se colocara delante de ellos y les dictara la lección.
    También hay excepciones, como ocurre en nuestro instituto el I.E.S. Gran Capitán, en el cual los profesores nos imparten las clases de manera, podríamos decir, divertida. Ya que nos cuentan la asignatura a través de las intervenciones en clase, en forma de debate, o como por ejemplo Historia, en forma de historia, nunca mejor dicho.

    Pero aún así, pienso que los ordenadores son muy útiles a la hora de impartir las clases, y que lo único que requieren es una educación de ellos desde pequeños. Hay que enseñarles a los niños algo más sobre la utilización de estos y no solo para buscar juegos y chatear. Por eso en la mayoría de centros TIC hay ciertas quejas de los profesores, acerca de alumnos que se meten en los ordenadores cuando no les está permitido y no prestan atención en clase. Esto es así, porque el â??boomâ? de los ordenadores es de hace bien poco, con lo cual a nosotros no nos han enseñado a manejar tal instrumento, y siempre nos los han presentado como una máquina de juegos.

    Pienso que con la colaboración de todos, poco a poco nos iremos acostumbrando a este método de enseñanza. Tal y como nos acostumbramos al papel y al bolígrafo, en vez del lápiz.

  8. Me parece muy interesante este comentario.
    Pienso que la idea de poner ordenadores en el aula ha sido muy acertada, porque aprendemos de una forma más amena de lo habitual. Por ejemplo, hay asignaturas en las que todos los alumnos tenemos que mirar la pizarra y copiar todos los apuntes, sin embargo en otras podemos cogerlos de nuestra pantalla o incluso hacer actividades por internet y así nos resultan más llevaderas. Por otra parte, es verdad que los ordenadores no siempre funcionan y eso frena el ritmo de la clase, porque cuando una persona casi ha terminado, a otra ni siquiera se le ha encendido el ordenador.
    Además, hay personas que en sus casas no disponen de acceso a internet y desde el instituto pueden buscar información para cualquier trabajo que tengan que realizar.
    Yo pienso que tener los ordenadores a nuestra disposición para todo lo que necesitemos es un lujo.

  9. En mi opinión, y como ya han dicho antes algunos de mis compañeros, el tener ordenadores en clase tiene ventajas y desventajas aunque predominan las primeras siempre y, cuando todas las personas, tanto alumnos como profesores que en ese momento se encuentren en clase, estén dispuestos a colaborar y a prestar atención.
    Las ventajas de tener este recurso son muchísimas, por ejemplo, se tiene acceso a mucha más información, las clases serían mucho más amenas y entretenidas, y digo «serían» porque aunque en el centro en el que nos encontramos tengamos un ordenador para cada dos personas son poco utilizados, y yo creo que los deberíamos usar más, además los alumnos la mayoría de las veces muestran un mayor interés por la clase, por las explicaciones del profesor y por realizar los trabajos ya que suponen mucho menos esfuerzo que hacerlo a mano. Con esto no quiero decir que se abandone la escritura manual ya que es súper importante, debido a que es la tradicional y, aunque cada vez se use menos, no la debemos abandonar ya que tenderíamos a tener muchas más faltas de ortografía porque los ordenadores te señalan los fallos y en muchos casos se corrigen sin prestar atención. Esta es una de las desventajas, aunque también tenemos que tener en cuenta que los ordenadores son una fuente de distracción máxima, además hay muchos alumnos que realizan un mal uso de él y los usan para pasar el rato y no atender al profesor lo que en la mayoría de las veces hace que la clase se interrumpa más veces e impide al resto de alumnos que puedan prestar atención y aprendan de las explicaciones dadas.

  10. Las nuevas tecnologías, un tema que para mí personalmente es el tema del futuro, ya que si nos paramos a pensar un poco, posiblemente podremos ver cómo, dentro de unos pocos años, los alumnos ya no llevaran cartera al colegio, tan solo llevaran un mini ordenador portátil que se podrá llevar en el bolsillo, o quizás llevaran un pen-drive, el cual enchufarán en su ordenador que tendrán en el colegio, o quizás los alumnos no tendrán que asistir a las aulas ya que las clases se darán por videoconferencia.

    Todo esto me hace pensar que, para que se llegue a eso, primero, tienen que darse pasos intermedios, como es el de implantar ordenadores e internet en las aulas, como ocurre en todos los centros TIC, como el nuestro.

    El problema que actualmente nos encontramos es que estos son muy lentos y, en la mayoría de las ocasiones, están averiados, pero están averiados principalmente por las negligencias de ciertos â??alumnosâ?, si es que se les puede llamar así. Y personalmente creo, que para que se puedan utilizar los ordenadores en las aulas (paso que considero intermedio para que los libros y cuadernos se cambien por pens-drive) son dos: El primero que se tomen medidas más duras contra los que atenten con los ordenadores o realicen actos de vandalismo con estos. Y el segundo, el avance y el progreso que darán los ordenadores y están dando siendo más potentes y permitiendo a una mayor rapidez en todas las funciones que estos nos ofrecen.

  11. Yo pienso que el uso del ordenador para dar las clases tiene ventajas e inconvenientes. Por un lado, sus ventajas son las facilidades que nos muestra para poder obtener información sobre lo que buscamos en la red, ya sea la vida de un autor, una novela, el mapa de España, etc.

    Pero, por otro lado, están los incovenientes, y uno de ellos es que el alumnado está deseando encender el ordenador para meterse en alguna página que quiere mirar, o para jugar, etc. Y es así, porque todos, cuando hemos encendido el ordenador además de lo que mande el profesor, también hemos hecho «lo que hemos querido», y eso supone a su vez una perdida de tiempo para el profesor. Otro inconveniente es que normalmente los ordenadores no funcionan todos por igual, y siempre hay algunos que tardan mucho en cargarse, … Y eso es otro inconveniente por el que pienso que los profesores intentan evitar el ordenador todo lo posible.

    Además de estos inconvenientes, hay otros más relacionados con los profesores, como que se tienen que preocupar en buscar las páginas para los alumnos, en aprender a manejar el ordenador para dar su clase, a veces también el idioma es un problema, …

  12. Desde mi punto de vista, el uso de los ordenadores en las aulas de los institutos, pienso que puede ser algo muy favorecedor para la enseñanza, pero, como bien sabemos todos, también es algo muy negativo.

    La parte positiva del tema, es que, mediante el uso de los ordenadores, las clases se pueden hacer más llevaderas, y dejan de ser así tan aburridas como lo son con algunos profesores. También, otro factor positivo, es como en la sociedad en que vivimos el uso del ordenador muy desarrollado, que todo el mundo sabe usarlo, sobre todo los jóvenes, los alumnos muestran más interés en las clases y están más atentos, ya que no es lo mismo que estar, sentado en una silla que te deja el culo cuadrado, escuchando a una persona hablándote 6 horas diarias, cosa que, aunque parezca que estás haciendo el vago, ahí â??relajadísimoâ? en la silla, agota mucho.

    Luego, en cuanto a la parte negativa, es que la mayoría de las personas no muestran interés por aprender y no hacen un uso correcto de los ordenadores, haciendo esto que la clase no avance. Además, las mismas personas, se dedican a estropear los ordenadores de las aulas, provocando esto también, que a la hora de empezar una clase, numerosos ordenadores, por culpa de esta gente estúpida, no funcionen.

    Para concluir, pienso que, si queremos que se lleve a cabo el uso de los ordenadores en las clases, tenemos que ser todos responsables, hacer lo que el profesor dice, no distraerse haciendo tonterías con el ordenador ni meterse en páginas que el profesor no ha dicho y, por supuesto, respetar el material que no es nuestro. De lo contrario, nos toca aguantarnos y quedarnos con lo que hay.

  13. Me parece una idea genial el implantar una asignatura de cultura audiovisual en los institutos. La razón viene de lo que Matías expone en este texto, cuando se refiere a la «mesa de la educación». Son muy importantes la parte de la administración y el profesorado, pero la más importante es la del alumnado, ya que los problemas de que un ordenador no funcione, posiblemente, sean culpa de un mal uso del ordenador, lo que no quiere decir que siempre sea así. Para encaminar a los alumnos y que sepan aprovechar el tiempo, así como los recursos de los que disponen, es donde tendría un buen papel una asignatura como la nombrada en el texto. No podemos pensar que sería una pérdida de tiempo o que los ordenadores no sirven para nada, ya que en esta sociedad hay pocos lugares que no estén informatizados, así como pocos trabajos en los que no te pidan un nivel bueno de informática.

    A mí, como alumno, me hubiese encantado tener una asignatura tan interesante como puede llegar a ser la citada anteriormente.

  14. Un tema muy apropiado de que hablar, ya que lo vivimos todos los días en clase.
    Es un material muy apropiado tanto para alumnos como para profesores, en este instituto es beneficiario para todos, ya que podemos obtener información en cualquier momento que nos haga falta, en bachillerato y específicamente en 2º se utiliza bastante, y eso hace satisfacer al alumno, después de algún texto o alguna clase de teoría, esta bien ver diapositivas, buscar información� todo aquello que sirva para el aprendizaje y no sea para una perdida de tiempo.

    Ahora bien, hay muchos niños que esto lo utilizan como una maquina de diversión, entre horas se ponen a jugar, bajan fotos o programas, como si este material fuera el suyo de su casa� puf, en fin miles de tareas que no son educativas precisamente.

    Otra de las desventajas es que no se cuida el material, podemos comprobar que en todas las clases seguro que un 50 por ciento están los ordenadores pintados, y este año ,ya no, porque traemos nosotros el ratón para evitar lo que paso el año pasado, y es que es una vergüenza ver cómo cada día desaparecían 5 o más ratones, sin pensar que es un material para nosotros prestado para beneficiarnos� En fin, esto ya se ha acabado y ojalá algún día los niños y todos nos demos cuenta de que este material se ha puesto por nosotros, por la manera de poder aprender mejor, y más rápidamente�

  15. El uso de ordenadores en las aulas me parece una buena espectativa, ya que en caso de que surga alguna duda respecto algún tema de los que tratamos, podríamos ampliar la información de dicha materia hasta encontrar la respuesta que más nos convenga.

    Pero el uso de los ordenadores puede traer consecuencias negativas para el alumnado, debido a que un uso de dicho aparato frecuente para actividades no relacionadas con la materia puede provocar efectos, como la distracción en clase por parte de los alumnos.
    Cabe destacar, que en la utilización de los ordenadores debe haber siempre un respeto hacia dicho material.

  16. Estoy completamente a favor de la enseñanza de esa nueva asignatura, sobre todo en alumnos de la E.S.O. , ya que estos son quizás los que más necesiten aprender a darle un buen uso a los materiales informáticos y audiovisuales de los que disponen.
    Por otro lado, en mi opinión, ya que disponemos de un centro TIC, deberíamos darle un mayor uso a los ordenadores, ya que, aunque sí es cierto que en algunas asignaturas los usamos, en otras muchas ni los llegamos a encender en todo el curso y, según yo creo, en los tiempos en los que estamos, deberíamos ponernos un poquito más las pilas en lo que se refiere al uso de los ordenadores como material didáctico.

    Aunque a todo esto, también he de decir que, al mismo tiempo algunos profesores deberían tomar conciencia de que es bueno usar los ordenadores, porque entre otras ventajas las clases se hacen mucho más llevaderas, también muchos alumnos deberían también tomar conciencia del mal uso que en ocasiones les dan a los ordenadores, como romperlos o encender un ordenador y meterse en internet en medio de una clase e interrrumpirla.
    Para terminar, solo me queda decir que ¿a qué esperamos para actualizarnos?.

  17. Buenas, de nuevo, Matías, en esta entrada. Aprovecho el hecho de haber leído recientemente una noticia que va encaminada en la dirección de esta entrada: Zapatero y la informatización de las aulas.

    Se dice que Zapatero montará instalaciones inalámbricas en las aulas de los centros para poder hacer uso en las mismas de ordenadores portátiles, los cuales deben ser aportados por cada alumno. Para ello, el presidente del gobierno dará una cierta cantidad de dinero, unos 90€, para que los padres compren a sus hijos. Y ahora me hago yo una pregunta: ¿Con ese dinero, te puedes comprar un portátil? Lo dudo mucho, a no ser que te compres uno de lo más simple que haya en el mercado, que a la mínima de cambio tengas que desecharlo.

    Ahora bien, por una parte, me parece fantástico que monten las redes, y te permitan llevar tu portátil a clase, lo cual agilizaría bastante las clases, cuando se hiciera uso de los mismos, ya que se pacta con los alumnos que tal día se van usar los ordenadores para que ese día lo tengan todo preparado. Pero, claro, creo que el pensamiento del presidente, es usar el ordenador para todo, es decir, sustituir los libros de texto de siempre por los ordenadores, lo cual está ocurriendo en determinados centros, mediante el uso de libros electrónicos o pantallas táctiles

    Pero, sin embargo, por otra parte, tenemos el mismo problema que tenemos ahora: alumnos que no tienen el mínimo interés de aprender. Con el hecho de que cada uno llevara su propio portátil, la cosa se pone más difícil. Estos alumnos, seguramente, se pondrían a jugar a cualquier juego, previamente instalado en sus casas, o a hacer cualquier otra cosa. Por ello, si se lleva a cabo esta medida de presidente, la seguridad en las clases, deberá ser más elevada, para poder llevar a cabo las clases, ya que sería distinto a los ordenadores que hay en nuestro centro, los cuales, el ordenador “padre”, es decir, el del profesor, puede ver que hace cada alumno.

    En conclusión, desde mi punto de vista, la medida de informatizar las aulas será algo muy difícil de llevar a cabo, ya que en la sociedad en que vivimos, hay personas que no lo harían posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *