¿ESTÁN EN RIESGO LOS DERECHOS HUMANOS?

En la última entrada recordábamos cómo las relaciones homosexuales son castigadas con prisión en numerosos países del mundo e incluso en algunos con la pena de muerte. Esto demuestra que el artículo 7 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de que todos somos iguales ante la ley no se cumple; pero no es el único. En un reportaje, publicado hoy en El País Semanal, se hace un repaso de los 30 artículos de la citada declaración, con motivo de su 60 aniversario, y se llega a la conclusión de que una cosa es el limbo de la teoría y otra bien distinta la cruda realidad.

 Valgan como testimonio los siguientes hechos: 

·        Asha Ibrahim, de tan sólo 14 años, murió lapidada en Somalia, en octubre de este año, por mantener relaciones sexuales sin estar casada, después de haber sido violada por tres hombres.

·        Amnistía Internacional ha documentado casos de tortura y otros tratos crueles e inhumanos en más de 81 países.

·        Dos mil millones de personas en el mundo siguen viviendo en la pobreza, luchando por conseguir agua, alimentos y vivienda.

·        UNICEF calcula que alrededor de 246 millones de niños trabajan en todo el mundo.

·       Más de 70 millones de niños en el mundo nos están escolarizados, según Educación Sin Fronteras. 

Podríamos seguir, hasta completar el incumplimiento de los 30 artículos de la  Declaración Universal de los Derechos Humanos. Lo que ocurre es que pertenecemos a un país del primer mundo, donde la mayor preocupación es cómo solucionar la crisis financiera, adoptando medidas de apoyo a los bancos, que curiosamente cada año declaran mayores beneficios, mientras, como dice Irene Khan, “la pobreza es la más grave y extendida crisis de derechos humanos que vivimos, pero no hay voluntad política para hacerla frente”. 

A los ciudadanos de a pie sólo nos quedan, como diría Iturrioz, dos posibilidades: abstenernos o actuar limitándonos a un pequeño círculo.

13 pensamientos en “¿ESTÁN EN RIESGO LOS DERECHOS HUMANOS?

  1. En mi opinión, es verdad que los que vivimos en el primer mundo sólo nos preocupamos por nuestro bienestar y por tener todo lo que queremos, pero hay países como los del tercer mundo en los que sus problemas no son sólo financieros, sino también tienen problemas de alimentación, de vivienda,… Y por ellos nadie se preocupa o, mejor dicho, nadie de los que pueden ayudar, como son los gobiernos y políticos de los grandes países. Y no lo hacen, porque a muchos les conviene que tengan esas necesidades, porque ellos los ayudan a superarlas, pero siempre a cambio de conseguir algo que para esos grandes países les conviene, como son el petróleo, armas,…

    Yo creo que para que esos países puedan salir del Tercer mundo debe pasar o mucho tiempo o algo que haga un cambio radical en el mundo.

  2. Hay que entender que los bancos este año han dejado de ganar millones de euros. Debemos apiadarnos de ellos, pues sin esos millones habrá muchas personas que no podrán comprarse dos o tres casas en la playa. Por si alguien no lo ha pillado, intentaba ser irónico.

    Está muy bien que la gente se preocupe por esos países y los problemas que tienen, pero ¿de qué sirve que nos preocupemos nosotros, si los que de verdad tienen el poder de evitarlo prefieren no hacerlo? No sirve de nada. Puede ser que tenga una visión muy pesimista del Mundo, pero pienso que no tiene ningún sentido que nos preocupemos por los países donde tienen que andar kilómetros para conseguir agua, o donde apedrean a una pobre muchacha después de ser violada, cuando el señor Zapatero, por poner un ejemplo, prefiere darles el dinero a los bancos que a ellos, cuando podrían solucionarse muchos problemas si ese dinero se les da a los que verdaderamente lo necesitan y no a los ricachones. No digo ninguna exageración ni ninguna mentira; lo que digo es la pura verdad, ya que se ha demostrado que si el dinero que han donado los países «desarrollados» a los bancos se lo dan a los menos desarrollados, podrían solucionar los problemas nombrados anteriormente.

    Mi conclusión es: no sirve de nada que la gente de a pie se preocupe por algo que los que pueden solucionarlo no van a hacer.

  3. No es que los derechos humanos estén en riesgo, sencillamente no existen. No existen ni existirán mientras que nos guiemos por el capitalismo y el neoliberalismo. ¿Hacia dónde apunta esta ideología? Hacia un mundo, como el que tenemos hoy, pero mucho más exagerado, donde se profundizaría aún más en la división entre países pobres y países ricos y acomodados, denominados países del primer mundo.
    Ni siquiera en nuestro país se respetan los derechos humanos, y todos somos conscientes de ellos. Pero, ¿qué hacemos respecto a eso? Nada�absolutamente nada. Mientras no nos perjudique el problema, no actuamos.
    Por supuesto, que sirve de algo que todos actuemos localmente en contra de la injusticia, claro que sirve que todos nosotros nos unamos y luchemos conjuntamente contra algo que es injusto, unidos por una misma idea. De hecho, es necesario para que sigamos evolucionando, y me temo que no lo hacemos. Hay muchos colectivos, muchos grupos que intentan concienciar a la gente de esto, pero son demasiado pocos, y las personas no se vuelcan ante esta causa que nos incumbe a todos. Es triste, pero es la realidad. ¿Por qué ha de hacer algo Zapatero en lo que nadie o casi nadie muestra interés? Si en realidad no nos importa, ¿por qué nos llenamos la boca con bonitas palabras?
    Las palabras se las lleva el viento, pero supongo que así no parecemos tan crueles�

  4. Pienso que este es un tema que a todos nos hace reflexionar.
    Como dije en el comentario de las parejas homosexuales, no se respetan absolutamente nada los derechos humanos.

    Por ejemplo, en el caso de los 70 millones de niños que no están escolarizados o los 246 millones de niños que trabajan, creo que no sería un problema tan difícil de solucionar, es decir, hay personas que tienen muchísimo dinero y ven este tipo de problemas y no mueven un dedo para intentar solucionarlo, porque se preocupan solamente de su bienestar y nosotros, es decir, las personas de a pie pensamos que no podemos poner de nuestra parte, porque no disponemos de mucho dinero y, sin embargo, podemos colaborar entre todos un poco para que todas las personas disfruten de todos los derechos fundamentales como la educación y una vivienda digna.

    El artículo 5 declara, en resumen, que ninguna persona puede ser sometida a tortura ni a tratos crueles, inhumanos o degradantes. ¿No es este el caso de la niña lapidada en Somalia? Yo pienso que los derechos humanos son universales da igual en qu� parte del mundo se encuentre esa persona, da igual la raza que tenga, la religión en la que crea o al grupo político que apoye.

    Todos los días se cometen violaciones a los derechos de las personas, por ejemplo la violencia física y psíquica que se da en familias y en parejas y la mayorÍa de las veces acaba en homicidio o en suicidio, el abuso sexual en el trabajo, la prostitución forzada, la cantidad de mujeres muertas a causa de los maltratos por parte de sus parejas, las mutilaciones genitales…

    Para finalizar, los derechos humanos son algo inviolable perteneciente a todas las personas y están hechos para respetarlos.

  5. Pienso que vivimos en un país bastante desarrollado y sólo nos preocupamos por nuestro interés personal, porque nunca hemos vivido en un país del tercer mundo, y no nos damos cuenta de la suerte que hemos tenido de nacer aquí y no en otro país.
    Si fuésemos más conscientes de toda la pobreza que hay en el mundo y supiésemos ponernos en el lugar de otra persona, nos daríamos cuenta de que somos muy injustos y muy pasivos ante la gente que sufre y con nosotros mismos por ser tan egocéntricos y no pensar en los demás. Si viviésemos en un país subdesarrollado, pensaríamos que la gente del primer mundo es â??malaâ? por no querer ayudarnos con todo lo que ellos tienen y lo poco que tenemos nosotros.

    También creo que si los medios de comunicación, sobre todo la televisión que es el medio más utilizado por todos, nos mostrase más a menudo la realidad de esos millones de personas que no tienen para comer y tampoco libertad para manifestar sus pensamientos, todos seríamos más conscientes y quizás habría más personas dispuestas a colaborar activamente para erradicar la pobreza y la falta de libertad. T

    Todo esto es una utopía aunque me gustaría que se hiciese realidad. Lo importante es no desanimar y concienciarnos cada vez más del problema de los otros.

  6. Este tema está muy relacionado con el tema de la homosexualidad, violan los derechos humanos de los homosexuales, pero no solo esos, hay millones más, como por ejemplo, todos los que Matías ha puesto de ejemplo. Me acuerdo que, hace un año o dos, vinieron a darnos una charla sobre esto, k pasaba en países muy poco desarrollados, bajos económicamente…etc., nos contaron cosas criminales , que, como su nombre indica, solo lo hacen los criminales, estuvo muy bien, porque todos hicimos una carta al presidente de ese país, de la noticia que más nos hubiera llamado la atención, pidiendo la libertad, los propios derechos de las personas, y, en verdad, así es como verdaderamente nos escuchan, pero no recibimos respuesta, en fin, no se si sirvió de mucho, pero hay que hacer todo por ayudar aquella gente que les arrebatan sus derechos propios de cada persona.

    En mi opinión, las personas que violan estos derechos no se ponen en el lugar de estas víctimas, porque si fueran a ellos a los que le hicieran todas esas desgracias, el pensamiento cambiaría�, entre todos esto hay que cambiarlo.

  7. Está claro que esos artículos no se cumplen por la simple razon de que los paises desarrollados no quieren, simplemente no les conviene. Sería fácil, relativamente, alimentar a un país, comida nos sobra, una vacuna tampoco es un lujo. Pero sin embargo una vez esos paises tengan sus necesidades cubiertas, sus propios medios de producción serán competencia directa nuestra, podrán luchar por su puesto en el mundo. No olvidemos que vivimos en un sistema capitalista, donde nos dirigimos por la ley del más fuerte, dicho sistema se sostiene en gran parte por la explotación de estos paises, hay un video muy interesante en youtube llamado «La historia de las cosas» que trata sobre el tema. Por lo tanto podemos apadrinar a un niño, limpiar así nuestra conciencia, o podemos asumir la auténtica realidad y luchar contra ella, reclamar un nuevo y justo sistema donde todos seamos tratados como personas, con independencia de tu país, raza, clase social…De no ser así, no debemos engañarnos, estamos colaborando en el genocidio de millones de personas por vivir más comodamente y mirar hacia otro lado. Como dice Silvio Rodriguez en una de sus canciones «Soy feliz, soy un hombre feliz, y quiero que me perdonen, por este día, los muertos de mi felicidad»
    Respecto al tema de las condenas creo que una gran parte de culpa la tiene la religión, que aprovecha la poca educación de estos paises para volverse cada vez más radical. Y volvemos al tema de que la educación lo es todo en el desarrollo de una persona como tal, por ello pienso que debemos fomentar la educación laica, para darle la oportunidad de elegir y darse cuenta de sus propios errores.

  8. Está claro que esos artículos no se cumplen por la simple razón de que los países desarrollados no quieren, simplemente no les conviene. Sería fácil, relativamente, alimentar a un país, comida nos sobra, una vacuna tampoco es un lujo. Pero, sin embargo, una vez esos países tengan sus necesidades básicas cubiertas, sus propios medios de producción serán competencia directa nuestra, podrán luchar por su puesto en el mundo. No olvidemos que vivimos en un sistema capitalista, donde nos dirigimos por la ley del más fuerte, dicho sistema se sostiene en gran parte por la explotación de estos países, hay un vídeo muy interesante en youtube llamado «La historia de las cosas» que trata sobre el tema. Por lo tanto, podemos apadrinar a un niño, limpiar así nuestra conciencia, o podemos asumir la auténtica realidad y luchar contra ella, reclamar un nuevo y justo sistema donde todos seamos tratados como personas, con independencia de tu país, raza, clase social…De no ser así, no debemos engañarnos, estamos colaborando en el genocidio de millones de personas por vivir más cómodamente y mirar hacia otro lado. Como dice Silvio Rodriguez, en una de sus canciones, «Soy feliz, soy un hombre feliz, y quiero que me perdonen, por este día, los muertos de mi felicidad»

    Respecto al tema de las condenas, creo que una gran parte de culpa la tiene la religión, que aprovecha la poca educación de estos países para volverse cada vez más radical. Y volvemos al tema de que la educación lo es todo en el desarrollo de una persona, como tal, por ello, pienso que debemos fomentar la educación laica, para darle la oportunidad de elegir y darse cuenta de sus propios errores.

  9. Personalmente, no entiendo la opinión de muchas personasâ?¦ Así, por ejemplo, todo el mundo se queja de que estamos sumergidos en una gran crisis. A pesar de ello, se puede seguir observando cómo la gente gasta y gasta cada vez más dinero. No hay que ir más lejos que haber visto en estos días las noticias, viendo que todo el mundo ha realizado casi las mismas compras navideñas que otros años, y sobre todo a última hora (hoy mismo ha salido un reportaje sobre esto). Esas personas, que se quejan de que necesitan más dinero, en lugar de usar el poco excedente que tienen para comprar un arbolito bonito de navidad o un vestido â??divino de la muerteâ? para fin de año y estas fiestas, deberían ayudar a los más desfavorecidos, ya que poco a poco podemos conseguir mejorar el mundo (aunque parezca una opinión muy optimista y muy típica, es así). Y eso es con respecto a la crisis, pero ¿qué pasa con esos otros derechos, que nadie cumple realmente hacia los demás pero que todos pretendemos que se nos respeten? Lo que ocurre no es otra cosa sino que cada uno se preocupa de cada cual sin atender a las necesidades de los demás: que alguien se muere de hambre y no es de mi familia, â??¿y a mí qué más me da?, ¿acaso le conozco? ¡Bah!â? Yo, al contrario que Sergio, no estoy de acuerdo en que sólo los políticos pueden ayudar: todos, si ponemos un granito de arena, podemos solventar este problema y conseguir un mundo de igualdades y de libertades, tal y como dijo Iturrioz: o te abstienes o actúas en un pequeño círculo, y yo creo que es con esta segunda opción que podemos conseguirlo. Como he dicho al principio, no entiendo a esas personas tan hipócritas, que dicen pensar una cosa y luego ni actúan, que se lamentan pero luego pueden verse tan felices como si nada ocurrieraâ?¦ Y es que no puedo soportar, me pongo muy de mal humor, cada vez que veo uno de estos casos: ¿cómo pueden dejar morir a una niña, por haber sido violada? Tampoco veo normal cómo podemos castigar muchas otras cosas, tales como maltratos, robos y demás (que por supuesto deben ser castigadas) y, sin embargo, dejamos como si nada hubieran hecho a los bancos, a los políticos y demás personas â??importantesâ? (porqueâ?¦Â¿qué tienen de importante esas personas? ¿Han hecho algo extraordinario por nosotros, como salvarnos la vida o conseguir una solución para nuestros problemas? Pues no, lo único que hacen es dirigir nuestras vidas ya que nosotros actuamos como â??perritos falderosâ? y lo que uno haga lo hacemos los demásâ?¦Son las personas como médicos, enfermeros y demás los que hacen esas cosas, los que son verdaderos héroes).
    En conclusión, un poquito más de esfuerzo y menos quejarse, que aunque en este momento no nos veamos afectados por este problema, quién sabe en un futuro: vamos a mirar por el futuro de nuestros hijos y de nuestros amigos, haciendo un mundo más justo.

  10. Estoy totalmente desacuerdo con el incumplimiento de todos estos derechos, pero nosotros, las personas que vivimos en el primer mundo, no somos conscientes de todo esto.

    Hoy en día, se está hablando de una gran crisis que está afectando ha todo el mundo, en realidad, está afectando a muchas personas, pero los que de verdad viven con toda la pobreza y sufrimiento son los países del tercer mundó, de los que sus problemas deberían solucionarse, al igual que los nuestros, pero en menor medida por los gobiernos y políticos que lo único que hacen es empeorar esta situación.

    Yo pienso que las personas que violan todos estos derechos y los incumplen deberían vivir esta situación de tanta pobreza y malestar como ellos para que pudieran darse cuenta.

  11. Qué bonito sería poder disfrutar de un mundo dónde todos los derechos humanos fueran respetados ¿no? Ante esta pregunta todo el mundo respondería que sí, pero la cruda realidad es, como nos muestra el texto, que la mayoría de dichos derechos son violados y ¿por qué? En las intervenciones anteriores de mis compañeros se debate si la culpa recae entre los ciudadanos de a pie o los políticos, etc. (poniendo como ejemplo a Zapatero). Yo creo que la culpa no se puede dar a un lado o a otro, ya que si empezamos por nosotros, la verdad, es que nos deberíamos preocupar más por este asunto, ya que hay mucha gente en el mundo que lo está pasando realmente mal. Pero aquí está la realidad, la mayoría de la gente se preocupa por lo suyo y no por los problemas de los demás… ¿Qué más da si los de allí se mueren de hambre o son humillados si nosotros estamos estupendamente?

    Por otro lado, creo que los políticos, etc., no se preocupan lo suficiente por este tema. En realidad, ellos utilizan estos problemas para buscar su propio bien, por ejemplo para ser elegidos, pero, una vez que están en el poder, prefieren dar los dineros a bancos u otros lados para que, como siempre se ha dicho y es la realidad, » los pobres se hagan más pobres y los ricos más ricos».

    Está claro que, frente a este problema, hay dos soluciones, como bien dice el texto: abstenernos o actuar limitándonos a un pequeño círculo. En mi opinión, creo que abstenernos es lo más fácil y cómodo, pero… ¿de qué sirve?, sin embargo, si escogemos la otra opción, puede que no consigamos nada, pero seguramente tenemos más posibilidades que si nos abstenemos.

    Deberíamos pensar mucho más en los países subdesarrollados e intentar compartir, ya que con los bienes que hay en países, como España, que son desarrollados, se podría hacer vivir mucho mejor a millones de personas, sin que ni siquiera notásemos nosotros ningún bajón.
    ¡Deberíamos realizar el mayor bien para el mayor número de personas y no sólo mirar por nosotros mismos!

  12. Desgraciadamente, la violación de los derechos humanos es algo que ocurre día a día. Es indignante que no se cumplan y que no hagamos nada al respecto.
    No hace falta acudir a ejemplos de países pobres en los que estas violaciones son más frecuentes, porque aquí, en nuestro propio país , ciudad o incluso en nuestro propio barrio, vemos día a día cómo se producen estas violaciones, como por ejemplo, todos hemos visto alguna vez cómo al pasar una persona homosexual, ha habido alguien que se ha reído, o cómo han sufrido rechazo de algún grupo por simplemente gustarle una persona con sus mismas características físicas.

    El problema es que todos vivimos en una burbuja alejados de la realidad, claro, mientras que esta no nos afecte, ya que todos vemos cómo, con la crisis de nuestro país, ahora que en algunas familias desgraciadamente están pasándolo mal, la gente se está movilizando para que esto acabe, pero ¿y los niños que mueren todos los días de hambre?, ¿y todos los derechos humanos, nuestros, que son continuamente violados?, claro, eso no nos afecta ¿para qué preocuparnos? Es penoso, pero ocurre. Estamos en una sociedad en la que nadie es capaz de mirar por lo demás, cada uno va a lo que le interesa, independientemente de los demás, incluso de lo que ocurre delante de sus propios ojos.
    Creo que, como esto siga así, puede llegar un momento en que el mundo sea un caos, y en el que volveremos a la antiguedad, en la cual había una clara prevalencia de los ricos frente a los probres a los que se les negaban incluso los propios derechos humanos.
    Pienso que todo esta en nuestras manos.

  13. Yo creo que, como bien sabemos todos, los Derechos Humanos prácticamente no se cumplen en ninguna parte del mundo, o quizás si, pero de forma muy reducida.

    Es cierto que hay millones de niños en el mundo que están trabajando; otros niños, sin embargo, son esclavizados y entrenados desde muy pequeños para ser soldados, para decir, que en casos extremos, aprenden a matar antes que a hablar; miles de niños son registrados sin escolarizaciónâ?¦y muchos más casos de este tipo. Pero no hace falta que nos vayamos tan lejos, que nos fijemos en África para ver que los Derechos Humanos no son respetados. Sin ir más lejos, en la misma ciudad en la que vivimos, Córdoba, concretamente en el Sector Sur de Córdoba, en el conocido barrio de los â??Vikingosâ?, no hace mucho tiempo, gracias al estupendo programa â??Callejerosâ?, del canal Cuatro, pudimos ver las pésimas condiciones en las que viven personas que no tienen trabajo, no tienen comida, no tienen luz ni agua… También, si retrocedemos en la historia de España, durante el período de la Revolución industrial, había niños que trabajaban y eran explotados en las minas. Esto demuestra que siempre se repite lo mismo, y también el dicho: â??El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedraâ?.

    Si siempre decimos que vivimos en el primer mundo, ¿cómo es posible que incluso dentro del primer mundo, en el cual se supone que las personas tienen la calidad de vida oportuna que les permite satisfacer las necesidades básicas de cada uno, hayan casos similares a los del tercer mundo?, ¿cómo pretendemos ayudar a los demás países, sin preocuparnos antes por nuestro propio país? Pienso, que si no arreglamos primero los problemas que hay dentro de nuestro país, los cuales son muchos, y que los podemos ver día a día a nuestro alrededor, jamás podremos ayudar a los demás países y conseguir un mundo donde todos seamos iguales. Para ello, todos debemos colaborar y ayudar en esto. Este asunto no solo les concierne a los políticos, a los que siempre les echamos la culpa de todo, aunque he de reconocer que siempre la tienen, este asunto nos afecta a todos, y si no queremos vernos en las mismas condiciones que millones de personas viven actualmente, debemos ponernos en su situación, pensar, reflexionar, y ayudar para que todos seamos felices y podamos llevar una vida justa.

    En mi opinión, el problema de que existan unos países más desarrollados que otros, fundamentalmente, surgió a raíz del descubrimiento de América, ya que desde aquel momento, fue cuando empezaron a moverse las riquezas de las diferentes zonas, como por ejemplo el oro. Esto produjo que los países colonizados, fuesen perdiendo riquezas y, por tanto, fuesen perdiendo poder y se fuesen siendo menos desarrollados. Algunos, seguían teniendo las riquezas en sus tierras, pero como estaban colonizados, ya no les pertenecían. Esto es lo que ocurre en la actualidad. Países donde había petróleo, ya no lo hay, y países donde lo hay, ya o no los pertenece, o es como si no les perteneciese, ya que no disponen de recursos para abastecerlo. Este tipo de cosas hacen que unos países se desarrollen y otros no, lo cual hace que existan los problemas de la actualidad de pobreza, hambre�

    Para concluir, me gustaría decir, que más que de los Derechos Universales del Ser Humano, habría que hablar de los Derechos Occidentales del Ser Humano, porque si nos fijamos bien donde se â??cumplenâ? estos derechos, prácticamente nos quedaríamos con la parte occidental, ya que en el resto de los países es como si no existieran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *