Las novatadas son crueles

El País de hoy dedica uno de sus editoriales a las novatadas. En concreto, se felicita por el acuerdo adoptado por 125 de los 160 colegios mayores que hay en España de rechazar estos ritos de iniciación, que suponen la humillación pública de las víctimas y que se espera sean bien aceptados por estas, bajo la amenaza de ser excluidas de la comunidad a la que se quieren incorporar.

Recuerdo, hace bastantes años, cuando hacía el servicio militar obligatorio, que me enfrenté a los soldados veteranos del destacamento de la isla del Hierro, al proponer una fiesta de bienvenida a los nuevos soldados, como alternativa a las crueles novatadas que consistían en levantarles de madrugada y obligarles a ducharse con agua fría o a ingerir alcohol con un embudo hasta provocarles una borrachera.

Nunca he entendido esta forma degradante de recibir a un compañero, que tiene más que ver con los regímenes dictatoriales, que no permiten las libertad individuales y no respetan los derechos humanos, que con democracias supuestamente consolidadas, como la nuestra.

Por todo esto, ahora que se inicia el curso 2013-14, es deseable que los alumnos veteranos del IES Gran Capitán se abstengan, como vienen haciendo en los últimos años, de humillar con novatadas a los compañeros que comienzan sus estudios en el centro. Además, porque uno de los deberes del alumnado, recogidos en la LEA (Ley de Educación de Andalucía), es “el respeto a la libertad de conciencia, a las convicciones religiosas y morales, y a la identidad, intimidad, integridad y dignidad de todos los miembros de la comunidad educativa”.

Es mejor recibirlos con este poema de Mario Benedetti; pero donde el poeta uruguayo dice “esta es mi casa”, lo que en realidad queremos decirles a los nuevos alumnos es “esta es vuestra casa”:

 

No cabe duda, esta es mi casa,

aquí revivo, aquí sucedo,

esta es mi casa detenida

en un capítulo del tiempo.

 

Llega el otoño y me defiende

la primavera y me condena,

mis pobres huéspedes se ríen

duermen, comen, juegan.

 

Llega el invierno y me marchita.

Llega el verano y me renueva,

mis pobres huéspedes retozan,

discuten, bailan, lloran, tiemblan.

(…)

 

Esta es mi casa transparente,

aquí me espera la almohada,

aquí me encuentro con mis señas,

con mi memoria y mis alarmas.

 

Esta es mi casa con mi gente,

con mis pasados y mis cosas,

mis garabatos y mi fuego,

mis sobresaltos y mi sombra.

 

No  cabe duda, esta es mi casa,

la reconozco lentamente

por los sabores en el humo

y por el tacto en las paredes.

(…)

24 pensamientos en “Las novatadas son crueles

  1. Yo no estoy de acuerdo con las novatadas, porque creo que no es dar una buena bienvenida sino una humillación a la persona que las recibe y lo veo injusto que si no quieres enfrentarte a esas novatadas los dejen de lado.
    Ya que yo veo que las personas no quieren valientes.

  2. Como bien dice el texto, hay personas que se pasan con las novatadas y no son conscientes de la humillación que les supune a esas personas, por eso las personas que se integran en un grupo o en un lugar nuevo deben ser recibidas alegremente, y respetarlas sobre todo.

    He podido ver cómo personas le han hecho novatadas a otras y de muy mal gusto, y esas personas que recibían las bromas se iban con una cara de humillacion.
    Si una persona llega nueva a un lugar, debe ser recibida con dignidad y respeto.

  3. Esta entrada me ha parecido muy buena, ya que la mayoría son o somos muy crueles. A mí esto de las novatadas me parece una falta de respeto muy grande hacia los nuevos compañeros, aunque en el caso de las novatadas, los compañeros más veteranos, da igual que sean nuevos o viejos, se lo hacen a todo el que puedan.

    A mí me gustaría que cuando esos nuevos se hagan veteranos, que no lo hagan ellos también, porque se hace una cadena y hay nuevos a los que se les quita hasta las ganas de aprender ya que no los dejan tranquilos.

  4. Mi opinión es que no deberían recibir de esa forma tan cruel a los compañeros, ya que no es necesario.
    A mí nunca me han hecho novatadas ni me gustaría que me las hicieran, por eso yo no se las hago a otros compañeros, me parece mejor recibirlos bien, porque nunca es fácil llegar a un sitio nuevo donde no conoces a nadie y siempre intento que la gente se sienta bien e integrada. Además, si a mí me propusieran hacerlas, no lo aceptaría, porque no veo normal hacer eso para que te traten bien o te acepten.
    Las personas que hacen esas crueldades deberían pensar que lo que no les gustaría que le hicieran a ellos no tendrían que hacerlo.

  5. Pienso que hay bromas simples y que no humillan a nadie y otras bromas en las que se humilla y asusta a los nuevos compañeros que llegan de otros colegios … No me parecen bien, porque los que las hacen no piensan en los demás ni en cómo se sienten.Además, nadie tiene que hacerlas porque, si llegan nuevos compañeros, hay que ser agradables con ellos, no espantarlos, pues cada persona tiene una forma de ser y lo que a uno le puede afectar mucho y ver la broma de la peor manera , a otro le puede dar igual y decir que solo era broma. A mí personalmente no me las han hecho, pero tampoco me hubiera gustado que me las hicieran.

  6. No me parece nada bien,en absoluto que se haga esto a la gente nueva,al contrario hay que tener el doble de atencion hacia ellos, ya que son nuevos y no saben manejarse por el instituto.La gente que hace esto es porque no tiene sentimientos,parece una cosa sin importancia hacer novatadas,pero hay gente que sufre mucho por eso,pero, bueno, bazofia y morralla hay en todos lados.Lo mejor es siempre ponerte en el lugar del otro y así todos nos llevaremos un poquito mejor.

  7. La verdad es que tiene mucha razón el texto y mis compañeros que anteriormente han hablado. Yo puedo contar una anécdota que le pasó a un amigo mío y es que en una de esas novatadas le partieron una ceja, por lo que, aunque puedan parecer divertidas desde fuera, para mi gusto están de más. Yo por lo menos no las respaldo

  8. Yo no estoy nada de acuerdo con las novatadas, ya que a nosotros, cuando empezamos el instituto, no nos hicieron ninguna y, además, los niños que han entrado este año son muchísimo más pequeños que nosotros y no lo vería bien. Lo que tendríamos que hacer los grandes, en vez de hacer novatadas, es defender a los más débiles y proteger a los pequeños del instituto, ya que es su primer año y tienen que estar cómodos y bien, como los demás estuvimos sin que nos hicieran nada.

  9. Personalmente, considero las novatadas como un acto que degrada tanto a los ejecutores como a sus víctimas.

    Al igual que tú, Matías, también tuve «mis más y mis menos» con los soldados veteranos cuando hacía el servicio militar, primeramente, porque me negué a recibirlas y, después, a realizarlas.

    Posteriormente, cuando ascendí a Cabo 1º y me reenganché, la primera advertencia que hacía cuando se aproximaba la incorporación de un nuevo reemplazo era «que no pensaba permitir novatada alguna»; esto lo hacía tanto a los «novatos», como a «veteranos». Al principio, las malas caras y el desagrado de los veteranos era algo bastante usual pero, cuando los reunía en una estancia aparte y, como principal argumento, les esgrimía «si quieres que tus compañeros te respeten, has de comenzar respetándolos…», su actitud cambiaba totalmente.

    Creo que la «permisibilidad» por parte de los implicados, directa o indirectamente, en este tipo de actos, ha tenido mucho que ver en que se hayan perpetuado en el tiempo. No podemos culpar solo a quienes las realizan; también hay que ser críticos con quienes las soportan y padecen -pensando que el próximo año serán ellos los ejecutantes- y a los equipos directivos de Universidades, Colegios, Institutos, etc que, en la mayoría de las ocasiones, «miran hacia otro lado» para no generar polémicas y crearse enemistades con los alumnos.

    Como bien dice el refrán: «¡más vale tarde que nunca!», por ello, es cierto que tenemos que felicitarnos todos por ese acuerdo adoptado contra estos ridículos e inaceptables ritos de iniciación, aunque haya llegado con bastantes años de retraso.

    Como conclusión, me reafirmo en lo que he dicho anteriormente: «para exigir que te respeten, has de comenzar respetando al prójimo…»

  10. Mi opinión es que eso de las novatadas no sé para qué lo hacen, si para hacerse los «guais», no lo sé;en fin que las novatas yo no digo que se hagan, pero no llegues a un extremo de que las cosas que hagas ofendan o molesten.
    Lo que yo me quiero decir es que hacer novatadas está bien dentro de lo que cabe, sin perjudicar a los niños/as.

  11. Por lo que tengo entendido, hace unos cuantos años a los alumnos que entraban a 1 de ESO, los alumnos mayores se dedicaban el primer día a hacerles varias novatadas, cosa que ya ha cambiado por completo, puesto que ya no sucede nada de eso, sino que incluso nos es indiferente que los alumnos empiecen la ESO.

  12. Yo me abstengo de las novatadas , ya que son generalmente muy crueles ya sea física como psicológicamente y veo como un acto de cobardía e infantilismo (existe esa palabra) ya que las personas maduras (o veteranas en nuestro caso) debemos actuar como tal y dar ejemplo a los próximos alumnos y en vez de hacerles novatadas deberíamos darle una buena bienvenida

  13. Yo respeto mucho a mis compañeros,aquí todos tienen derecho de estudiar y aprender,y no tienen que estar asustados porque le vayan a hacer algo o quedar en ridículo,hay que respetar a todos sean de diferentes razas o no,todos somos iguales y tenemos derechos que lo aprueban,por eso yo no estoy de acuerdo con las novatadas,deben acabar ya y que todos nos respetemos.

  14. Yo pienso que nadie se merece ese trato, pues hay gente que es humillada cada día,para lo que la gente son bromas sin importancia, para otros puede tener consecuencias bastantes graves, a nadie le gustaría que se le hiciera, por eso, pienso que las novatadas deben dejar de hacerse.

  15. En este tema, no estoy nada de acuerdo, me parecen de muy mal gusto estas acciones, algunas son excesivas por lo que pienso que es hasta una falta de respeto porque esa persona, a parte de poder llegar a sentirse ofendida, también puede ponerse muy triste y que su autoestima baje. Tenemos que ponernos a pensar, ¿nos gustaría un recibimiento de ese tipo? Yo digo que casi al 80 o 90% todos responderíamos que no. Llegas nuevo, con muchas ganas de conocer a gente y ¿que te reciban de esta manera?, debe de ser duro.

  16. Me parece muy bien que se hable de este tema, ya que hay gente que no sabe en lo que consiste.Yo por supuesto no estoy de acuerdo con esto de las novatadas ya que algunas personas lo consideran como un momento de pasarlo bien,claro, lo pasan bien ellos, pero a las personas a las que se les hace, en la mayoría de los casos no, ya que pueden ser bastante peligrosas o crueles.Estos actos pueden tener efectos morales sobre las personas que las reciben, porque se lo pueden tomar como bromas o como algo malo.

  17. Las novatadas personalmente las entiendo como una llamada de atención, como, ¡eh, aquí estamos nosotros, que somos los grandes, y vosotros solo los pequeños! y muchos adolescentes aprovechan esto para meterse con los demás ,reírse de ellos, obligarles a hacer cosas vergonzosas y muchas más barbaridades.
    Esto solían y probablemente suelen hacerlo en institutos seguramente de fuera de nuestro país como bien muchas veces hemos visto en películas, por ejemplo, ya que aquí nunca he visto nada de eso.
    Pero si es verdad que los mayores por ejemplo de este instituto y muchos más de toda la vida de Dios se han metido con los más pequeños por el mismo de hecho de que son nuevos y unos novatos. Aunque a veces las novatadas se puedan ver como bromas, los que lo reciben, la gran mayoría queda afectada, les duele, incluso a veces pierden las ganas de todo porque se ven inferiores que los demás y solo quieren irse a sus casas a llorar, como bien expresa el poema.

  18. Las novatadas siempre han estado presentes, ha sido como un ritual al entrar a los institutos, pero yo pienso que es una forma incorrecta de empezar nuevos cursos, ya que son diferentes para los niños/as, creo que esta manera de empezar una nueva etapa en tu vida es mala, porque puedes llegar a cogerle miedo, fobia… al instituto y tener varios problemas relacionados con este tema. Yo no se si es porque estoy en 4º de la ESO o porque ya solo me centro en los estudios y en mi futuro, pero llevo tiempo sin escuchar este tema de las novatadas.

  19. En mi opinión, las novatadas son una gran estupidez. Pienso que a los nuevos alumnos hay que recibirlos de buenas maneras, ayudándolos y haciéndolos sentirse acogidos correctamente. A algunas personas les parecerá divertido recibir a nuevos compañeros haciendo que lo pasen mal y así echarse unas risas, sin embargo, a ellos mismos no les gustaría que les pasara, y menos aún ver adolescentes mayores reírse de ti.
    Hoy en día las novatadas no se realizan, pero hay que reconocer que muchos alumnos pasan a la secundaria con el miedo a las novatadas, y, la verdad, a todos ellos hay que ayudarlos a sentirse cómodos en su nueva escuela, no al contrario.
    En definitiva, las novatadas no sirven para nada, solo para que los nuevos alumnos tengan un nuevo miedo, el instituto.

  20. En mi opinión, las novatadas no tendrían por qué hacerse, porque a los alumnos que llegan nuevos se les tendría que recibir bien, y si a ellos se las hicieran, no tendrían por qué devolverlas a los nuevos.

    Los que llegan nuevos llegan para estudiar, no para que los veteranos del instituto les hagan novatadas.

    Las novatadas son algo para recibir a los nuevos y para enseñarles quienes mandan y le tienen que tener respeto, yo creo que eso no debería ser así.

  21. Hay situaciones en las que las personas no sienten lo que otras pueden estar sufriendo. En mi opinión, las novatadas no tendrían que hacerse ya que las personas que las reciben vienen a un lugar que se convierte en su segunda casa donde pasamos muchísimas horas y debemos aprender a convivir, al igual que nosotros no querríamos que nos recibiesen de esa forma, tampoco podemos recibirlos nosotros así.

  22. Las novatadas me parecen una falta de respeto hacia los demás.
    Si alguien viene nuevo/a, hay que recibirlo de buenas maneras, y ayudándolo/a, como a ti te gustaría que hicieran contigo, porque a nadie le gusta que le den una bienvenida así.
    A veces, hasta se pasan y pueden llegar a provocar un problema.

  23. A mí las novatadas me parecen una tontería, y creo que no deberían existir, porque a una persona que llega nueva a un lugar lo que menos le gustaría sería que la recibieran de esa forma, si llegas nuevo, lo que necesitas es que te ayuden a integrarte, y no llegar con el miedo de »¿qué me harán?».

  24. Pienso que, si se le hacen novatadas a la gente, que no sean tan humillantes.
    Todos sabemos que se les hacen a los que llegan nuevos, pero hay muchas maneras de recibirlos, no humillándolos de esa manera tan cruel. A mí no me gustaría que humillaran delante de todas las personas de la universidad, porque después tienes que estar viéndolos todos los días, y creo que eso es lo peor que le puede pasar a una persona. Hay gente que dice que se lo pasa bien y que hace amigos al instante, pero pienso que para hacer amigos e integrarnos, no tendríamos que pasar por esa humillación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *