Ciudadano del mundo

«El Barça es una manera de enseñar Catalunya en el exterior» ha declarado Gerard Piqué a la cadena americana CNN e un intento por definir lo que es el club en el que juega. Probablemente estas palabras no sean muy acertadas, porque la plantilla esta compuesta por jugadores de distintas nacionalidades (Mesi y Mascherano son argentinos; Neimar y Alves, brasileños; Alexis, chileno; etc.) y regiones (Pedro es canario; Pinto, andaluz; etc.), y sobre todo porque los directivos del Barça siempre han pregonado que es más que un club, en el sentido de que pretende extender su influencia y su compromiso con la sociedad por todo el mundo. Así lo ponen de manifiesto las múltiples iniciativas culturales, sociales y de solidaridad, y las peñas de aficionados que lo apoyan en numerosos países. Sin embargo, las palabras reflejan el clima nacionalista que últimamente se respira en Cataluña y que ha llevado a los partidos que gobiernan esta comunidad a convocar un referéndum de autodeterminación para finales de 2014.

Hago esta reflexión al hilo de la lectura, en 4º de ESO, del artículo «El castellano viejo de Larra», donde el personaje Braulio se jacta de ser español y considera las cosas de su país como las mejores del mundo: «Es tal su patriotismo -dice Fígaro- que dará todas las lindezas del extranjero por un dedo de su país. Esta ceguedad le hace adoptar todas las responsabilidades de tan inconsiderado cariño; de paso que defiende que no hay vinos como los españoles, en lo cual bien puede tener razón, defiende que no hay educación como la española, en lo cual bien pudiera no tenerla».

En efecto, vivir o haber nacido en un país no puede cegarnos hasta el extremo de identificarlo con un club de fútbol, que pretende ser universal, o de no valorar las cosas buenas de los demás países, máxime en una época donde las distancias han desaparecido, como consecuencia de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, fundamentalmente Internet.

Ante tales manifestaciones de patriotismo es aconsejable recordar a León Felipe, que se sentía ciudadano del mundo. En este poema, «Como tú…», en lugar de identificarse con las piedras de una palacio o una iglesia, que se mantienen siempre en el mismo lugar, prefiere hacerlo con las piedras pequeñas que ruedan por las calzadas y por las veredas:

Así es mi vida,

piedra,
como tú. Como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras;
como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centelleas
bajo los cascos
y bajo las ruedas;
como tú, que no has servido
para ser ni piedra
de una lonja,
ni piedra de una audiencia,
ni piedra de un palacio,
ni piedra de una iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que tal vez estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera…

 

 

 

11 pensamientos en “Ciudadano del mundo

  1. Yo pienso como León Felipe que somos hojas movidas por el viento y no debemos poner las costumbres y culturas nuestras por encima de todo,sino también valorar las extranjeras porque muchas veces criticamos o simplemente defendemos que las nuestras son las mejores culturas,fiestas,vinos…que las otras.

    Desde mi punto de vista, no debemos ser tan patriotas como Braulio y reconocer que otros países también tienen sus cosas buenas al igual que nosotros y tampoco, si no nos gustan,no menospreciarlas,pero primero creo que se debe conocerlas muy bien para después juzgarlas.

  2. Yo pienso que España es un país que tiene cosas buenas, pero que no es el mejor que hay. Porque aquí la justicia no es igual para todos, no como en otros países. Y si una persona llega a este país no hace falta tratarla mal, ni pagarle menos y, si no tiene papeles, mandarla a su país, como si le pegaras una patada a un piedra y la pones en su sitio, ya que pienso que todo el mundo es igual sea de donde sea.

    Con respecto a Cataluña, si ellos piensa que estarán mejor por no pertenecer a España, ya que estamos en crisis, yo pienso que deberíamos dejarles que se dieran cuenta del error que cometerían, porque no tienen el dinero necesario para poder ser un país; pero que tampoco jugaran en la liga española de fútbol ni en la copa del rey. Recuerdo que en una final de la copa del rey entre Barca y Athletic de Bilbao que pitaron el himno de España, yo creo que eso no debería ser así, porque, aunque no les guste ellos, son una comunidad autónoma de España y además seguro que no les gustaría que se pitara al himno de Cataluña o del País Vasco.

  3. Pienso que no deberíamos menospreciar a las otras culturas, porque como la nuestra tienen cosas buenas y malas; cada cultura tiene sus normas y costumbres. También hay personas que desprecian otras culturas y luego en vacaciones … van a esos lugares que han despreciado y les encanta, todos deberíamos callarnos y no despreciar, si no sabemos de la cultura que estamos hablando. Porque después nos puede gustar mucho y ver que sus culturas, fiestas… son muy buenas tanto como las nuestras.

  4. Mi opinión es que si los catalanes quieren hacerse independientes que se hagan, pero con todas sus consecuencias, no querer ser para una cosa catalanes, como para no tener crisis, y ser españoles para lo que les convenga, como las fiestas para la venta de sus productos.

  5. Respecto al comentario que hace el jugador del Barça, me parece muy poco apropiado, puesto que su propio equipo consta de jugadores de diferentes nacionalidades.
    Estoy de acuerdo con León Felipe. No por el hecho de ser español, España tiene que ser lo mejor, aunque hay gente que piensa lo contrario. A lo largo del tiempo muchas culturas han traído muchas cosas buenas a España.

  6. Yo pienso que España tiene cosas buenas y malas como todo,pero hay que reconocer que hay otros países que tienen sus virtudes.No podemos ser radicales y lo nuestro es lo mejor y lo de los demás no vale.Hay que respetar,y reconocer las cosas y ser un equipo y apoyarnos unos a otros y formar un equipo.

  7. En mi opinión, España es un país imperfecto como todos los demás países, tiene sus virtudes y sus defectos. Si comparamos España con África, los españoles diríamos que es mejor España, pero en la riqueza de sus tierras gana África, aunque pierde por las guerras y los conflictos. España no es tan rica como África, pero es uno de los países más desarrollados de Europa.

    Con esta comparación me refiero a que el hecho de vivir en un país, quererlo y defenderlo no quita a que haya otro mejor y otro peor, y esto deberíamos aceptarlo.
    Con respecto al jugador del Barça que hizo ese comentario, creo fue inadecuado y no tuvo en cuenta que la mayoría de los jugadores de su equipo no son catalanes y que el Barça es un club y un deporte y no tiene nada que ver con expandir Cataluña, sino a este deporte y a un club como es el Barça.
    Y estoy totalmente de acuerdo con León Felipe: a lo largo del tiempo, muchos países nos han traído a España muchas cosas nuevas, como productos de sus tierras, sus costumbres, medicinas, conocimientos, religiones diferentes y diferentes formas de ver la vida.

  8. No debemos encerrarnos en una única cultura y menospreciar las demás. Igualmente defiendo que cada persona debe estar orgulloso de su propio país, comunidad o provincia, pero eso no quiere decir que todo lo nuestro sea lo mejor.
    Respecto al comentario de Gerard Piqué, pienso que fue inadecuado sobre todo porque el equipo del Barcelona trata con jugadores de otros países.
    En conclusión, y como dice el título, somos ciudadanos del mundo y debemos valorar y respetar las demás culturas independientemente de la nuestra.

  9. Yo también como Braulio tengo mucho patriotismo, pues, si me voy a otro de vacaciones, no paro de comparar este con España y de pronunciarla, ya que me gusta que me escuchen y que de alguna manera piensen -Anda es Española- Pero eso no quiere decir que piense igual que Braulio, ya que hay que estar abiertos a más culturas y tradiciones que no sean de aquí y conocer sitios nuevos, que la mayoría serán más bonitos incluso. Amo mi país, pero solo por la buena gente que hay y lo abiertos que somos, por nuestro deportistas, tradiciones y culturas, comunidades y pueblos que cada uno es único, por nuestro hablar, por las playas y campos, etc. Pero también soy consciente de que no somos perfectos, de que nuestra educación, productos, sanidad y política no es la más perfecta del mundo, ya que de alguna manera se la están cargando.

    Respecto a Catalunya, yo soy del Barça y me han sorprendido las palabras de Pique, porque hay solo unos cinco jugadores catalanes que valen la pena en el club y la mayoría son de otras comarcas y países; también creía que se sentía español, porque juega en la selección y todo, pero ahora lo dudo.

    Pienso igual que seguramente la mayoría de los españoles: si quieren, que se vayan, pero ellos no son nada sin nosotros, nos necesitan y, si se independizan, MUCHOS catalanes vendrían a España.

  10. El patriotismo: Es el sentimiento que tiene un ser humano por su tierra natal a la que se siente ligado por unos determinados valores, cultura, historia y afectos.
    Esta bien que sientas cariño y afecto hacia tu país y tus costumbres, pero hay cosas indefendibles ya sean de un país u otro, no defiendo el machismo de algunos países como Afganistán, pero tampoco defiendo algunas tradiciones como los toros de España o las peleas de gallos en el continente Americano, pero claro hay de todo en todas partes.
    Yo no siento reflejado en España a este equipo, sería una falta de respeto a los demás equipos que hay aquí y que son excelentes. Siempre hablan los que menos tienen que hablar, es algo paradójico.
    Si se independizan, se acabarán arrepintiendo, pero, bueno, que hagan lo que quieran, ya se darán cuenta del error que van a cometer. A España le vendrá mejor, pero Rajoy ya lo ha dicho, no les va a dejar independizarse.

  11. Yo pienso que España es un país que tiene cosas buenas, pero que no es el mejor que hay, porque aquí la justicia no es igual para todos, no como en otros países. Y si una persona llega a este país no hace falta tratarla mal, ni pagarle menos y, si no tiene papeles, mandarla a su país, como si le pegaras una patada a un piedra y la pones en su sitio, ya que pienso que todo el mundo es igual sea de donde sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *