Corrupción

Mariano José de Larra pretende con sus artículos periodísticos educar a los ciudadanos españoles, poniendo de relieve costumbres y comportamientos que considera inadecuados. Cuando les pregunté a los alumnos de 4º de ESO qué aspectos negativos mejorarían en la sociedad española actual, hubo coincidencia en criticar la corrupción en la política. Curiosamente, en una entrevista publicada hoy en El País, Bo Rothstein, director del Instituto para la calidad de los Gobiernos, a la pregunta de cuáles son las fuentes principales de insatisfacción en el mundo, responde que, en primer lugar, la falta de salud y, en segundo lugar, la falta de confianza social, es decir, la percepción de que gobiernan políticos corruptos e ineficaces, que buscan su interés y no el de la población.

Pero los comportamientos  deshonestos no tienen que ver solo con la política. Sin ir más lejos la semana pasada se estrenó la película “El lobo de Wall Street”, basada en la vida de Jordan Belfort, bróker estadounidense que se hizo rico, en la década de los 90 del siglo pasado, vendiendo bonos basura, mediante todo tipo de técnicas fraudulentas. La película de Martin Scorsese te transmite, desde el principio, una sensación de nerviosismo e intranquilidad, a causa de la vida trepidante de este personaje, adicto al dinero, al sexo y a la cocaína, que llega a resultar incómoda al espectador, incapaz de desviar la mirada de la pantalla.

Los excesos, tanto en su vida laboral como personal, acabaron pasando factura a Jordan Belfort, que fue detenido por el FBI y condenado a solo 22 meses de cárcel, por colaborar con la justicia proporcionando información sobre otros estafadores, y a devolver 100 millones de dólares a los accionistas que había estafado. La película acaba bien, porque el infractor de las leyes paga por los delitos cometidos y, además, se redime dando charlas motivacionales en las que explica cómo acabó siendo devorado por su desmedida ambición.

Sin embargo, esto no es lo habitual. Para darse cuenta, nada más hay que mirar el panorama español con los numerosos casos de corrupción investigados, en los que los culpables salen indemnes. Por eso, no es  de extrañar que nuestro alumnado y los expertos internacionales en ciencia política coincidan en su percepción de los problemas más importantes que tiene la sociedad.

6 pensamientos en “Corrupción

  1. Yo pienso que,en España nos han visto cara de tontos,porque somos el hazmerreír de Europa.Hay millones de ejemplo: el director de Bankia, Rodrigo Rato, un incompetente de los buenos se tira dos años haciendo el ganso, una pésima gestión, y encima se jubila con una paga,una cantidad de dinero abismal,aquí todo el mundo robando y los más pobres sufriendo calamidades.

    El señor, Iñaki Urdangarín,es muy malo muy malo, pero ahí está viviendo la vida sin pagar lo que ha robado.Y luego estás almorzando con tu familia y pones las noticias y en el telediario sale el señor Cristóbal Montoro, el ministro de Hacienda y dice o mejor dicho nos da a entender que el país va así de mal, porque hay trabajadores (albañiles,fontaneros,soldadores,electricistas, etc.) que hacen trabajos sin estar de alta en la seguridad social. Es decir, que España va mal, porque un electricista ha empalmado dos cables en una casa y ha ganado 20 € y esos 20 € no los ha declarado; y España va mal por eso, por cuatro pobres personas que se están ganado la vida como pueden.

    Hemos llegado a un punto en que este país es un show, pones la tv y listo a ver el espectáculo.

  2. En cuanto al problema de la corrupción, hay personas que, por su clase social o por ser hijos de alguien importante, nunca van a la cárcel. Tenemos el ejemplo de responsables de bancos que han llevado a la quiebra provocando la perdida de ahorros entre personas humildes que solo tenían eso para vivir, sin recibir ningún castigo. Al contrario, han salido del banco con grandes indemnizaciones.

    Hay personas que no tienen nada de dinero y los han echado de su propia vivienda por culpa de esas personas corruptas que se han quedado con su dinero dejando a las demás personas sin hogar.

  3. Vamos a ver, hay tanta gente estafando que el país no levanta cabeza ni de coña, pero, si trabajara más gente española y menos inmigrantes, antes se levantaría el país, aunque eso no es lo de más importancia; lo de más importancia es la cantidad de gente que están echando de sus casas para que este …. gobierno se lleve los dinero; además, encima que les quitan las casas, tienen que seguir pagando hipoteca, así no se levanta un país; para que se levante, habría que cortar de raíz y elegir a otros políticos diferentes y, antes de recortar tanto a los ciudadanos españoles, que se recorten ellos de sus bolsillos y cumplir las leyes que ellos mismos dictan como la de: Todos Los Españoles Tenemos Derecho A Una Vivienda Digna

  4. Creo que España debe mejorar en muchos sentidos. Y me parece que es verdad que unos de los aspectos más importantes que se debe mejorar en España es el hecho de cómo va de mal la justicia, puesto que a todos los ciudadanos no se nos trata igual frente a la ley.

    Sin embargo, quiero destacar que, aunque haya películas como «El lobo de Wall Street», que nos enseñan hasta que punto la sociedad puede ir mal, también hay que tener en cuenta que una persona no estafa y se droga porque sea eso lo que le ha inculcado la sociedad. Una persona que hace esto sabe que está mal y que no debe hacerlo y aún así lo hace. Lo que quiero decir es que, si una persona se comporta mal, es porque no sale de su propia voluntad comportarse de una manera adecuada. Y esto, es un ejemplo para España; este país no es perfecto y puede que haya cosas en las que deba mejorar, pero no debemos achacar toda la culpa a aquellas personas que están en el poder, porque los ciudadanos tomamos una serie de decisiones en las que aceptamos que esas personas dirijan el país.

    Pues bien, en vez de quejarnos tanto, deberíamos actuar y hacer que las cosas cambien. No solo en la política, sino también en aquellos aspectos que Larra critica tanto, como nuestro comportamiento. No sirve de nada que nos quejemos si luego no hacemos nada por cambiar las cosas.

  5. En cuanto la corrupción, pienso que las personas corruptas son malas y vacías. Yo he visto la película de la foto que hay puesta en este blog y fue muy desagradable. Estuvo bien pero, ver tanta corrupción de estafar a la gente para tener más y más. Fue desagradable cuando el protagonista dijo que no sabía qué hacer con tanto dinero, ni en qué gastarlo. Afortunadamente, la vida en la película fue justa, ya que por sus malos modos se vio solo, sin dinero y su familia no lo quería y por ser ansioso no podía volver a ese trabajo donde siempre había trabajado.

    En la actualidad, desgraciadamente, hay muchos corruptos y con mucha suerte, porque por mucho que los indulten no van a tomar medidas legales en serio, mientras que a las personas humildes, que a lo mejor roban para comer, porque los políticos y demás personas con alto cargo nos roban, y a esas persona se les da un buen escarmiento. La conclusión es que en películas siempre o normalmente se hace justicia, en la realidad, nos tenemos que aguantar y no podemos reprochar nada.

  6. A mí este tema sinceramente me da bastante coraje, ya que son tantos los casos en los que los políticos salen ilesos y tantos en los que los ciudadanos salimos perjudicados, que llega a tocar mucho la moral.
    O que se le de más importancia a un pego, que a que haya guerras en el Siglo XXI, no sé, son cosas que no llego a entender.
    A todos los corruptos tendrían que hacerles pagar cuantos delitos hayan hecho y vergüenza les tendría que dar robar dinero, cuando hay gente que no tiene dinero ni para comer y, mientras, ellos se quedan dormidos en la Moncloa, que lo único que tiene que hacer es ir a votar o no sé qué hacen allí, pero, bueno, tengo la esperanza de que esto cambie y espero que pronto para el progreso de los ciudadanos del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *