HE SIDO VIOLADA, NO SOY NADA

“En Haití, si te violan, la sociedad te rechaza: no debes estudiar, no debes ir al hospital, debes quedarte en un rincón. La violación te convierte en una persona sin derechos, una persona rechazada por la sociedad, y ahora, en el barrio en el que vivo, es como si me violaran cada día, porque cada día alguien me recuerda que he sido violada y que no soy nada, que debo quedarme en un rincón y no hablar, no decir nada” 

Éste es el testimonio desgarrador de Rose, una niña violada en dos ocasiones. Lo he leído en la revista sobre derechos humanos que Amnistía Internacional nos envía periódicamente a los afiliados.  

Como ilustración, aparece una fotografía de Rose, de espaldas, en medio de un bosque. Así de sola y desprotegida debe sentirse en un país, donde los “jueces de paz” animan a las niñas violadas a guardar silencio y a llegar a un acuerdo con la familia del agresor. 

En la misma revista, podemos leer que en México una de cada cuatro mujeres sufre violencia a manos de su pareja o que en Irán las autoridades han condenado a penas de cárcel y flagelación a varias mujeres que han participado en una campaña para reivindicar su derecho a la libertad de expresión y asociación. 

Ante hechos como estos, que se producen además en distintas partes del mundo, es difícil sostener que existe igualdad entre los hombres y las mujeres. El próximo 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. Todos estamos obligados a denunciar la discriminación que sufre.

8 pensamientos en “HE SIDO VIOLADA, NO SOY NADA

  1. Pingback: Igualdad » Blog Archive » Recomendaciones

  2. Admito que me ha sorprendido mucho lo que has contado en tu blog sobre las violaciones en Haití porque no tenía ni idea, y no sólo no tenía ni idea , sino que además la imagen que yo tenía sobre este lugar del mundo era el de un país mucho más abierto y más en el siglo XXI.
    Termino de leer lo que nos cuentas en este artículo y, como pensé que estaba equivocada de país, me he ido a Internet para asegurarme de que no lo estaba y se reafirman mis ideas, cuando leo que Haití es recordada en los anales de la humanidad por ser el primer caso en que los esclavizados abolieron el sistema esclavista de forma autónoma y perdurable en el tiempo, sentando un precedente definitivo, para el fín de la esclavitud en el mundo. Si esto es cierto, siendo un país con un pasado tan â??progresistaâ?Â¿cómo es posible que estén ocurriendo y que se estén permitiendo estas atrocidades?.
    A continuación leo lo de Méjico y aunque algo había oído en los medios de comunicación, sobre todo en la ciudad de Tijuana, no imaginaba que fuesen una de cada cuatro las mujeres que sufriesen violencia de género. Con todas estas circunstancias yo me pregunto ¿Será posible en algún futuro imaginar la igualdad entre hombres y mujeres? No tengo respuesta porque no soy futuróloga, pero me temo que, si alguna vez se consiguiese, será dentro de muchos años, cuando las nuevas generaciones se vayan educando en el respeto hacia los demás, sin tener en cuenta ni la raza, ni la religión ni la condición social y sexual de cada individuo. Sólo con una educación adecuada será posible la erradicación total de los perjuicios que se tienen hacia ciertas cosas como puede ser la inferioridad de la mujer sólo por ser mujer.

  3. Me parece indignante la sociedad de estos países, donde siempre paga la mujer ante hechos tan escalofriantes como es una violación.
    A la víctima se la tiene que proteger ayudándola psicológicamente y que exprese todos sus sentimientos y frustración ante su situación.
    Me parece catastrófico que su propia familia y su entorno la rechazen, y aun más que se ponga de acuerdo con el culpable para â??taparâ? la situación, como si nada hubiera pasado.
    ¿Pero cómo parar esta situación que a nosotros, aquí en España nos parece tan lejana?.
    ¿Cómo parar la discriminación hacia la mujer? A nosotros y nosotras nos parece imposible pero para eso hay a nuestra disposición diferentes asociaciones que luchan por los derechos de la mujer.
    Aquí en España debemos empezar, por ejemplo , con que no nos conformemos con que nos den menos salario que a un hombre por el simple hecho de ser mujer, o cuando ciertos hombres hacen comentarios criticando o dañando la imagen de la mujer , porque todos somos iguales tanto hombres como mujeres y tenemos las mismas capacidades.
    Que no se cuestione que una mujer no debe hacer ciertos trabajos o que no es apta para hacerlos , por ejemplo una mujer albañil.
    En resumen, todos debemos contribuir ante estos hechos y luchar por la igualdad.

  4. Aún me quedo sorprendida, cuando leo entradas, como las de este tipo. Algo que en mi razón es evidente, como la igualdad de género. Todavía hay sociedades que no lo ven así. Desde luego, esto no hay que verlo, sino que es algo que la razón posee por si sola. Y que, por alguna extraña razón hay personas que no logran asimilarlo. ¿Qué podemos hacer frente a estos hechos, que ocurren en países, que todos conocemos? Desde luego, yo no tengo la respuesta, porque no entiendo cómo es posible que haya hombres que se sientan superiores a las mujeres, cuando ellos mismos han sido cuidados y amamantados por una mujer.

    En este artículo que se nos presenta, hay dos elementos que me gustaría comentar. Por una parte, la violación de Rose, que es para mí, un hecho traumático. Es absolutamente terrible que alguien te tome por la fuerza, como a una cosa. Como algo que puede usarse y tirarse. No sé si se ve la gravedad del asunto, pero es que se trata de una persona humana, de un ser vivo, que siente, que come, que se relaciona, que sufre�Y que un descerebrado se salte todo esto, no me parece racional. Es una tremenda bajeza, un hecho deplorable. Parece raro, pero es que no tengo ni palabras para designar tal hecho.

    Pero lo que aún es peor es la actitud de la sociedad. Esa discriminación, esa falta de sensibilidad, de sentido común. Me desconcierta hasta tal punto que ya no sé si todo lo que leo, lo que escucho, y lo que veo, no son producto de mi imaginación.

    Cómo están las cosas, creo que cuando me muera no habré visto todavía una igualdad total entre el hombre y la mujer, ambos seres vivos. Y sinceramente no pienso que ocurra nunca, ya que incluso en mi sociedad actual todavía hay personas, y de importante mando, que siguen pensando así.

    Si pudiera soñar, y sin ganas de ser mala, me gustaría que algunos de los hombres que todavía opinan así, se convirtieran por arte de magia en mujeres. Y que a ser posible, estuvieran embarazadas, y un marido como ellos eran. Entonces, todo sería distinto. Y Rose, a pesar de su dolor, podría caminar entre amor.

  5. Un día mas, tras el enésimo comentario para denunciar al sistema y a la sociedad que permite y sigue viendo normal que se repudie a la mujer de tal manera, todo sigue igual, nada cambia; pero nuestra razón y nuestro ideal de justicia y de intentar crear un mundo justo (o, por lo menos, plantearse eso como fin, aunque a mi entender un mundo totalmente justo nunca llegara a existir, aunque sí podremos aproximarnos y bastante, si entre todos intentamos conseguirlo, pero eso ya es otro tema de debate ) nos dice que se debe cambiar y el cambio debe producirse lo antes posible, ya que el progreso hacia un mundo mejor no debe hacerse esperar, el tiempo pasa y, sin que nos demos cuenta, malgastamos el tiempo en cosas sin ningún sentido, cuando todos deberíamos aportar nuestro granito de arena para intentar crear una sociedad justa, en la que, en cuando a derechos humanos, no haya discriminación entre mujeres y hombres y que no haya discriminación por parte de ningún sexo, ya que cierto colectivo de mujeres â??pone el grito en el cieloâ? cuando para hablar en general (hombres y mujeres) se utiliza la palabra masculina, la cual es aceptada por la Real Academia Española para hablar de ambos sexos, simplemente porque si, en lugar de utilizar la palabra que se refiere al colectivo, se dice por ejemplo â??hombres y mujeresâ? también tachan de machista al emisor de esa frase, porque no nombra primero a las mujeres.

    Con todo esto, lo único que intento decir es que deben tratarse por igual a hombres y mujeres, en cuanto a derechos humanos y no intentar crear polémica donde no hay, porque así lo único que se crean son odios entre sexos.

    Por último, quisiera decir que mi comentario lo he encaminado en este sentido, porque me parece un tanto absurdo tener que volver a repetir lo que todos estamos altos de denunciar, la degradación de la mujer. Sin más, espero que entre todos intentemos cambiar esta situación.
    ¡Un saludo a todos!

  6. He de reconocer que me han sorprendido mucho las noticias sobre casos de discriminación de la mujer. Cada entrada que leo sobre estos temas me deja muy sorprendido siempre, porque parece ser, en el caso de esta entrada, que en mi cabeza no entra que siga habiendo lugares donde no exista la igualdad de género. Me hago una pregunta: ¿Tan difícil es respetarnos y tratar a todos por igual?

    ¿Cómo es posible que la mujer de Haití, cuando es violada sea rechazada por la sociedad? Nunca entiendo que, viviendo en el mundo en el que vivimos, se permitan estas cosas. ¿En qué piensan? ¿Por qué razón las mujeres tienen que ser tratadas de tal manera o tienen que ser discriminadas? No hay ni una razón para que pase esto, nada ni nadie tiene el derecho de saltarse los derechos de una persona, ya sea del sexo que sea. Pero como siempre hemos dicho, y como estamos hartos de repetir, parece ser que las personas que tienen más poder, â??tienen derechoâ? de hacer lo que quieren y cuando quieren. Lo digo así porque, como ya he mencionado antes, nadie tiene el derecho de quitarle cualquier derecho a una persona, pero como, en teoría, las personas que tienen más poder han sido representadas siempre como las más fuertes, entonces todas las personas se han reprimido y nunca se han visto capaces de rebelarse contra ellas. Aún así, algunas personas sí que lo han intentado, pero eso no es suficiente para cambiar todo esto. Pero, ¡no!, somos muchos los que pensamos igual, y si todos unimos nuestras voces, podemos lograr que el mundo nos haga caso y podemos hacer así que desaparezcan este tipo de injusticias. ¡Todos juntos podemos! ¡Unamos nuestras fuerzas! ¡Todos juntos por un mundo de paz y justicia! ¡Todos por un mundo donde se respeten los derechos fundamentales del ser humano!

    Si no paramos los pies a este gran problema que hay en la actualidad, como es la discriminación de la mujer, el maltrato de la misma, se nos escapará de las manos. Es verdad que, por ahora, se han estado tomando medidas para solucionar el problema y que el número de muertes ha descendido, pero, aún así, sique habiendo casos y el más reciente de ellos, es el famoso asesinato de Marta del Castillo Casanova. Aprovechando esto, he de decir, que el problema no solo se da en personas ya mayores, sino que también se encuentra en la juventud, y el caso que mejor podemos recordar es el de Marta, aunque también se sabe de algunos otros casos, como aquel en el que un grupo de jóvenes violaron y quemaron viva a una chica enferma.

    También quiero añadir el detalle de me alegra que por fin el tema de la mujer en la vida laboral haya cambiado y esté cambiando. No que antes, las mujeres no podían acceder a numerosos trabajos, porque eran consideradas como no aptas, simplemente por el hecho de ser mujer, algo que a mi parecer, es absurdo. Sin embargo, en la actualidad, podemos ver que la mujer trabaja en todos, o en casi todos los puestos de trabajo en los que trabaja el hombre, y lo mismo ocurre son los salarios, lo cual me parece lógico, porque tanto el hombre como la mujer tienen los mismos derechos a obtener un trabajo y un salario digno.

    Finalmente, para concluir, creo que está clara mi postura ante estos temas, como he podido demostrar en las diferentes intervenciones de este tipo. Estoy totalmente en contra de todo aquello que suponga una violación de los derechos humanos, y pienso que debemos reflexionar todos, no rendirnos, y luchar por conseguir un mundo donde se respeten los derechos del ser humano.

  7. Me parece vergonzoso que haya un día internacional de la mujer. No se si alguien pensará que soy un machista o algo por estilo, pero nada más lejos de mi intención. Si me da vergüenza es porque necesitamos que nos recuerden que la mujer y el hombre son iguales, porque necesitamos que haya un DÍA MUNDIAL para pedir que la mujer, por el hecho de serlo, no deje de tener los mismos derechos que un hombre. No quiero ni comentar el hecho de que una mujer violada, además de pasar por ese martirio, tenga que pasar toda su vida como si no existiese. No puedo ni imaginar lo que estará pasando esa pobre niña, a la que le arrancan su inocencia y condenan a vivir sin aprovechar su vida, mientras que el culpable de todo se escapa de rositas y, además de todo esto, ¿su propia familia tiene que llegar a un acuerdo con la familia del agresor?

    Me da vergüenza vivir en un mundo en el que se permiten estas cosas. No sé cómo puede pasar esto en pleno siglo XXI, pero, desde luego, no se cómo lo permiten el resto de países de la ONU, que se lavan las manos ante sucesos como estos. Seguro que si esa niña fuese la hija del dueño de un banco estadounidense, el agresor estaría en algún rincón de la Tierra, siendo torturado o condenado a la pena de muerte.

  8. Es una vergüenza que en los tiempos que corren se puedan dar este tipo de situaciones, esto no debería verse en ningún país por retrasado que fuera, es de lógica pensar que si violan a una niña o una mujer, el castigado debe ser el violador. Con este comentario, al igual que mis compañeros, pretendo decir: »¡Basta ya!», que se acabe esto, hay que pararle los pies a estas personas, abrirles los ojos y que vean el mundo tal y como es: una injusticia, y los que verdaderamente podrían hacer algo solo apartan la vista hacia otro lado y hacen como si no ocurriera nada.
    Tal vez, si cada uno aportara su granito de arena, la situación cambiaria algo, pero la realidad es que pasarán muchos años antes de que la mujer esté verdaderamente con las mismas condiciones que el hombre, ¿por qué? , porque esta es la situación que les interesa a algunos peces gordos de este falso mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *