VISITA A LA BIBLIOTECA

La capacidad de atención de mis alumnos del PCPI es directamente proporcional al interés que tienen por las cosas. Hoy, lo he podido comprobar en la visita, que hemos realizado, a la Biblioteca Central de Córdoba, junto con el 4º de ESO C y mi compañera de Lengua, Lola Pérez.. 

Para preparar la actividad, vimos ayer en clase la etimología de la palabra “biblioteca”: lugar donde se guardan libros. Al explicar esta palabra, surgieron otras similares como: filmoteca, hemeroteca, discoteca, ludoteca… También recordamos brevemente la historia del libro: desde las tablillas de barro y la escritura cuneiforme de la cultura mesopotámica, pasando por el rollo de papiro de Grecia y Roma,  hasta el libro de hojas de papel, a partir de la invención de la imprenta, y el libro digital, fruto de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. 

Con estas mimbres, nos hemos presentado esta mañana en la Biblioteca Central, donde los alumnos han estado atentos a la explicación de Carmen, una de las responsables, mientras ha durado su curiosidad por un lugar nuevo para la mayoría de ellos. Desgraciadamente,  esta atención ha ido disminuyendo progresivamente. En la sala de informática, donde nos encontrábamos, han empezado a brotar, como las flores en primavera, gestos de hastío, conversaciones inoportunas, miradas de aburrimiento y la típica pregunta: “¿cuándo acaba esto? El único recurso para que reaccionaran ha sido recordarles que incluiría, en el próximo examen, algunas preguntas sobre las explicaciones de Carmen, que en ese momento hablaba de tejuelos, signaturas, código de barras… 

De la sala de informática nos hemos dirigido a la zona infantil y juvenil, donde paradójicamente el desinterés ha llegado a su punto culminante, tanto que el restablecimiento de la atención ha requerido de medidas más contundentes, como separar a algunos alumnos del grupo, con la advertencia de llamar a sus padres. 

Recuperado el interés, nos hemos adentrado en el espacio más silencioso de la biblioteca, el destinado a lectura, donde los alumnos, quizá influidos por la concentración de los usuarios que ese momento se encontraban leyendo, sobre todo, jubilados y universitarios, han vuelto casi por obligación a estar atentos. 

El regreso al instituto lo hemos hecho a pie, como la ida. Algunos alumnos se han adelantado, desoyendo las indicaciones de marchar juntos, y un policía municipal les ha preguntado, con buen criterio, qué hacían solos en la calle, a horas de clase. Entonces, han ido a buscarnos, como alma que lleva el diablo, para que certificáramos que efectivamente iban con nosotros. Hablando con el policía, he pensado que los profesores, en efecto, somos muy importantes para los alumnos.      

4 pensamientos en “VISITA A LA BIBLIOTECA

  1. Hola, Matías, la verdad es que algunos de los compañeros no se portaron del todo bien, algunos se fueron por su lado, otros pasaban del profesor. Cuando estaba explicándonos la muchacha, por cierto, muy simpática, la estaban atendiendo muy poquitos. Luego, en la sala infantil, tuviste que echar a cuatro compañeros. Los que tomamos nota sobre la explicacion no fuimos muchos. A la vuelta, paró a los de cuarto la policia; eso les pasó por adelantarse tanto.

  2. No me gustó mucho la excursión, pero en ella aprendí que en una biblioteca, hoy en día, ya no solo hay libros; puedes buscar, además, periódicos, revistas, películas e incluso discos.

  3. Hola, Matías, me gustó la excursión de la biblioteca, pese
    a que nunca había entrado en una biblioteca.
    Aprender sobre los distintos espacios que había:informatica, la sala de estudiar, la sala de audio
    etc. Y saber algo mas de una bibloteca que lo que yo me esperaba: que solamente se utilizaba para estudiar.
    Pero ya sé que eso no es así, sino que puedes encontrar, además de libros, otras cosas que se pueden hacer, a través de Internet, etc.
    Esperemos que vayamos a otra excursión parecida. Un saludo…………..

  4. A mi me gustó la excursión, a lo mejor porque era la primera, pero en ella aprendí que en una biblioteca, hoy en día, ya no solo hay libros; puedes buscar, además, periódicos, revistas, películas e incluso discos. Y además tambien me gustó el camino de la ida y de la vuelta, fue lo mejor de la excursion , nos paró hasta la policía. La verdad es que estuvo bien, je je.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *