MICRORRELATOS

Según el escritor Andrés Neuman â??en el cuento, igual que en el amor, es tan significativo lo que dices como lo que callas, las palabras como los silenciosâ?. Esta visión del cuento recuerda a los finales abruptos de los romances tradicionales, a la canción del marinero que tenía el poder maravilloso de alterar el ritmo armonioso de la naturaleza y cuyo contenido no se desvela al final, excitando nuestra imaginación.
 
En efecto, tanto en el cuento como en  este tipo de romances o como en las adivinanzas o como en la misma poesía es más significativo  lo que se sugiere que lo que se dice explícitamente. De ahí la importancia, particularmente en los géneros narrativos, de suscitar una cierta intriga, de crear un clima de misterio, de dejar algún cabo suelto de la historia o algún enigma sin resolver, de sorprender con un final imprevisto.
 

Uno de estos géneros narrativos, al que se le pueden aplicar todos los rasgos mencionados, es el microrrelato. Lo podemos definir como un cuento en miniatura, como una brevísima construcción narrativa, que suele tener desde pocas palabras hasta un párrafo o dos. 
 
El microrrelato es el género idóneo para definir o parodiar los tiempos que corren: la sociedad de consumo, el mundo conciso e impactante de la publicidad, la velocidad de Internet…
 Algunas ideas para conseguir dotar de brevedad un relato son:
 

  • Que tenga un desenlace rápido, sirviéndonos, por ejemplo, de una palabra extraña, lo cual puede ayudar a la concisión y tener un efecto humorístico.
  • Hacer uso de la elipsis.
  • Jugar con un lenguaje que posea doble sentido.
  • Ubicar elementos familiares dentro de espacios inesperados.
  • Situar el texto sin preámbulos dentro de un código o contexto sorpresivo o en desuso.
  • Parodiar textos o contextos familiares.
  • Hacer uso de la intertextualidad literaria, por ejemplo, citando elementos pertenecientes a textos literarios ya conocidos y confrontándolos con la nueva realidad textual.
     

Y algunos ejemplos de microrrelatos:

«Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí»
AUGUSTO MONTERROSO
 

* * * *
â??Hubo una vez un Rayo que cayó dos veces en el mismo sitio; pero encontró que ya la primera había hecho suficiente daño, que ya no era necesario, y se deprimió mucho.â?
AUGUSTO MONTERROSO

* * * *
â??El último ser humano vivo lanzó la última paletada de tierra sobre el último muerto. En ese instante mismo supo que era inmortal, porque la muerte sólo existe en la mirada del otro.â?
ALEJANDRO JODOROWSKI
* * * *
«…el drama del desencantado que se arrojó a la calle desde el décimo piso, y a medida que caía iba viendo a través de las ventanas la intimidad de sus vecinos, las pequeñas tragedias domésticas, los amores furtivos, los breves instantes de felicidad, cuyas noticias no habían llegado nunca hasta la escalera común, de modo que en el instante de reventarse contra el pavimento de la calle había cambiado por completo su concepción del mundo, y había llegado a la conclusión de que aquella vida que abandonaba para siempre por la puerta falsa valía la pena de ser vivida».
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
* * * *
«Aquel hombre era invisible, pero nadie se percató de ello»
 GABRIEL JIM�NEZ EMAN
* * * *
â??No consigo establecer contacto con Houston. Tengo un pequeño problema y no puedo decir aquello tan gracioso de «Houston, tenemos un problema» porque, para qué, no me oyen. Pero eso no es lo peor. Estoy encerrado en este cubículo de un par de metros que gira casi sin control dando vueltas al planeta a 36.000 km. de altura y no puedo decir «Houston, tengo un problemaâ?. Conecte con el canal que sea, solamente oigo una carcajada histérica. Además, se ríe de mí y me dice que a ver cómo salgo de esta lata a 36.000 km. de altura. Pero eso no me asusta. ¿Por qué tendría que asustarme una carcajada? Por nada. Creo que me preocupan más lo golpes que dan a la puerta.â?
NACHO RUIZ

* * * *
PARA CELEBRAR EL DÍA DE LA MADRE
â??Raúl mató a su madre. Una vez muerta le extrajo el corazón. En su alocada huida cayó y rodó por las escaleras de su casa. El corazón salió despedido y dando botes fue a parar al rellano siguiente. El corazón de la madre desde el suelo, con el tierno recuerdo de un invisible cordón umbilical, vibró y dijo:
-¿Te has hecho daño, hijo mío?�
LEOPOLDO RUIZ CERVERA
  

 

 

 

14 pensamientos en “MICRORRELATOS

  1. Los micrirrelatos son como un resumen (algunas veces cómico) de lo que quieres decir. No hace falta enrollarse mucho, es decir, basta con utilizar las palabras concretas. Por eso, esta vez creo que no voy a escribir más.

  2. Había una vez una casa muy vieja .Una señora tenia un cuadro colgado en la pared de unos piratas. Ella decia que uno de esos piratas era su padre. Ella le contaba a sus nietos que a su padre le gustaba mucho navegar por los mares e ir en busca de tesoros . A sus nietos les encantaban escuchar a su abuela contarle las historias de su padre.

    Una vez una periodista fue a casa de esa mujer ,y la señora le contó una de esas historias, a la periodista le gusto y lo publicó en todos los periódicos.
    La historia que más le gusto fue cuando su padre con una red capturó a un tiburón gigantesco.
    Y así fue como la señora se hizo famosa con sus historias.

  3. Eran dos amigas que estaban enamoradas del mismo chico , el se llamaba Yon y ellas se llamaban Kate y Karen .
    Ellas estaban ilusionadas por la fiesta que íba a ver en la piscina.
    Al dia siguiente llovió muy fuerte y por la mañana fueron a la piscina y vieron que estaba repleta de suciedad y de algas.
    Cuando le dijeron los de la piscina que no íba a ver fiesta Kate se cayó a la piscina y vió algo pero no sabía exactamente lo que era , y fue yon a rescatarla , cuando salió ella decía que habia visto animal de mar , los de la piscina no le creían ni tampoco ese que decía que era pirata .
    Por la noche fueron Kate y Karen con cuidado de que no le viesen nadie , fueron a ver si había algo esa cosa salió de la red ! era una sirena ! que se llamaba Aquamarine , ella decia que tuvo que navegar para llegar hasta aqui . La sirena le pidió a las chicas que les hiciera un favor y entonces ella le cumpliría un deseo , el deseo era : que tenía que decírle yon que le amaba . Para ellas eso era muy dificil , pero al final lo consiguieron y su deseo fue que Karen no se marchara con su madre del país .

  4. Pingback: Paris je t´aime « El blog del tonelero

  5. Pingback: Sexto en Canal » Microhistorias

  6. adrian…!!!!!!!!!
    recuperate muy,muy,pronto..!!!!!!

    t quiero muxoooooo…..

    nata dce:disney y ejem…are my lovesss…
    ruth dce:adriiii……is my loveee…..

    bssss……………..dew,dew

  7. bien.quiero dejar mi opinion.referente al microrelato «celebrar el dia de la madre». Hace unos sesenta años ya escuche en una iglesia abarrotada de gente el sermon que un cura desde lo alto del pulpito predicaba.Dice asi.Aquel hijo lleno de problemas, para salir de ellos tenia que ir a su casa y arrancarle el corazon a su madre. Al salir por el umbral de la misma sosteniendo en sus manos el corazon, tropieza y cae. la voz del corazon le dice ¿te has echo daño hijo mio?.

  8. Amanece. Frente al espejo del cuarto de baño observa lágrimas resbalando por sus mejillas. Cuchilla en mano determina dar por concluida la obra. Acerca el metal a su piel. Nebulosa. Escucha el sonido del teléfono. Pitido.
    – ¡Ha pasado de esta noche!¡Sobrevivirá!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *