INSTRUCCIONES PARA UTILIZAR EL ORDENADOR

Utilizar el ordenador para algunos alumnos es una manera de rellenar los huecos inevitables, durante la jornada lectiva, que en su caso son casi todas las horas.

Estos alumnos no suelen esperar a que el profesor les diga “encended el ordenador y entrad en la página de la Real Academia Española para buscar estas palabras que he escrito en la pizarra”. No, no, ellos actúan por su cuenta, pensando ingenuamente que pueden engañarle.

A veces, el profesor hace como si no se enterara, para que le dejen trabajar con el resto de la clase. Pero, en otras ocasiones, cuando son mayoría los que tratan de engañarle, el profesor se siente un poco extraño, pensando qué pinta él allí. Si le llama la atención a uno de estos alumnos, éste niega que esté utilizando el ordenador y los que está a su alrededor corroboran sus palabras. Así se produce una situación absurda: la negación de la evidencia.

Es difícil dar instrucciones sobre el uso del ordenador a estos alumnos, que no están dispuestos a seguir ninguna instrucción, puesto que pasan olímpicamente del profesor, que es el que debe hacerlas cumplir.

Si se les preguntara cómo solucionarían ellos este problema, probablemente responderían: “desconecta los ordenadores y asunto concluido”. Pues eso.

7 pensamientos en “INSTRUCCIONES PARA UTILIZAR EL ORDENADOR

  1. Hombre, eso sí es verdad, casi a diario se suele presentar esa situación, en la que el profesor nos llama la atención por su uso cuando no corresponde, y nosotros respondemos haciendo el gesto de apagar el ordenador, pero en realidad no es así, creyendo que el profesor es tonto y podemos engañarle cuando queramos.

    Mi opinión es que estamos cansados y ponernos un ratillo con el ordenador ahí sentados, pues nos relaja y estamos tranquilos, porque, si te das cuenta, a primera hora, suelen estar todos los ordenaodres apagados.

    Y contestando a la solución, pues sí, sería la de apagarlos de arriba.

  2. Hola Matías;
    Sobre el uso de los ordenadores que hacemos los alumnos en clase quiero matizarte lo siguiente:

    Es verdad que, cuando el profesor entra a clase los ordenadores están encendidos. Pero yo puedo estar atendiendo al profesor y al ordenador también.

    Y cuando nos pregunta el profesor si el ordenador está encendido, la mayoría de las veces está encendido y deberiamos apagarlo.

  3. Hola Matías, yo no sé qué opinar, porque no suelo coger el ordenador en clase, nunca me han reñido por ese motivo. Lo mejor que pueden hacer los profesores es apagar los ordenadores desde una caja que hay detrás de la clase

  4. Hola Matías:

    Yo con lo que comentas estoy de acuerdo contigo, no por nada sino porque a mí no me gustan los ordenadores.
    Lo que dices sobre que los alumnos no apagan los ordenadores, cuando lo decís es cierto; hablando sinceramente, son todos unos picados de los ordenadores.
    Cuando no vayáis a utilizarlos, en vez de estar regañando, apagarlos todos y ya está.

  5. Yo pienso que es verdad lo que dices, porque, casi siempre que nos mandan con el ordenador, no hacemos lo que dicen los profesores y estamos en otros lados en los que no deberìamos estar, yo creo que lo que deben hacer es apagarlos de arriba para que no lo encendamos, porque asì nos distraemos mucho màs y no prestamos nada de atenciòn.

  6. Yo opino que los ordenadores los utilizamos la mayoría de la clase, pero hay alumnos que tienen capacidad para estar con los ordenadores y estar atentos a la explicacion del profesor; pero hay otros que no están atentos a la clase y no prestan atención nada más que a los ordenadores. Pero yo creo que la solución no es apagar los ordenadores, porque, si se apagan los ordenadores, a los que nos les gusta la clase no van a estar atentos y van a interumpir la clase. Así que veo mejor que el que quiera que esté con los ordenadores y ya se arrepentirá al final de curso.

  7. Hola, profesor:

    Estoy de acuerdo con todo lo que has dicho, porque, cuando nos mandáis apagar el ordenador, lo apagamos dándole al botón de la pantalla o peor aún al de la torre. Y tampoco hay que pegarle pegatinas o pintarlos, ya que los próximos alumnos no los podrán disfrutar como nosotros. He visto compañeros haciendo eso, y me ha parecido mal e incluso les dicho que no lo hicieran
    Aunque es cierto que a veces algunos profesores se enfadan y van corriendo al interruptor general y apagan los ordenadores sin importarles que se puedan romper e incluso borrar algún trabajo que tengamos medio hecho y que no nos ha dado tiempo guardar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *