MEMORIA DE MIS PUTAS TRISTES

MEMORIA DE MIS PUTAS TRISTES
Gabriel García Márquez
DeBOLS!LLO, Octubre, 2006.
 

Sorprende el inicio de â??Memorias de mis putas tristesâ? con un protagonista que acaba de cumplir 90 años y quiere regalarse â??una noche de amor loco con una adolescente virgenâ?. Este deseo que en un principio le sitúa en un tipo de personaje abusón, cercano a los señores feudales que ejercían el derecho de pernada, poco a poco va cambiando, y se convierte en una historia de amor bella e insólita basada en la contemplación de un cuerpo dormido. La delicadeza con la que el protagonista se tumba al lado de Delgadina refleja la fijación que tiene con ella, que acaba convirtiéndose en una obsesión para él.
El estilo sencillo y conciso utilizado por García Márquez hace que avancemos en la lectura con la sensación de que nada sobra, de que las palabras se ajustan exactamente a lo que quiere decir en cada momento.
Si el inicio de la novela nos atrapa, el final, lleno de sutilidad, nos depara la sorpresa de que el amor no tiene edades ni fronteras.
Una buena lectura para las tardes frías que se avecinan; además, breve (110 páginas) y asequible para el bolsillo (6-7 euros).  

4 pensamientos en “MEMORIA DE MIS PUTAS TRISTES

  1. Me da miedo volver a leer un libro de Gabriel García Márquez, siempre que lo hago espero volver a encontrarme al coronel Buendía en un relato tan magistral como «cien años de soledad», sin duda el mejor libro que he leído nunca, pero no he conseguido aún, me parece que ese libro ha sido su techo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *