¿CÓMO REACCIONAMOS ANTE LA HOSTILIDAD?

 

Es difícil, cuando leemos o escuchamos un comentario despectivo de alguien hacia nuestra persona, no reaccionar de la misma manera, es decir, contestarle con otro comentario despectivo. A mí, al menos, me cuesta mucho trabajo. Sin embargo, según los psicólogos, conviene contenerse, dominar ese primer impulso e intentar ponernos  en el lugar de quien nos ofende para encontrar una explicación de por qué actúa así.   

Esto es justamente lo que hizo, hace unos días, el entrenador del Barcelona, Josep Guardiola, cuando, en una rueda de prensa, le preguntaron por las declaraciones del ex jugador de su equipo, Zlatan Ibrahimovic, que días antes, explicando su abandono del club azulgrana, le había descalificado con la siguientes palabras: “Cuando entro en una habitación en la que está Guardiola, él sale fuera. No sé si es que me tiene miedo… Es el filósofo –añadió con tono irónico- que ha roto mi sueño de estar en Barcelona”

La respuesta de Guardiola no pudo ser más comprensiva y elogiosa hacia el jugador sueco: «quiero agradecerle todo el esfuerzo, todo el trabajo y toda la dedicación en el año que estuvo con nosotros. Entiendo que no estuviera a gusto trabajando conmigo, pero yo lo único que puedo decir es que, para mí fue un placer entrenarlo y aprendí mucho de él».

Con independencia de la sinceridad de una y otra declaración, Ibrahimovic, al hablar mal de su ex entrenador, incrementó su odio hacia éste, quizá en un intento de justificar su propia decisión de abandonar el club, mientras que Guardiola, al ponerse en el lugar del jugador y reconocer sus cualidades y su aportación al equipo, se liberó de experimentar no solo aversión hacia éste, sino también hacia sí mismo. Curiosamente, reaccionó como un auténtico filósofo, valorando lo que le había aportado una persona tan diferente a él.

No sé qué pensáis vosotros de todo esto. Supongo que en más de una ocasión habéis tenido la certeza de que alguien de vuestro entorno os tiene animadversión o sencillamente no siente simpatía hacia vosotros. ¿Cómo habéis reaccionado?  ¿Ignorando a esa persona? ¿Tratándola con la misma indiferencia? ¿Buscando una explicación de por qué le caéis mal? ¿Luchando por conseguir su estima?

26 pensamientos en “¿CÓMO REACCIONAMOS ANTE LA HOSTILIDAD?

  1. Yo pienso, en cuanto a este tema, que lo principal es distinguir diferentes aspectos, si la persona que siente hostilidad hacia mí es alguien que me importa mucho, reaccionaría de una forma diferente a cómo lo haría con una que realmente me importa menos.

    Si esa persona no me importa gran cosa, quizás no me interesaría mucho seguir conservando su amistad, aún más, si yo no me siento culpable de dicho rencor hacia mí, ya sea por envidia o por cualquier otro motivo que no puedo evitar. En ningún caso, responderia de malas formas a sus ataques, simplemente la ignoraría.

    Sin embargo, si la persona que siente hostilidad hacia mí es alguien que realmente me importa, haría lo imposible por hablar con ella, saber el motivo, disculpándome si he hecho algo que le hubiera podido hacer daño y tratar de arreglar la situación.

  2. La cuestión planteada arriba es interesante y nos hace pensar bastante en este tipo de situaciones que nos pueden surgir en la vida cotidiana; yo, sin embargo, pienso que la cuestión no está en lo que haríamos normalmente sino en lo que se debe de hacer.

    El punto de vista planteado en el comentario de arriba varía, según la relación que tengas tú con la persona que te agrede, sin embargo, si lo pensamos detenidamente la relación que Guardiola tenía con Ibrahimovic no se podía catalogar de afectuosa sino simplemente profesional , y sin embargo, no le contestó con malas formas ni de forma agresiva. Pienso que Guardiola se hubiera comportado de la misma forma con cualquier otra persona, independientemente del grado de amistad que tuviera con ella.

    Esto llevado a nosotros mismos quiere decir una cosa muy sencilla que devolvamos bien por el mal, la reacción que Ibrahimovic tendría, después de escuchar la respuesta del entrenador, sería la de plantearse si sus declaraciones iniciales fueron anteriormente razonadas o si se dejó llevar por los malos sentimientos y la contrariedad que se encontró al verse fuera del club, este razonamiento incluso podría haber llegado al arrepentimiento por el ataque a su entrenador.

    Así, que respondiendo de manera educada, contestando con sinceridad e incluso, como hizo Guardiola, agradeciendo al jugador su paso por el club, no solo te sentirás bien contigo mismo, por no dejarte llevar por el odio, sino que además las demás personas te admirarán, por ser diferente, e incluso los que te atacaron anteriormente tendrán otro concepto de ti; así, fue como le sucedió al entrenador que, al terminar de declarar, se ganó el reconocimiento de los medios del país, al no entrar en el juego del ex-jugador del club.

  3. Esta claro que este tema es cotidiano, ya que creo que es imposible que todo el mundo sienta simpatía por ti.
    Creo que, en este caso en concreto, Guardiola reaccionó bien, porque él no era el perjudicado en ese momento y, simplemente, ya que vio el enfado que tenía su ex-jugador, quiso quizás que no se enfadara tanto con él, ya que había sido muy buen jugador y supongo que tendrían una buena relación.
    Criticar a Ibrahimovic sería un error, ya que esta reacción es común y no solo esta, sino incluso peores, con violencia por cosas sin importancia, así que el que esté libre de este pecado que tire la primera piedra, como dicen.

    Cuando a mí me ocurre algo parecido, depende de la persona que sea y lo que me haya hecho, así reaccionaré de una manera de otra, evidentemente con una persona querida no reaccionaría, como el jugador, ya que somos más permisivos con nuestras familias, pero sin embargo con una persona de la calle reaccionaría con la ignorancia simplemente, no soy una persona a la que le guste enfadarse y llevarse mal con la gente, prefiero ver los problemas desde lejos, ni soy filósofa, ni sabia, aún me queda mucho por aprender.
    Como conclusión, diría que Guardiola no tenía el problema y por eso fue mas diplomático y maduro en el tema, sin embargo, el jugador, al tener el problema, no reaccionó de forma madura.

  4. Pues bien, respecto a este tema, considero que existen diferentes maneras de reaccionar, dependiendo del temperamento de cada una de las personas , es decir, habrá personas que compartan que la actitud de Guardiola es la correcta y habrá otras que lo tachen de hipocrita;me explico:

    Bajo mi punto de vista, este tema gira en torno a la educación de las personas , es decir, la manera de actuar ante un ataque variará del intelecto de cada uno , por ejemplo, si una persona te hace un comentario y este se aprecia como hiriente , cuya finalidad sea la de hacer daño, demostrando que no te quiere ; la mayoría de la gente actúa respondiendo de la misma forma , es decir vas a devolver el daño que te ha causado; pero yo pienso que esta manera de actuar, en la que se arremete con el que previamente te ha insultado, se da debido a que no se comprenden la razón de la ofensa, es decir, si recibes un insulto gratuito sabes que no hay razón por lo que se te dice, sino que el que te lo ha dicho lo ha hecho simplemente porque le ha dado la real gana.

    Sin embargo, yo creo que existen otras situaciones , entre las cuales incluyo la del míster Pep y la de Ibrahimovic, en las cuales el comentario o el agravio que recibes es hasta cierto punto entendible , es decir, Guardiola ha actuado así, puesto que, además de educado, es una persona bastante inteligente y ha comprendido que las declaraciones de Ibrahimovic han salido de la boca de éste sin que quizás haya habido un razonamiento previo, es decir, son fruto de «un calentón» en el cual las personas no hablan utilizando la razón sino que utilizan el corazón, los sentimientos que en ese momento le recorren el cuerpo, pues bien, ahí ha estado la compresión de Pep, que, consciente de que el jugador no habla con el estado de ánimo calmado ,( pues recuerdo que estas declaraciones las hizo inmediatamente después de que se hiciera oficial su marcha del club) y sabedor de que si Ibra recapacita y no se deja llevar en un primer momento por los sentimientos que lo embargan, seguro que no hubiera hablado así. Por tanto, no ha querido juzgarlo por el comportamiento que ha tenido, pues sabe que no es el real, es decir, Ibra es víctima de su sentimientos, los cuales no le permiten analizar correctamente y de manera calmada la situación, y por ello , el catalán ha alabado sus virtudes y no ha arremetido contra él.

    Por otra parte, considero que si hacia Pep , o hacia la mayoría de las personas,vierten un comentario hiriente que no haya sido fruto de «un calentón», que tantas veces se da en el deporte y en la vida, sino que haya sido simplemente para hacer daño, no se respondería de la manera con la que actuó Pep con Ibra , pues se podría catalogar de una actitud hipócrita y, en cierto modo, estúpida, y arremetería con esa persona , eso sí, en el caso de Pep, siempre desde la educación y la elegancia que este señor posee ,y que por desgracia no todo el mundo la tiene, y no poniéndose al nivel del ofensor.

    Por tanto, para resumir ,desde mi punto de vista, ante un ataque o comentario no deseado las personas pueden actuar de dos maneras:

    -Actúan con comprensión , como actúa Pep, si ese comentario sirve para, en cierta forma, mejorar ,es constructivo, no es hiriente o es resultado de una falta de meditación y se dice porque en ese momento los sentimientos no dejan responder a la persona.

    -Contraatacan , cuando se recibe un insulto gratuito que es totalmente hiriente y está destinado simplemente a hacer daño.

    Siempre hay excepciones, es decir, no todas las personas, y yo diría que no muchas personas, tienen tanto autocontrol y comprensión como Pep con el sueco.
    Por tanto, Pep ha actuado de una manera totalmente correcta, y de la que deberíamos aprender.

    Personalmente, yo actuaría contraatacando, si me ofenden sin razón ,aunque no intentaría añadir más leña al fuego y, si me hacen un comentario como el de Ibra, quizás me costaría más controlar mis impulsos, pero intentaría comprenderlo.

    ———————FERNANDO GÓMEZ AGUILAR——————–

  5. En el tema planteado anteriormente, existe mucha diversidad de opinión, ya que como se ha citado, cada persona tendría una reacción diferente. En concreto, si ponemos el ejemplo de un niño pequeño, casi podemos asegurar cómo se manifestaría, es decir, no razonaría sobre qué hacer o no, sino que simplemente, sin pensar en las consecuencias, actuaría igual o peor que la persona la cual le ha mostrado ese desprecio.
    En cambio, cuando hacemos referencia a alguien adulto, consideramos que actuará de manera diferente, es decir, meditando su reacción y en este caso haciendo lo mismo que Guardiola.
    Pero hay que aclarar que no todos somos iguales, por lo que podemos llegar a la conclusión de que, incluso los adultos, responden a estas situaciones de forma similar a los niños, y esto es algo que da que pensar.
    A mi parecer, y como se habrá visto reflejado en lo que he escrito anteriormente, lo correcto sería actuar como en este caso ha hecho Guardiola, pero en una situación semejante a esta.
    En cambio, en otro tipo de circunstancias, nunca tendría una misma reacción. Por ejemplo, si ese comentario lo realiza alguien que apenas me conoce, no tendría el interés de hablar con ella y aclararlo, sino que simplemente mostraría indiferencia hacia la persona, pero cuando ese mismo desprecio lo hace alguien que realmente sabe como soy y le tengo aprecio, en este caso, sí que reaccionaría como el entrenador e incluso hablaría con esa persona para escuchar su crítica e intentar cambiar si es preciso.
    En conclusión, la reacción de la persona que recibe ese comentario despectivo, depende de aspectos como la madurez mental de la persona, la educación que ha adquirido en su entorno, y la cultura para saber expresar de forma adecuada y dar respuesta a la agresión verbal.

  6. Antes de decir algo, se debería pensar muy bien lo que hay que decir, ya que si estás en caliente, tal vez se arrepienta uno. Normalmente, se dice que los asuntos hay que hablarlos para solucionarlos, pero, si en este caso la comunicación ha sido imposible, es normal que luego se digan estas barbarides y faltándole el respeto a la otra persona.
    Si aquella persona siente hostilidad hacia ti, tu mismo deberías saber que te conviene, porque para faltar respeto es mejor terminar cualquier tipo de relación con esa persona, pero siempre de una manera educada y no diciendo pestes sobre ella. Esto refiriéndose a alguien que no te importa en absoluto, en caso contrario, si la persona te importa, ambos deberían intentar hablar(aunque les cueste) y solucionar el asunto de una manera civilizada, es decir, hablando como personas normales, sin faltarse mutuamente el respeto.

    En mi caso, si una persona actuara así conmigo, pues está claro que me fastidiaría, pero no la trataría de la misma forma, ya que dentro de mis principios se encuentra el respeto hacia las demás personas.
    Tampoco intentaría luchar para que pensara de mí otra cosa, porque cada persona tiene su pensamiento y es libre de cualquier opinión ajena; en caso de que me faltara el respeto, actuaría de manera indiferente hacia ella, y no dándole importancia a alguien que no me da importancia .

  7. En mi opinión, el tema que se nos plantea nos ofrece dos puntos de vista diferentes:

    El primer punto de vista es el que se nos expone en el texto que acabo de leer, que no hace referencia a una relacion personal, sino a una estrictamente profesional en la que Guardiola no arremete contra la crítica que hace Zlatan Ibrahimovic, sino que actúa de una forma correcta, educada y bastante profesional, agradeciéndole su aportación al club durante la temporada; sin embargo, pienso que posiblemente Josep Guardiola actuó de esta forma tan correcta ya que se encontraba en la situación comprometida que te ponen habitualmente las cámaras de televisión al pensar que un gran número de personas estará pendiente de sus palabras hacia Zlatan y, por lo tanto, no actuó con la misma naturalidad que lo fuera hecho en su vida personal y privada.

    Si fuera yo el que se encontrara en una situación similar, creo que optaria por contestar de una manera educada a esa persona, con la que no mantengo una relacion que va más alla del limite profesional, para poner un punto y final a la situación; sin embargo, si fuera alguien por quien sintiera un gran aprecio, trataría de hablarlo con esa persona para solucionar el pequeño conflicto entre ambos.

  8. Aunque es cierto que a nadie le gusta oír una opinión negativa sobre uno mismo, también hay que aceptar que no podemos gustarle a todo el mundo, con unos podemos llevarnos mejor y con otros peor, pero creo que eso tampoco da derecho a expresar una opinión insultante pública de nadie, como hizo Ibrahimovic.

    Al margen de este tema concreto, al responder ante un ataque, yo distinguiría entre:
    -Si tengo un lazo afectivo con la persona o no, ya que, si no guardo relación alguna con esta, intentaría ignorar el comentario, y que me afectara lo menos posible. En el caso de tener una relación, le daría más importancia a su opinión e intentaría aclarar el tema y, en el caso de llevar razón, pediría disculpas sin problema.
    -Si el comentario despectivo ha sido producto de un arrebato o si se ha dicho en frío, hay que tener en cuenta el momento en el que te insulte, porque ahí se puede ver la intención del comentario.
    -Lo que decimos y lo que debemos decir. Una cosa es cómo reaccionamos cada uno, que tiene que ver con la educación, la personalidad de cada uno o el intento de controlar nuestros impulsos, y otra lo que sería deseable para la sociedad. Si una persona te insulta y tú imitas su comportamiento, ésto se convertiría en una lucha constante en la que no habría respeto hacia la persona.

    Con respecto al ejemplo propuesto, es perfecta la reacción del entrenador, que, tal vez pensando que el jugador se movió por un impulso, ha reaccionado de forma inteligente quitándole importancia al comentario e incluso reconociendo el trabajo del jugador.

  9. Intentando responder a las preguntas realizadas con anterioridad, creo que este es un tema que te ha tenido o te va a pasar, pues, por suerte o por desgracia, no se le puede caer bien a todo el mundo.
    Cuando ocurre esto, la forma de reaccionar es muy diferente, teniendo en cuenta el ámbito personal en el que te ocurra y dependiendo de la persona.
    Cuando a la otra persona no la conoces y no sientes un aprecio hacia ella, lo que sueles hacer es ignorarla simplemente, ya que no te interesa entrar en un conflicto con ella. Sin embargo, cuando la otra persona es importante para ti, intentas arreglarlo de la mejor forma posible y luchar por conseguir su estima.

    Tu forma de reaccionar también puede depender de si esto te ocurre en un ámbito laboral o en un ámbito familiar.

  10. En primer lugar, me gustaría hacer mención a lo ocurrido entre Guardiola e Ibra, que arriba se describe, y luego dar mi opinión personal sobre este tipo de situaciones, que son mucho más corrientes, de lo que se imaginan algunas personas, y no sólo en el campo del deporte, como en este caso, el fútbol.
    Está claro que el comportamiento del jugador no fue correcto, puede que sí comprensible, porque hemos de pensar en su situación, un jugador que quería y deseaba jugar en ese equipo y que poco a poco se fue desengañando, al contemplar que ese no era el sueño que él se imaginaba. Cuando se enteró de que no iba a continuar en su amado equipo, tuvo que decepcionarse y enfadarse, algo natural que así entendería, y de hecho tenía todo el derecho del mundo a enfadarse y a sentirse molesto, pero no de arremeter, así, contra su entrenador.
    Es cierto que la relación entre Pep e Ibra no era del todo favorable. El jugador no estaba demasiado involucrado en el equipo, o por lo menos no tanto como se esperaba, y un equipo de fútbol, este o cualquier otro, dejando a un lado el sentimiento y el cariño a sus colores, es un negocio en el que se debe actuar como tal. Si un jugador no hace o no da lo que se espera de él, se debe prescindir de su presencia, es natural, aunque sea más o menos duro hacerlo.
    Guardiola para mí es por ahora uno de los mejores entrenadores que ha tenido el FCB, no sólo por su eficacia a la hora de dirigir al equipo sino porque también posee una disciplina y un temple formidables, es educado y correcto, pero no es perfecto, por supuesto, ni mucho menos, porque también ha cometido errores, personales y profesionales, pero no por ello dejo de pensar que es un caballero de los pies a la cabeza tanto dentro del campo como fuera de él. Es por todo esto que considero correcto que Guardiola actuara así, si consideró que era lo mejor; Ibra no era del todo lo que necesitaba un equipo como el Barça y, al fin y al cabo, lo que se espera de un equipo es ser productivo.
    En cuanto a las reacciones de ambos y volviendo a lo que he dicho antes, creo que Ibra no pensó antes de decir lo que dijo, aunque, hasta cierto punto, se comprende, y que Pep actuó de manera correcta y elegante. Además, pienso que lo que menos quería era un escándalo público que es lo que hubiera conseguido, si hubiera «entrado al trapo», pero no lo hizo, por ello, creo que actuó perfectamente, no sólo no arremetiendo contra el jugador sino también dándole las gracias por sus esfuerzos y trabajos aportados al equipo.
    Personalmente, creo que, si te encuentras en una situación parecida, debes actuar con sensatez, para evitar caer en un «círculo vicioso» y acrecentar el problema. Si una persona no te cae bien, no debes arremeter contra ella y, si es al contrario y esta si lo hace, debes pensar correctamente, e ignorarlo, o por el contrario, que es lo que yo haría, hablaría con él e intentaría solucionar el problema, en el caso de que se pueda; si no es así, por lo menos, intentaría acabar bien esa relación.
    En conclusión, debemos ser consecuentes con las personas y actuar de la forma en la que luego nos gustaría que nos trataran, para evitar males mayores, como hizo Pep.

  11. Sobre el tema referido, pienso que cada persona tiene distintas reacciones.

    Refiriéndome a la mía, con respecto a alguien familiar, yo intentaría arreglar el problema, ya que ha podido ser causado por cualquier malententido y seguramente hablando se solucionaria. Si el conflicto es con un/una amigo/a sería diferente, ya que habría que preguntarle y hablar con esa persona, pero, si esa persona no quiere hablar conmigo, o subimos a echar en cara lo de uno y lo del otro, yo dejaría que pasara el tiempo y volvería a intentar olvidarlo, aunque si él/ella pasa del tema, pues yo lo admito y eso se acabó. Otro caso es que la persona que insulte no la conozca, en este caso, actuaría con ignorancia. La ignorancia es la mejor respuesta para estas personas.

    Pienso que, a lo largo de la vida, existen muchos conflictos con diferentes personas, ya que todos no tenemos la misma forma de ser ni el mismo carácter y, por tanto, a veces, se ocasionan problemas que pueden acarrear discusiones, peleas, insultos y hasta se puede perder la amistad, si la hay entre ambas personas. Por ello, debemos intentar evitar problemas que produzcan estas situaciones.

  12. Con respecto al tema tratado, pienso que es un tema que se da día a día en nuestras vidas, ante el que podemos encontrar diversas reacciones frente a la hostilidad, dependiendo de la persona de la que recibes dicho desprecio y el momento en el que se recibe dicho ataque. Principalmente, al reaccionar ante la hostilidad, debemos tener en cuenta, por qué se produce, es decir, a qué se debe dicha ofensa.
    En cuanto a la situación vivida por Pep Guardiola y Zlatan Ibrahimovic, en la cual Zlatan califica a Pep como filósofo y arremete contra él, pienso que dicho ataque se debe a que Ibra, puesto que era un fichaje del verano pasado, pensaba que Guardiola contaría con él para esta temporada y, al ver que conforme se acercaba la próxima temporada se aproximaban nuevos jugadores a la entidad azulgrana que le podían crear una gran competencia en su puesto, empieza a sentirse menos importante para el club, y eso le lleva a dar dichas declaraciones hacia el entrenador. Con respecto a la actitud de Ibra, la comprendo en cierto punto, ya que éste veía cómo lo sustituían por otro en el club, pero creo que dichas palabras hacia el míster no son propias de un jugador de tal profesionalidad, ya que, si verdaderamente se quería quedar en el club, no hubiera actuado de dicha forma.
    En cuanto a la actuación de Pep, pienso que es totalmente correcta en ese momento, ya que él ve que el jugador ha “perdido los papeles”, debido a su salida del club y, en vez de contraatacar que es lo que espera el jugador, zanja el asunto agradeciéndole todo el trabajo que ha llevado a cabo en el club.
    Con todo esto, creo que todos deberíamos actuar como Guardiola ante la hostilidad, es decir, controlando la situación, meditando a que se debe dicha reacción e intentar zanjarla lo antes posible para que no vaya a más. Pienso que, si actuamos de la misma manera que nuestro ofensor, el problema iría a más y el odio entre ambas personas incrementaría y, por tanto, el problema no concluiría nunca.

  13. Según lo expuesto arriba, Guardiola actuó correctamente, porque, si respondes a una ofensa con otra, lo único que consigues es incrementar el odio o el desprecio que esa persona siente hacia ti y que esa «guerra´´ no acabe.Cada uno de los componentes del enfrentamiento intentaría exponer sus opiniones despectivamente hacia el otro, en lugar de ponerse en el sitio o posición de la otra persona para descubrir los motivos del enfrentamiento y la causa del lenguaje despectivo hacia el rival. Si en lugar de dirigirse inadecuadamente, se hubieran intentado solucionar los conflictos, de una manera civilizada, incluso ambas partes hubieran podido llegar a un acuerdo, aunque sólo hubiera sido un acuerdo de mutuo respeto,es decir, aunque el conflicto no se solucionara, sí se podrían evitar los malos modos que pueden llevar a los enfrentamientos entre ambas partes.
    En respuesta a las preguntas arriba expuestas, yo he actuado respondiendo a los comentarios de malas formas e intentando herir a la persona que me ha ofendido.En un primer momento, yo también hubiera contestado ofendiendo al que ofende, pero luego, cuando lo piensas, una vez calmado, intento encontrar la explicación de la antipatía de esa persona hacia mí,si yo no le he hecho nada y no hay motivo aparente.Si es así, no sentiría ningún remordimiento al contestarle de manera incorrecta, pues me parecería injusto que esa persona me ofendiera, sin yo hacerle nada. Pero si tiene motivos, lo entendería e intentaría llegar a un acuerdo de forma civilizada, sin necesidad de llegar al altercado.Si es cierto que he hecho algo molesto y es la razón de su comportamiento hostil, me disculparía, pues he sido yo el que ha ofendido primero, sin que la otra persona lo merezca.
    Si la persona con la que tengo el conflicto me importara o es muy allegada, lucharía porque el malentendido se solucionara lo antes y mejor posible para poder seguir con la buena relación que teníamos antes de que ocurriera.Si la persona me es indiferente, no pondría tanto empeño en solucionar la situación, únicamente intentaría mantener con él o ella una relación de mutuo respeto para que el conflicto no llegara a mayores.

  14. Hay muchas formas de reaccionar ante el comportamiento de los demás, dependiendo de quién sea o de cómo sea, porque, a lo mejor, si es una persona que llevas toda la vida con ella, es muy difícil dejar que esa relación se termine. También, no siempre se le puede achacar toda la culpa a la persona con la que tienes los problemas, porque la mayoría de las veces ese comportamiento hacia a ti se debe a que otras personas la manipulan y hacen que el vaya contra ti. Pienso que no siempre puedes reaccionar igual: unas veces afrontarás las cosas y otras te darás la vuelta y seguirás tu camino, porque, en algunas ocasiones, no merece la pena ni hablar, porque hay gente que está tan cerrada en sí misma que cree que siempre lleva razón y que sus razones o pensamientos son los adecuados, por eso, mejor ni hablar.

    Quería recordar a muchas personas que, antes de tener algo contra alguien, piensen si ese desprecio surge por sí mismo o por otras personas que son los que le creen ese sentimiento hacia ella.

  15. Ante la hostilidad, es posible reaccionar de diferentes formas, mayoritariamente y viendo los casos más comunes, toda persona a la que se le trata hostilmente, suele reaccionar de la misma forma o incluso en ocasiones, de forma peor, sobre todo gente que tiene un carácter difícil o rebelde o cuando es tratado hostilmente delante de otras personas, por el simple motivo de evitar quedar mal delante de otros.
    Algunas otras veces, no se llega a reaccionar, ya que si alguien tiene un comportamiento de este tipo, o no sabes que contestar en ese mismo momento, o puedes hasta llegar a sentir que lo que uno mismo puede responder no sirve ante ese comentario despectivo recibido; pero en esto también influye el carácter de la persona y la capacidad de ésta para recibir ese tipo de comentarios. Muchas veces tampoco se contesta a esos tipos de comentarios, dependiendo de quien procedan, ya que puedes tenerle más o menos afecto y te pueden ser indiferentes o no.
    Incluso hay casos en los que las personas no reaccionan ante la hostilidad, porque consideran que no deben utilizar los mismos medios que la otra persona y piensan que es mejor hacer oídos sordos o contestar adecuadamente, ya que así das mejor impresión y muestras más educación.
    En mi caso, es duro de reconocer, pero me costaría mucho esfuerzo no reaccionar de la misma forma que la otra persona, ya que, como he dicho, depende mucho del caracter y la forma de actuar y los impulsos de una persona.

  16. Acerca de esta noticia, yo pienso que Ibrahimovic arremete contra Guardiola con unas declaraciones poco ortodoxas, y que Guardiola reacciona de forma muy correcta y comprensiva, disminuyendo los fallos de Ibrahimovic y ensalzando sus virtudes, quitando peso a las declaraciones de éste.
    Guardiola zanga la situiacion de la forma más correcta e ideal, sabiendo que no gana nada enfadándose con dicha persona.
    Yo pienso que reaccionar de esa forma ante una situación parecida no es tan sencillo, pero hay que intentarlo, ya que es la mejor solución.
    Personalmente, si me encontrase en una situación parecida a la de Guardiola, lo primero que hubiese pensado es en contestarle de la misma forma o peor de lo que lo ha hecho él, pero después recapacitaría y respondería de forma sutil y tajante(en el caso de que fuera una persona a la que no tengo aprecio);e intentaría dialogar y solucionar la cuestion disculpándome, si fuera una persona la cual, de verdad, me importa.

  17. Bien,mi opinion sobre este tema es que todo depende de la persona que te ataque: si no es un familiar o amigo, la reacción normal de los humanos es responder con mas hostilidad; pero es diferente, si te ataca un familiar, pues intentas arreglarlo con esa persona; en cambio, si es un conocido o un amigo el que ataca, la cosa cambia un poco, es decir, si el conocido o amigo ataca, pues debes pensar en primer lugar si tiene razon lo que dice sobre ti y, si es así, se debe hablar con dicha persona para cambiar tu actitud con el/ella. En cambio, si esa persona ataca por celos o simplemente por el hecho de atacar, pues es mejor dejar las cosas en su lugar y que todo siga su curso.
    Y si hay una cosa que siempre se debe recordar es que amigos de verdad hay muy pocos y, si en un momento dado existe algún conflicto, la cosa debe <em>hablarse y no irse de pronto, porque, si se tratan mal a dichos amigos, al final os encontraréis solos y sin nadie en que confiar

  18. Respecto a este tema, mi opinión es la siguiente:
    Yo creo que, si alguien hablara hostilmente de mí, lo primero que haría sería pensar en las palabras que dirigió hacia mí y ver la parte de verdad que tienen. Si tienen algo de verdad, intentaría cambiar, ya que alguien encontró un defecto en mí, del que no me había dado cuenta anteriormente; después, le daría las gracias por haberme hecho ver ese defecto. Si por el contrario este comentario no se fundamenta en ninguna verdad, intentaría pensar por qué esta persona tiene ese punto de vista sobre mí e intentaría darme cuenta si alguno de mis comportamientos pudo herirlo en algún momento; para terminar, tendría con él una conversación, para intentar aclarar esas palabras y explicarle, en todo caso, la verdadera intención de mis hechos.

    Respecto a los comentarios de Zlatan Ibrahimovic, bajo mi punto de vista, ha sido una acción de total despecho hacia el entrenador, ya que solo hay una cosa clara en todo esto: si este jugador se fue del club fue porque no serviría tanto como otros para defender su puesto. Por la otra parte, aplaudo la contestación de Pep Guardiola, ya que si él hubiera contestado de la misma manera y en el mismo tono, los enfrentamientos hubieran seguido y el odio entre el uno y el otro hubiera aumentado, y lo más importante se hubiera puesto al nivel del jugador.

    ——-SERGIO ESTEPA RUIZ——–

  19. En mi opinion, hay varios puntos de vista o factores que pueden influir en reaccionar con hostilidad ante alguien o no:

    Uno de esos factores es la edad, o la madurez que se tenga, en el caso de Guardiola, este muestra un poco de más madurez ante Ibrahimovic, ya que no se muestra hostil ante tal comentario ni «entra en el juego» de responderle groseramente, si no todo lo contrario, responde con un lenguaje mas elegante, y por tanto queda en una posición mejor ante la prensa y ante todo el mundo, aunque verdaderamente no sienta lo que ha dicho, queda mucho mejor responder como respondió que responder con otro insulto.

    Pero ya, sin fijarnos en este caso, por ejemplo, en el instituto, solamente hay que ver la clase de peleas que se dan, en las cuales suelen intervenir gente de menor edad y son conflictos donde alguien trata a otro con hostilidad y éste intenta responder con más hostilidad, para quedarse por encima, como para ganarse una aceptacion mayor y que nadie lo pisotee.
    Por otro lado, una persona un poco más madura o de mayor edad, por decirlo de alguna manera, puede que ante la hostilidad no responda con hostilidad, porque sabe que queda mucho mejor respondiendo de otra manera o simplemente sin responder.

    Otro de los factores que intervienen yo creo que es el afecto que se tenga a una persona, ya que una persona a la cual se le tiene un gran afecto, si te trata con hostilidad, yo creo que siempre se responde de otra manera no tratándolo igual que el te ha tratado o no respondes porque te a dolido el comentario; por otro lado, si la persona que te trata hostilmente no le tienes afecto ninguno,siempre o casi siempre sueles responder con hostilidad, aunque, en este tipo de casos, también cuenta la edad, porque, si tienes cierta madurez, sabes que, aunque esa persona no te importe, si respondes de una manera más inteligente, quedas mucho mejor que siendo hostil con ella.

    Hay que tener en cuanta que este pensamiento es muy general y que siempre hay excepciones tanto en el caso de la edad, porque una persona madura tambien puede responder hostilmente, como en el caso del afecto, porque, si te ha dolido mucho el comentario de una persona a la cual le tienes afecto, puedes responder con más hostilidad para hacer mas daño, por lo tanto, depende mucho de cómo sea la persona, pero, desde mi punto de vista, lo dicho anteriormente pueden ser los distintos comportamientos ante la hostilidad y también es cierto que responder con hostilidad incrementa el odio hacia esa persona.

  20. Pues, en mi opinión, respondiendo a la cuestión sobre Guardiola e Ibrahimovic, creo que el primero reaccionó de la manera más correcta, inteligente y elegante con la que se puede contestar a una persona hacia la que no siente «simpatía» y cerrando el tema, sin tener que entrar en crear un conflicto, que no lleva a ninguna parte, por parte de ambos, solo un conflicto mediático absurdo.

    También es admirable por parte de Guardiola, porque sabe que es una persona, llamémosla muy perfeccionista, que admite y reconoce sus fallos, lo cual pocas personas saben hacerlo, y que dice mucho de una persona.

    Si esto lo llevamos al ámbito personal, quizás sea de otra manera, puesto que depende de la persona lo cercana que sea a nosotros y el aprecio que le tengamos, nos afectara más o menos, aunque siempre tendemos y todos hemos hecho alguna vez a que, cuando nos enfadamos con alguien, vamos siempre a lo mas fácil, a enfadarnos con ella y no hablarle; pero, si la persona es algún familiar cercano, pareja, amigos,…; es mas difícil hacer esto, puesto que a esa persona la queremos demasiado o le tenemos mucho cariño.

    En el fondo, creo que debemos tomar ejemplo de Guardiola, en el sentido de que si hemos discutido por algo o por algún otro motivo, debemos pensarlo y meditarlo fríamente, pues es absurdo llevarse mal con alguien por tonterías y, si nos compensa, perder a esa persona y borrarla de nuestra vida.

  21. Respecto al tema que se trata en función de las relaciones que tenemos nosotros con las personas que nos rodea, es muy difícil poder encontrar el «feeling» con todas ellas.
    Por lo que nos suele suceder que encontremos ciertas personas que no llegamos a comprenderlas y, como consecuencia, esa enemistad se produce.

    La postura tomada por el «señor Guardiola» es la que más se acerca a la postura que toma un filósofo, ante las cuestiones que se les presenta, ya que suelen quedarse con los objetivos o hechos de los cuales han sido más favorables o beneficiosos, para así formalizar sus teorías y dar por finalizadas las preguntas realizadas anteriormente.

    En el caso de Ibrahimovic, intenta atacar a su «rival» de la forma más fácil, en este caso, sacando los puntos débiles y añadiendo argumentos que hacen despreciarlo, como técnico y persona, e intentan buscar una respuesta fuera de sí del receptor.

    En mi situación, yo hubiera contestado en el mismo nivel que Ibrahimovic o superior. Por lo que a mi opinión respecta, todos deberíamos conocer a la persona la cual no te trasmite ese «feeling», ya que con otras es tan grande que puedes llegar a quererla tanto, como es el claro ejemplo de tus padres, familia, etc… Aunque, a primera vista, a esa persona la taches de amigo o de buena, deberíamos darle una oportunidad y conocerla, y cuando terminemos juzgarla respecto a nuestro parecer.

  22. Yo pienso que las declaraciones de Ibrahimovic son las que hace una persona de forma impulsiva ante lo que dicen o hacen los demás.En este caso, Ibrahimovic reacciona de este modo, porque siente mermada su autovaloración y siente que las actitudes ajenas pueden hacerle daño, ha tenido una reacción automática, en lugar de meditada. Ibrahimovic se sintió devaluado y, por eso, reacciona de este modo, incorrecto.
    Sin embargo, Pep Guardiola tiene la respuesta meditada y es capaz de responder de un modo correcto, ya que sabe que sus palabras van a ser vistas y oídas por muchas personas y que, de eso, dependerá gran parte su trayectoria como entrenador. Pep con sus declaraciones intenta no hacer daño a nadie expresándose de manera educada, precisa y en el momento en que la situación lo requiere, yo creo que si no hubiera hecho falta hablar del tema no lo hubiera hecho para así evitar problemas.
    En situaciones cotidianas, todo el mundo debería reaccionar como Pep, sin embargo, sabemos que no es así, porque no meditamos las respuestas y lo que hacemos es reaccionar como Ibrahimovic.

  23. Yo creo que sobre este tema los psicólogos tienen mucha razón, hay que saber mantener la compostura ante comentarios de este tipo, porque esto hará que crezca la ira y el odio de esa persona hacia nosotros y, sin embargo, nosotros no pensemos tanto en esa persona.

    En el caso de Guardiola, este reacciona de una manera inteligente, porque Ibrahimovic ahora tendrá un odio mayor hacia Guardiola. También comprendo a Ibrahimovic, porque, al arrebatarle un sueño, como jugar en el Barcelona, es normal que reaccione de tal forma impulsiva.

    En mi caso, la reaación sería bastante agresiva, porque algo que me supera son los comentarios despectivos hacia la gente y más si fueran a mi persona.

  24. Mi reacción ante un comentario hostil dependería de la persona de la que viniera este, es decir, si viniera de una persona cercana a mí (familia, amigos…) averiguaría el porqué e intentaría arreglarlo como pudiera. Aunque también es verdad que, cuando recibo un comentario hostil de un amigo y sin venir a cuento o creyendo que no tiene razón, suelo reaccionar de la misma manera, le contesto con hostilidad, aunque no sea lo correcto, pero esa es mi reacción en el momento, porque después, si me paro a pensar, me puedo llegar a arrepentir de la contestación o me doy cuenta de que él o ella llevaba la razón.Por eso, lo mejor es tranquilizarse y pensar el porqué de su hostilidad, antes de dar cualquier respuesta.
    Por otra parte, si el comentario viniera de una persona a la cual no conozco de nada, puedo tener tres reacciones:

    -No contestarle al comentario, pero le daría muchas vueltas al asunto, preguntándome por qué esa persona que no conozco me trata con esa hostilidad.
    -Contestarle con otro comentario hostil para no quedar en evidencia, aunque esta es la peor reacción que se puede tener es la que casi todo el mundo tiene.
    -Preguntarle por qué me trata con esa hostilidad, y así quizás llegue a corregir un comportamiento mío que no es correcto, o me dé cuenta de que esa persona es así, es decir, que le gusta ofender a la gente.
    Sinceramente, creo que nunca contestaría a un comentario hostil de la misma manera que Guardiola al de Ivra.

  25. Yo creo, respecto al tema de Zlatan y Guardiola, que el jugador reaccionó como un jugador que quería jugar, pero el entrenador no le daba la confianza, como hacia con otros jugadores, como Messi o Iniesta, y este, al ver que el entrenador no le apoyaba, pues explotó, al ser rescindido su contrato por el club azulgrana, considerando como mayor responsable de su despedida del club al «filosofo». En cambio, Pep Guardiola tuvo el control para no contestarle de malos modos y no solo eso , sino también agradeciéndole que haya estado en el Barça, porque le ha enseñado muchas cosas y le ha ayudado a conseguir varios torneos, en concreto 4. Pep Guardiola controló en muchos entrenamientos el carácter del jugador, teniendo paciencia e intentando centrarlo, para que jugara al 120%, sabiendo que tenía muchas posibilidades de triunfar en este equipo, que sabe jugar muy bien. El entrenador ha sabido controlar esta misma situación con otro jugador que la temporada pasada también tuvo problemas con él, Samuel Etoo, al que echaron por la puerta de atrás. Con esto quiero decir que los modales del jugador no son aceptables y el entrenador contestó educadamente

  26. En mi opinión, Guardiola es una persona de lo mas sensata posible, ya que, además de saber desenvolverse ante situaciones embarazosas, lo hace de tal manera que se parece a un filosofo, tal y como le dicen.

    Para mí la forma en la que actúa Guardiola ante las criticas, y acusaciones con las que arremete el ex jugador del F.C Barcelona Zlatan Ibrahimovic es la más correcta, ya que él no se iguala a la actitud desafiante del ex jugador, sino que, al contrario, intenta zanjar el tema de la mejor manera posible, quedando como una gran persona, que es lo que es.

    Aunque las formas de Guardiola son la mejor manera de responder ante las acusaciones y criticas, es muy difícil ponerlas en práctica, ya que, cuando alguien te insulta o se mete contigo, tu primer estímulo es responderle de la misma manera que él te ha hablado, y así lo único que ganas es cogerle más odio a esa persona, porque lo que tú le has contestado va hacerte sentirte mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *